• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo conseguir un préstamo de 200 euros

Compara créditos de 200 euros en Acierto.com y contrata con las mejores condiciones

Aunque pueda parecer una cantidad no demasiado importante, conseguir un préstamo de 200 euros que nos saque de ese apuro económico puntual no siempre es fácil. Sobre todo si no sabes en qué tienes que fijarte para encontrar las mejores condiciones y no tener sorpresas. En esta guía te contamos todo lo que debes saber al respecto.

También puedes acceder ya mismo a nuestro comparador de préstamos para conocer, de forma personalizada, cuáles son los mejores créditos de 200 euros para ti. Pincha en el botón derecho y compara. Solo te llevará 2 minutos de tu tiempo.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo de 200 euros
COMPARAR PRÉSTAMOS DE 200 EUROS

Cuál es el mejor préstamo de 200 euros

Determinar cuál es el mejor préstamo de 200 euros es complicado, puesto que esto dependerá de varias circunstancias, como tu perfil, tu situación económica y algunas cuestiones más. Pero lo cierto es que existen algunos productos financieros a los que suele recurrirse en estas circunstancias. Y son: los préstamos rápidos, los minicréditos y las tarjetas de crédito.

Préstamo rápido

Así, el préstamo rápido es una de las opciones que podemos solicitar para conseguir nuestros 200 euros. Se trata de un producto financiero que se caracteriza, como su propio nombre indica, por su rápida concesión. Al menos si la comparamos con la de los préstamos personales al uso. En concreto, tendremos el dinero en la cuenta (si nos lo conceden, por supuesto) en un plazo que va de los 15 minutos a las 48 horas después de realizar la solicitud. Esta es su principal ventaja.

No obstante, al contratar un préstamo rápido hay que saber también que las cantidades que se pueden pedir con ellos son más bajas que las de otros productos, cosa que en este caso no nos importa porque necesitamos solamente 200 euros. Para que te hagas una cuenta, no obstante, los importes que suelen concederse van de los 200-300 euros hasta los 15.000 euros. 

Asimismo y por regla general, sus intereses tienden a ser superiores. O sea, es posible que tengamos el préstamo antes, pero que también tengamos que pagar más por él. Precisamente por esta razón es recomendable acudir a ellos si tenemos una necesidad urgente, pero no optar por estos préstamos como forma de financiación recurrente.

Minicrédito de 200 euros

En cuanto a los minicréditos, la cantidad de dinero que se consigue con ellos también es baja. Normalmente, de hecho, no pasa de los 1.000 euros. E igual que en el caso anterior, suelen ser productos de concesión rápida. Se solicitan eminentemente online rellenando un formulario con datos básicos: nombre y DNI, justificante de ingresos y número de cuenta. 

En este caso el coste se traduce en honorarios (no en intereses) que también suelen ser elevados, cosa que podría llevarnos a un sobreendeudamiento. Por eso hay que tener precaución a la hora de pedirlos. En definitiva son una buena opción si tenemos necesidad de liquidez de forma urgente para realizar una reparación en casa, cambiar la nevera, etcétera. Aunque precisamente para estos casos sería mejor, entre otros, tener contratado un buen seguro de hogar que lo cubriera.

Tarjeta de crédito para conseguir 200 euros

Aunque no se trata de un préstamo en sí mismo  (por diferenciarlo de los anteriores), para conseguir un préstamo de 200 euros puedes usar tu tarjeta de crédito. Se trata de un producto muy flexible que permite obtener el dinero a crédito, sin que necesariamente se encuentre en el banco. Y devolverlo más tarde, habitualmente sin que esto conlleve intereses. 

No obstante, dependerá sobre todo de la modalidad de pago. Lo normal es que las entidades ofrezcan varias modalidades, pero la más habitual consiste en devolver el dinero a final de mes sin intereses. También puede hacerse en cuotas respecto de un porcentaje de lo gastado, por ejemplo.

Otras de sus ventajas es que permiten fijar un techo de gasto (en este caso los 200 euros) para no pasarse de la raya, que incluyen seguros por fraude o extravío, que algunas entidades ofrecen ventajas extra por pagar con ellas en determinados comercios, que nos brindan la posibilidad de configurar alertas y verificaciones es dos pasos para confirmar las compras, etcétera.

Si no tienes tarjeta de crédito, debes saber que conseguir una (desde que la solicitas) puede alargarse hasta un mes. Básicamente porque el banco tendrá que estudiar tu perfil de solicitante, realizar un análisis detallado, etcétera. En definitiva lo mismo que sucede cuando pides cualquier préstamo.

Requisitos para pedir un crédito de 200 euros

Aunque las condiciones para pedir un préstamo de 200 euros pueden cambiar según el producto que finalmente elijas, algunos de los requisitos que siempre solicitan los bancos son los siguientes:

  • Ser mayor de edad. No obstante, algunas entidades ponen el límite de edad un poco más arriba, en los 21 y los 25. Aunque no es lo habitual, sino que se analice el perfil del solicitante teniendo en cuenta otras muchas variables.
  • Acreditar el punto anterior con la documentación correspondiente: esto es, teniendo en vigor el documento de identidad.
  • Decir para qué necesitas el dinero: esto no siempre es así en el caso de los préstamos de 200 euros, ya que estamos hablando de una cantidad de dinero pequeña.
  • Ser solvente y poder devolver el préstamo.
  • No superar el nivel de endeudamiento óptimo: el 35% o 40% de tus ingresos.
  • No estar en ASNEF ni similares.

Documentación para pedir un préstamo de 200 euros

Si vas a pedir un préstamo de 200 euros lo habitual es que no te pidan tanta documentación como en otra clase de créditos. También tenemos que decir que esto no es así en todas las entidades, sino que dependerá del producto que contrates, del banco en cuestión, y de otras consideraciones que iremos desgranando a lo largo de este artículo. No obstante, lo que sí te pedirán es lo siguiente:

  • DNI u otro documento de identidad en vigor: que permita identificarte, comprobar que eres mayor de edad, y que no esté caducado.
  • Justificante de ingresos: que certifique lo que ganas y que permita a la financiera hacerse una idea de que puedes devolver los 200 euros.
  • Número de cuenta en el que ingresarán el dinero si finalmente se concede el crédito de 200 euros.

Otros posibles papeles que pueden pedirte, aunque no es lo normal en estas cantidades de dinero, son que justifiques a qué vas a destinar el dinero, un título de la propiedad que vayas a poner como aval… Si es un coche lo que pones como garantía, los datos del vehículo. Aunque no te recomendamos que hagas esto último para pedir 200 euros.

En qué fijarse al contratar un préstamo de 200 euros

Independientemente de qué productos escojas, es importante que pongas la vista en varias cuestiones de tu préstamo. Esto te permitirá identificar el mejor para ti. Aunque siempre podemos llamarte para aclarar cualquier duda que pueda surgirte en este proceso.

  • Capital prestado: que nos concedan los 200 euros que necesitamos.
  • Plazo de amortización: lo ideal es que tenga un plazo de amortización que se adecúe a nuestra realidad. Que lo podamos devolver de forma relativamente cómoda pero sin que esto genere muchos intereses. Lo normal en un préstamo de este tipo es no esperar más de dos meses en devolverlo.
  • Intereses: para calcular los intereses de tu préstamo deberás fijarte especialmente en la TAE que, además del tipo de interés nominal, tiene en cuenta otros gastos del préstamo que vas a solicitar. Si quieres saber lo que es en mayor profundidad, no te pierdas nuestro artículo sobre cómo calcular la TAE.
  • Comisiones: si el préstamo incluye comisiones por no pagar la cuota determinado mes, por apertura, estudio, etcétera. Las comisiones pueden ser muchas y muy variadas. Presta atención. 
  • Otros costes del préstamo: como los honorarios.
  • Tiempo que tarda en concederse el crédito: puede resultar clave si lo necesitas de forma urgente.
  • Operativa de la entidad financiera: que sea una entidad que opere de forma ágil y cuya forma de proceder se adecue a tus necesidades, entre otros.
  • Productos vinculados: algunas entidades exigen la contratación de productos adicionales para concederte el préstamo. Aunque no es lo habitual en este caso de 200 euros, debes fijarte siempre en esta posible letra pequeña pues, de lo contrario, el préstamo podría acabar costando más de lo que te planteabas en un inicio.

Otros consejos para encontrar el mejor préstamo de 200 euros

Además de fijarte en estas cuestiones, es importante que lleves a cabo otras acciones como, por ejemplo:

Compara préstamos de 200 euros

Una de las cuestiones más importantes a la hora de solicitar un préstamo no solo de 200 euros, sino también de cualquier otra cantidad de dinero, es que compares el mismo producto en diferentes entidades financieras. Hacerlo te permitirá cotejar las condiciones y ver cuál es la opción que más te interesa.

Si no quieres hacerlo sin ayuda, te recomendamos que utilices nuestro comparador de préstamos personales. Contamos con un amplio call center de expertos que estará a tu lado durante todo el proceso.

No pidas más de lo que necesitas

Si solamente necesitas 200 euros, pide solo 200 euros. ¿Por qué? Pues porque cuanto más dinero pidas, más intereses tendrás que pagar por él. Además de que estarás corriendo “riesgo” durante más tiempo, especialmente si has puesto tu coche como aval de este préstamo.

No seas moroso

Como sabes, estar en algún fichero de morosidad puede dificultar la concesión del préstamo, pero no solo eso, sino que deber dinero puede ser algo muy problemático, incluso aunque hablemos de que debes cantidades de dinero pequeñas. Los intereses que podrían devengarse pueden alcanzar grandes sumas de dinero.

Si no sabes si te han incluido en uno, debes saber que es obligatorio que se te informe por ley, y que existe un procedimiento sencillo de modificación y salida del fichero de morosos.

Prepara la documentación con tiempo

Sobre todo si necesitas los 200 euros de forma urgente, es recomendable que prepares la documentación antes de iniciar el proceso, de lo contrario no harás más que atrasarte. Puedes consultar en el apartado de documentación de este artículo. Te aconsejamos que incluyas los papeles adicionales antes de que te los pida el banco o financiera. Avanzarás en el proceso.

Por qué pedir un préstamo de 200 euros en Acierto.com

Pero, si no quieres tener que estar fijándote en todos estos términos o no acabas de tenerlo claro, una buena opción es contar con la ayuda de los mejores profesionales. En Acierto.com:

  • Podrás pedir el préstamo a cualquier hora del día: nuestra plataforma está activa las 24 horas del día. Eso sí, si necesitas la ayuda de un experto de nuestro call center, te recomendamos que llames en horario de oficina. También puedes dejar tu número si lo haces por la noche, para que te llamemos al día siguiente. 
  • Es un servicio gratuito: todo este servicio, a diferencia de otro tipo de consultorías o corredurías, es gratuito. Además estaremos a tu lado durante todo el ciclo de vida del producto financiero que contrates.
  • Podrás comparar en más de 40 entidades al mismo tiempo: trabajamos con todas ellas. Y difícilmente vas a poder  hacer esto en otro sitio, sin tener que ir banco por banco físicamente. Porque, aunque analices los préstamos de los bancos online, tendrás que destinar una ingente cantidad de tu precioso tiempo a hacerlo.
  • Contarás con la ayuda de los mejores expertos: además, no estarás solo durante la contratación, cosa que da muchísima seguridad. Tendrás a tu lado a uno de nuestros expertos, que te indicará cuál es la mejor opción para ti y resolverá todas las dudas que puedan plantearse.
  • En nuestra parrilla podrás ver las opciones y condiciones de los bancos y financieras de un solo vistazo. Resumimos las mismas condiciones de distintos bancos para que puedas comparar mejor.
  • Nuestra plataforma es segura: además en Acierto.com velamos por la transparencia y la seguridad y privacidad de los datos de nuestros clientes.
  • No tendrás sorpresas, ni gastos inesperados: porque si contratas con conocimiento de causa, siempre sabrás a qué atenerte.
  • Ahorrarás dinero: por la misma razón anterior. No habrá costes añadidos que no hayas tenido en cuenta.

Estás a 2 minutos de tu crédito de 200 euros

Dicho lo cual, el proceso para solicitar 200 euros a través de nuestra plataforma es muy sencillo. Solo tendrás que seguir los siguientes pasos:

  • Entra a nuestro comparador de préstamos personales. Tienes la opción de hacerlo en este enlace o pinchando en el botón verde que aparece en la esquina superior derecha de esta web. También arriba y desde nuestra home.
  • Dinos para qué te hacen falta los 200 euros. Verás que en la primera pantalla del proceso tienes varias opciones entre las que puedes escoger una: desde financiar un vehículo hasta adquirir una moto, realizar reformas, irte de viaje, agrupar deudas y otros. Si no se corresponde con la que deseas, pincha en “otros”, la última de las opciones.
  • Cuéntanos cuánto dinero necesitas: la plataforma te da varias opciones entre las que se encuentran 2000 euros,10000, 20000, 40000. También cuentas con la alternativa de seleccionar “otra cantidad” e introducirla de forma manual. Es el caso de los 200 euros que nos ocupan.
  • Añade la información relacionada con tus ingresos mensuales netos.
  • Indica tu situación de trabajo: si tienes un contrato indefinido, temporal, si eres funcionario, autónomo, estás desempleado, jubilado, eres pensionista, y otros… Los perfiles con contratos del primer tipo (indefinido) y un sueldo medio o alto suelen tenerlo más sencillo para conseguir un préstamo, pues se consideran más estables.
  • Dinos cuándo comenzaste a trabajar en tu empresa: los bancos prefieren los clientes con más antigüedad laboral. 
  • Dinos si estás afectado o no por un ERTE. Esta situación, de hecho, está siendo habitual en tiempos de pandemia. Incluso es posible que estés solicitando el préstamo de 200 euros por esta razón.
  • Indica si estás en ASNEF o en algún otro fichero de morosidad. Esto condiciona la consecución del préstamo porque los bancos no quieren clientes morosos. No obstante, hay financieras que sí ofrecen alternativas, como veremos más tarde.
  • Indica tu nombre, tu fecha de nacimiento y nacionalidad, y una dirección de email a través de la cual podamos comunicarnos contigo.
  • Recibe los resultados. También puedes verlos en nuestra parrilla en la pantalla que aparecerá a continuación y que es totalmente personalizada. Se crea en base a los datos que has introducido en los pasos anteriores.
  • También puedes dejarnos tu teléfono o llamarnos para que te ayudemos a contratar el mejor préstamo de 200 euros. Contamos con una extensa plantilla de expertos formados en nuestro call center, siempre a tu disposición.

¿Puedo pedir un préstamo de 200 euros con ASNEF?

Una de las posibles dificultades a las que puedes enfrentarte al pedir un crédito es que no te lo concedan porque te encuentras en ASNEF o en algún otro fichero de morosidad. No obstante, hay entidades —normalmente financieras privadas y dependiendo del producto— que sí los conceden.

Ahora bien, para hacerlo te pedirán otros requisitos, como que estas deudas no sean bancarias. Además, el resto de condiciones pueden ser peores, como tener unos intereses o comisiones más altos, entre otros.

Otras preguntas sobre los créditos de 200 euros

Para terminar, resolvemos algunas preguntas frecuentes de aquellos que quieren contratar un crédito de 200 euros.

Qué pasa si no devuelvo los 200 euros

Nunca es buena idea no devolver el préstamo, pues esto puede tener consecuencias terribles a la larga. No solo estamos hablando de que nos pueden incluir en un fichero de morosidad (que este sería el menor de los problemas en este caso), sino que los intereses que se generarán con el tiempo, incluso por una cantidad de 200 euros, podrían ser altísimos. O sea, acabaríamos teniendo una deuda enorme.

Tengo menos de 21 años, ¿me darán el préstamo?

Hay que saber que algunas entidades establecen, entre sus requisitos, un límite de edad por encima de los 21 años (incluso de los 25 en ciertos casos) para poder solicitar el préstamo. En cualquier caso, hay que saber que existen productos específicos para, por ejemplo, los estudiantes. De hecho tenemos un artículo dedicado a los préstamos para estudiantes en Acierto.com.

¿Hay préstamos de 200 euros sin intereses?

Es posible encontrar préstamos de 200 euros sin intereses, sobre todo si nos decantamos por una tarjeta de crédito cuya modalidad de devolución no los lleve. También hay entidades que los ofrecen si devolvemos la cantidad al mes siguiente de una sola vez. Eso sí, hay que fijarse siempre no solo en los intereses, sino también en otros conceptos ya mencionados como los honorarios y las comisiones, entre otros.

En definitiva, que un préstamo no tenga intereses, no significa en absoluto que te vaya a salir gratis.