Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Contador de luz

El contador de luz es imprescindible para tener suministro eléctrico. Compara tarifas en Acierto.com

Si tienes dudas sobre tu contador de luz estás en el lugar correcto. En esta guía te contamos todo lo que debes saber al respecto: qué tipos de contadores eléctricos hay, cómo funcionan los contadores de luz digitales, por qué es mala idea trucarlos, cuánto cuestan y mucho más. Y si lo que quieres es cambiar de compañía o modificar tu tarifa energética, entra ya en nuestro comparador de tarifas de luz y gas y recibe asesoramiento personalizado.

Compara tarifas de luz y gas. Ahorra en tus facturas energéticas
COMPARAR TARIFAS DE LUZ

Qué es un contador de luz

Los contadores eléctricos son unos dispositivos o equipos de medición que se encargan de medir la energía eléctrica de un circuito o servicio eléctrico –de una vivienda o local, por ejemplo–. Habitualmente se rigen por una medida común, el kilovatio, y se instalan en los hogares desde hace años. Estos contadores se instalan durante la construcción del inmueble o cuando el cliente solicita el alta de la luz a la distribuidora de su zona.

Será esta también la que se encargará de llevar a cabo la lectura del contador eléctrico –para conocer los kWh consumidos– y, acorde con ella, presentar una factura al usuario. En caso de disponer de uno de tipo analógico, deberá acudir un técnico al domicilio (si no estamos llevará a cabo una lectura estimada que luego se ajustará).

En cuanto a su ubicación, el contador de luz puede encontrarse dentro o fuera de la vivienda, según sea el caso. En caso de que se ubique dentro de la vivienda, suele estar en la entrada o recibidor, el sótano o el garaje. Mientras que si se encuentra en un edificio comunitario, estará en el cuarto de contadores.

contador luz

Tipos de contadores de luz

Actualmente encontramos tanto contadores analógicos como contadores de luz digitales instalados en las viviendas. Esto es porque, durante los últimos años el mercado de la electricidad ha ido cambiando. Para obtener la lectura del consumo realizado mediante estos dos contadores la distribuidora lleva a cabo dos procesos distintos, básicamente porque la forma en que cada uno de ellos mide la energía es también diferente:

Contador de luz analógico

Así, el contador analógico es lo que conocemos como un contador de luz tradicional, que registra el consumo de forma mecánica. Para conseguirlo, cuentan con unos discos metálicos numerados que van girando e indicando los kilovatios horas consumidos. Otros generan la lectura del consumo a través de relojes que marcan con cinco cifras el consumo. Su funcionamiento y su diseño es mucho más sencillo que el de los modernos contadores digitales de la luz.

Lo habitual es que en estos casos sea un técnico de la distribuidora quien acuda al domicilio y anote el consumo realizado. Pero también puedes indicárselo tú mismo a la distribuidora a través de los canales habilitados. Leerlo es fácil: En el frontal del contador tenemos una numeración que indica el consumo total en kilovatios hora desde el origen de la instalación. Para conocer el consumo en un periodo concreto, tendremos que ir restando las anteriores lecturas del contador.

En resumidas cuentas, las características de los contadores de luz analógicos son:

  • Las lecturas no pueden realizarse por telegestión sino que tiene que acudir un técnico a realizarlas. O bien debes enviar tú mismo la información (las distribuidoras cuentan con este servicio).
  • El equipo suele estar en el cuarto de contadores del edificio.
  • No suele poder conectarse a otros sistemas de medición.
  • Si hay un cambio de potencia, también tiene que ir un técnico. Recuerda que solo puedes hacer un cambio anual. 
  • Se pueden trucar. Cosa que no te recomendamos en absoluto.

Contador de luz digital

En cuanto a los contadores de luz digitales, también se les conoce como contadores inteligentes. Y deben su nombre a que son capaces de registrar el consumo de luz de cada hora, aprovechar las tarifas basadas en la discriminación horaria y conocer en todo momento qué está pasando con la electricidad de la vivienda. Su funcionamiento es electrónico.

Los contadores de luz de telegestión (nueva era del contador digital) dan un pasito más en esta dirección. Son más inteligentes, más flexibles y más eficientes. Estos dispositivos tienen la capacidad de registrar las lecturas a distancia, lo que evita desplazamientos. También termina con las lecturas estimadas y facilita un consumo inteligente, pues el precio por hora del día se encuentra disponible en la web de la Red Eléctrica de España con un día de antelación. 

En resumen, estas son sus características:

  • Las lecturas de la luz se llevan a cabo por telegestión.
  • Puede realizarse también el cambio de potencia a distancia, sin necesidad de que un técnico se desplace.
  • Es posible conectar el contador de la luz digital a otros sistemas de medición.
  • El contador puede ubicarse dentro de la propia vivienda.
  • Son difíciles de trucar, pues están monitorizados.

Plan de cambio de contadores analógicos a digitales

Actualmente la mayoría de hogares cuentan con un contador digital o deberían de hacerlo, pues según el Plan de sustitución de contadores, establecido en la Orden ITC/3860/2007 la fecha límite para tenerlo instalado era el 31 de diciembre de 2018. Son las distribuidoras las que deben hacerlo aunque, si la tuya no lo ha hecho todavía, puedes llamar tú. Ten en cuenta además, que esta normativa solo se aplica a los clientes que tengan contratada una potencia igual o inferior a 15 kWh.

¿Hay contadores de luz digitales trucados?

Trucar el contador de la luz es siempre mala idea y, según el artículo 255 de la Ley Orgánica 15/2003 del Código Penal, también un delito. En concreto, manipular los equipos de medida de la luz puede acarrear una multa de entre 1.000 euros y 2.000 euros. 

Por no hablar de que la distribuidora podrá suspender el suministro de luz y obligarnos a pagar la cantidad equivalente al doble de los derechos de enganche. Además, si la distribuidora detecta esta manipulación, también podrá facturar el último año como si hubiéramos consumido luz cada día seis horas a máxima potencia.

contador de luz

Más específicamente estas son las penalizaciones:

  • Fraude inferior a 400 euros: de uno a dos meses pagando la máxima potencia contratada durante seis horas diarias.
  • Fraude por encima de 400 euros: de tres a doce meses pagando la máxima potencia contratada durante seis horas diarias.
  • Si no se puede demostrar la cantidad que se ha defraudado, se aplicará la sanción máxima, que es de doce meses.

Contador de la luz de alquiler o en propiedad

Por otra parte, cabe comentar que el contador de luz puede contratarse en dos modalidades distintas en función de la preferencia que tenga el cliente en cuestión (o sea, tú).

Contador de la luz en alquiler

Como su propio nombre indica, en este caso se contrata el contador de luz en régimen de alquiler. El cliente solamente tiene la obligación de pagar una cuota que va a parar a la distribuidora. Ella es quien se encarga (y quien tiene la responsabilidad) de mantenerlo en perfecto estado. Esto incluye revisiones, reparaciones, mantenimiento y sustitución en caso de avería.

Tiene la pega, eso sí, de que no elegirás el modelo de contador, sino que lo hará la distribuidora.

Contador de la luz en propiedad

Tener el contador de la luz en propiedad implica dejar de pagar una cuota a la distribuidora. No obstante, es caro (implica un fuerte gasto inicial por la compra del contador más el coste de instalación del sistema de medida). Además de que tendremos que mantener en condiciones el contador. Ahora bien, tiene dos ventajas: no pagarás alquiler mensual y elegirás el tipo de contador inteligente que quieras.

Cuánto cuesta un contador de la luz

En función de si optamos por un contador en propiedad o en alquiler el coste variará. En caso de que optemos por uno de alquiler, lo habitual es ver una cuota de 0,80 euros a 2 euros en el apartado de “alquiler de equipos de medida”. 

Este importe cambiará en función del modelo de contador que tengamos instalado, también de si tenemos un contador analógico o digital. Como apuntábamos, se paga a la distribuidora, no a la compañía eléctrica con la que tenemos contratada la luz. Esto es porque el contador es de la distribuidora.

Para no tener que pagar esta cantidad mensual tenemos la opción de comprar el contador. Sin embargo, no siempre es lo más recomendable, pues se trata de una alternativa cara (el coste de aparato es de entre 100 euros y 300 euros sin contar la instalación) y, además, incluye la obligación de mantener el equipo de medida en perfectas condiciones. Es decir, de repararlo y sustituirlo si sufre algún desperfecto, se avería o se rompe.

Cuánto vale la instalación de un contador eléctrico

Obviamente, el coste de la instalación del contador eléctrico dependerá de si quieres tenerlo en propiedad o alquilarlo. O sea, si deseas alquilarlo, la instalación se incluye en los 0,80 euros comentados + IVA. Es decir, acabarías pagando unos 12 euros anuales. Pero si prefieres adquirirlo en propiedad deberás contratar a un técnico autorizado para que te lo instale. 

El precio de sus honorarios depende de numerosos factores, como la zona geográfica, su experiencia, el desplazamiento y otros parámetros que pueden cambiar. Por eso, seguimos recomendando que optes por el contador de luz de alquiler.

Qué hacer en caso de avería del contador eléctrico

No pierdas de vista, por otra parte, que es obligatorio que el contador de luz esté siempre en perfecto estado, por lo que, ante cualquier problema en el funcionamiento, avería o similares, deberás ponerte en contacto con tu distribuidora. Esto será así si tu contador de luz es alquilado y no en propiedad. 

Si este es tu último caso, serás tú el encargado de su mantenimiento. O sea: la distribuidora no se hará cargo de ningún fallo, sino que tú tendrás que llamar de nuevo a un técnico especializado para que revise el dispositivo en cuestión.

Preguntas frecuentes sobre el contador de luz

No podíamos terminar este artículo sin formular algunas preguntas frecuentes sobre el contador de luz. Recuerda que, si tienes más dudas, puedes contactar directamente con nosotros para que te atienda uno de nuestros asesores expertos en energía. Entra en nuestro comparador de tarifas luz y gas y déjanos tu número.

 ¿Cómo sé cuál es mi contador de luz?

Para saber qué tipo de contador de la luz tienes instalado en tu vivienda deberás ponerte en contacto con tu compañía eléctrica. Ten en cuenta que entre los contadores digitales y los analógicos existen muchas diferencias estéticas también descritas anteriormente.

contador de la luz

¿Afectan los cambios de potencia al contador eléctrico?

El cambio de la potencia eléctrica no implica ninguna modificación en el contador de la luz. Lo que se ve afectado es el ICP (Indicador de Control de Potencia) y, a veces, la instalación. Si quieres hacer un cambio de potencia es importante saber que solamente se puede solicitar uno al año. O sea, que si te equivocas es probable que la distribuidora te obligue a esperar. Además, la operación no es gratuita, sino que conlleva una serie de gastos:

  • Reducción de la potencia: 9,04 euros + IVA por los derechos de enganche.
  • Aumento de la potencia: se pagan derechos de extensión, de acceso y de enganche. Que son 17,37€/kW, 19,70€/kW y 9,04 euros + IVA (todos) respectivamente.

Mi contador tiene una luz roja encendida, ¿está estropeado?

Generalmente (aunque depende del modelo) hay dos luces en el contador de luz que aportan diferente información sobre el estado del dispositivo –verde y roja–. Lo habitual es que la luz roja parpadee cuando se está produciendo consumo eléctrico. Pero si lo hace más rápido, posiblemente sea porque estamos superando la potencia máxima contratada. 

En estos casos pueden saltar los plomos. Y si este indicador está fijo, sin parpadeo, probablemente indique que el contador de luz se ha bloqueado, aunque en algunos aparatos significa que no hay consumo.

Y el testigo verde del contador eléctrico, ¿qué significa?

En cuanto a la luz verde del contador eléctrico, en la mayoría de contadores significa que el consumo de luz que se está realizando es adecuado, aunque se acerca al límite de la potencia contratada. En algunos equipos de medida este testigo es de color naranja.

¿Qué pasa si hacen una lectura estimada de mi contador de luz?

Si la compañía distribuidora no ha podido acceder a los datos de consumo de la vivienda, puede hacer una lectura estimada del contador de luz. Lo hace basándose en nuestro histórico de datos de consumo (que hay en el punto de suministro). En tal situación es recomendable ponerse en contacto con la compañía y esperar la corrección en la próxima lectura.

Quiero cambiar de compañía, ¿tengo que cambiar el contador?

No, si cambias de compañía eléctrica no tienes que cambiar el contador. Recuerda que esto es asunto de la distribuidora, y que esta se encuentra asignada por zona. El único momento en que se tiene que sustituir o cambiar el contador es en caso de avería grave. O, en su defecto, para cumplir el Plan de Sustitución de Contadores que hemos comentado en puntos anteriores.

Dónde pedir el contador de luz

Solamente la distribuidora puede instalar el contador de luz. Es ella quien se encarga de facilitar suministro energético a vivienda y también la que se ocupa de instalar el sistema de medición.

¿Quieres cambiar tu tarifa? Entra en Acierto.com

Para acabar, si quieres cambiar de tarifa energética y analizar cuál es la que más te conviene, te recomendamos entrar en nuestro comparador de luz y gas. Solo tendrás que dejar tu número de teléfono y un asesor experto se pondrá en contacto contigo para cotejar contigo cuál es la mejor compañía para ti y para tus necesidades energéticas. Te llamamos sin compromiso y te ayudamos gratis, para que ahorres en tus facturas.