Acceso área privadaMi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Compara antes de contratar tu seguro de decesos

Con nuestro comparador de seguros de decesos podrás analizar y contratar los mejores seguros de defunción. En solo 1 minuto accederás a tus resultados personalizados. Podrás conocer el precio y las coberturas de las pólizas de aseguradoras líderes del ramo.

Además, en Acierto.com contamos con un equipo de asesores expertos que te ayudarán a resolver cualquier duda que te surja durante el proceso. Para que sepas lo que contratas y elijas el seguro de decesos que mejor se adapta a ti.

Qué dicen los usuarios del comparador Acierto.com

Joven
5 estrellas Excelente 9.9 / 10 Basado en 6147 opiniones

Por qué usar el comparador de seguros de decesos de Acierto.com

La muerte de un ser querido es uno de los momentos vitales más difíciles de afrontar. Por desgracia, al duelo se suman otras preocupaciones, como cuánto cuesta un entierro como realizar todos esos trámites inevitables al gestionar la muerte de un familiar y otras situaciones con las que resulta muy complicado lidiar.

Contar con un seguro de defunción (popularmente conocido como seguro de muertos) evita esta situación. Porque se ocupa de los trámites, acompaña a la familia e incluso les ofrece apoyo emocional. Comprueba por qué poco puedes ayudarles contratando un seguro: calcula tu póliza en solo 1 minuto y compara precios y coberturas de las aseguradoras líderes en seguros de decesos.

5 estrellas "Es rápido y los precios del comparador son exactos. No es la primera vez que lo uso y volveré a usarlo en el futuro. Muchas gracias." Toni Peris
5 estrellas "Servicio personalizado y con gestores amables. Consiguieron ofrecerme un seguro igual al que tenía por 100€ menos." Susana Roig Ver más opiniones »

Por qué contratar un seguro de decesos

Un seguro de decesos o seguro de defunción garantiza una suma que servirá, en el momento del fallecimiento, para costear los servicios funerarios de la persona asegurada. Así, un seguro de decesos es la forma de librar a la familia de unos gastos inevitables: la factura de la funeraria, del ataúd, el coste de cesión del nicho, el servicio de inhumación o incineración y un largo etcétera de conceptos por los que el tanatorio emitirá una cuantiosa factura.

Gracias al seguro de decesos, es la aseguradora la que se encarga de costear los gastos relacionados con el sepelio, hasta la suma asegurada. También la que gestiona la organización de cada aspecto del sepelio, en coordinación con la funeraria escogida.

Es un servicio integral. Además de ayudar a despedir a un ser querido, se encargan de la parte burocrática -obtener certificados y más-. Y todo ello combinado con servicios de uso en vida, que el propio asegurado puede disfrutar. Desde poder elaborar su testamento online hasta segunda opinión médica. Que ofrezca más o menos coberturas o incluya este tipo de servicios, dependerá del seguro de decesos que escojas. Pero no te van a faltar razones para contratarlo.

Razones para comparar y contratar un seguro de decesos

Coberturas del seguro de decesos

Pero ¿qué cubre exactamente un seguro de decesos? Entre otras garantías, un seguro de decesos incluye el coste de los servicios funerarios, las gestiones administrativas relacionadas con el fallecimiento (y posteriores, como adjudicación de herencias y tramitación de pensiones), todos los traslados (incluso internacionales, si fallece fuera de su país de origen) e incluso apoyo psicológico, en algunos casos. También pueden contemplar servicios de uso en vida para el asegurado, como teleasistencia y orientación médica telefónica.

  • Servicios funerarios
  • Gestiones administrativas
  • Incineración/inhumación
  • Atención psicológica
  • Traslado del fallecido
  • Testamento online
  • Servicio de borrado de vida digital
Servicios funerarios

Servicios funerarios

La aseguradora se encargará de cubrir todos los gastos desde que el asegurado fallece hasta que es inhumado. Esto es, de asumir el coste de elementos como el féretro, el coche fúnebre, la tanatoestética del difunto, la lápida, etc. El límite será el capital asegurado. Si el coste de los servicios funerarios es inferior a la suma asegurada, la compañía deberá reembolsar el capital excedente a los familiares.

Gestiones administrativas

Gestiones administrativas

Mediante esta garantía, la aseguradora proporciona ayuda en las gestiones administrativas posteriores a la defunción. Un gestor profesional se hace cargo de todo el papeleo: obtención del Certificado de Defunción, inscripción en el Registro Civil, baja del libro de familia y de la Seguridad Social, etc. Además, los familiares recibirán asesoramiento continuo. Por eso, no es solo un seguro de muertos: es un seguro que piensa en los que se van y en los que se quedan.

Incineración/inhumación

Incineración/inhumación

Cubre el coste de la incineración o del servicio de inhumación del fallecido, que incluye las tasas por la cesión de un nicho por el mínimo tiempo disponible. La elección de una u otra vía (entierro o cremación) dependerá de la elección de la familia o de la decisión del fallecido en vida. No obstante, cada aseguradora fija condiciones a considerar.

Atención psicológica

Atención psicológica

Algunas compañías de seguros ofrecen un servicio de gestión del duelo a los familiares del fallecido. Puede ser telefónico o presencial; inmediatamente después del fallecimiento o en sesiones programadas. Pero siempre con la atención de psicólogos expertos en el proceso de duelo.

Traslado del fallecido

Traslado del fallecido

Se refiere a cualquier traslado del fallecido para ser velado en la funeraria e inhumado en el cementerio. También cubre los gastos de traslado del asegurado en caso de que haya fallecido en un lugar que no es el de su residencia. Esta prestación de traslados es útil tanto para desplazar al fallecido dentro del territorio español como para repatriarlo en caso de que haya muerto fuera de España. Pero puede tener unos límites (de gastos, de kilometraje, etc.).

Testamento online

Testamento online

Gracias a un seguro de decesos es posible solventar dos asuntos en uno: el sepelio y la herencia. Gracias a la ayuda del equipo legal de la compañía puede elaborar su testamento online (también el vital) y expresar sus últimas voluntades. La aseguradora se encarga de coordinar la firma con el notario. Además, la garantía suele incluir un cambio anual gratuito. Es uno de los muchos servicios extra que puede incluir: un seguro de muertos también se usa cuando estás vivo.

Servicio de borrado de vida digital

Servicio de borrado de vida digital

Algunas compañías se hacen cargo, bajo petición expresa de los herederos del fallecido, del borrado de su rastro en Internet. Esto incluye la eliminación de sus perfiles en redes sociales y en blog, sus cuentas de correo electrónico y otras medidas. La familia también puede disponer de asesoramiento técnico para tramitar la solicitud de retirada de resultados de búsqueda de Google, amparándose en la normativa de protección de datos europea.

Las pólizas más completas también pueden incluir un servicio de borrado de vida digital y otro de gran dependencia. Asimismo, cabe mencionar que existen algunas coberturas que muchos tomadores de los seguros de decesos desconocen. Es el caso, por ejemplo, del traslado en ambulancia, en caso de accidente o enfermedad grave, desde el lugar de los hechos hasta el centro hospitalario más cercano. También el desplazamiento de un familiar si el asegurado es ingresado en un hospital fuera de su ciudad de residencia.

Qué servicios funerarios paga un seguro de decesos

Los servicios funerarios son mucho más que el propio entierro. Hay un gran número de decisiones que tomar y de elementos que se tienen que considerar para la organización del sepelio. Y que, de pagar por separado, supondrían un gran desembolso: arca (féretro) y sudario, lápida, flores, colocación de capilla ardiente, tanatoestética, tanatosala, vestición del difunto, personal de asistencia, catering, traslados, vehículos fúnebres, servicio de inhumación o incineración, cesión de nicho o columbario y un largo etcétera.

Exclusiones de un seguro de decesos

Aunque garantice los gastos del sepelio, el seguro de decesos no responderá si la muerte se produce en ciertas circunstancias. Por ejemplo, en un país en guerra o inmerso en cualquier tipo de conflicto bélico. O como consecuencia de un accidente de carácter nuclear. O por causa de una actitud negligente del asegurado. Tampoco cubrirá los gastos funerarios, como normal habitual, antes del pago de la primera prima anual. Por otra parte, la aseguradora puede negarse a costear los gastos funerarios si detecta algún tipo de inexactitud u omisión en los datos aportados para el contrato del seguro y en el cuestionario previo que tengan que ver con la esperanza de vida del asegurado. Por ejemplo, si ocultas una enfermedad grave.

¿Tienen carencias los seguros de decesos?

En este punto no podemos dejar de hablar de las carencias, habitualmente asociadas a los seguros de salud. Sin embargo, algunas pólizas de decesos cuentan con un periodo de carencia en el que no cubren el fallecimiento. Es decir, con un plazo desde que se contrata la póliza hasta que las coberturas se hacen efectivas. Este puede afectar a todas las coberturas o solo a una parte. Y lo habitual es que apliquen a las coberturas voluntarias y no tanto a la general. Razón de más para revisar el condicionado y utilizar un comparador de seguros de decesos como el de Acierto.com.

Lo más frecuente es que las aseguradoras establezcan este periodo según las garantías. Por ejemplo, son inferiores en el caso de los servicios básicos (los que afectan a los gastos del entierro). Pero todo dependerá de cada compañía.

Además, existen algunos casos en los que pueden eliminarse estos periodos de carencia en el seguro de decesos. Por ejemplo, si el asegurado ya tenía contratada una póliza de esta clase en otra compañía.

Y, ¿por qué las aplican? Es la forma que tienen las aseguradoras de protegerse. En el caso de los seguros de decesos, por ejemplo y aunque mentir en el cuestionario de salud anularía el pago del entierro, es evitar que se contraten cuando la persona sufre ya una enfermedad terminal.

Tipos de primas en los seguros de decesos

Aunque su denominación puede variar de una aseguradora a otra, lo habitual es que existan tres tipos de prima en los seguros de decesos:

  • Prima nivelada: se establece una cantidad en función de la edad del asegurado en el momento de contratar la póliza y que se mantendrá invariable a lo largo de toda la vida del contrato. Los incrementos tendrán que ver con el comportamiento del Índice de Precios al Consumo (IPC).
  • Prima natural: la prima se determinará cada año -se trata de pólizas renovables anualmente- en función de la edad del asegurado. Con este tipo de prima, el seguro se encarecerá bastante a partir de los 60 o 65 años. Es decir, a medida que cumplamos años se irá encareciendo. Y a cierta edad pagarás mucho más que por una prima nivelada.
  • Prima mixta o seminatural: combina las modalidades anteriores. Es decir, la cantidad que abonamos asciende proporcionalmente a medida que cumplimos años. Pero lo hace hasta determinada fecha por ejemplo, hasta que cumplimos los 70 años, a partir de la cual se transforma en una prima constante. Es la más extendida porque se adapta a todas las edades.

En aquellos casos en los que el cliente supera una determinada edad (entre 65 y 70 años) y no ha suscrito un seguro de decesos previamente, su única opción es un seguro de defunción de prima única. En este tipo de seguro de decesos se abona toda la prima en una sola cuota de entre 3.500 euros y 5.000 euros. Algunas compañías permiten fraccionar el pago en varias mensualidades.

Recomendaciones para contratar un seguro de decesos

Existen una serie de recomendaciones que puedes seguir a la hora de contratar un seguro de decesos:

  • Compara antes de contratar: hazlo más fácil con un comparador de seguros de decesos como el de Acierto.com. Además de comparar, podrás contratar tu póliza online con la ayuda de un asesor experto, que resolverá cualquier duda que te surja durante todo el proceso.
  • Lee bien el condicionado antes de contratar y asegúrate de que el seguro se ajusta a tus necesidades y de que conoces exactamente el alcance de su cobertura.
  • Comprueba las posibles carencias y exclusiones.
  • Analiza qué tipo de prima te interesa pagar en función de tu edad. Consulta formas de pago y condiciones.
  • Si tienes contratado un seguro de vida o de salud, revisa que no se solapen servicios.
  • Después de contratar, avisa a tus familiares sobre la existencia de este seguro. Y si puedes dejarlo por escrito, mejor.
Consejos para contratar un seguro de decesos (además de comparar)

Más información sobre los seguros de decesos

Ver más guías »

Pregúntale a los expertos en seguros de decesos

¿Por qué contratar un seguro de decesos?

Si vives solo, si tienes familia y no quieres que ellos se hagan cargo de tu entierro, si quieres dejar resuelto cómo y dónde quieres descansar para siempre... En todas estas situaciones, un seguro de decesos te aporta tranquilidad y soluciones. Apoya a tu familia en los momentos más duros y les alivia de toda carga (económica y administrativa).

¿Cuándo es mejor contratar un seguro de decesos?

Si vives solo, si tienes familia y no quieres que ellos se hagan cargo de tu entierro, si quieres dejar resuelto cómo y dónde quieres descansar para siempre... En todas estas situaciones, un seguro de decesos te aporta tranquilidad y soluciones. Apoya a tu familia en los momentos más duros y les alivia de toda carga (económica y administrativa).

¿Puedo contratar un seguro de decesos si estoy enfermo?

El acceso a un seguro se complica con dolencias graves. Por ejemplo, si padeces un cáncer, tumor, e incluso si recientemente has sufrido un infarto. No ocurre lo mismo si lo has superado. Ahora bien, esto podría suponer una sobreprima. También si se padecen enfermedades crónicas, como la diabetes.

¿Qué pasa si contraigo una enfermedad mortal después de contratar la póliza?

Desde el 2016 no es obligatorio comunicar a la compañía que nuestra salud ha empeorado. Además, los seguros de defunción incluyen una cláusula de indisputabilidad que impide a la compañía dar de baja la póliza por esta razón. Es decir, el asegurado no debe preocuparse por contraer una enfermedad después de firmar el contrato.

¿Para qué sirve la antigüedad en un seguro de decesos?

La antigüedad en un seguro de decesos no tiene la misma trascendencia que en otro tipo de seguros. Más que el hecho de llevar un número de años en la compañía pesa el hecho de cumplirlos, per se cuando se trata de un seguro de defunción de prima natural. Porque esta aumenta a medida que el asegurado va cumpliendo años.

Qué es mejor, ¿un seguro de vida o un seguro de decesos?

No se puede afirmar que un seguro sea mejor que el otro. Hay situaciones y necesidades diferentes para las que cada póliza responderá mejor. Si solo necesitas dejar cubiertos los gastos del sepelio, basta un seguro de decesos. Si lo que necesitas es dejar un capital a tu familia o garantizar la amortización de un préstamo (como una hipoteca), un seguro de vida te dará lo que necesitas.