Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cuadro de amortización de un préstamo

Compara préstamos en Acierto.com y descubre cuál se ajusta mejor a tus necesidades

Al margen del tipo de interés, las cuotas y el plazo de devolución, a la hora de elegir un crédito es clave fijarse en el cuadro de amortización del préstamo en cuestión. Pero, ¿para qué sirve exactamente?, ¿cómo llevarlo a cabo?

Sigue leyendo para saber más o entra ya en nuestro comparador de préstamos y empieza a cotejar préstamos. Estaremos a tu lado para resolver todas tus dudas sobre la tabla de amortización del préstamo y sobre cualquier otra cuestión.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Qué es el cuadro de amortización de un préstamo

Un cuadro de amortización es un préstamo es una tabla que, con los datos divididos en columnas, refleja los detalles de la devolución de un préstamo. Es decir, muestra la evolución de la deuda a medida que pasa el tiempo, cuántas cuotas se tendrán que abonar para sufragarlo por completo, durante cuánto, el importe de cada cuota, qué parte de esta se destina a intereses y qué parte a liquidación, etcétera.

Se trata de una forma muy gráfica que permite ver cuánto debes a la entidad financiera y cómo tendrás que devolverlo. Por ejemplo, con una tabla de amortización podremos saber, por ejemplo, cuánto pagaremos el décimo mes del préstamo del tercer año.

En definitiva, es una herramienta de gran ayuda para saber si puedes permitirte endeudarte o no y también para tomar ciertas decisiones. Imagina, por ejemplo, que quieres saber si merece la pena hacer una amortización anticipada. Lo habitual es que desees hacerla para ahorrar intereses, pero muchos bancos aplican una comisión. Por eso puede no merecer la pena. Y el cuadro de amortización te ayudará a decidir.

Elementos del cuadro de amortización

Los datos que deberán figurar en la tabla de amortización del préstamo son los siguientes:

  • Período: que suele encontrarse en la primera columna. Se trata de los momentos, de las fechas en las que se tiene que realizar el pago.
  • Intereses: habitualmente en la segunda columna de la tabla de amortización del préstamo. En esta casilla se indican los intereses que tendremos que pagar al prestamista en cada período. Y se calcula multiplicando el tipo de interés acordado por el capital pendiente. Este interés puede ser fijo o variable.
  • Amortización del capital: suele figurar en la tercera columna. La amortización es la devolución del dinero prestado, esto es, sin contar los intereses. O sea, lo que se descuenta en cada período del capital pendiente.
  • Cuota: la suma de la amortización y los intereses. Lo que tendrás que pagar mensualmente (como regla general).
  • Capital pendiente: en la última columna. Lo que queda por pagar. En cada período, se resta el capital pendiente del período anterior y la amortización del período actual.

El orden de las columnas puede variar, por supuesto, pero lo anterior puede servirte para hacerte una composición general.

Para qué sirve el cuadro de amortización

En resumen, el cuadro de amortización de un préstamo o tabla de amortización sirve para saber:

  • Durante cuánto tiempo vas a pagar el préstamo.
  • Cuál será la cuota que pagarás cada mes.
  • Cuánto has pagado ya.
  • Cuánto te queda por devolver.
  • Qué parte corresponde a intereses y qué parte al capital prestado en sí mismo.

En cualquier caso, para conocer todas estas cuestiones, te recordamos que en nuestro comparador de préstamos podrás analizar las características de los principales créditos del mercado y elegir el que más se adecue a tus necesidades. En nuestra parrilla de resultados encontrarás la información relativa al interés nominal (TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE), las comisiones de apertura, estudio y cancelación parcial o total (de haberlas), y otros datos igualmente interesantes.

Implicaciones del cuadro de amortización

Por otra parte y según sea el tipo de interés, el cuadro de amortización de un préstamo puede tener diferentes implicaciones:

  • Si el tipo de interés es fijo: el cuadro de amortización será definitivo, o sea, no variará a lo largo de la vida del préstamo. A no ser que hagamos un cambio de condiciones o similares. En principio, esta tabla de amortización será concluyente, y el cuadro de pagos que se establezca en la concesión del crédito será el que se aplicará.
  • Si el préstamo tiene un interés variable: aquí la cosa cambia pues, en este caso, el cuadro de amortización será una simulación. O sea, una previsión de pagos, pero no la tabla definitiva.

Las entidades financieras deben proporcionar esta información al cliente (o sea, están obligadas a hacerlo). En el caso de un préstamo con un interés de tipo fijo, con pedir el cuadro al inicio del préstamo bastará, pues la tabla de amortización no cambiará. Sin embargo, si el tipo de interés es variable, el cuadro de amortización sí que variará también a lo largo de la vida del crédito, de ahí que sea recomendable solicitarlo de forma periódica.

Tipos de amortización de un préstamo

Además de todo esto, conviene señalar que existen diferentes tipos de amortización de un préstamo, aunque el más común en España es el sistema de amortización francés. Pero ahondemos más en esta cuestión:

Amortización constante o sistema francés

En este tipo de amortización, las cuotas se mantienen constantes en el tiempo. Es decir, siempre pagarás la misma cuota, independientemente de si estás al principio del préstamo o al final. No obstante, el reparto o proporción de intereses y amortización (devolución del dinero en sí misma) va cambiando a lo largo de la vida del crédito. Al principio estarás pagando más parte de intereses y menos de capital, y al final, al revés. O sea, más capital y menos intereses.

Sistema de amortización americano o creciente

La devolución del capital solicitado se lleva a cabo cuando termina el plazo temporal. Mientras, el deudor abona cada mes los intereses del préstamo. O sea, las cuotas se destinan, exclusivamente, a pagar los intereses. Y es en la última cuando se devuelve también el capital solicitado de forma íntegra.

Amortización decreciente o sistema alemán

Con el sistema alemán empezarás pagando cuotas más fuertes al principio del préstamo y cuotas menos elevadas al final del mismo. Es decir, las cuotas son decrecientes. En cuanto al reparto o proporción de intereses y capital amortizado, este último se mantiene constante, mientras que los intereses son los que empiezan “fuertes” y van menguando a lo largo del tiempo.

Ejemplo de cuadro de amortización

En esta imagen puedes ver un ejemplo de cuadro de amortización de un préstamo.

Preguntas sobre el cuadro de amortización de un préstamo

No podíamos terminar esta guía sobre la tabla de amortización de un préstamo sin antes contestar algunas preguntas frecuentes sobre ella. Hemos seleccionado algunas de las que nos formulan con más asiduidad nuestros usuarios. Si tienes alguna más, entra en el comparador y déjanos tu teléfono. También puedes llamarnos directamente en horario de oficina. Estamos a tu disposición y nuestro servicio es gratuito.

¿Dónde puede consultar el cuadro de amortización de mi préstamo?

El banco o entidad financiera está obligada a proporcionarnos el cuadro de amortización antes de que se firme el préstamo. La mayoría de ellas, además, permiten consultarlo a través de sus páginas web, en el área de clientes.

¿Qué pasa si quiero amortizar mi préstamo antes de tiempo?

En un principio cuando se amortiza anticipadamente un préstamo se ha de tener en cuenta que se deberá pagar la comisión por cancelación de un préstamo. La cancelación anticipada de un préstamo es la mejor opción para ahorarrse los intereses del préstamo.

¿Qué sistema de amortización es más habitual en España?

El sistema francés es actualmente el más utilizado en España. Se caracteriza, como apuntábamos hace unas líneas, por tener unas cuotas iguales durante toda la vida del crédito, y porque la parte correspondiente a los intereses va disminuyendo mes a mes.

¿Puedo cortar el plazo o la cuota?

Reducir el plazo de amortización de un préstamo puede llegar a ahorrarnos el triple de intereses que reducir la cuota. Esto es porque cuanto mayor es la deuda, mayor es también el ahorro al amortizar de forma anticipada. Si intuimos que vamos a poder pagar o saldar nuestra deuda antes del plazo estipulado en el contrato, conviene escoger uno que no tenga comisión de cancelación o amortización anticipada, para que hacerlo no suponga ningún coste adicional.