• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Guía para financiar tu coche con éxito

Descubre todo lo que necesitas saber sobre los préstamos para coches

Si bien hay compradores que no tienen necesidad de hacerlo, financiar un coche es una operación habitual a la hora de adquirir un vehículo. En estos casos -e independientemente de si se trata de un vehículo nuevo o usado-, la inmensa mayoría recurrimos a los préstamos para coches. Pero, ¿cómo funcionan exactamente? ¿Es la única fórmula de financiación de un vehículo? ¿En qué deberíamos fijarnos al financiar un coche?

Compara 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Características de los préstamos para coches 

Los préstamos para coche son un tipo de préstamo personal con una finalidad concreta: comprar un vehículo, ya sea un coche, una moto o una furgoneta. De hecho, sus características no difieren mucho de cualquier otro tipo de financiación. 

En general, en este año 2021, los importes que se pueden solicitar en los préstamos para coches se mueven entre los 30.000 y los 90.000 euros, aunque lo más habitual es que no superen los 80.000 euros. En cualquier caso, financian hasta el 100% del precio del vehículo. Los plazos de amortización van entre los 72 y los 96 meses o, dicho de otro modo, entre 6 y 8 años. 

Al financiar un coche nos podemos encontrar, también, con diferentes tipos de interés, que pueden moverse entre el 5,00% TIN y el 10 % TIN. Como con cualquier préstamo, variarán en función de la entidad, del importe que se solicite, del plazo de amortización y, del perfil del solicitante.

Pero hay otros factores que impactan en el precio final de los préstamos para coches. Entre ellos, si la persona que lo pide es cliente de la entidad (obtendrá mejores condiciones) y del tipo de vehículo: no será igual para uno nuevo que para coches de segunda mano financiados. 

Finalmente, la gran mayoría de préstamos para coches tienen comisiones. La más común es la comisión de apertura, que puede llegar al 2,5% del importe que se solicite. En ocasiones también se añade una comisión de estudio, que puede variar y alcanzar el 1,00%. De salir aprobada la operación, la concesión de un préstamo coche no suele tardar más de 72 horas en hacerse efectiva.

Cómo financiar un coche: ¿con un banco o con el concesionario?

Habitualmente, a la hora de financiar un coche se puede optar por dos vías: bien pidiendo un préstamo personal a un banco o financiera, bien solicitando el préstamo a través del concesionario.

Como con cualquier otro préstamo, no existe una mejor o peor opción ya que la idoneidad de la operación dependerá de cada caso. Explicamos cómo es cada una de las opciones para que, si tienes que financiar un coche, puedas valorarlas y elegir la que te va mejor.

Préstamos para coches en bancos y financieras: pros y contras

Como decíamos, una de las vías de financiación de un vehículo es pedir un préstamo personal. Bancos y financieras disponen de productos destinados, exclusivamente, a ese fin: son los préstamos para coches, que pueden tener unos intereses algo más altos que si se hacen desde el concesionario.

No obstante, al financiar un coche a través del banco hay posibilidad de negociación y se puede conseguir cierta rebaja en el interés, aunque sea asumiendo vinculaciones o contratando otros productos de la entidad (domiciliar nómina o recibos, contratar alguna cuenta o tarjeta, etc.)

Al financiar un coche, como con cualquier préstamo, el interesado tiene que estudiar el mercado y valorar las mejores opciones. Ya sea acudiendo y solicitando información a varios bancos y financieras en un tedioso proceso, o bien recurriendo a un comparador de préstamos para coches como el de Acierto.com, en el que podrás ver las características y las propuestas de financiación de coches de las principales entidades de España y elegir (e incluso contratar) la que más te interese.

La financiación de coches en el concesionario: ¿en qué fijarse?

Financiar un coche en el concesionario en el que se va a adquirir (o a través de la financiera de la marca) es, probablemente, una de las vías más conocidas a la hora de comprar un vehículo. Como cualquier opción, tiene sus pros y sus contras.

Así, y como hemos adelantado, los préstamos para coches gestionados desde el concesionario pueden ofrecer un tipo de interés algo más bajo que el de los bancos. Además, en ocasiones pueden aceptar operaciones que han rechazado en entidades financieras. Con todo, no dan mucha capacidad de negociación en las condiciones que ofrecen (algo que sí podemos llevar a cabo en los bancos).

Además, la financiación del vehículo desde la propia tienda puede adaptarse a las diferentes casuísticas de los compradores, con créditos selectivos o multiopción, que permiten cierta flexibilidad. Así se puede dar una entrada para, posteriormente, abonar una parte del valor del vehículo. O dejar un último pago en el cual el titular pueda decidir si lo paga y se queda con el coche o lo da de entrada para uno nuevo.

Finalmente, hay que destacar que al financiar el coche en un concesionario se produce la anotación de una reserva de dominio sobre el vehículo adquirido. Este apunte, muy ocasional cuando se piden préstamos para coches en bancos, implica que no se puede vender o transferir el vehículo sin antes amortizar el préstamo.

Requisitos y documentos para financiar un coche

Al solicitar la financiación de un vehículo, la entidad te pedirá que cumplas ciertos requisitos. Básicamente, ser mayor de edad, haber sido siempre responsable con tus deudas (es muy complicado financiar un coche con Asnef) y tener capacidad económica para devolver el préstamo más los intereses que genere. Y hará un estudio de viabilidad de la operación: si te concede o no el préstamo.

Para ello, te pedirá que presentes cierta documentación:

  • DNI en vigor y copia del carné de conducir.
  • Justificante bancario con el número de cuenta IBAN.
  • Justificante de intresos (las tres últimas nóminas o justificantes de las rentas que se puedan recibir).
  • Declaración de la renta (del último ejercicio).
  • Opcionalmente, vida laboral y justificante de bienes.

En cuanto al pago, se exige una entrada, que no forma parte del préstamo. Deberás disponer de esta cantidad para poder acceder a la financiación del vehículo. También deberás reunir el importe de la cuota final.

¿Existen los coches financiados sin entrada?

En la compra tradicional del vehículo, es posible que se tenga que afrontar el pago de una entrada y una cuota final, considerablemente más elevadas que las cuotas mensuales de la financiación. Pero hay otras opciones de conseguir coches financiados sin entrada.

Hablamos del renting o leasing, que se suele llevar a cabo a través del banco, y a la que pueden optar tanto particulares como empresas y autónomos. Habitualmente se incluyen, en la cuota mensual, los costes de mantenimiento del vehículo, revisiones de la ITV o las mecánicas, así como los impuestos de matriculación y circulación.

Suelen ser contratos por un tiempo determinado en los que, a veces, se limita el kilometraje que se puede hacer.

Coches de segunda mano financiados: ¿es posible?

Sí, es posible comprar coches de segunda mano financiados. De hecho, y aunque no los publicitan tanto como las financiaciones para vehículos nuevos de trinca, las entidades bancarias y las financieras con las que trabajan los concesionarios disponen de préstamos para la compra de coches usados.

Las características, de unos y otros, no suelen diferir mucho. De hecho, en la mayoría de ocasiones (siempre y cuando el vehículo no supere cierta antigüedad) son las mismas con una salvedad: el importe máximo al que se puede optar es menor. Lo habitual es que el tope no supere los 50.000 euros.

Préstamos para coches eléctricos, los más baratos

Más allá de las ayudas estatales a las que se puede optar, la financiación de un vehículo eléctrico es más económica que uno de gasolina o diésel. Los beneficios que presentan los préstamos para coches eléctricos que comercializan los bancos van desde intereses más bajos a la rebaja (a veces eliminación total) de alguna comisión o, incluso, a la posibilidad de solicitar más dinero.

Cómo conseguir los mejores préstamos para coches

Como con cualquier otro tipo de financiación no hay mejores o peores préstamos para coches ya que depende de varios factores. A grandes rasgos, la mejor financiación de un vehículo será aquella en la que el pago de las cuotas no suponga un apuro en la economía del solicitante. 

Esto es, no supere lo que técnicamente se denomina ratio de endeudamiento y que no es más que el porcentaje de los ingresos que se destina a pagar las deudas. Se considera una correcta ratio de endeudamiento aquella que no supera el 30%. 

Salvando las especificaciones, los mejores préstamos para coches son aquellos que tienen el interés más bajo posible y el menor número de comisiones. Asimismo, a la hora de solicitar financiación para un vehículo  se ha de intentar que el plazo de amortización sea lo más breve posible y solicitar el dinero estrictamente necesario. 

Finalmente, en el caso de financiar el el coche a través de un banco y que este nos ofrezca la posibilidad de suscribir otros productos para mejorar el tipo de interés, mirar qué coste tienen. 

Un comparador de préstamos como el de Acierto.com te puede ayudar a no solo comparar las opciones que hay en el mercado, sino también a hacer simulaciones y valorar cuál de todas las propuestas le puede ir mejor.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR