Los mejores seguros para las motos clásicas o antiguas

Todo lo que necesitas saber para incluir a tu moto en esta categoría y asegurarla con las mejores pólizas

No todo se puede medir en términos de practicidad y eficiencia. Hay casos en los que el valor de un objeto no se basa en sus cualidades técnicas más o menos objetivas, sino en la importancia íntima y personal que cada uno le puede atribuir. El caso de las motos clásicas o antiguas es un buen ejemplo de ello. Dado su carácter supuestamente obsoleto, se trata de vehículos que sobre el papel no presentan a priori cualidades que destaquen frente a otros modelos más actuales, pero su interés radica en realidad en una condición sentimental y emocional; valores personales y subjetivos que son prácticamente incalculables.

Hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos al incluirse en esta categoría especial son contemplados por la administración y las aseguradoras fuera de lo habitual, lo que conlleva una serie de requisitos y ventajas para las mismas. Aquí te explicamos la diferencia entre una moto clásica o histórica y todo lo necesario que debes saber para asegurar una motocicleta de este tipo.

¿Qué es una moto clásica o histórica?

Las motos que pasan a considerarse sobre esta categoría clásica o histórica poseen una serie de condiciones específicas y han de tener un mínimo de años de antigüedad. En lo primero que hay que reparar es que ambas no son equivalentes, y a pesar de que todas las motos históricas son a su vez consideradas clásicas, no todas las clásicas entran en el grupo de las históricas. Lo que conlleva a su vez que los requisitos que han de cumplir unas y otras tampoco son iguales.

Para que una moto se pueda denominar como clásica deberá cumplir una serie de condiciones. La primera de ellas es el tener una antigüedad mínima de 25 años, fecha que se determina a partir de su fecha de fabricación, en el caso de que no se conozca se cuenta a partir de su primera matriculación o en todo caso en la fecha en que ese modelo en específico se dejó de fabricar.

Otro de sus posibles requerimientos es su inclusión en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural. De forma alternativa, otra posibilidad es que posea un interés particular por haber pertenecido a una personalidad importante o haber intervenido en un suceso histórico relevante, en este caso debería estar demostrado a través de informes acreditativos y una serie de asesoramientos.

No es lo mismo una moto clásica que histórica. Mientras que todas las motos históricas son a su vez consideradas clásicas, no todas las clásicas entran en el grupo de históricas.

Las motos llamadas de colección también se consideran clásicas. Este tipo de motos son aquellas que dadas sus características particulares, notoria escasez o cualquier condición que destaque en este sentido, se pueden acoger al tratamiento de vehículo histórico. Asimismo, una moto que cumpla algunas de las disposiciones anteriores y pueda considerarse así clásica deberá cubrir algunos más para que tenga la consideración de histórica.

En primer lugar, tiene que someterse a una inspección en un laboratorio oficial acreditado para la Comunidad Autónoma en específico donde se encuentre. A su vez, ha de poseer la documentación que catalogue la moto como histórica expedido por el órgano competente de la CCAA. Y también una inspección técnica de forma previa a la matriculación.

Cómo matricular tu moto clásica o histórica

En el caso de que se cumplimenten los puntos necesarios antes mencionados para considerar tu motocicleta como clásica o histórica, el último paso del proceso es el matricular tu vehículo como tal. Para realizarlo es necesario acudir a tu Jefatura de Tráfico y cumplimentar la solicitud de matriculación correspondiente a estos casos, cuyo coste es de algo más de 90€. Es preciso llevar contigo tu DNI, la tarjeta de la ITV, cuatro fotografías de todos los lados, el certificado del laboratorio, además del carné y la ficha técnica. En el caso de que la moto no tenga matrícula, te podrán proporcionar una nueva, pero si ya contaba con una puedes optar por conservarla y agregar una placa complementaria como posible alternativa.

Ventajas de tener una motocicleta de este tipo

Las motos inscritas en esta categoría clásica o histórica pueden acogerse a una bonificación completa en su Impuesto de Circulación, esto conlleva que podrían librarse de pagarlo. Otra de sus ventajas es que de cara a la ITV los plazos para acogerse a la misma son más prolongados. Además, quizá lo más destacable en este sentido es el hecho de que su valor aumenta de forma progresiva al cumplir más años.

Cómo asegurar tu moto clásica o histórica y sus precios

Al igual que el resto, este tipo de vehículos no se libran de tener que estar asegurados. No obstante, los requisitos necesarios que exigen las aseguradoras para cubrir a las motos que entran dentro de esta categoría no son los habituales que se aplican al resto, dándose la circunstancia de que existen incluso compañías dedicadas únicamente a ofrecer póliza en específico para automóviles clásicos e históricos.

Las motos clásicas e históricas pueden acogerse a una serie de ventajas como no pagar el Impuesto de Circulación o tener plazos más prolongados para pasar la ITV.

Las condiciones para poder asegurar tu moto clásica o histórica son varios. Es preciso en primer lugar que la motocicleta tenga más de 20 años y que al año no recorra más de 5.000 kilómetros. Se ha de declarar también que el vehículo no se usará todos los días y que se guarda en el garaje, y que su propietario tenga más de 25 años en el momento de suscribir la póliza con la aseguradora. Además, el conductor debe tener al menos un año de carné, pero algunas compañías pueden llegar a exigir un mínimo de cinco.

Es muy recomendable que se contrate un seguro que sea lo más completo posible, ya que en este caso se trata de automóviles que precisan estar bien conservados y, dada su naturaleza, las reparaciones para estas motos suelen ser muy elevadas. Por lo que es aconsejable que el usuario contraste bien el valor real histórico de su motocicleta para ratificar con seguridad que su aseguradora valora este dato correctamente.

Si quieres conocer los precios de cada póliza para este tipo de vehículos te recomendamos que accedas a nuestro comparador de seguros de motos, donde podrás obtener los precios más baratos y consultar qué tipo de seguro se adapta mejor a los que buscas.

El caso de las motos viejas o antiguas

Más allá de la denominación clásica o histórica, si posees una moto que tenga más de diez años de matriculación, se puede denominar como una motocicleta vieja o antigua. En este caso las aseguradoras también contemplan una serie de diferencias a la hora de ofertar sus pólizas para estos vehículos.

Tener una moto antigua conlleva también una serie de ventajas, ya que al tener un vehículo que pierde valor con el paso del tiempo se puede optar por suscribir una póliza que resulte más económica. En este sentido, es habitual que los usuarios de motos viejas omitan algunas de las posibles coberturas para así acceder a un precio más barato, ya que no les compensa el optar por un seguro a Todo Riesgo. En cualquier caso dependiendo de la coyuntura en particular del usuario deberá tener en cuenta su caso en específico para optar por según qué opción.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR