• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Qué es la TAE y cómo se calcula

Es el coste de un préstamo ya que además del tipo de interés asociado a la financiación incluye las comisiones y otros gastos

Seguro que si estás buscando un producto de financiación te has topado con la TAE. La Tasa Anual Equivalente nos desvela cuánto nos va a costar un préstamo o hipoteca. Y es que, más allá del tipo de interés, al calcular la TAE incluimos otros gastos que conlleva la financiación. Pero, ¿cómo calcular la TAE? ¿Existe alguna fórmula para hacerlo? ¿Cuál es la diferencia entre el TIN y la TAE?

También puedes acceder directamente a nuestro comparador de hipotecas para conocer cuál es la TAE de los diferentes productos del mercado. Te ayudamos a conocer cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Compara 30 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR TAE

¿Qué es la TAE?

TAE son las siglas de Tasa Anual Equivalente y, según define el Banco de España en su glosario de términos bancarios, corresponde al “tipo de interés que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero”.  

Dicho de otro modo, la TAE revela cuánto nos va a costar el producto de financiación en cuestión. En ella se incluyen aspectos que van a repercutir en el precio final que vamos a pagar al banco o financiera que nos va a dejar un dinero. Y son, tanto el tipo de interés del préstamo (el conocido como TIN) como otros gastos (algunas comisiones, no todas) y condiciones (el importe que se va a solicitar y el plazo en el que se va a devolver).

Qué diferencia hay entre TIN y TAE

Aunque están íntimamente relacionados, TIN y TAE no son lo mismo. TIN corresponde a las siglas de Tipo de Interés Nominal y TAE, como hemos adelantado antes, a Tasa Anual Equivalente. 

A grandes rasgos, el TIN es el precio que cobra el banco por prestarnos una cantidad de dinero. Y este precio puede variar en función del importe que nos deje, el tiempo que tardemos en devolverlo e, incluso, nuestro perfil económico. Así, es posible que el TIN sea más elevado en un préstamo para una persona con un perfil menos bueno o con ingresos más bajos ya que el banco entiende que asume más riesgos, por ejemplo, de impago, y “cobra” este riesgo incrementado el interés. 

Por otra parte, la TAE es lo que realmente vamos a pagar por el préstamo ya que, además del interés, es posible que tengamos que abonar otros costes como por ejemplo alguna comisión, pongamos, de apertura. Así, en la TAE se incluirán el TIN y las comisiones, y otras condiciones del préstamo como el importe y el plazo.

¿Cómo calcular la TAE?

La TAE se calcula de acuerdo con una fórmula matemática que tiene en cuenta el TIN; las comisiones que se refieren a los gastos que tiene el banco por la gestión del préstamo (quedarían fuera, por ejemplo, las de posibles impagos); el plazo de amortización o tiempo en el que se devuelve el dinero y el capital prestado. 

Cuál es la fórmula de la TAE

La fórmula de la TAE, como hemos indicado, tiene en cuenta tanto el tipo de interés nominal (TIN) de la operación, la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, semestrales, etc.), las comisiones bancarias y los gastos de la operación. Y es: TAE = (1 + r/f)f-1. R es el tipo de interés nominal y F la frecuencia de los pagos.

 

¿Dónde debe aparecer la TAE?

Las entidades bancarias españolas están obligadas a informar sobre esta tasa (la TAE) de sus operaciones en la publicidad que hagan de sus productos, en las ofertas vinculantes que realicen, en los contratos que formalicen con sus clientes y en los documentos de liquidación de operaciones activas y pasivas.

La TAE debe estar explicada de forma clara en la publicidad y documentación que se entrega mientras se negocia y al firmar un producto financiero siempre que se esté explicando algún aspecto económico del mismo.

TIN y TAE. ¿En qué fijarse?

Si bien el TIN puede ser orientativo, la TAE proporciona una información más real sobre cuánto nos va a costar un préstamo. Así, desde el punto de vista de la persona que va a solicitar un préstamo, crédito o hipoteca, es recomendable fijarse en la TAE.  

Para tener una visión más cercana, siempre se pueden ver las diferentes condiciones en herramientas como el comparador de hipotecas de Acierto.com, donde se ofrece información sobre el TIN, la TAE y otras características del préstamo. Además, los agentes financieros de Acierto.com pueden ayudarte a hacer números y simulaciones.

Qué productos tienen TAE

Habitualmente, la TAE se encuentra en dos tipos de productos bancarios: de financiación y de ahorro. Entre los primeros encontraríamos los préstamos personales, en los que la TAE nos señala el coste total del préstamo, y las hipotecas, en los que no se incluyen gastos como la tasación del inmueble o los impuestos.

En los segundos, los productos de ahorro, se enmarcarían las cuentas y los depósitos, entre otros. Y aquí la TAE nos indicaría el beneficio que genera el dinero que se ha depositado en el plan de ahorro.

Cómo comparar la TAE y otros aspectos de las hipotecas con Acierto.com

Una de las grandes ventajas de nuestro comparador de hipotecas es la gran cantidad de información que te permitirá obtener sobre las condiciones de la hipoteca, como la TAE. Pero es que, además, contarás con ayuda gratis para aclarar este y cualquier otro aspecto del préstamo hipotecario que te interese. Solo tienes que realizar una comparativa para poder disfrutar de todas las ventajas de comparar y encontrar hipoteca con Acierto.com. 

Afortunadamente, se trata de una herramienta intuitiva y muy sencilla. Lo único que tendrás que hacer es responder a unas breves cuestiones:

  • Indica la finalidad de la hipoteca: simplemente, selecciona la respuesta que encaje.
  • Dinos el valor de tasación del inmueble y cuánto aportarías tú (lo que hayas ahorrado para la entrada).
  • Señala si la hipoteca tendrá uno o dos titulares.
  • Si son dos, necesitamos saber cuál es la situación laboral del que tenga más ingresos.
  • Calcula el total de ingresos de ambos al mes.
  • Si tenéis préstamos, indica cuánto pagáis por ellos al mes. Si no tenéis, simplemente teclea 0.
  • Sobre la firma de la hipoteca, dinos, ¿cuándo te gustaría que sucediera?
  • Indica la provincia en la que se ubica el inmueble.
  • Facilítanos algunos datos sobre tí: nombre y apellido, teléfono y e-mail. Así podremos enviarte tu presupuesto personalizado, con las mejores ocpciones de financiación para ti.

Ventajas de comparar hipotecas con Acierto.com

Ya has visto qué fácil es comparar hipotecas con Acierto.com. Pero aún no sabes lo mejor: solo necesitas 1 minuto de tu tiempo para hacerlo. Porque solo tienes que ir seleccionando tu respuesta de entre las opciones que te facilitamos. Además, rapidez y sencillez son solo dos de las muchas ventajas de usar nuestra plataforma. Te las contamos todas, a continuación:

  • Comodidad: ¿te imaginas comparar hipotecas desde tu sofá en lugar de tener que ir de banco en banco? Con Acierto.com, comparas cuándo y dónde quieras y te ahorras muchísimo tiempo.
  • Seguridad: ¿sabías que todo el proceso se realiza en un entorno completamente seguro? Y es que contamos con el mejor equipo técnico trabajando para garantizar que así sea.
  • Privacidad: tus datos estarán protegidos, gracias a nuestra política de privacidad. Además, solo te pedimos los datos personales imprescindibles para poder ofrecerte un presupuesto personalizado.
  • Transparencia: si eliges tu hipoteca a través de Acierto.com, podrás aclarar cualquier aspecto de la letra pequeña que te inquiete. Seremos absolutamente transparentes a la hora de explicarte las condiciones de lo que firmas.
  • Un acierto seguro: acertar con tu hipoteca es fácil cuando dispones de la información necesaria, cuando puedes comparar entre más de 30 entidades diferentes y cuando además cuentas con la ayuda de nuestros agentes de hipotecas.