Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Compara las mejores compañías de seguros de decesos

prevenir con un seguro de decesos

El fallecimiento de un ser querido es sin duda uno de los momentos más duros que puede afrontar un ser humano. La contratación de un seguro de decesos cumple el deseo de la mayoría de las personas por evitar que los gastos asociados a la celebración de su entierro, que rondan los 3.500€, supongan una carga adicional para sus familiares en esta ya de por si difícil situación.

En España el seguro de decesos es una tradición familiar, donde es común que toda la familia tenga contratada la póliza con la misma aseguradora durante toda la vida y que esta se mantenga constante de generación en generación. No obstante, al igual que ocurre en los seguros de coche y hogar, realizar una comparativa de seguros de decesos puede suponer un ahorro de cientos de euros anuales, ya que hay diferencias de más del 50% entre compañías.

No obstante, si bien el precio sin duda es un factor importante en el proceso de decisión, es preciso analizar asimismo los servicios cubiertos por cada póliza, así como la letra pequeña del contrato a firmar. Para que esto sea lo más fácil posible, ponemos a tu disposición nuestro comparador de seguros de decesos, con el que podrás comparar en apenas 1 minuto los precios y coberturas de más de 10 aseguradoras.

Reclamaciones en los seguros de decesos

Según el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos la mayoría de reclamaciones sobre seguros de decesos responden a cuestiones como: divergencias en la aplicación e interpretación de la póliza contratada; modificaciones del contrato, capital y sumas aseguradas; impago de la prima; irregularidades en la declaración del riesgo a la hora de firmar el contrato; duración del contrato; concurrencia de seguro; e impago de la indemnización. .

  • Servicios funerarios
  • Gestiones administrativas
  • Incineración/inhumación
  • Atención psicológica
  • Traslado del fallecido
  • Gran dependencia
  • Servicio de borrado de vida digital
Servicios funerarios

Servicios funerarios

La aseguradora se encargará de cubrir los gastos del sepelio, es decir, de sufragar los gastos de elementos como el féretro, el coche fúnebre, el acondicionamiento, etc. También existe la posibilidad de que los beneficiarios reclamen su derecho a solicitar el abono de los gastos del sepelio. Cada compañía establecerá determinados límites.

Gestiones administrativas

Gestiones administrativas

Consiste en la realización de las correspondientes gestiones administrativas posteriores a la defunción. De esta manera, un profesional se hace cargo de todo el papeleo (inscripción en el registro civil, baja del libro de familia, partidas de defunción, etc) así como de asesorar a los familiares.

Incineración/inhumación

Incineración/inhumación

Cubre el coste de la incineración o inhumación del fallecido. La elección de una u otra vía dependerá de la elección de la familia o de la decisión del fallecido en vida. No obstante, cada aseguradora fija una serie de límites o restricciones.

Atención psicológica

Atención psicológica

Las compañías de seguros ofrecen un servicio de atención psicológica -a veces durante las 24 horas del día- para los familiares del fallecido. En algunas ocasiones, este servicio se ofrece durante un año desde el momento de la muerte. Igualmente, algunas aseguradora incluyen también atención telefónica para dudas generales durante las 24 horas del día y todos los días del año. Cada entidad concretará sus límites.

Traslado del fallecido

Traslado del fallecido

Consta del traslado del asegurado en caso de que haya fallecido en un lugar que no es el de su residencia. Este desplazamiento es útil tanto para desplazar al fallecido dentro del territorio español como para repatriarlo en caso de que haya muerto fuera de España. Esta garantía tendrá unos límites y restricciones fijados por cada aseguradora.

Gran dependencia

Gran dependencia

Se trata de un servicio que incluyen las pólizas más completas. Se encarga de cubrir los gastos sanitarios si el asegurado se queda en situación de gran dependencia (personas que necesitan la atención de otras para realizar actividades básicas de la vida diaria). Algunos seguros también cubren la adecuación del hogar si fuese necesario.

Servicio de borrado de vida digital

Servicio de borrado de vida digital

Alguna compañías se hacen cargo, bajo petición expresa de los herederos del fallecido, del borrado de la presencia en Internet de este. Esto incluye la eliminación de su huella digital tanto en redes sociales como en blogs o en cuentas de correo electrónico. La familia también puede disponer de asesoramiento técnico para tramitar la solicitud de retirada de resultados de búsqueda de Google, amparándose en la normativa de protección de datos europea.

Las listadas son, obviamente, las causas principales de divergencias entre asegurado y asegurador en un seguro de decesos y, por tanto, los aspectos que deberán definirse antes de la firma.

