¿Sabías que las ojeras pueden ocultar enfermedades? Así te ayuda el seguro

Una ojeras pronunciadas pueden ser síntoma de enfermedades del sueño, anemia y otras patologías. Descubre cómo te ayuda tu póliza de salud

Las ojeras te delatan. Pero no siempre te “acusan” de lo mismo. A veces solo son la consecuencia de una noche en la que te has quedado acabando trabajo pendiente o de que no has dormido bien. Pero cuando te acompañan durante mucho tiempo, pueden ser síntoma de un problema o enfermedad mayor.

Estamo hablando, por ejemplo, de las llamadas enfermedades del sueño, del estrés y de la fatiga crónica, pero también de otras cuestiones relacionadas con tus hábitos alimentarios y tu estilo de vida. En cualquier caso, si te reconoces en los síntomas de los que vamos a hablar, lo mejor será que acudas a tu médico.

Las ojeras: causas más comunes

Qué rabia despertarse con una hipercromía idiopática del anillo orbitario, ¿verdad? Si crees que no te ha pasado, es normal. No sabes que ese es el nombre técnico para lo que llamamos comúnmente ojeras. Que además, son algo muy frecuente. Pero, ¿a qué se deben?

La predisposición genética es uno de los motivos menos conocidos. Hay personas a las que siempre le acompañan esas manchas oscuras, duerman bien, coman bien o descansen todo lo necesario. Hagan lo que hagan, no pueden luchar contra algo que está escrito en su ADN. En estos casos la causa es el exceso de pigmento. Y se hereda. Tampoco se puede luchar contra el envejecimiento, aunque la cirugía estética intente justamente eso, entre otras cosas.

En general, las ojeras aparecen por una mala circulación sanguínea, provocada por un aumento de los vasos sanguíneos de la zona. Hay más circulación y, a mayor volumen, los vasos aumentan de grosor y hacen que cambie la coloración de la piel. Pero, ¿por qué se produce este cambio vascular?

Para empezar, porque hablamos de una piel muy frágil, fina (de ahí que veamos cómo circula mal la sangre) y sensible. Por eso es capaz de revelar detalles “íntimos” como una mala alimentación (mucha sal, poca agua y exceso de comidas precocinadas) o hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol o una deficiencia en hierro. Ambos son motivos suficientes para que aparezcan esas manchas (violetas o marrones) bajo nuestros ojos.

Las ojeras pueden deberse a problemas renales, hipertiroidismo o un exceso de toxinas en el organismo

Desde luego, aunque estés predispuesto genéticamente a sufrirlas, está claro que dormir bien suma puntos para evitarlas. La falta de sueño hace que esos vasos de los que hablábamos se dilaten. No hay crema ni medicina ni corrector de ojeras que iguale el poder reparador de ocho horas de sueño para hacer que luzcas radiante. De la misma forma que sabemos enseguida que alguien ha pasado mala noche cuando vemos esas zonas oscuras delatoras en su cara. Pero no es ni mucho menos la causa más frecuente de las ojeras.

Enfermedades ocultas tras las ojeras

Según informa la Asociación Española de Dermatología y Venereología, las ojeras pueden deberse a causas médicas como problemas renales, hipertiroidismo, un exceso de toxinas en el organismo o una cantidad insuficiente de hierro (y la consecuente anemia). Las enfermedades relacionadas con el sueño como la apnea también pueden provocarlas: es fácil no descansar bien y que se presenten como consecuencia de esa fatiga. En cualquier caso, como ves, siempre debes prestarles atención. Será un dermatólogo el que tendrá que estudiar tu caso y darte un diagnóstico.

Las ojeras podrían ser también una señal de un trastorno alimenticio (bulimia o anorexia). En este caso, tener póliza médica también te puede ayudar, ya que entre los especialistas a los que puedes consultar y acudir también están los psicólogos, que pueden ofrecer terapia para este tipo de problemas. Eso sí, revisa las condiciones pactadas en la póliza (cuántas visitas cubre o, si es de reembolso, qué porcentaje de los gastos te devuelve).

Más atención aún debes concederles cuando las tienen los niños. Según la Asociación Española de Pediatría, podría ser el síntoma de una dermatitis atópica. Las ojeras oscuras son uno de los criterios que se tienen en cuenta para este diagnóstico, aunque en estos casos suelen venir acompañadas de manchas en el resto del cuerpo y también pueden presentarse eccemas. Será tu pediatra quien tendrá que evaluarlo.

Gracias a tu seguro médico, tendrás los resultados sin tener que sufrir el colapso en las listas de espera para determinadas especialidades, contando además con todas las pruebas necesarias para que se diagnostiquen las razones que hay tras tus ojeras crónicas.

¿Es posible eliminar ojeras oscuras?

LA AEDV afirma que sí es posible y remite en todo caso a un especialista en dermatología. En cualquier caso, hay remedios caseros si te estás preguntando cómo quitar ojeras rápidamente.

El frío y la hidratación son dos buenas maneras de combatir las ojeras

El frío y la hidratación son dos buenas maneras de combatir las ojeras: aplicar algodones empapados en agua fría o las típicas rodajas de pepino pueden ayudar a que la circulación del área mejore y las ojeras disminuyan. A nivel preventivo, puedes empezar por dejar de hacer todo lo que te hemos dicho que las causa. Plantéatelo si fumas en exceso o no te concedes el descanso que tu cuerpo necesita, por ejemplo.

Beber mucha agua para evitar la retención de líquidos también es clave. La hidratación no solo ha de producirse de forma externa. Pese a que las cremas o el maquillaje específicos vayan dirigidos a aumentar la hidratación, es la falta de agua en tu organismo, en general, la que puede causar las ojeras o las también antiestéticas bolsas. Otra cosa es que esa piel tan delicada no requiera también productos especialmente indicados para ella.

Operaciones para eliminar ojeras definitivamente: ¿las cubre mi seguro?

Si bien ya hemos comentado que podrás obtener el diagnóstico de un especialista en dermatología, no todas las pólizas incluyen intervenciones quirúrgicas (por ejemplo, si cuentas con una póliza básica) e incluso las que las cubren establecen ciertas excepciones.

Las de cirugía estética son una de las más habituales. Existen técnicas que prometen eliminar ojeras definitivamente, como la carboxiterapia facial o terapia con CO2. Consiste precisamente en practicar microinfiltraciones de dióxido de carbono de uso medicinal. Se usa en las operaciones para eliminar celulitis. Aplicada en la zona de las ojeras, mejora la circulación y la coloración además de conseguir una mayor tersura y elasticidad de la piel.

En cualquier caso, los resultados no son definitivos, aunque pueden asegurarse hasta doce meses sin ojeras, gracias a cuatro o cinco microinyecciones. Otra forma de aprovechar tu seguro para tratar lo relacionado con tus ojeras es acudir a un nutricionista para que te aporte información sobre la dieta más adecuada en caso de que una anemia o tus malos hábitos alimenticios sean los culpables de que tus ojos estén siempre rodeados de esos antiestéticos círculos.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR