Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Es obligatorio el seguro de hogar?

Descubre cuándo el seguro de hogar es obligatorio. Compara en Acierto.com y ahorra hasta el 50 % en tu póliza de hogar

Es posible que alguna vez te hayas hecho esta pregunta, antes de decidirte a contratar: ¿es obligatorio el seguro de hogar?. Lo cierto es que solo es obligatorio en ciertos casos, pero siempre es recomendable. Te explicamos cuándo se requiere un seguro de hogar obligatorio.

Y también, cómo conseguirlo al mejor precio. Entra ya en nuestro comparador de seguros de hogar. En pocos minutos accederás a una comparativa personalizada en 10 compañías diferentes. Podrás conseguir un gran ahorro y asesoramiento personalizado gratis y sin compromiso.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro de hogar
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

¿Es el seguro de hogar obligatorio?

Sobre la cuestión del seguro de hogar obligatorio, no podemos dar una única respuesta. Ni ser tajantes. Y es que la decisión de tener o no un seguro de hogar no debería depender únicamente de su obligatoriedad. Un seguro de hogar siempre es recomendable, si quieres ahorrar dinero en reparaciones, proteger tus bienes y contar con asistencia casi inmediata, si pasa algo.

Volviendo a la pregunta que formulamos, la respuesta que podemos darte dependerá de dos circunstancias: si eres propietario y si la casa está hipotecada. Pero también hay que estudiar otros escenarios. ¿El seguro de hogar es obligatorio en un alquiler? ¿Qué pasa si no hay hipoteca? Lo iremos viendo caso por caso, a lo largo de esta guía.

Es obligatorio el seguro de hogar: contratar seguro

¿Es obligatorio el seguro de hogar en una hipoteca?

Cuando el banco te concede una hipoteca, te está prestando el dinero necesario para comprar una casa. Con esta operación te conviertes (si no hay otra figura, como un avalista) en propietario del inmueble, pero también en el titular de la hipoteca; esto es, el deudor hipotecario. Y todo va bien mientras sigas asumiendo esa deuda, como corresponde al titular del préstamo.

Pero no hay que perder de vista que en una hipoteca, la casa funciona como aval: si no pagas, el banco se la queda. Entonces, ¿cómo recupera su dinero el banco si la casa perece en un siniestro? Aquí es cuando entra en juego el seguro de hogar obligatorio: un seguro que cubra los daños mínimos.

Por eso, además de obligatorio, es un seguro de hogar vinculado a tu hipoteca (y que también puedes desvincular, si quieres cambiar de seguro. Te contamos más en esta guía de seguro de hogar e hipoteca).

El seguro de hogar es obligatorio con hipoteca puesto que cumple la función de garantía. El banco puede cobrar la indemnización fijada en la póliza en caso de que la vivienda sea destruida por un incendio. De todo ello se deduce que mientras haya hipoteca, existe obligación. Y así es: este seguro de hogar es obligatorio durante toda la vida del préstamo. Será el aval con el que cuenta el banco para proteger su inversión y garantizar que la recuperará.

Seguro de incendio en el hogar obligatorio

El seguro de daños, más conocido por sus coberturas como seguro de incendio en el hogar, es obligatorio por ley: la ley hipotecaria lo establece así en caso de viviendas hipotecadas. Debe cubrir ciertos daños (incendio y otras causas), pero puede incluir más coberturas. Lo habitual es que las aseguradoras incluyan en este tipo de póliza la Responsabilidad Civil. Incluso existen seguros de incendio flexibles, que permiten añadir coberturas opcionales con las que aumentar su nivel de protección.

Si quieres saber más sobre los seguros de hogar con cobertura de incendio, te invitamos a entrar en el enlace y leer nuestra completa guía sobre el tema. Y si quieres contratar ya una póliza como esta, te recomendamos probar nuestro comparador de seguros de hogar. Podrás elegir entre asegurar el continente, el contenido o ambas cosas. Y escoger entre la oferta de 20 compañías diferentes la que más se ajuste a ti, a tu hogar y a tus necesidades.

¿Es obligatorio el seguro de hogar en un alquiler?

De nuevo, como en el caso de las viviendas particulares, debemos distinguir entre casas con hipoteca y casas sin hipoteca. Es lo que determina el deber del propietario de suscribir un seguro de hogar obligatorio. Deberá hacerlo si la casa, además de alquilada, está hipotecada. De no ser así (podría ser una propiedad heredada o que ha pagado con ahorros o préstamos entre familiares), el seguro de hogar pasa de obligatorio a muy recomendable.

Tanto o más que para las casas no destinadas al alquiler. Y es que el propietario tiene otras obligaciones. La más importante, mantener la vivienda en estado apto para ser habitada. Esto incluye reparar posibles daños y asumir de su bolsillo cualquier reparación que afecte al continente (o al contenido, si la casa se alquila amueblada y/o con cocina equipada). 

Un seguro de hogar obligatorio (el que cubra los daños por incendio y otros daños) le sacará de un apuro en las situaciones más graves. Si además opta por una modalidad más completa, podría, incluso, recuperar el dinero del alquiler que dejase de ingresar en caso de que un incendio dejara la casa inhabitable (con los límites fijados en las condiciones particulares).

¿Existe un seguro de inquilino obligatorio?

El inquilino es el que se “libra” siempre de tener que contratar un seguro. Al menos, en lo que respecta a la ley. Porque aunque en el caso de que alquilase una casa hipotecada, no le corresponde a él en ningún caso contratar el seguro de hogar obligatorio. Pero sí podría completarlo o suscribir un seguro por su cuenta, para protegerse a sí mismo y sus bienes. Vemos ambos casos al detalle:

  • Si se trata de una casa que ya cuenta con un seguro de incendio que protege el continente (lo obligatorio para el propietario si hay hipoteca), el inquilino podría contratar un seguro de incendio que cubriera el contenido. Es lo más recomendable si ha alquilado la casa sin amueblar y son sus bienes los que forman parte de ese contenido a proteger. 
  • Otra opción aún más aconsejable es contratar un seguro de hogar que le respalde si resulta ser civilmente responsable de daños provocados tanto a la vivienda como a terceros. Puede optar por un seguro de hogar para inquilinos, que le ofrezca una protección específica. Por ejemplo, que incluya defensa jurídica si tiene algún problema legal con el arrendador. 

En cualquier caso, será necesario comprobar si la casa ya tiene un seguro de hogar o no y qué cubre, para evitar duplicar garantías. Porque la Responsabilidad Civil del inquilino, si se trata de un seguro de hogar específico para viviendas en alquiler o un seguro de hogar especialmente completo, podría ya estar incluida.

¿Cuándo el seguro de hogar no es obligatorio?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: siempre que la casa no esté hipotecada, no será una imposición contratar ese seguro de hogar obligatorio. Pero esto no significa que no sea necesario y muy recomendable. De la misma forma que actúa como garantía del préstamo en una hipoteca, es una garantía para ti: asegura tu inversión; tu posesión más valiosa. Ya sea la casa en la que resides, una segunda vivienda vacacional o una vivienda en alquiler, de la que obtienes un beneficio.

Además, si vas más allá de un seguro de hogar obligatorio, podrás proteger no solo tu casa, sino tus bienes. Y mucho más: incluso, tu jardín o tu vehículo, si cuentas con garaje propio. Pero también tener ayuda cuando algo pase. Desde que envíen a un cerrajero si has perdido u olvidado tus llaves hasta que un experto informático te asesore sobre cómo fijar un control parental en tus ordenadores.

Así de ventajoso puede llegar a ser un seguro de hogar completo.Tú decides qué protección necesitas. Si comparas seguros de hogar en Acierto.com, podrás cotejar las pólizas de 20 compañías diferentes y sus coberturas. También consultar las condiciones y recibir asesoramiento experto, si necesitas aclarar cualquier aspecto o ayuda para elegir el mejor seguro de hogar para ti.

Es obligatorio el seguro de hogar: pareja estrena casa

Seguro de hogar obligatorio: requisitos

Si necesitas contratar un seguro de hogar porque así te obliga la ley, deberás cumplir lo fijado en la misma. Es decir, lo que establece el Real Decreto 716/2009, de 24 de abril, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero.

Según este texto legal, estos son los requisitos de un seguro de hogar obligatorio:

Coberturas mínimas

Los bienes sobre los que se constituya la garantía hipotecaria deberán contar con un seguro contra daños adecuado a la naturaleza de los mismos. Los riesgos cubiertos deberán ser, al menos, los incluidos en los ramos de seguro 8 y 9 del artículo 6.1 del Real Decreto Legislativo 6/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de ordenación y supervisión de los seguros privados, con excepción del robo”.

¿Qué daños son estos? Acudimos al RD mencionado para saber qué riesgos deben estar cubiertos. Y son dos: los causados por incendios y elementos naturales (incendio, explosión, tormenta, elementos naturales distintos de la tempestad, energía nuclear y hundimiento de terreno) y “otros daños” estableciendo como causa los fenómenos meteorológicos de granizo y helada.

Capital asegurado

Cuánto capital garantizar en un seguro de hogar es una cuestión crucial. Y no solo para no caer en situaciones de sobreseguro e infraseguro. En el caso de las casas con hipoteca, el capital debe equivaler al valor de reconstrucción de la vivienda. Este importe será el que se haya fijado en la tasación de la vivienda, pero se debe excluir el valor de los bienes no asegurables, “en particular el suelo”, dice la ley.

Cesión de derechos al banco

Si debes contar con el seguro de hogar obligatorio, este debe incluir también una cláusula de cesión de derechos indemnizatorios a favor del banco. Como puedes intuir, se trata de establecer quién tiene el derecho de cobrar el seguro, si la casa pereciera en un incendio o por cualquier otra causa cubierta por la póliza.

Ya hemos visto que este seguro es un aval para el banco: protege el dinero prestado y que, mientras no finalice el préstamo, no habrá recuperado en su totalidad. Por eso, el seguro de hogar obligatorio debe contener esta fórmula por la que el tomador del seguro cede su derecho al banco que le ha concedido el préstamo hipotecario a cobrar según el capital que quede aún por amortizar.

¿Qué pasa si no tengo seguro de hogar?

La importancia de contar con ciertos seguros pasa inadvertida cuando no son obligatorios. Ocurre con el seguro de hogar, pese a que protege tu (seguramente) mayor inversión económica: tu casa. Y frente a múltiples supuestos: si causas una humedad al vecino (fugas de agua y otros daños), si un cortocircuito te estropea un electrodoméstico o un aparato electrónico (daños eléctricos), si una inundación anega tu vivienda y si te entran a robar. Entre otros muchísimos escenarios.

Si te preguntas qué pasa si no tengo seguro de hogar piensa en todas esas situaciones y lo que te costaría asumir de tu bolsillo la reparación de los daños. O comprarte un ordenador nuevo. O reponer los bienes robados. 

Y después, haz una comparativa de seguros de hogar: comprobarás que por muy poco al año (menos de lo que te cuesta un seguro de coche) puedes tener un seguro que proteja tu vivienda, tu dinero y a los tuyos. No solo eso: comprarás tranquilidad. El saber que, en las situaciones más graves pero también en las más cotidianas, tienes un respaldo. Tanto económico como asistencial.

Es obligatorio el seguro de hogar: pareja estrena casa

Cómo encontrar el mejor seguro de hogar, obligatorio o no

Estés obligado o no, contratar un seguro de hogar siempre será más fácil si cuentas con herramientas digitales, destinadas a hacerte la vida más sencilla y simplificar tareas tan arduas como comparar seguros en diferentes compañías.

El comparador de seguros de hogar de Acierto.com es una solución cómoda, rápida y eficaz: apenas tardarás 1 minuto en rellenar un formulario. El comparador te ofrecerá una serie de seguros de hogar, en función de los datos que nos hayas proporcionado; es decir, solo resultados personalizados y ajustados a tus necesidades y las de tu hogar. 

Por eso, necesitaremos que nos indiques:

  • ¿Qué tipo de vivienda quieres asegurar? Podría ser desde un ático hasta una caravana, pasando por una casa de pueblo.
  • ¿Qué uso das a la vivienda? Si eres propietario y vives en ella, o si la alquilas, o si eres el inquilino, etc.
  • Tu fecha de nacimiento.
  • La situación de la vivienda —en núcleo urbano, en urbanización o en una zona despoblada— y el código postal.
  • Año de construcción de la vivienda y metros cuadrados construidos.
  • Contesta sí o no: ¿la vivienda ha sido rehabilitada? (en caso afirmativo, en qué año)
  • Contesta sí o no: ¿está hipotecada la vivienda?
  • Selecciona qué sistemas de protección tiene tu vivienda y la calidad de la construcción (normal o lujo).
  • Elige capital a asegurar por concepto de continente y de contenido (o sigue nuestras recomendaciones). 
  • Dinos si la vivienda ya está asegurada.
  • Facilita tus datos de contacto: móvil y email para que podamos enviarte tu comparativa personalizada.

Parecen muchos datos, pero solo tendrás que seleccionar tus respuestas a golpe de clic. No te llevará más de 1 minuto y todo el proceso se realizará en un entorno seguro, gracias a nuestros sistemas de encriptación. Además, tus datos personales estarán protegidos y solo los usaremos para gestionar tu solicitud.