Quiénes forman parte de un seguro de decesos

En primer lugar conviene aclarar quién es quién en una póliza de decesos. Por un lado está el tomador, que es quién suscribe la póliza. Su rúbrica y la de la compañía aseguradora serán las que oficialicen el contrato. Pero lo que interesa, sobre todo, son los asegurados. Es decir, las personas cuyo fallecimiento provocaría la activación de las coberturas correspondientes.

Lo más habitual en los seguros de decesos es que se opte por la modalidad familiar, en la que se podrán incluir como asegurados a todos los miembros de la familia que se desee. Las tres compañías que, actualmente, controlan el 75% de este tipo de pólizas, Ocaso, Santalucía y MAPFRE, ofrecen esta variedad.

Esto no es algo, ni mucho menos, nuevo. Hace ya décadas que las aseguradoras apuestan por comercializar esta clase de contratos. Por ello, no es de extrañar que, en algunos casos, alguien se entere en el desgraciado momento del fallecimiento de un familiar, de que la abuela o el abuelo llevan años pagando un seguro de decesos. Mejor sería saberlo antes para, como se verá posteriormente, cerciorarse de la inclusión de una serie de coberturas básicas que, a veces, y sobre todo en las pólizas más antiguas, no están contempladas

Los tipos de prima en los seguros de decesos

Aunque la denominación puede variar de una aseguradora a otra, lo habitual es que existan tres tipos de prima en los seguros de decesos. Se toma prestado el condicionado general de Ocaso Decesos para repasarlas:

Prima Nivelada: Se establecerá una cantidad con base en la edad del asegurado en el momento de contratar la póliza. Los incrementos tendrán que ver con el comportamiento del Índice de Precios al Consumo (IPC). La ventaja de esta modalidad es que la cantidad es muy regular. Cuando se es joven se pagará más de lo que se debe, pero será, proporcionalmente, menos, según se vayan cumpliendo años.

Prima Natural: La prima se determinará cada año en función de la edad real del asegurado. Lo peor en este caso es que las primas serán bastante altas a partir de los 60 o 65 años.

Prima Mixta: mezcla de ambas modalidades.

Es importante, sobre todo para evitar sorpresas posteriores, saber qué tipo de prima es la que se aplica. En ocasiones no habrá opción de elegir, ya que, dependiendo de la modalidad de seguro de decesos que elijamos, llevará aneja una variedad específica de prima. Antes de firmar, debemos preguntar.

La suma asegurada en los seguros de decesos

En el condicionado de los seguros de decesos de Santalucía, se define suma asegurada como -el límite máximo a pagar por el asegurador en cada siniestro-.

Puede suceder también que los familiares no quieran usar la funeraria designada por la compañía o que, por causa de fuerza mayor, la aseguradora no pueda prestar los servicios objeto de cobertura en la póliza de decesos. En ambos casos también se le dará a los familiares la suma asegurada.

Otras garantías de los seguros de decesos

Como sucede en otros muchos ramos, existen coberturas adicionales en las pólizas que muchos tomadores desconocen. Garantías reflejadas en los condicionados generales que, craso error, nunca suelen leerse enteros.

En los seguros de decesos, algunas de estas garantías menos conocidas son el traslado en ambulancia, en caso de accidente o enfermedad grave, desde el lugar de los hechos hasta el centro hospitalario más cercano. También el desplazamiento de un familiar si el asegurado es ingresado en un hospital fuera de su ciudad de residencia.

Las coberturas anteriores, como las que se reflejarán ulteriormente, suelen estar incluidas en todas las pólizas, aunque, como es obvio, variarán de una aseguradora a otra.

Habitualmente está también cubierta la repatriación del asegurado si sufre una enfermedad grave o accidente en el extranjero. En muchas pólizas se incluye también una indemnización por días de hospitalización y el asesoramiento legal.

Asimismo, la indemnización a la que tendrá derecho el asegurado si sufre un accidente es variable. El 100% de la suma asegurada en las condiciones particulares en caso de fallecimiento por accidente, un capital adicional se abonará si se trata de muerte en accidente de circulación. También oscilará el importe a pagar si el asegurado sufre invalidez permanente por accidente o invalidez permanente por accidente de circulación.

En cuanto a los riesgos excluidos, por regla general la aseguradora no se hará cargo de las consecuencias derivadas de conflictos armados, motines y tumultos populares, además de inundaciones de carácter catastrófico, huracanes, tempestades, movimientos sísmicos, escapes radioactivos, etc.

Aunque no sea, ni mucho menos, plato de buen gusto, es conveniente suscribir una póliza de este tipo. Llegado el infausto momento nada quitará la pena, pero, por lo menos, no habrá de qué preocuparse y el bolsillo permanecerá imperturbable.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR