¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con mi hipoteca?

Algunos bancos pueden hacernos creer que contratar un seguro de vida con la hipoteca es un requisito indispensable para concedérnosla

Recurrir a una hipoteca es muchas veces la única opción posible para todos aquellos que quieren adquirir una vivienda. En estos casos, a los nuevos propietarios les pueden surgir múltiples dudas y preguntas antes de decantarse por suscribirla con la entidad bancaria. Una de estas preguntas más habituales es si es obligatorio contratar un seguro de vida junto a la hipoteca, una duda que suele acarrear bastantes confusiones y malentendidos al consumidor.

No es extraño que surjan estas suspicacias a la hora de contratar este producto bancario, ya que la vinculación entre ellos y los seguros es muy frecuente. Y es que, otras pólizas como las de hogar suelen entrar en juego al obtener una casa propia. En cambio, los seguros de vida pueden tener una relación menos evidente con las hipotecas y aún así muchos usuarios terminan contratando estas pólizas por sugerencia de su entidad financiera.

Si vas a firmar una hipoteca, el único seguro obligatorio que pueden pedirte es el de hogar, no el de vida

Es importante remarcar que si vas a firmar una hipoteca, el único seguro que pueden pedirte de forma obligatoria es el de hogar. ¿El motivo? Que este cubrirá los llamados daños en la propiedad. Para que te hagas una idea y entre otros, prevé posibles incendios por un importe igual al coste de reconstrucción de la vivienda. En esos casos el banco se hará cargo de lo que cueste la reparación.

Cabe destacar que, aunque sea más razonable encontrar un seguro de hogar dentro de la hipoteca, tampoco es obligatorio que esta sea la póliza que te ofrezca el banco. Es decir, contar con este seguro de hogar básico es una condición ineludible para acceder a tu hipoteca, pero se puede desvincular de la entidad bancaria con la que contratas la hipoteca sin problemas.

Otros bancos establecen como condición adicional que contratemos un seguro de vida con ellos. Hay que comentar que estas pólizas detallan condiciones a priori ventajosas para que,  lógicamente, el cliente contrate el seguro de vida para hipoteca.

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con mi hipoteca?

El seguro de vida cuando se contrata una hipoteca puede llegar a parecer un requerimiento indispensable, ya que se trata de una forma de operar muy extendida por las entidades bancarias. Pero como consumidor es importante saber que nada te puede obligar a suscribir ambas. Es más, la legislación actual contempla que ningún banco puede forzar a sus clientes a comprar un seguro de vida solo por el hecho de adquirir una hipoteca con la misma entidad.

Es más, en última instancia el usuario tiene el derecho de reclamar ante los tribunales si se produce esta situación. El problema es que la mayoría no son conscientes de ello. Además, en la práctica el banco sí puede forzar al cliente a contratar este producto, sobre todo si lo circunscribe a la decisión de concederle o no la hipoteca. Se trata entonces de un arma de la que se vale para contar con cierta ventaja para colocar sus productos de la forma más conveniente.

Pero, si nos remitimos a la legislación, no se puede imponer ni de forma general ni tampoco de forma directa al deudor de un préstamo hipotecario a contratar seguros vinculados al mismo. El único caso donde procede es en aquellos donde la hipoteca se utilice en forma de cédulas, derivados y demás.

Las ventajas de contratar un seguro de vida con la hipoteca

Hay que subrayar de nuevo que el único seguro que la entidad puede reclamar para cerrar el acuerdo es uno de hogar o de incendios; y que en ningún caso el banco podrá pedir que dichas pólizas sean suyas. Es más, la propia entidad tiene la obligación de informar al cliente de esta situación. Una vez conocida la legislación y a la hora de elegir, lo mejor será valorar otras ofertas y servicios con un comparador como el de Acierto.com.

También debemos valorar que el seguro de vida que se ofrezca pueda ventajoso para el cliente. Además, en caso de que se produzca una posible invalidez o un fallecimiento, con un seguro de este tipo se protegería a su familia. Asimismo, al contratar esta póliza de vida vinculada a la hipoteca puede hacer que se amortice el préstamo y se den condiciones más ventajosas para el usuario en las situaciones mencionadas.

En definitiva, un seguro de vida junto a la hipoteca puede contar con ventajas, por lo que resulta razonable que la entidad financiera ofrezca dicho producto, pero en ningún caso puede exigir que lo contratemos. El cliente siempre deberá poder valorar los precios y coberturas del mercado para así optar por la póliza que más le convenga.

¿Tenemos derecho a dar marcha atrás en la contratación?

Otra cuestión relevante que debemos tener en cuenta es que el consumidor ha de conocer que, por ley, tiene el derecho de dar marcha atrás en todo seguro de vida de duración superior a seis meses. Sin necesidad de justificarlo de ningún modo o tener que dar explicación alguna al respecto. En todo caso, el cliente tiene derecho a que se le devuelva la prima que haya pagado, excepto la parte que corresponda al periodo de tiempo en el que el contrato hubiera estado vigente.

En conclusión, lo más conveniente en estos casos es estar informados, conocer la legislación pertinente y, sobre todo, leer minuciosamente las condiciones que la entidad nos plantea e incluso, si es necesario, contactar con profesionales y expertos independientes al banco para que nos asesore e informe.

 
Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR