Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo conseguir un préstamo de 400 euros

Si contratas tu préstamo de 400 euros con Acierto.com, disfrutarás de las mejores condiciones

Conseguir un préstamo de 400 euros puede parecer fácil, dado que no se trata de una cantidad muy significativa de dinero. Sin embargo, saber reconocer el mejor crédito de 400 euros, es decir, aquel que cuente con las mejores condiciones y entender qué es lo que nos están pidiendo, no lo es tanto. Por eso hemos redactado esta guía.

Y si lo que quieres es conseguir un préstamo de 400 euros al instante, entra en nuestro comparador de préstamos: solo te va a costar 2 minutos saber las condiciones que fijan más de 30 entidades por prestarte ese dinero.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS 400 EUROS

Préstamo de 400 euros: ¿cuándo pedirlo?

Son muchas las personas que, pese a contar con ingresos regulares, no son capaces de mantener una buena hucha de ahorro. Porque sus sueldos son ajustados, porque tienen familia (y muchos gastos) o porque alguno de sus miembros está en el paro. Sea cual sea el motivo, puede darse fácilmente la situación de tener que afrontar un gasto imprevisto (o previsto) y no poder tirar de ningún colchón. Imprevistos o gastos previstos pero inasumibles en el momento, como estos:

  • Hay que ponerle gafas a tu hijo.
  • Llega el recibo del seguro de coche, y vais justos.
  • Tu hija quiere matricularse en un curso intensivo de inglés y necesitas mirar préstamos para estudiantes.
  • El coche se ha averiado y lo necesitáis a diario.
  • La lavadora se ha roto y el profesional que os envía vuestro seguro de hogar —gracias a la cobertura de electrodomésticos— concluye que no tiene arreglo.
  • La factura de la luz de este mes (con las fuertes subidas de los últimos meses) os arruina el presupuesto
  • Empieza el curso escolar y hay que afrontar muchos gastos extra.
  • Tu perro ha sufrido un accidente y necesita cirugía. Y no tienes seguro para mascotas que cubra las visitas al veterinario.

Tipos de préstamos de 400 euros a plazos

Si estás en cualquiera de las situaciones anteriores (o en otra similar) por la que precisas conseguir un préstamo de 400 euros, te vamos a explicar cuáles son tus opciones para lograrlo. Más adelante entraremos en detalle en otras cuestiones, como los requisitos que has de cumplir y los aspectos clave para identificar las mejores condiciones en tu préstamo de 400 euros.

Estas son las vías de financiación disponibles. Tú solo tienes que averiguar cuál se ajusta más a ti: por su coste total, pero también por sus condiciones y sus características. Recuerda que podrás obtener toda esta información de más de 30 entidades diferentes comparando préstamos en tan solo 2 minutos con Acierto.com

Tarjeta de crédito

Como su propio nombre indica, una tarjeta de crédito es un medio para obtener crédito: dinero al instante, sin tenerlo en la cuenta, que devolverás a corto plazo. Normalmente, a final de mes. Como vía de financiación, una tarjeta de crédito tiene muchas ventajas. Y es algo bastante común.

Si aún no la tienes, solo ten en cuenta que el banco estudiará tu perfil antes de concedértela y que esto podría demorar el obtener tu tarjeta —y tu préstamo de 400 euros— hasta un mes. Puedes utilizar antes el comparador de tarjetas de Credimarket, con quien nos hemos fusionado, para comparar las mejores tarjetas de créditos de los bancos y solicitar la que más te convenga.

Con una tarjeta de crédito, devolver el dinero es fácil e incluso puede ser gratis: podrás abonar los 400 euros a finales de mes sin que esta operación genere intereses (generalmente). Sí podrían aplicarse si optas por devolver una parte de esa cuantía cada mes, en varios plazos. Y es muy probable que también tengas que asumir algún gasto como una comisión anual por tenerla. Son aspectos que, en última instancia, dependen de cada entidad.

Minicrédito de 400 euros

Un minicrédito viene definido por una particularidad: el importe. Las cantidades que se pueden solicitar con este producto financiero —también conocido como microcrédito o mini préstamo rápido— no superan los 1.000 euros. Solicitar un minicrédito de 400 euros es, pues, perfectamente viable. Solo hay que cumplir los requisitos que imponga la entidad.

La sencillez del proceso de solicitud es otro de sus puntos fuertes. Al ser (la mayoría de las veces) un procedimiento online, todo se simplifica más; también el papeleo necesario. Pero aún es más atractiva la ausencia de intereses en algunas entidades si devuelves los 400 euros en el plazo de un mes. Aún con todo, no tiene por qué ser gratis: los gastos pueden venir en forma de comisiones, como la de apertura.

Su rapidez es su ventaja definitiva. Cuando se trata de un microcrédito (en este caso, de 400 euros) la entidad puede contestar en apenas 15 minutos. Y como máximo, en unas 48 horas. A cambio, solo tendrás que aportar tu DNI, un certificado de ingresos y un justificante bancario, como norma general (dependerá de con quién contrates).

Préstamos de 400 euros al instante

Puedes conseguir un préstamo rápido de 400 euros si cumples con los requisitos que te exijan. Pero has de saber algunas cosas sobre esta vía de financiación. Sobre todo, lo relativo a su coste. Porque una de sus principales características es que suelen aplicar intereses más altos que otros productos. ¿Por qué? Normalmente por su inmediatez.

Si se llaman préstamos rápidos es porque lo son: la respuesta tarda entre 15 minutos y 48 horas. Además, teniendo en cuenta que puedes llegar a solicitar hasta 15.000 euros, conseguir 400 euros puede ser una misión fácil. Pero, como ya hemos explicado, esta rapidez tiene un precio. Por eso solo son recomendables si esa necesidad que tienes es realmente urgente y no puedes esperar los plazos de respuesta de otras vías de financiación.

Requisitos básicos para conseguir un préstamo de 400 euros

Los requisitos que debas cumplir para que te concedan un préstamo de 400 euros dependerán, en todo caso, de lo que te pida la entidad financiera con la que vayas a firmar, de tu propio perfil de solicitante, de la cantidad de dinero, etcétera. Pero lo cierto es que podemos hablar de una serie de requisitos mínimos o básicos que, con toda probabilidad, deberás cumplir para acceder a la inmensa mayoría de préstamos de 400 euros.

Ser mayor de edad

O incluso, mayor de 21 años. La edad mínima para pedir un préstamo de 400 euros puede cambiar de una entidad a otra. En algunas aumenta hasta los 25 años. Además de cumplir el requisito de la edad, deberás demostrarlo con un DNI o NIE en vigor.

Tener ingresos recurrentes

Y demostrarlo, con un justificante de ingresos. Si trabajas por cuenta propia, necesitarás demostrarlo de otras formas: declaraciones trimestrales de IVA, declaración de la renta, justificante de pago de la cuota de la Seguridad Social, etcétera. Se trata de garantizarle tu solvencia al banco o entidad financiera que te presta el dinero: que podrás devolver ese préstamo cumpliendo plazos y condiciones.

Justificar la finalidad del préstamo de 400 euros

No siempre es un requisito imprescindible, pero podrían pedírtelo. Aunque en este caso, hablamos de una cantidad de dinero muy pequeña. Esto se hace, sobre todo, y con la documentación correspondiente, en el caso de los préstamos más altos. Por ejemplo, cuando se necesita financiación para emprender, se puede aportar el plan de negocio.

Disponer de una cuenta bancaria

Será necesaria para que te ingresen tu préstamo de 400 euros. También podrías tener que aportar, junto al resto de documentación, un extracto bancario de dicha cuenta.

Tener un trabajo estable o similar

Tener un trabajo con cierta estabilidad y/o seguridad será más necesario cuando se solicite una cantidad de dinero más importante. Pero siempre jugará a tu favor para conseguir el préstamo de 400 euros aportar un contrato de trabajo con cierta antigüedad. En definitiva, no es imprescindible. Por ejemplo, puede que estés desempleado pero que vivas de las rentas y recibas una alta cantidad de dinero mensual por tus alquileres. Por poner solo un caso.

No figurar en un fichero de morosidad

Pertenecer a un fichero de morosos siempre complica la posibilidad de conseguir un préstamo. Y aunque es viable obtener préstamos con ASNEF, las condiciones de los productos a los que se puede acceder tienden a ser más exigentes y menos favorables.  Además, lo habitual es que te pidan que las deudas no sean bancarias.

No figurar en un fichero de morosidad

Pertenecer a un fichero de morosos siempre complica la posibilidad de conseguir un préstamo. Y aunque es viable obtener préstamos con ASNEF, las condiciones de los productos a los que se puede acceder tienden a ser más exigentes y menos favorables.  Además, lo habitual es que te pidan que las deudas no sean bancarias.

No superar el nivel de endeudamiento óptimo

Además de ser solvente, es importante que tus gastos (incluidas deudas) no superen el 35% o 40% de tus ingresos fijos. Es lo que se conoce como nivel de endeudamiento óptimo, y marca hasta dónde puede endeudarse una persona sin perder su estabilidad financiera. Se calcula a partir de una fórmula: (ingresos totales-gastos fijos) x 0,40. Tendrás que considerar si tu nivel de endeudamiento puede soportar, además, las cuotas de un préstamo.

Documentación para solicitar un préstamo de 400 euros

Si cumples los requisitos mencionados, solo te falta preparar toda la documentación que requiere solicitar un préstamo de 400 euros. En este sentido, la entidad que hayas elegido te indicará qué documentos presentar. Pero lo que es seguro es que necesitarás:

  • Formulario de solicitud con datos personales correspondientes.
  • DNI o NIE en vigor.
  • Extracto bancario, donde figure el número de cuenta en el que te ingresarán el préstamo.
  • Justificante de ingresos, para demostrar tu solvencia.
  • Datos del avalista, si lo hubiera y título de la propiedad que presentas como aval, si lo hicieras.

Aspectos clave de un préstamo de 400 euros

La idoneidad de un préstamo depende de una serie de factores, tales como las comisiones que soporte o el tipo de interés que se aplique. Son los aspectos en los que te has de fijar para saber reconocer el préstamo de 400 euros con las mejores condiciones. Los detallamos, a continuación.

Tipo de interés del crédito de 400 euros

En un préstamo conviene fijarse no solamente en el TIN, sino en la TAE (Tasa Anual Equivalente). La TAE es la mejor referencia para calcular el coste total del préstamo de 400 euros, porque además del TIN tiene en cuenta otros gastos asociados (como las comisiones).

Capital prestado

Debe cubrir el importe que solicites (en el caso que nos ocupa, 400 euros). El importe total será determinante para el cálculo de los intereses. Porque estos representan un porcentaje del capital prestado.

Plazo de devolución del crédito de 400 euros

Es importante no alargar el plazo de amortización (o devolución) de tu préstamo de 400 euros más de lo necesario. Un plazo más largo supone una cuota más reducida, pero también que se generen intereses más altos.

Comisiones del préstamo de 400 euros a plazos

El coste de un préstamo no depende exclusivamente del tipo de interés. También debes considerar lo que pagarás en comisiones: de apertura (aunque algunas entidades prescinden de esta, si se trata de un cliente), de cancelación, por modificación de condiciones y otras. Que un banco o una entidad cobre más o menos comisiones puede ser determinante a la hora de elegir a quién solicitar el préstamo de 400 euros.

Productos vinculados

Es posible que la concesión del préstamo de 400 euros esté condicionada a la contratación de algún producto financiero, como una tarjeta de crédito. Es un gasto más a considerar cuando calcules el coste total de pedir ese dinero y un aspecto más a tener en cuenta cuando trates de decidir a qué entidad o banco solicitar tu crédito.

Preguntas frecuentes sobre préstamos de 400 euros

Con lo recabado hasta el momento tienes suficiente información para pedir un préstamo de 400 euros sin dudas. En cualquier caso, resolveremos aquí algunas cuestiones que suelen plantearse al solicitar un crédito. 

Si después de leerlas, aún tienes alguna consulta pendiente, resuélvela con nosotros. Puedes llamar a nuestro call center o dejarnos tu número para que un experto en préstamos se ponga en contacto contigo. Gratis y sin compromiso.

¿Puedo conseguir un préstamo de 400 euros con ASNEF?

Es posible conseguir un préstamo de 400 euros con ASNEF; es decir, si figuras en este fichero de morosidad. Algunas entidades facilitan préstamos a personas en esta situación, pero, como norma general, suele ser un obstáculo

Estos préstamos con ASNEF tienen algunos requisitos adicionales, como que las deudas no sean bancarias y no superen cierto importe. En cualquier caso, entra en nuestro comparador y compara préstamos. Puedes indicar que estás en ASNEF para que la búsqueda se ajuste a tu perfil y tu situación actual.

¿Es posible obtener un préstamo de 400 euros sin nómina?

Existen los préstamos sin nómina. Pero tienen algunas particularidades que deberás tener en cuenta. Y es que deberás demostrar tu solvencia de otras formas: si percibes rentas de alquiler, con los justificantes de ingresos; si eres autónomo,con  tu declaración de la renta y otra documentación; si tienes una propiedad que presentarás como aval, el título de propiedad de la misma; etcétera.

¿Puedo conseguir un préstamo de 400 euros a plazos gratis?

Un préstamo conlleva un coste. Ya sea en forma de intereses o de otros gastos asociados. De modo que, aunque sea posible conseguir un préstamo sin intereses, no te saldrá gratis. Deberás considerar las comisiones y otros conceptos, como los honorarios. Incluso la concesión de una tarjeta de crédito puede llevar asociado algún gasto, ya sea por comisión, en concepto de envío de comunicaciones escritas o si su concesión está vinculada a la contratación de otros productos financieros.

Otros consejos antes de pedir un crédito de 400 euros

Más allá de lo dicho y si estamos convencidos de hacer una subrogación de hipoteca, resulta conveniente tener en cuenta varios pasos y consideraciones:

  • Explorar el mercado para conocer las opciones: el primer paso para hacer un cambio de banco adecuado es conocer cuáles son las mejores hipotecas para esta subrogación. Para ello, comparar será clave, y hasta negociar con distintas entidades para ver cuál es la que nos hace la mejor oferta. Para ello, podemos contar con el comparador de hipotecas de Acierto.com.
  • Aceptar la oferta que más nos interese y presentarla a nuestro banco: cuando hayamos presentado esta solicitud, el banco nos hará una oferta vinculante. Si la aceptamos, el nuevo banco se la notificará a nuestra entidad.
  • Elegir la oferta o contraoferta que más nos interese.
  • Formalizar la subrogación  de hipoteca a través de la escritura de subrogación y asumir los gastos correspondientes.

Cómo usar Acierto.com para conseguir tu crédito de 400 euros al instante

Con todo lo que ya sabes sobre préstamos, te va a resultar muy fácil reconocer el mejor préstamo de 400 euros: por sus condiciones, pero, también, por cómo se adecúa a tu perfil y a tu situación financiera. 

Para que no tengas que navegar por todas las páginas de entidades financieras online o visitar todos los bancos existen herramientas tan útiles como el comparador de préstamos de Acierto.com. Te ofreceremos una parrilla de resultados, personalizados para ti. Tú solo tienes dedicarnos 2 minutos de tu tiempo en decirnos:

  • Para qué necesitas un préstamo.
  • Cuánto dinero necesitas (teclea tú mismo 400 euros).
  • Cuánto dinero ganas al mes.
  • Cuál es tu situación laboral.
  • Cuándo empezaste a trabajar en tu empresa (si trabajas por cuenta ajena).
  • Si estás en un fichero de morosos y/o afectado por un ERTE.
  • Algunos datos personales imprescindibles, como tu nombre y fecha de nacimiento.
  • En qué tipo de vivienda vives.
  • Tu email, para poder enviarte los resultados de préstamos de 400 euros al instante.

Ventajas de contratar tu préstamo con Acierto.com

Como ves, comparar en Acierto.com es fácil. Pero también significa acertar. Porque con toda la información que te proporcionamos, podrás tomar una mejor decisión. Además de ser un acierto, nuestra plataforma está llena de ventajas. Todas las que te ofrecemos al contratar con nosotros tu préstamo de 400 euros:

  • Comparas cuándo y dónde quieras: al ser un proceso online, no hay horarios que te condicionen. Ni siquiera tienes que salir de casa para encontrar tu préstamo. 
  • Estás en un entorno seguro: podemos garantizar la seguridad de nuestra plataforma y que velamos por la protección de todos los datos personales que nos facilites.
  • Ahorras tiempo y dinero: te ofrecemos los resultados de más de 30 entidades diferentes de un solo vistazo. Y siempre con las condiciones más flexibles.
  • Aciertas con tu préstamo: porque los resultados están personalizados. Se ajustan a ti y a tu realidad financiera.
  • Contratas con conocimiento de causa: y sabiendo lo que contratas. En este sentido, somos totalmente transparentes, porque te aclaramos cualquier punto de la letra pequeña. Para que no te lleves ninguna sorpresa desagradable.
  • Estás acompañado en todo momento: siempre que lo necesites, nuestros agentes te acompañarán para resolver dudas, aclarar cualquier concepto o guiarte en el proceso de contratación.
  • Somos corredores de seguros: y podemos estar contigo durante toda la vigencia del préstamo. Para velar por tus intereses.