Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Tengo 65 años, ¿puedo contratar un seguro de vida?

El incremento de la esperanza de vida ha llevado aparejadas ciertas modificaciones en las condiciones de seguros de vida

Aunque muchas compañías de seguros fijan el límite para poder contratar sus pólizas de vida en los 65 años, siempre hay excepciones. Precisamente, porque la realidad no siempre se ajusta a esta circunstancia y hay quien, a sus 65 años, aún tiene pendiente parte del pago de su hipoteca. O, simplemente, no se ha preocupado antes por esta cuestión. Nunca es tarde si el beneficio es tan grande como el que se obtiene contratando un seguro de vida. Pero, ¿qué compañías te permitirán hacerlo, pasados los 65 años? Y, ¿qué coberturas ofrecen? Te lo explicamos todo en esta guía.

Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Ventajas de contratar un Seguro de Vida para mayores de 65 años

La esperanza media de vida ha aumentado notablemente en los últimos años. Los hombres viven una media de 78 años y las mujeres 84. Además en España, según el último estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), publicado en 2019, residen más de 8.900.000 de personas mayores de 65 años. Las aseguradoras han tenido que adaptarse a esta nueva realidad y ofrecer el seguro de vida también a mayores y jubilados. Para poder contratarlo tendrán que pasar unos chequeos médicos para que la compañía determine el riesgo. Obviamente, el coste de las cuotas será más elevado que si lo contrata una persona de cuarenta años. 

Pero no por ello deja de ser recomendable contratarlo, especialmente en aquellos casos en los que el asegurado aún está pagando una hipoteca o si se trata de profesionales con trabajo de riesgo o, simplemente, quiere garantizar un bienestar económico a su familia, en el peor de los escenarios, ya sea porque esta aún depende de él o bien porque tienen un patrimonio elevado. En estos casos, tener un seguro de vida puede suponer contar con un anticipo del capital para el pago del impuesto de sucesiones, a la hora de recibir la herencia. 

Las coberturas de un seguro de vida para mayores de 65 años

Sea cual sea tu caso, hay algo que no cambia: la vida es imprevisible y nunca sabemos lo que nos puede pasar. Una póliza de vida garantiza, pues, tranquilidad económica para el asegurado y para sus seres queridos, en el peor de los escenarios posibles. Pero también la protección ante un accidente con graves consecuencias para todos, como es la invalidez permanente y absoluta. Además, según la compañía, contratar un seguro de vida puede suponer contar con respaldo en cuestiones legales, disponer de un servicio de segunda opinión médica y otras interesantes ventajas. 

Coberturas importantes en un Seguro de Vida para mayores

Como comentábamos al inicio de esta guía, es muy frecuente que las aseguradoras de vida establezcan los 65 años como edad a partir de la cual no es posible suscribir un seguro con ellos. Y aunque siguen prestando cobertura en garantías como el fallecimiento por cualquier causa pasada esta edad, otras garantías no son accesibles para ellos. 

Por ejemplo, el Seguro Combinado Individual de Fallecimiento, Accidente e Invalidez de Prebal se extingue una vez que el asegurado cumple los 70 años. Pero las garantías de incapacidad vencen cuando cumple 65 años. Es algo muy habitual en los seguros de vida. 

Es importante, por eso, conocer a fondo las condiciones que ofrece cada póliza de vida. Pero en cualquier caso, aún más importante es saber qué coberturas se pueden encontrar en este tipo de pólizas, cuando tienes más de 65 años. La principal cobertura en cualquier seguro de vida es la del pago del capital asegurado en caso de fallecimiento. Cada compañía ofrece unos límites máximos en esta cuantía. En algunas, además, es posible elegir entre diferentes cantidades. Pero un seguro de vida puede ser mucho más. Dependerá de las garantías opcionales que la compañía permita elegir. Así, podrías optar entre estas garantías:

  • Repatriación: si el asegurado fallece fuera de su lugar de origen, la compañía se hará cargo de los gastos generados por el traslado. Es una cobertura que puede interesar especialmente a los migrantes que no residen en sus países de origen. Sumando esta cobertura (si no viene de serie), además de tener garantizados ciertos gastos, la familia cuenta con el apoyo de la compañía para todas las gestiones. 
  • Invalidez por accidente de tráfico: si la minusvalía se produce de esta manera el tomador recibirá una cantidad adicional a la que contrató en la póliza. Lo habitual, tanto en el caso del fallecimiento como de la invalidez, es distinguir entre accidente y accidente de circulación.
  • Fallecimiento por accidente de circulación: ante este supuesto, los beneficiarios obtendrán un dinero complementario al importe del propio seguro. 
  • Fallecimiento del tomador y del cónyuge en un accidente: es la cobertura aconsejable en una póliza de vida para una persona con niños aún menores de edad. Porque en el peor de los escenarios, responde asegurando el bienestar económico de los hijos. Estos percibirán una cuantía del mismo importe al estipulado en el seguro por fallecimiento en otra situación.
  • Asesoramiento psicológico: para pasar con algo más de confort esos momentos duros que toda familia sufre en algún momento, nada mejor que contar con la ayuda de un profesional. Gracias a esta garantía, los familiares de primer grado del asegurado recibirán apoyo psicológico. 

¿Es lo mismo el Seguro de Vida que el de Decesos?

Es cierto que los dos se encargan de facilitar la situación a los familiares cuando el asegurado fallece pero las finalidades son diferentes. Y esto influye en el capital asegurado. Porque un seguro de vida se encarga de compensar económicamente a los beneficiarios para que su estatus cambie lo menos posible, al menos en términos económicos. También responde ante una situación tan grave como la pérdida definitiva de ingresos por una incapacidad permanente. Por todo ello, hablamos de cientos de miles de euros a asegurar en una póliza de vida.

Cantidades mucho mayores que las que garantiza un seguro de decesos. Porque este está destinado únicamente a cubrir los gastos del sepelio del asegurado. También es habitual que además de costear estos gastos se encarguen de todas los trámites y gestiones necesarios para su celebración. Incluso hay compañías que complementan estos seguros con apoyo psicológico y otras coberturas extra. 

¿Qué compañías ofrecen seguros para mayores de 65 años?

Encontrar un seguro de vida a cierta edad puede ser una ardua tarea. Por eso nosotros hemos querido ponértelo más fácil repasando los condicionados de vida de las grandes compañías que operan en este ramo y fijándonos bien en esa letra pequeña. 

Las razones para contratar un seguro de vida para mayores de 65 años

Si tienes más de 65 años puedes optar por compañías como Liberty. Su seguro Liberty Vida puede ser contratado hasta los 70 años. Además, la cobertura por fallecimiento se extiende hasta que el asegurado cumpla 80 años. Además, ofrece ventajas como la revalorización del capital asegurado al 2% y el Anticipo de capital para gastos de sepelio y para pago de impuesto de sucesiones.

Zurich ofrece seguros de vida riesgo contratables para mayores de 60 o 70 años, en función de las coberturas que se quieran contratar. Sus pólizas, como Seguro de vida clásico, se adaptan a las circunstancias personales de cada usuario. Así, es posible contratar una póliza individual o en modalidad dúo, pero únicamente para la garantía de Fallecimiento. La garantía opcional de Incapacidad permanente y absoluta no cubre, de hecho, la incapacidad si esta se produce después de que el asegurado cumpla 65 años. 

Por su parte el seguro de vida riesgo AXA Vida Plena se renueva anualmente hasta que el asegurado cumpla 80 años pero los seguros complementarios (de Fallecimiento por accidente de circulación, de Invalidez por accidente, etc.) se extinguen en la anualidad que el asegurado cumpla los 65 años. Es decir, que ofrece cobertura hasta los 80 años únicamente por Fallecimiento. No obstante, no informa acerca de la edad máxima de contratación, ni en su condicionado ni en su web.

Otras opciones de pólizas para mayores que permiten garantizar una cuantía para garantizar el bienestar económico futuro pasan por contratar un Seguro de Dependencia. Se trata de un seguro destinado a proteger económicamente al asegurado en caso de Gran Dependencia y de Dependencia Severa, para poder contar así con capital para cubrir los gastos derivados de esta situación: cuidadores, auxiliares de enfermería, etc. 

La compañía Surne ofrece un producto de estas características -Surnedependencia- que puede ser contratado después de los 65 años, tras someterse a los chequeos médicos pertinentes. Esta póliza está disponible en dos modalidades, en función de la cuantía máxima asegurable. En la modalidad Renta, el asegurado puede contratar 4.000 euros al mes para la cobertura de Gran Dependencia y 2.000 euros al mes para el supuesto de Dependencia Severa. En la modalidad Capital, se percibe una cantidad fija de 600.000 euros para Gran Dependencia y 300.000 euros para Dependencia Severa.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR