Seguro del conductor en los Seguros de Moto

¿Por qué es importante el Seguro del conductor en los Seguros de Moto?

Como conductores, estar protegidos en caso de accidente es vital; más aún el caso de los motoristas, que están más expuestos a los posibles daños que los que circulan en otro tipo de vehículos. Pese a todo, hay que alegrarse de que el número de víctimas de accidentes de moto presenta una tendencia a la baja en los últimos años, en parte gracias a que se han mejorado las condiciones de seguridad de las vías.

Pero la cifra de hospitalizados por accidente es alta. Ahí es donde una cobertura como la del Seguro del conductor ha de responder, indemnizando al asegurado y ocupándose de todo en caso de sufrir un accidente, siendo el responsable del mismo. De ahí la importancia de contar con unas garantías adecuadas en este supuesto.

¿Qué cubre habitualmente el seguro del conductor?

El Seguro del conductor protege únicamente al conductor responsable y no a los ocupantes del vehículo. A no ser que se contrate adicionalmente o se incluya en las condiciones particulares de la póliza, por norma general quedan excluidos, al estar protegidos por la cobertura de Responsabilidad Civil.

También hay que tener en cuenta que algunas compañías excluyen a los conductores mayores de 70 años de todas estas garantías.

Corre a cargo, por tanto, de la compañía aseguradora, cubrirte en todas estas situaciones y supuestos. Existiendo diferencias en cuanto a cuantías u otros aspectos entre unas compañías y otras, hay una serie de garantías mínimas que quedan habitualmente cubiertas en cualquier Seguro del conductor:

  1. Cuantía de indemnización en caso de muerte o invalidez: la cantidad a percibir varía mucho de una compañía a otra: desde los 3.000 € que ofrece, por ejemplo, Fénix Directo hasta los 30.000 € que pueden llegar a obtenerse (opcionalmente, mediante ampliación de la garantía) en Sovag.
  2. Indemnización en caso de lesiones: todo, desde la pérdida de un miembro hasta la sordera, se evalúa en función de unas tablas que determinan qué porcentaje de indemnización corresponde a cada daño sufrido.
  3. Asistencia sanitaria: esta garantía puede ofrecerse con un límite máximo (que puede fluctuar desde los 1.500 € hasta los 30.000 € ) o prestarse de manera ilimitada. Puede facilitarse únicamente en territorio nacional -lo habitual- o ampliarse su ámbito de actuación al extranjero. Como en el caso de las indemnizaciones por fallecimiento o invalidez, la cuantía será inferior o superior en función de la compañía que elijamos. También hay compañías que la excluyen de las prestaciones del Seguro del conductor, como Nuez. Pero no es lo habitual.
  4. Indemnización diaria en caso de ser hospitalizado: gracias al seguro del conductor, es la compañía la que se hace cargo de los gastos sanitarios que genere el accidente. Dentro de esta prestación se incluyen desde los gastos derivados de la hospitalización hasta terapias, sesiones de rehabilitación, etc. Cada compañía marca el límite de los gastos derivados de la hospitalización, en caso de accidente, estableciendo la cuantía máxima designada por día (por ejemplo, 20 € por día en Qualitas o 30 € al día en Sovag) y el límite de días que presta dicha garantía (en los ejemplos presentados, un año y 90 días respectivamente).

Otras garantías que pueden incluir:

  1. En caso de fallecimiento, anticipo de capital para cubrir los gastos del sepelio. Algunas compañías responden económicamente en esta situación, aunque no es lo habitual.
  2. Suplemento de indemnización, en caso de fallecer ambos cónyuges y dejar hijos menores. Algunas compañías también aumentan la cuantía por indemnización en casos de invalidez grave, como tetraplejia.
  3. Gastos derivados de prótesis, aparatos ortopédicos o marcapasos que tengan que llevarse debido a un accidente. Algunas compañías los ofrecen de serie, como Regal o Direct Seguros  pero lo habitual es que sea una garantía opcional (como en Sovag) o directamente no se contemple, como en Qualitas.

¿Cuándo se incluye?

El Seguro del conductor es una prestación básica, que, salvo excepciones, se incluye en cualquier seguro a terceros de moto y por supuesto en los seguros más completos: en los seguros a terceros con robo e incendio y en los seguros a todo riesgo, que cubren también los daños que pueda sufrir tu moto.

Es un requisito mínimo en un Seguro de moto. Pero además es, probablemente, aquel en el que más te tienes que fijar a la hora de contratar un seguro, sin que se te pase ningún detalle importante en la letra pequeña. De cómo te atiendan cuando tengas un accidente y cómo de protegido te sientas dependerá mucho el grado de satisfacción con tu compañía y lo acertado de tu elección.

¿Qué aspectos has de tener en cuenta?

Ya hemos visto que la oferta de las diferentes compañías es muy similar, en cuanto a las garantías que incluye esta prestación. Hay una serie de supuestos que todas contemplan y, en este sentido, no son muy diferentes, dejando a un lado la variación que puedan experimentar las cuantías de las indemnizaciones. Pero hay pequeños detalles ocultos en la letra pequeña de las condiciones que son los que realmente marcan la diferencia a la hora de optar por una u otra compañía.

Evidentemente, no es lo mismo contar con la tranquilidad de que, si tienes un accidente, la compañía se ocupa de todo (si te ofrece asistencia sanitaria ilimitada) que tener que asumir los gastos de tu bolsillo, si superas el límite establecido o tener que depender de la Seguridad Social, que también establece un tope cuando se trata de financiar aparatos ortopédicos, por ejemplo.

A la hora de valorar las compañías en lo que respecta al Seguro del conductor y decidirte así por la que mejores garantías te ofrezca no olvides revisar:

  1. Las indemnizaciones: ¿qué capital ofrecen en caso de muerte del asegurado? ¿Y por invalidez? ¿Puedes contratar una ampliación de la garantía para decidir tú qué cuantía quieres recibir? ¿Cuenta con indemnizaciones para otros supuestos, como el fallecimiento de ambos cónyuges o el adelanto de capital para los gastos de sepelio?
  2. Los gastos sanitarios que quedan cubiertos: ¿qué cuantía exacta cubre y hasta cuándo? ¿Cuántos días puedes pasar en el hospital sin que tengas que preocuparte por los gastos?
  3. Las garantías extra: algunas compañías mejoran su oferta en lo que al Seguro del conductor se refiere haciéndola más completa que la de otras al ofrecer servicios que no suelen incluirse. Hablamos de garantías o ventajas como la segunda opinión médica o el asesoramiento telefónico, por ejemplo. Si quieres tener el seguro más completo del mercado y un respaldo absoluto de la compañía en cualquier situación, busca una que incluya este tipo de servicios.
  4. Los supuestos en los que se excluyan todas estas garantías, que suelen ser los mismos en casi todas las condiciones particulares de las pólizas: por ejemplo, conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, que la persona que lleva la moto en el momento del accidente no esté incluida en la póliza o no conste como asegurado o no tiene carnet de conducir. Tampoco se van a hacer cargo de ti si el accidente se debe a que estabas participando en carreras, apuestas, desafíos o entrenamientos en circuitos cerrados al tráfico.

 

información blog seguros Consulta más información sobre: Seguros de Moto | Guías
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR