Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamos al consumo

Compara los créditos al consumo de más de 30 entidades gracias a Acierto.com

Los préstamos al consumo son una clase de operación financiera dirigida a promover la financiación de una gran variedad de bienes. Si estás buscando uno, has llegado al lugar indicado: en esta guía te contamos todo lo que debes saber al respecto, cómo identificar los mejores, dónde contratar uno, etcétera.

También puedes entrar directamente en nuestro comparador de préstamos y conocer qué entidades ofrecen los mejores créditos al consumo del mercado. ¿A qué esperas?

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS AL CONSUMO

Qué es un préstamo de consumo

Los préstamos al consumo son un tipo de financiación dirigida a los consumidores, es decir, una modalidad u operación que se dirige a las personas físicas al margen de una actividad profesional o comercial. Cuando estos consumidores desean financiar la compra de un bien o servicio, deben formalizar un contrato de crédito al consumo. 

Pero antes de hacerlo es clave estar correctamente informado. Y esto es lo que pretendemos con nuestra guía: que sepas lo que contratas. Además, no olvides que en Acierto.com ofrecemos un servicio de ayuda telefónica completamente gratuito.

Volviendo a qué es un préstamo de consumo, el Banco de España los engloba en una categoría dentro de los préstamos personales. Esto es porque una parte de ellos van destinados a adquirir bienes o servicios. En concreto, el BdE se refiere a ellos como a los “contratos en los que una persona física o jurídica ejerciendo su actividad comercial concede a un consumidor un crédito bajo una forma de plazo para satisfacer necesidades personales al margen de su actividad profesional y de al menos 200 euros”. 

En román paladino: no son préstamos al consumo los que se otorgan a personas jurídicas ni los que se otorgan a personas físicas si la finalidad del préstamo se encuentra relacionada con sus negocios mercantiles o profesionales.

Qué dice la ley sobre los préstamos al consumo

La Ley 16/2011 del 24 de junio, por la que se regulan los préstamos al consumo, define este tipo de créditos como por el contrat a través del cual “un prestamista concede o se compromete a conceder a un consumidor un crédito bajo la forma de pago aplazado, préstamo, apertura de crédito o cualquier medio equivalente de financiación”. 

Asimismo, la normativa establece que “no se considerarán contratos de crédito los que consistan en el suministro de bienes de un mismo tipo o en la prestación continuada de servicios, siempre que en el marco de aquellos asista al consumidor el derecho a pagar por tales bienes o servicios a plazos durante el período de su duración”.

Qué no es un préstamo al consumo

La ley, por otra parte, excluye los contratos de crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria, aquellos cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre edificios por construir o terrenos,  los préstamos cuyo importe total sea inferior a los 200 euros y los contratos de arrendamiento o de arrendamiento financiero en los que no se establezca una obligación de compra del objeto del contrato por el arrendatario ni en el propio contrato ni en otro contrato aparte.

También los contratos de crédito concedidos en forma de facilidad de descubierto y que tengan que reembolsarse en el plazo máximo de un mes y los contratos de crédito concedidos libres de intereses y sin ningún otro tipo de gastos, y los contratos de crédito en virtud de los cuales el crédito deba ser reembolsado en el plazo máximo de tres meses y por los que sólo se deban pagar unos gastos mínimos. Así como los contratos de crédito relativos al pago aplazado, sin intereses, comisiones ni otros gastos, de una deuda existente. Entre otros (la normativa contempla otras exclusiones, para las que recomendamos consultar la regulación mencionada).

Además de esta ley, posteriormente se han aprobado otras regulaciones de desarrollo y ejecución que pretenden garantizar un nivel de protección adecuado para los usuarios de los servicios bancarios, como la Orden EHA/2899/2011 y la Circular del Banco de España 5/2012.

Otras características de los préstamos al consumo

Dicho lo cual, las características principales de los créditos al consumo son:

  • La cantidad financiada va de los 200 euros a los 75.000 euros. 
  • El reembolso de lo financiado es aplazado: o sea, el pago o devolución del dinero es aplazado. Aquí están excluidos los contratos en los que el reembolso del capital se tenga que hacer en un plazo de tres meses, eso sí, siempre que se hayan concedido sin intereses o gastos, o si estos no exceden el 1% del importe del préstamo.
  • El crédito es oneroso.

Tipos de préstamos al consumo

Como apuntábamos hace unas líneas, los préstamos destinados a financiar necesidades de los consumidores que sean superiores a los 200 euros e inferiores a los 75.000 se encuentran regulados por la citada ley. Así, podemos distinguir diferentes tipos de préstamos al consumo. Entre otros:

Préstamos personales

Los préstamos personales son el tipo más común de crédito al consumo. Se trata del contrato a través del cual una entidad financiera presta dinero a un cliente según unos términos y condiciones pactados (plazo de devolución, intereses pactados, cuotas, etcétera). Esta clase de préstamos al consumo son concedidos tanto por parte de los bancos tradicionales como por financieras.

En cuanto a los importes, suelen ir de los 2.000 euros a los 60.000 euros (como ves, el abanico es amplio). Y condicionado por este —normalmente— se estipulará el plazo de devolución, que puede alargarse hasta ocho años o más, dependiendo de cada caso. Los tiempos de concesión son más largos también, consecuentemente, pues el banco necesitará estudiar nuestro perfil financiero para decidir si nos presta esta cantidad de dinero. En concreto, puede alargarse unas semanas.

Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos pueden considerarse un tipo de créditos al consumo rápidos. Se caracterizan principalmente porque permiten disponer del dinero en un período de tiempo breve. Es decir, sus plazos de solicitud y consecución son muy cortos. Dependiendo de la entidad y el perfil, en algunos casos se ingresa el dinero en la cuenta del solicitante en solo 15 minutos. Eso sí, también los plazos de devolución son cortos: para que te hagas una idea, se mueven entre el mes y los seis años, dependiendo de cada caso.

En cuanto a las cantidades, suelen ser inferiores a las que pueden solicitarse con un préstamo personal al uso. Normalmente van de los 300 o 500 euros a los 15.000. No obstante, hay que tener en cuenta que estamos hablando a grandes rasgos, pues este importe puede variar. Además, los intereses de los préstamos rápidos, por regla general, son más altos que los de los préstamos convencionales.

Dentro de los préstamos rápidos podemos englobar los minicréditos, cuyas cantidades son más bajas. Aplican honorarios, normalmente más elevados que los intereses de un préstamo al uso. Se recomienda emplearlos en caso de necesidad urgente y puntual, pero no como forma de financiación recurrente.

Créditos revolving

Los créditos revolving en España se conceden principalmente a través de las tarjetas de crédito. Se trata, de forma resumida, de un tipo de financiación a través de la cual el cliente puede disponer de una cantidad de dinero sin que sea necesario firmar un contrato cada vez. Eso sí, lo normal es que haya una cantidad límite que solo se podrá superar si se va devolviendo lo prestado. 

Los créditos revolving se pueden emplear como medio de pago en establecimientos o para disponer de efectivo en cajeros.

Requisitos de los préstamos al consumo

Como sucede en la mayoría de préstamos y en términos generales, a la hora de solicitar un préstamo al consumo, el banco o entidad financiera nos pedirá que cumplamos con una serie de requisitos. Y aunque estos pueden variar, estos son los más habituales:

  • Ser mayor de edad y acreditarlo con el DNI o NIE en vigor. Es importante asegurarse de que, al entregar la documentación, en la fotocopia se leen perfectamente los datos. En algunas entidades y según el producto, pueden poner límites de edad por encima de los 21 años.
  • Ser titular de una cuenta bancaria: en la que se ingresará el dinero de salir concedido el crédito al consumo por el que finalmente optemos.
  • Contar con unos ingresos regulares y acreditarlo mediante un contrato de trabajo, por ejemplo.
  • Que estos ingresos sean suficientes para pagar el crédito en los términos establecidos. 
  • Tener un nivel de endeudamiento óptimo: es decir, el banco no solo mirará lo que ganas, sino también tus deudas, si tienes otros pagos recurrentes, etcétera.
  • No ser moroso: estar en ficheros de morosidad suele complicar el acceso al préstamo.

Qué debe figurar en el contrato de un préstamo al consumo

Al solicitar un préstamo al consumo deben cumplirse una serie de condiciones. Por ejemplo, el contrato debe reflejar los siguientes datos:

  • Importe total del crédito: que incluye el capital prestado, pero también el resto de costes que afectan al préstamo al consumo, como las comisiones, productos vinculados, caras.. así como otras condiciones de su disposición. El importe no se puede modificar salvo que las partes, por mutuo acuerdo y mediante formalización por escrito, acuerden lo contrario.
  • La TAE y las condiciones en las que podrá modificarse este porcentaje.
  • El coste de cada cuota, número total de cuotas y la periodicidad con la que se tendrán que pagar.
  • El interés de demora que se aplicará si hay impago o retraso en el pago de estas cuotas.
  • Si hay o no derecho de desistimiento y cuál es la comisión de amortización anticipada.
  • Otras comisiones si las hubiera.
  • Si hay procesos extrajudiciales de reclamación o no y cómo puede acceder el consumidor a ellos.

Aquellos contratos que no reflejen alguna de estas condiciones se encuentran penalizados de diferentes formas.

Bancos y financieras que dan créditos al consumo

Como decíamos, actualmente es posible acceder a préstamos al consumo tanto en banco como en financieras. Pero si no quieres volverte loco yendo a cada una de ellas y analizando su oferta, no te preocupes, porque en Acierto.com lo hacemos por ti. En concreto trabajamos con más de 30 entidades financieras. En nuestra parrilla de resultados encontrarás los créditos al consumo de bancos como el Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Evo, Kutxabank, Bankinter y más. 

Pero también podrás acceder a la oferta de préstamos al consumo de Money Go, Sofinco, Younited Credit, etcétera. Solo te llevará 2 minutos de tu tiempo rellenar el formulario y acceder a una parrilla de resultados personalizada con los préstamos al consumo que más se adapten a tu situación y perfil financieros.

Ventajas de usar Acierto.com para comparar créditos al consumo

En cualquier caso, no es la única ventaja de nuestra plataforma. De hecho, hemos querido resumir algunas de las más significativas para que veas que merece la pena contratar tu crédito al consumo a través de Acierto.com.

  • Podrás comparar préstamos al consumo en más de 30 entidades financieras al mismo tiempo.
  • Podrás realizar la comparativa cuando quieras, en cualquier momento, desde cualquier lugar. Además nuestra plataforma es accesible y compatible con cualquier dispositivo (móvil, tablet, ordenador).
  • Tendrás la posibilidad de recuperar tu comparativa cuando quieras: y de repasar las condiciones de los préstamos de nuevo.
  • Verás estas condiciones de forma muy clara: en la parrilla de resultados unificamos las características de los préstamos para que puedas comparar mejor.
  • Contarás con ayuda gratis: si quieres, un experto en préstamos al consumo te llamará para darte ayuda gratuita, sin compromiso. Te acompañará durante todo el proceso de contratación.
  • Accederás a ofertas exclusivas para clientes de Acierto.com.
  • Nuestra plataforma es completamente segura, tus datos y tu seguridad estarán a buen recaudo.
  • Ahorrarás tiempo y dinero: y contratarás con conocimiento de causa. Porque todos merecemos acertar.

Cómo encontrar préstamos al consumo en Acierto.com

Para encontrar préstamos al consumo en Acierto.com solo deberás llevar a cabo unos pocos pasos que, para más facilidades, te describimos a continuación:

  • Indica la finalidad del préstamo al consumo y cuánto dinero necesitas.
  • Rellena la información sobre tus ingresos mensuales y situación laboral: tipo de contrato, antigüedad, si estás en un ERTE…
  • Dinos si eres moroso: si estás en ASNEF.
  • Introduce tus datos personales: nombre y apellidos, nacionalidad, fecha de nacimiento y en qué vivienda resides.
  • Déjanos tu email y recibe tus resultados personalizados.
  • Si durante el proceso tienes dudas, puedes llamarnos o dejarnos tu número.

Preguntas sobre los préstamos al consumo

No podíamos dejar de contestar a las preguntas más frecuentes sobre los préstamos al consumo que suelen formular los usuarios de nuestra plataforma. Algunas de ellas son:

¿Pueden conseguirse préstamos al consumo online?

Sí, pueden conseguirse préstamos al consumo online prácticamente de todo tipo (préstamos personales, créditos rápidos…). En la actualidad hay muchas entidades financieras que los ofrecen. También puedes hacerlo a través de hacerlo. En algunos casos, incluso, el contrato se firma online también. Aunque depende de cada circunstancia, de la entidad, etcétera.

¿Hay préstamos al consumo sin requisitos?

Difícilmente encontraremos préstamos al consumo sin requisitos pues, como es lógico, cuando una entidad financiera presta una cantidad de dinero, quiere asegurarse de que podrá recuperarla en los términos establecidos. Y por eso exige una serie de obligaciones. No obstante, hay productos –como los minicréditos, por ejemplo, o los préstamos con ASNEF– que tienden a ser menos exigentes. Eso sí, también cuentan con peores condiciones, generalmente.