• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo encontrar la mejor hipoteca fija

Te explicamos todo acerca de la hipoteca fija: qué es, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y cómo encontrar la mejor

A la hora de pagar nuestra casa podemos recurrir a varios tipos de financiación. Una de ellas es la hipoteca fija. Se trata de un producto con cuotas estables que, entre otros, ofrece más seguridad que una hipoteca variable o mixta -cuyas letras variarán en función de la evolución del tipo de referencia al que estén vinculadas-. Si este es tu caso, y estás buscando la mejor hipoteca fija, en esta guía te contamos todo lo que debes saber al respecto.

También puedes entrar directamente en nuestro comparador de hipotecas pinchando en el botón que aparece a tu derecha. En solo unos minutos podrás comparar las mejores hipotecas fijas en más de 40 entidades diferentes. ¿A qué estás esperando? Además, si durante el proceso tienes dudas, contarás con la ayuda de nuestros expertos.

Compara 40 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca fija
COMPARAR HIPOTECAS FIJAS

¿Qué es una hipoteca fija? 

Una hipoteca a tipo fijo es, en términos generales y como cualquier tipo de hipoteca, un préstamo a muy largo plazo a través del cual se consigue una importante cantidad de dinero que se destinará a la compra o rehabilitación de una vivienda o un bien inmueble.  

La particularidad de la hipoteca fija la encontramos en el tipo de interés, que no variará durante todo el plazo de amortización. Este hecho repercutirá directamente en el importe de las cuotas, que será siempre el mismo. 

Así, a diferencia de una hipoteca a interés variable en la que la cuantía de las letras puede oscilar en cada revisión según evolucione el tipo de referencia al que va vinculada, en la fija no. Se pagará lo mismo (siempre y cuando no se hagan cambios en las condiciones del préstamo).

Ventajas de una hipoteca fija

Una de las grandes  ventajas de las hipotecas a interés fijo es que vas a saber siempre a cuánto van a subir, exactamente, las cuotas que pagarás cada mes. Como hemos comentado antes, el importe va a ser el mismo durante todo el plazo de amortización. 

Y será así, se alargue 15 o 30 años, siempre y cuando no se modifiquen las condiciones del préstamo. Esto es, no se produzcan cambios, por ejemplo, en la contratación de otros productos del banco a través de los cuales se pueden obtener rebajas en el interés. 

La estabilidad que proporcionan es de capital importancia ya que, al saber cuánto dinero se va a tener que destinar cada mes a la hipoteca, se van a poder organizar las finanzas del hogar.

Además, también da seguridad. De hecho, y por este motivo, las hipotecas fijas están recomendadas a perfiles más conservadores. Al no asumir ningún riesgo, ni a favor ni en contra, no se verán afectados por la evolución de los tipos de referencia, la economía o los mercados: ya pueden subir o bajar los tipos de referencia que ellos pagarán siempre lo mismo.

Inconvenientes de una hipoteca fija

En los últimos años, las hipotecas fijas han igualado sus características a las hipotecas variables: han reducido, así, algunos de sus contras. En este sentido, han incrementado el plazo de amortización (ya llegan a los 30 años) y financian el mismo porcentaje (hasta un 80%) del precio de compraventa o valor de tasación del inmueble.

Por este motivo, podríamos reducir a dos las desventajas que presentan las hipotecas a tipo fijo en la actualidad:

Por una parte, y aunque presentan unos intereses mucho más bajos que tiempo atrás, siguen resultando a corto plazo más caras que una hipoteca variable. El principal motivo lo encontramos en el valor del euríbor, principal tipo de referencia que se aplica en España y que, al llevar unos años en números rojos, abarata las cuotas de las hipotecas variables.  

Pongamos un ejemplo: vamos a calcular las cuotas de una hipotética hipoteca de 150.000 euros a amortizar en 30 años

  • En una hipoteca fija, con un interés del 2%, cada mes, durante 30 años, se pagarán alrededor de 599 euros
  • En una hipoteca variable con un diferencial del 0,99% sobre el euríbor (y tomando como base la media del tipo de referencia en 2020, que fue de alrededor del -0,49%) las cuotas, hasta que no se produzca otra revisión, serán de unos 485 euros al mes. ¡114 euros menos al mes!

Pero no nos fiemos. Si el euríbor escala posiciones, los pagos de la hipoteca se encarecerán. No está de más recordar que el tipo de referencia superó, hace unos años el 5,00%. Si repitiera ese valor cada mes se pagaría, por esta misma hipoteca variable, alrededor de 970 euros hasta la siguiente revisión.

Por otra parte, las variaciones del tipo de interés en función del plazo de amortización: por norma cuanto más se extienda, más elevado será el tipo de interés.   

Cómo encontrar las mejores hipotecas fijas

Decíamos que una hipoteca fija es la hipoteca adecuada para quien busque seguridad y tranquilidad en los pagos. Pero siempre que se dé con la mejor hipoteca fija: la que ofrezca mejores condiciones en cada situación concreta: se ajuste mejor a las necesidades del titular. Y surge la pregunta: ¿en qué debemos fijarnos para conseguir la mejor hipoteca? Estos son algunos factores que debemos estudiar y tener en cuenta:

Tipo de interés de la hipoteca fija

Debemos intentar que sea lo más bajo posible. No obstante, si quieres ahondar más en este punto, no dejes de consultar nuestro artículo sobre los tipos de interés en la hipoteca.

Comisiones

Aunque algunas están reguladas por Ley y cada banco tiene su política de comisiones, se debe intentar que haya las menos posibles y que, de haberlas, sean cuanto más bajas mejor.  También puede haberlas de diferentes tipos, es decir, aplicarse por determinadas operaciones: amortizar antes de tiempo, dejar de pagar una cuota en determinado momento, etcétera.

Importe de la hipoteca fija

A la hora de pedir el dinero se debe ser realista y no solicitar más de lo necesario. Ten en cuenta que, por regla general, cuanto más dinero pidas, más intereses tendrás que pagar también, y más tiempo tardarás en devolverlo. Además de los riesgos que conlleva sobreendeudarse.

Plazo de amortización de la hipoteca fija

Cuanto más corto, mejor, ya que cuantos más años se extienda, y a pesar de pagar menos cada mes, se acabarán abonando más intereses. Con todo, también hay que ser realista y no ahogar la economía familiar. Lo recomendable es que no se destine más del 35% de los ingresos del hogar a pagar deudas.

Contratación de otros productos

Hay entidades que ofrecen rebajas y bonificaciones en los tipos de interés de la hipoteca si se contratan otros de sus productos. Los más habituales: cuentas nóminas, seguros de hogar y vida, planes de pensiones, tarjetas de crédito… Eso sí, su subscripción no es obligatoria y, antes de la misma, se tiene que informar al cliente de los detalles, desde la rebaja que obtendrán a los gastos que pueden acarrear.

Operativa del banco

Aunque no repercutirá en nuestro bolsillo, sí lo hará en nuestro tiempo ya que la operativa de la entidad debe satisfacer nuestras necesidades habituales, con un buen servicio online si somos clientes internautas, o una buena red de oficinas dentro de nuestro radio de acción, si preferimos ir a sucursales, por ejemplo. 

Todos estos aspectos puedes observarlos de un solo vistazo si realizas una comparativa de hipotecas fijas. Y para ello, nada mejor que comparar ofertas con un comparador de hipotecas fijas como el de Acierto.com. Porque puedes obtener resultados de más de 40 entidades y localizar fácilmente la mejor hipoteca fija para ti. 

Por qué usar un comparador de hipotecas fijas

Con un comparador de hipotecas fijas como el de Acierto.com, podrás tomar la mejor decisión de forma sencilla. Podrás tener una visión global del mercado hipotecario, al poder comparar entre 40 entidades. 

Y toda la información que necesitas: si las hipotecas tienen o no comisión de apertura (y de cuánto), el plazo mínimo y el plazo máximo de vencimiento contemplados, los límites (edad mínima, ingresos mínimos), los requisitos (si hay la opción de contratar productos bonificadores y cuáles), las condiciones (si hay comisión de cancelación, comisión por riesgo del tipo de interés, etc.) y más. 

Para ello, solo tendrás que introducir una serie de datos para que el comparador ajuste las ofertas de hipoteca fija a tu perfil: cantidad del préstamo, ahorros de los que dispones, número de titulares, ingresos mensuales y situación laboral del titular que mayores ingresos tenga, fecha de la firma y provincia en la que se ubica la vivienda. 

En unos segundos obtendrás un listado de las mejores hipotecas fijas en función de tus necesidades. Para que compares, elijas y consigas la mejor opción para ti.