Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo conseguir hipotecas al 100 por 100

Las hipotecas 100 permiten comprar una vivienda sin tener ahorros previos. Descubre sus características y también sus pros y contras

Las hipotecas al 100 % pueden ser una alternativa para aquellas personas que quieren comprar una vivienda y no tienen los ahorros necesarios para hacer frente a la entrada. Y es que, con este tipo de préstamo hipotecario, el banco o financiera facilita la totalidad del importe (el valor de tasación o el de compraventa) del inmueble que se va a adquirir.

A pesar de haberlas, las hipotecas 100 son muy difíciles de encontrar y conseguir en el mercado hipotecario actual. Además, cuentan con sus ventajas y sus desventajas. En la siguiente guía te explicamos todos los detalles. También puedes entrar directamente a nuestro comparador de hipotecas y analizar, en solo 2 minutos, cuál es la opción que más te interesa de forma personalizada.

Compara 40 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR HIPOTECAS 100

Hipotecas al 100 por 100: ¿qué son?

Las hipotecas al 100 por 100 son un tipo de financiación a través del cual un banco o financiera concede la totalidad del importe del valor de tasación o compraventa del inmueble que se va a adquirir.  

En la actualidad, es muy poco habitual que los bancos concedan el 100% del valor de una vivienda. Lo más común es que faciliten hasta alrededor del 80% del mismo (alguna vez pueden encontrarse hipotecas al 90 por ciento, pero no más) y que el comprador adelante el porcentaje restante, lo que se conoce como entrada.

Aunque la recomendación más habitual es endeudarse lo menos posible, no existe ningún límite legal acerca del porcentaje máximo de financiación de una hipoteca. En este sentido, el Banco de España indica que “cuando se trata de un crédito hipotecario, tu banco establece el límite máximo que está dispuesto a prestar”.

Hipotecas 100 por 100 antes de la crisis del 2007

Las hipotecas 100% eran muy habituales en España hace unos años. Previo a la crisis económica vivida entre los años 2007 y 2012, había ocasiones en que incluso se podía superar ese porcentaje de financiación, ya que en la misma hipoteca se incluían otros gastos como los generados por la compraventa, las posibles reformas que se tuvieran que hacer, la adquisición de muebles...  

Sea como sea, las hipotecas 100 son un producto con riesgo financiero ya que, por una parte, van ligadas a elevados importes de financiación y amplios plazos de amortización, a veces más largos de lo habitual, en los que nuestra situación económica puede variar. Por otra, la difícil salida que en algunos momentos ha tenido el parque inmobiliario. 

Con la crisis de 2007, los bancos cerraron el grifo crediticio y, en paralelo, las hipotecas al 100% dejaron de ser usuales. En la actualidad han quedado relegadas a muy pocos supuestos. Por ejemplo, la adquisición de un inmueble de la entidad, clientes de menos de 30 años que quieren acceder a una vivienda o clientes premium con ingresos elevados, ahorros, propiedades…

Cómo son las hipotecas 100 por 100

Como hemos comentado y aunque en contadas ocasiones se sigan concediendo, las hipotecas 100 no son habituales en las carteras de productos de los bancos.  

Pero ¿cómo son las hipotecas 100? En términos generales estas sus características:

  • Facilitan el 100% del precio (valor de tasación o compraventa) de la casa, en vez del 80% habitual. Al incrementar el importe a financiar, se tendrá que hacer frente a unas cuotas más elevadas. 
  • Los plazos, en la actualidad, no acostumbran a superar los 30 años (anteriormente habían llegado a los 40 y, a veces, algo más). 
  • En cuanto a los tipos de interés, puede tratarse de una hipoteca fija o una hipoteca variable, y en muchas ocasiones puede ser algo más elevado que una hipoteca con menor porcentaje de financiación.
  • Es posible que al titular o titulares se les pidan requisitos más exigentes como tener unos ingresos elevados, una situación laboral estable con un contrato indefinido y cierta antigüedad en la empresa. También se le requerirá tener un buen perfil crediticio y no haber estado nunca en listados de morosidad. En el caso de ser un titular joven, con menos de 30 años, y según sean sus ingresos, también se les pedirá un aval solvente que responda por él en caso de impago.
  • Como sucede con cualquier otra hipoteca, el banco ofrecerá otros productos de su cartera (cuentas nóminas, seguros, planes de pensiones, tarjetas de crédito, etc.) para mejorar el tipo de interés. Cabe recordar que su contratación no es obligatoria y la concesión de la hipoteca no puede estar ligada a su suscripción.

Finalmente, hay que tener en cuenta que cada banco establece sus propios requisitos y, además, pueden variar también en función del perfil de la persona que solicita la hipoteca 100 por 100. No es lo mismo un cliente joven que uno más mayor y con buenos ingresos, por ejemplo.

Pros y contras de las hipotecas 100 

Contratar una hipoteca al 100 por 100, como cualquier producto financiero, tiene sus ventajas e inconvenientes.  

Uno de los principales pros de conseguir una hipoteca 100 es la posibilidad de acceder a la compra de una vivienda aunque no se haya ahorrado lo suficiente como para darlo de entrada o si, en el caso de disponer de ahorros, se quieren destinar a otra finalidad. 

Entre los contras o riesgos que pueden tener las hipotecas 100 destacamos los siguientes:  

  • El titular o titulares tendrán un nivel de endeudamiento elevado: cuanto más alto sea el importe solicitado más importante será el endeudamiento.  
  • Si el plazo de amortización se alarga, se acabarán pagando más intereses
  • En función del perfil del titular o titulares, tendrá que presentar más garantías (otra vivienda, avales, etc.). 
  • Si hubiera impagos y un embargo de la propiedad, se puede dar la posibilidad que el capital pendiente de devolver sea mayor que el 80% del valor de la tasación. En este desagradable caso, se perdería el inmueble y aún quedaría deuda por pagar.  
  • En el caso de tener avalistas y producirse impagos, aquellos correrían el riesgo de perder los bienes con los que han avalado.

¿Cómo conseguir una hipoteca 100?

Conseguir una hipoteca 100, como hemos adelantado, es complicado ya que, por una parte, no es un producto habitual en las carteras de bancos. Por otra, su concesión se reduce a perfiles muy concretos.  

Te detallamos a continuación algunos aspectos que te pueden ayudar a conseguir una hipoteca al 100%.

Tener un buen perfil económico 

Si para acceder a un préstamo hipotecario estándar tener un buen perfil económico y crediticio es indispensable, para conseguir una hipoteca al 100% aún lo es más.

Así, el titular o titulares tendrán que demostrar tener unos ingresos estables y recurrentes (a veces, hasta se va a pedir unos ingresos mínimos) así como antigüedad laboral, disponer de solvencia económica, pocas o ninguna deuda, no haber aparecido nunca en listados de morosidad, contar con ciertos ahorros...

Contar con garantías extra

Como hemos adelantado, la posibilidad de presentar garantías extra que puedan responder en caso de impago facilitará el acceso a una hipoteca que financie más del porcentaje de dinero estándar.

Estas garantías pueden ser desde ahorros que, por el motivo que sea, no se quieren dar de entrada a otras propiedades sin cargas o con cargas mínimas, el aval de otras personas, rentas, etcétera.

Comprar un piso de banco

Las hipotecas 100 más habituales son las que tienen por finalidad la adquisición de una vivienda que está en la cartera inmobiliaria del banco y que, habitualmente, procederá de un embargo.

Pero, ojo: no todas las hipotecas para la adquisición de un inmueble del banco financian hasta el 100%. De hecho, la gran mayoría llegan hasta el 90%.

Comparar la oferta 

En este sentido, una herramienta como el comparador de hipotecas de Acierto.com te puede ser de ayuda ya que a través de ella podrás localizar la oferta hipotecaria de las principales entidades y cuáles son sus características.

¿Es difícil conseguir una hipoteca al 100 por cien?

Sí. Encontrar y acceder a una hipoteca al 100 por cien en el mercado financiero es muy complicado en la actualidad. Solo en casos muy concretos se puede acceder al 90%. Estamos hablando de personas con altos ingresos, cierta antigüedad laboral, algunos ahorros, pocas deudas y buenos pagadores.

Y es que, lo más común es que una hipoteca financie hasta el 80% del menor valor, entre el de tasación o compraventa, de la vivienda que se va a adquirir.

Qué bancos dan hipotecas al 100%

Las hipotecas al 100%, como hemos ido explicando, no son productos que aparezcan en las carteras de las entidades. Con todo, y siempre y cuando se disponga de un buen perfil financiero, se puede intentar solicitar.

Como hemos ido comentando, se puede obtener un mayor porcentaje de financiación en la hipoteca si nos decantarnos por comprar el piso de un banco. En este sentido, hay varias entidades que disponen de oferta inmobiliaria. Entre otros, Bankinter dispone del Portal Inmobiliario y Banco Santander de Altamira, Casaktua y Aliseda.

Pero hay que tener en cuenta que, aunque sí financian porcentajes superiores al 80% del valor de tasación o compraventa, no llegan al 100%.

Qué documentos se necesitan para firmar una hipoteca 100

Al igual que en cualquier otra hipoteca, la documentación necesaria para solicitar una hipoteca al 100% es la siguiente:

  • DNI o NIE de los solicitantes.
  • Vida laboral actualizada.
  • Extracto bancario de los últimos dos o tres meses.
  • Últimas dos o tres declaraciones de la renta.
  • Tasación de la vivienda.
  • Una copia de la escritura de propiedad de los vendedores.
  • Contrato laboral en vigor y las últimas dos o tres nóminas.

Qué alternativas hay a las hipotecas 100

Hay otras opciones, si no se puede acceder a una hipoteca que financie el 100% del valor de tasación o compraventa de la vivienda que se quiere adquirir. Te las listamos:

  • Buscar otra casa de menor precio. Es la opción más radical, buscar una vivienda más económica, pero quizás la más realista de cara a la salud de nuestras finanzas.
  • Empezar a ahorrar: hacer una estimación de cuánto cuesta la vivienda de nuestros sueños y empezar a ahorrar para, si no se puede alcanzar el 100 % de la financiación, poder negociar un porcentaje superior al 80%.
  • Comprar obra nueva sobre plano: hay promotoras que permiten ir pagando a medida que se va construyendo la vivienda, cuyo precio está establecido de antemano. Habitualmente, y durante un tiempo determinado, se abonan pagos con los que se llegará a cubrir el 20% del valor. Así, una vez construido el inmueble, la hipoteca que se solicitará será por el 80% del valor del mismo.
  • Alquiler con opción a compra: aunque no es habitual, hay contratos de alquiler que contemplan la opción de una futura compra de la vivienda. En estos casos, lo más común es que se le ponga un precio a la vivienda y se firme un contrato de alquiler durante un número concreto de años. Las cuotas de alquiler que se vayan pagando en ese tiempo, cubrirán parte del valor del inmueble si el titular, en un futuro, se plantea comprarlo.

Cómo encontrar la mejor hipoteca

Sea como sea, contratar una hipoteca es una decisión muy importante y antes de decantarse es recomendable analizar las diferentes opciones que se presentan en el mercado.

En este sentido, usar un comparador de hipotecas, como el de Acierto.com, te puede ser de gran ayuda ya que podrás ver, online y sin salir de casa, la oferta de los principales bancos y financieras.

Además, si respondes a este sencillo cuestionario a través del cual conoceremos tus necesidades y características, ajustaremos los resultados y te daremos una propuesta personalizada:

  • Finalidad de la hipoteca (comprar una primera o segunda vivienda, mejorar la hipoteca actual, etc.).
  • Valor de tasación o compraventa la vivienda que quieres comprar. 
  • Cuánto dinero darás de entrada.
  • Número de titulares que tendrá la hipoteca.
  • Tiipo de contrato laboral (temporal, autónomo, de funcionariado...) que tiene titular de la hipoteca con más altos ingresos.
  • A cuánto ascienden los ingresos de todos los titulares de la hipoteca.
  • Si hubiera otros préstamos, cuánto se paga cada mes por ellos.
  • Provincia en la que está ubicada la vivienda que se quiere comprar.
  • Y algunos datos de contacto (nombre, dirección de correo electrónico, etc.)  para que podamos enviarte, gratis, tu estudio personalizado.

Preguntas frecuentes sobre las Hipotecas 100

Hasta aquí te hemos explicado cómo son y cómo conseguir una hipoteca 100, producto financiero que como has visto ha quedado relegado a muy pocos por sus características, condiciones y riesgos.

A continuación, respondemos otras preguntas habituales sobre las hipotecas 100.

Hipoteca 100% de financiación sin aval: ¿qué bancos las conceden?

Descubrir qué entidades ofrecen una hipoteca 100% de financiación sin aval es, casi, misión imposible ya que bancos y financieras no solo no publicitan este tipo de producto sino que, de concederlo, lo hacen a cuentagotas.

¿Son recomendables las hipotecas 100% más gastos?

Una hipoteca 100 más gastos es, en principio, una opción de financiación arriesgada por varios motivos: tienen un coste elevado ya que el importe a financiar es elevado, el plazo de amortización va a ser muy extenso y en él nuestra situación puede variar a mejor... pero también a peor.

En términos generales, y tanto para una hipoteca 100 como para cualquier financiación, se recomienda que el nivel de endeudamiento sea lo más real posible.