Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Sabías qué es una carencia?

Qué es una carencia en el seguro de salud

Tal vez te has topado alguna vez con el término "período de carencia" revisando las condiciones particulares de tu póliza (de hogar, de salud, de vida, etc.). O al consultar la oferta de una compañía de seguros que anuncia un producto "sin carencias". Pero, ¿sabes qué es una carencia y qué implica? ¿O a qué coberturas suele afectar?

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Qué es una carencia en un seguro de salud?

La carencia es el periodo que transcurre entre el alta de la póliza y la posibilidad de solicitar determinados servicios de asistencia o coberturas. Cabe recordar que la carencia no es un elemento común de todos los seguros. De hecho, los seguros de coche no tienen: desde el momento en que entra en vigor, puedes solicitar asistencia en carretera o que te repare una luna rota, por ejemplo.

En un seguro de salud, sin embargo, es común que se apliquen diferentes períodos de carencia a algunas coberturas. Durante el tiempo que dura la carencia, algunas coberturas no son efectivas. La atención médica primaria está exenta, por norma general. Desde el momento que contratas un seguro médico puedes acceder a una visita de Medicina General o de Pediatría. Sin embargo, debe pasar un tiempo desde la fecha de alta en el seguro (habitualmente, de 6 meses) si se trata de una consulta con un especialista (por ejemplo, un traumatólogo).

Compañía
Embarazo y parto
- 6 meses para preparación al parto

- 8 meses para asistencia al parto
8 meses - Sin carencias para control de embarazo (Adeslas Básico Familia)

- 10 meses para parto
8 meses 8 meses
Hospitalización
6 meses 10 meses 10 meses 6 meses 8 meses
Tratamientos especiales
6 meses 10 meses 10 meses 6 meses 6 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
6 meses 6 meses 3 meses 6 meses 6 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
6 meses 10 meses 10 meses 6 meses 8 meses
Embarazo y parto
- 6 meses para preparación al parto

- 8 meses para asistencia al parto
Hospitalización
6 meses
Tratamientos especiales
6 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
6 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
6 meses
Embarazo y parto
8 meses
Hospitalización
10 meses
Tratamientos especiales
10 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
6 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
10 meses
Embarazo y parto
- Sin carencias para control de embarazo (Adeslas Básico Familia)

- 10 meses para parto
Hospitalización
10 meses
Tratamientos especiales
10 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
3 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
10 meses
Embarazo y parto
8 meses
Hospitalización
6 meses
Tratamientos especiales
6 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
6 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
6 meses
Embarazo y parto
8 meses
Hospitalización
8 meses
Tratamientos especiales
6 meses
Medios de diagnóstico de alta tecnología
6 meses
Intervenciones  quirúrgicas (no ambulatorias)
8 meses

¿Para qué sirven las carencias en los seguros de salud?

En los seguros de salud, por tanto, la carencia actúa como garantía para las compañías, que se cercioran así de que el cliente no suscribe el seguro para cubrir una determinada necesidad y, una vez suplida, cancele el contrato. Por ejemplo, para disfrutar de la ausencia de lista de espera y someterse a una determinada intervención quirúrgica o para dar a luz en una clínica privada.

Por ello, coberturas de un seguro de salud como las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización obstétrica así como la vigilancia del embarazo dependen de que se haya superado un período de carencia. No podrás contar con ellas de manera inmediata, así que te recomendamos que te informes detenidamente de las carencias que puede tener tu seguro de salud.

Carencias habituales en los principales seguros de salud

Desde Acierto.com, siempre insistimos en la importancia de comparar para saber qué te ofrece cada compañía y con qué condiciones. Aunque las carencias suelen ser comunes a la mayoría de compañías y además suelen coincidir en los períodos que establecen, si comparas podrás encontrar algunas diferencias significativas.

Sin carencias si vienes de otra compañía

Al analizar las pólizas médicas de las compañías líderes en el ramo de salud encontramos aspectos relacionados con las carencias que, como usuario, es importante que conozcas antes de suscribir un seguro. Incluso vas a encontrar compañías como Santalucía que te permiten disfrutar de un seguro médico sin carencias. Eso sí, siempre que hayas sido titular de un seguro durante el año anterior. Además, las carencias no se eliminan para ciertas garantías, como la asistencia al parto y el control del embarazo.

Dentro de una misma garantía se pueden observar diferentes períodos de carencia. Es el caso de las intervenciones quirúrgicas, ya que éstas se clasifican en dos: las del grupo 0 a II, que se realizan en régimen ambulatorio y las que requieren hospitalización. Normalmente, se suele establecer un período de 3 meses en el primer caso y de 10 para el segundo.

Tampoco se aplica la misma carencia en los medios de diagnóstico. Lo habitual es distinguir entre:

  • Los básicos (tales como analíticas de sangre y radiografías): no suelen estar condicionados a carencias.
  • Los medios de diagnóstico de alta tecnología (como pudiera ser una colonografía o una resonancia magnética): lo habitual es exigir que el asegurado lleve al menos 3 meses en la compañía. Es posible que se considere una carencia más extensa si se trata de medios de diagnóstico intervencionista (en Adeslas Plena Vital, por ejemplo, es de 6 meses).

Carencias para el servicio de reproducción asistida

Por otra parte, existen garantías que cuentan con una carencia muy superior a las que estamos viendo. Es el caso de la cobertura en reproducción asistida, dentro de la garantía de planificación familiar, que, por norma general, presenta una carencia de 24 meses. Aunque en MAPFRE llega hasta los 48 meses (para los estudios y tratamientos de esterilidad). No así la colocación del DIU o las intervenciones de ligadura de trompas y vasectomía, para las que habitualmente se exige llevar 6 meses asegurado con la compañía.

Mención aparte merece la garantía de crio-conservación de las células del cordón umbilical. En pólizas que la ofrecen, como AXA Óptima o MAPFRE, lo habitual es establecer un período de 8 meses de carencia.

Menor es la carencia en casos de tratamientos como la rehabilitación del suelo pélvico (para casos de incontinencia) que puede llegar, no obstante, a los 12 meses de permanencia en el seguro, como se especifica en las condiciones generales de las pólizas de AXA.

Otro aspecto importante a destacar de las carencias en seguros de salud son las excepciones. La carencia no se aplica si el servicio es de carácter "urgente"; por ejemplo, una intervención quirúrgica que se considere prioritaria o si se trata de una urgencia vital o un parto prematuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR