¿Qué es una matrona y cómo te ayuda durante el embarazo?

Muchas aseguradoras incluyen este servicio en el embarazo pero, ¿sabes cuál es el papel de este perfil profesional?

Si bien siempre es importante tener contratadas las coberturas necesarias en nuestro seguro de salud para estar protegido contra cualquier enfermedad o accidente, esta necesidad se acentúa aún más en ciertas circunstancias como el embarazo. Y es que los meses de gestación son muy importantes para la madre y el bebé, y hay que ser muy precavidos.

Además y llegado el momento del parto, agradeceremos estar bien atendidos; y no solo en esos instantes sino durante todo el proceso previo y posterior, donde surgen cientos de dudas. Un punto en el que la figura de la matrona se convierte en un soporte esencial. Pero, ¿sabes si su figura se encuentra cubierta?

La importancia de la matrona

La matrona (o matrón, pues cada vez más hombres se especializan en esta rama) es una persona formada y cualificada que se encarga de acompañar a la futura mamá y a su pareja antes y durante el parto, y en el período posterior al nacimiento del bebé. Son profesionales que han estudiado enfermería y han cursado la especialidad en obstetricia y ginecológica. Para poder ejercer necesitan superar una prueba de acceso y cursar dos años más de estudios.

Esta figura asesora a la madre sobre su salud sexual y reproductiva y la asiste durante el embarazo. Está presente también en la fase de puerperio –que abarca desde el momento del parto hasta que la mujer vuelve a recuperar la menstruación– y atiende al recién nacido durante el primer mes de vida.

Los meses de gestación son muy importantes para la madre y el bebé y hay que ser muy precavidos

No obstante, es el ginecólogo el que se encarga seguir el periodo de gestación y de coordinar las citas para realizar las ecografías, análisis trimestrales y demás revisiones pertinentes. En todo caso la matrona es una figura que aporta seguridad a los futuros papás, especialmente a los primerizos, ya que puede resolver todas las cuestiones digamos, más prácticas y sencillas, que se planteen y disipar falsos temores.

Actúa como asesora de la futura madre y vigila el bienestar de la mujer y del feto a través de la medición de distintos parámetros: la tensión arterial, el peso, el crecimiento uterino y el control de la frecuencia cardíaca fetal. La alimentación es un punto muy importante durante el embarazo, y la matrona también podrá informarnos sobre la dieta más adecuada.

Normalmente, son ellas las que imparten los cursos de educación maternal, también conocidos como clases de preparto, donde se prepara a las madres y se las enseña a respirar para controlar las contracciones.

Asistencia durante el parto y postparto

Llegado el momento del parto los nervios estarán a flor de piel, así que la matrona será la encargada de tratar de relajar a la madre. Dar a luz es un acto natural y la profesional tratará de hacer que la mamá se encuentre lo más preparada posible para él.

Debemos puntualizar que no es el único personal sanitario que asiste el parto, sino que la presencia del ginecólogo resulta indispensable. Durante el puerperio y el postparto, la matrona todavía tendrá un papel importante, ya que se encargará (junto con el citado profesional) de realizar un seguimiento de la salud de la madre y del recién nacido.

¿Qué coberturas debe tener un seguro?

Si vamos a contratar un seguro de salud durante el embarazo, deberemos comparar entre las distintas compañías para ver cuál nos ofrece las mejores prestaciones.  Entre los servicios que aportan, existe un amplio cuadro médico donde se incluyen distintos centros sanitarios y especialistas (entre las que encontramos a las matronas), así como una red de hospitales para que puedas decidir a cuál acudir en función de la distancia, las opciones de parto, salas de dilatación, médicos, etcétera.

Algunas pólizas incluyen un control médico semanal, con pruebas y ecografías para que no te pierdas ningún detalle del desarrollo de tu bebé y evitar posibles complicaciones durante los meses de gestación. Los programas de preparación para el parto también suelen estar cubiertos, y cuentan con equipos de profesionales que enseñan a las futuras madres a estar física y emocionalmente bien para favorecer el sueño y evitar el estrés.

Tu seguro debería también cubrir los gastos derivados de la anestesia que se aplica durante el parto. Hay que leer muy bien la letra pequeña para saber qué gastos hospitalarios están incluidos en la póliza y cuáles no, ya sea en planta o en una unidad de observación especial. Es habitual que en un momento tan especial como este te encuentres rodeada de tus seres queridos, así que siempre puedes preguntar a tu compañía de seguros si los gastos de tu acompañante en una habitación individual están cubiertos.

Los programas de vacunación para el bebé pueden estar también asociados a tu seguro, así como los exámenes y revisiones completas del pequeño para comprobar que todo va bien y se desarrolla correctamente.

Claves para elegir tu seguro de salud

En definitiva: tener un bebé es algo que cambiará tu vida; razón de más para elegir bien el seguro de salud que te protegerá a ti y a tu familia. Uno para embarazadas te ayudará a tener un seguimiento personalizado y cuidadoso durante el embarazo, elegir a los médicos que más te convenzan para realizar tus revisiones y escoger entre las distintas clínicas privadas que ofrece cada compañía para dar a luz.

Un seguro de salud para embarazadas te ayudará a tener un seguimiento personalizado

No es una decisión que debamos tomar a la ligera. El precio siempre acaba ayudando a la hora de decantarnos por una u otra aseguradora, pero en este caso las prestaciones y coberturas deben ser lo que más te importe. Hay que prestar especial atención al periodo de carencia, que es el que transcurre entre el alta de la póliza y la posibilidad de solicitar determinados servicios de asistencia o coberturas.

El motivo de los periodos de carencia es evitar cubrir tratamientos puntuales con un altísimo coste, como por ejemplo un parto, y que una vez el paciente haya sido atendido cancele la póliza de salud inmediatamente. En el caso del seguro médico, se incluyen carencias de ocho a diez meses (según la compañía) en los servicios de embarazo y parto. No obstante, los seguros médicos están obligados a prestar la asistencia médica y sanitaria necesaria en una situación urgente, de la cual dependa la salud y la integridad del paciente.

Hay que ser precavido, así que si estás pensando en tener un bebé contrata el seguro, siempre que sea posible, con cierta antelación. Así te evitarás tener que correr con los gastos cuando necesites los servicios de asistencia citados. Saber cuál es el mejor momento para contratar un seguro médico es, como ves, un punto importante.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR