Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Qué son los seguros de salud baremados?

Si quieres sanidad privada a un precio reducido, esta puede ser una buena alternativa

Hay quien no se decide por dar el salto a la sanidad privada por el hecho de tener que pagar cada mes por un servicio que, si bien es indudablemente útil, no siempre se usa con una frecuencia tal que compense esa obligación mensual. Con la idea de dar respuesta a estos usuarios nacen los seguros de salud baremados. Son seguros en los que la prima es inferior a la normal, porque se paga por el uso de servicios. Pero, ¿cómo funcionan? ¿Ofrecen las mismas coberturas? ¿Y qué compañías cuentan con este tipo de pólizas? Sigue leyendo para saberlo todo acerca de los seguros baremados.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Seguro de salud baremado o Seguro de salud tradicional?

Un seguro de salud baremado no es más que un seguro de salud en el que lo que cambian son las condiciones de pago y de contratación. En un seguro de salud “al uso” se establece una cuota fija superior a la de un seguro baremado y si se trata de una póliza sin copago, el asegurado no tiene que abonar nada por el uso de sus servicios.

Descubre qué son los seguros de salud baremados

En las pólizas baremadas, lo que se ofrece es acceso a la sanidad privada a un coste inferior al que te supondría acudir por tu cuenta a la consulta privada de un especialista. O a un tratamiento en una clínica privada, gracias a los conciertos de las compañías con estos centros. Sintetizando mucho el concepto, podríamos definir los seguros de salud baremados como poder tener la posibilidad de disfrutar de la sanidad privada con un importante descuento. En cierto modo, es similar a lo que ofrecen algunas compañías como Santalucía para acceder a algunos servicios, como los odonto-estomatológicos de Sanitas Dental 21 o los de su plataforma SOS Salud y Bienestar: precios baremados o franquiciados, especiales para sus asegurados. 

Al pagar solo por el uso real de los servicios y no por la posibilidad de tener un uso ilimitado de los mismos, la prima mensual —es decir, la cuota fija— se reduce al mínimo mientras lo que se encarece es el precio de cada servicio. Es, en definitiva, una forma de estar preparado ante un problema de salud y de poder resolverlo cuanto antes, sin que esto se refleje en una cantidad significativa cada mes. Si finalmente no lo usas, supondrá un gasto mínimo. En un seguro de salud “tradicional” asumirás una prima más alta de modo que los meses que no hagas uso de él podrían (según cada caso particular) compensar o no ese desembolso periódico. 

La principal ventaja de los seguros baremados es que ofrecen un acceso universal a la sanidad privada: no se establecen, al contrario que en los seguros de salud tradicionales, restricciones por edad ni por dolencias previas. Así, ofrecen una solución a personas mayores y/o con patologías crónicas a las que, precisamente, se les suele denegar la cobertura en los seguros de salud con o sin copagos, de cuadro médico y de reembolso.

Por eso se trata de una decisión muy personal que se ha de ajustar a las circunstancias y a las posibilidades económicas de cada persona. Porque los precios por el uso de los servicios médicos de un seguro de salud baremado son bastante más altos que los copagos que presentan en general las aseguradoras. 

¿Tendré la misma protección que con un seguro de salud “tradicional”?

Como ya hemos visto, un seguro de salud baremado no presenta diferencias en cuanto a los servicios accesibles sino en cuanto al coste de los mismos y a la prima. Si optas por un seguro de salud baremado podrás disfrutar de la misma asistencia sanitaria que si contrataras un seguro con las condiciones habituales. Es decir: asistencia primaria y de especialistas, atención de urgencias, pruebas de diagnóstico, tratamientos, hospitalización, intervenciones quirúrgicas e incluso asistencia dental. 

¿Qué son los seguros de salud baremados?

Sin embargo, y esto sí es una diferencia significativa entre ambos tipos de póliza, tendrás toda esa protección desde el momento en el que suscribas tu seguro baremado. Porque en estas pólizas, por norma general, no hay períodos de carencia. Así ocurre en Avantsalud, una cartera de servicios médicos gestionada por la compañía de seguros HNA. Además de no limitar la contratación por edad ni excluir las dolencias previas, ofrece protección médica desde el primer día; sin carencias. 

A todas estas ventajas se suma el poder disfrutar de asistencia sanitaria completa, que incluye servicios médicos, dentales, de bienestar y salud y de atención a personas mayores. Permite asimismo acceder a todo tipo de tratamientos, inclusive alternativos y a servicios complementarios como cirugía refractiva, reproducción asistida y deshabituación tabáquica. Completa toda esta protección con servicios de orientación médica y psicológica (telefónicos) disponibles las 24 horas del día y de Segunda opinión médica internacional. 

El pagar más por el uso de esos servicios puede suponer, como ves, muchas ventajas. No presentando carencias, el seguro baremado se muestra como una gran alternativa para tener soluciones médicas a tu alcance rápidas y eficaces. En todo caso, el nivel de protección dependerá de lo que ofrezca cada compañía. Es importante por ello revisar las condiciones particulares de la póliza para saber qué garantías están incluidas y con qué condiciones, así como tener claro qué servicios ofrece y en qué centros están disponibles.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR