Acceso área privadaMi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Seguros de Renta Vitalicia: problemas

Todo lo que tienes que saber sobre los posibles inconvenientes de este tipo de póliza

En 2013 y cuando se decretó su favorable fiscalidad, la asociación de consumidores ADICAE lanzó una advertencia sobre los seguros de renta vitalicia y sus problemas. En concreto dijo que se trata de un producto más complicado de lo que a priori aparenta, y que con toda probabilidad se recuperará menos dinero del que se invirtió inicialmente. Hoy recopilamos todos esos posibles problemas y te damos alternativas. Y si lo que quieres es contratar un seguro de vida, no dudes en comparar en Acierto.com.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro de vida
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Problemas de rentabilidad en los seguros de renta vitalicia

La baja rentabilidad o rentabilidad mediocre de los seguros de renta vitalicia supone ya un problema. En concreto tienen un rendimiento cercano al 1,5 %. Un porcentaje que ni siquiera alcanza el dato de inflación actual ni el 2 % que el Banco Central Europeo (BCE) tiene como objetivo inflacionario.

La consecuencia directa de esto es que irás perdiendo dinero todo los años como consecuencia del aumento del coste de la vida. Y más ahora, con la inflación disparada, la guerra de Ucrania, etcétera.

En definitiva, el interés de los seguros de renta vitalicia es demasiado bajo como para que sean un producto que nos ayude por sí solo. De hecho se conciben como un complemento a las pensiones.

Seguros de renta vitalicia y sus problemas

Que no puedas rescatar todo el dinero del seguro de renta vitalicia, otro problema

Es posible que no se pueda rescatar el dinero del seguro de renta vitalicia en su totalidad. O sea, que no recuperes todo el dinero. De hecho esta es una de las principales advertencias de ADICAE sobre este producto. Es probable que perdamos una cantidad de dinero variable en función de las inversiones a las que se destine el capital que hemos aportado. Porque que la compañía aseguradora invierta, no quiere decir que lo haga bien.

Además, en el caso de las rentas vitalicias de capital cedido, tus herederos no cobrarán nada si falleces antes de tiempo (aunque percibirás unas aportaciones mayores en vida). Y hasta si te decantas por renta constante o capital reservado, es muy posible que tus herederos únicamente cobren parte del capital aportado.

A todo esto hay que sumar otro posible problema del seguro de renta vitalicia: que tenga unos gastos de administración y gestión altos, y cuotas anuales. Para que te hagas una idea, el coste medio de tener un seguro de renta vitalicia ronda el 3 % anual de la cantidad invertida. Y las penalizaciones por retirar los fondos antes de tiempo tampoco pueden perderse de vista.

Seguros de renta vitalicia y problemas para acceder al dinero 

Dependiendo de la modalidad de seguro de renta vitalicia que hayas contratado, no solo no podrás rescatar el dinero en su integridad, sino que a veces ni siquiera podrás tocar el dinero cuando quieras, incluso aunque lo necesites. Te tendrás que ceñir a la cantidad que se ha estipulado que recibirás.

Esto pasa, por ejemplo, con las rentas vitalicias de capital cedido, donde ni siquiera los herederos recuperarán el capital después del fallecimiento del tomador. Por no hablar de que si la aseguradora invierte mal, es posible que cuando accedas al dinero quede menos de lo que pusiste inicialmente.

No son fáciles de entender

Otro problema de los seguros de renta vitalicia es que no son un producto fácil de comprender. O sea, a priori el funcionamiento de una renta vitalicia es sencillo: tienes unos ahorros que la aseguradora transforma en una renta de por vida llegado determinado momento.

Sin embargo, ya para empezar hay diferentes tipos de rentas vitalicias: inmediatas o diferidas. Las primeras se empiezan a cobrar en cuanto se contrata la póliza, y las segundas después (según lo pactado). Y durante este plazo la aseguradora se encargará de rentabilizar los ahorros y hacerlos crecer.

También puede ser un problema en los seguros de renta vitalicia el hecho de que haya diferentes tipos según cómo quieras cobrar el dinero, un grado de complejidad adicional.

A este respecto no podemos dejar de comentar que, hasta 2018, no ha habido información clara sobre sus riesgos.

Los beneficios fiscales de las rentas vitalicias no lo son tanto

Si hablamos de problemas asociados a los seguros de renta vitalicia no podemos dejar de citar los beneficios fiscales que, en realidad, no lo son tanto. Y decimos esto porque, la renta que percibas con este seguro de vida, tendrás que declararla en el IRPF como rendimiento del capital mobiliario (siempre que no rescates el dinero que hayas ahorrado).

Esta tributación está marcada por un porcentaje que depende de tu edad. Estos porcentajes por edad son:

  • 40 %, cuando se tienen menos de 40 años.
  • 35 %, cuando se tienen entre 40 y 49 años.
  • 28 %, cuando se tienen entre 50 y 59 años.
  • 24 %, cuando se tienen entre 60 y 65 años.
  • 20 %, cuando se tienen entre 66 y 69 años.
  • 8 %, cuando se superan los 70 años.

El rescate anticipado de lo seguros de renta vitalicias da problemas

Aunque es posible rescatar este seguro de vida de forma anticipada, si lo haces tendrás que enfrentarte a un inconveniente. Y es que, si bien se puede recuperar la cantidad ahorrada antes de tiempo parcial o totalmente, no te beneficiarás de las reducciones fiscales correspondientes.

Además, es importante que sepas que, en función de las condiciones financieras establecidas en el contrato, el valor del rescate dependerá de las variaciones y fluctuaciones del mercado, de la inversión asociada a la renta y de la fiscalidad vigente en ese momento.

Problemas para entender seguros de renta vitalicia

Problemas con el seguro de renta vitalicia si quiebra la aseguradora

Hay que tener en cuenta, además, que la aseguradora con la que hemos contratado el seguro de renta vitalicia puede quebrar. En este caso no responde el FGD sino que el Consorcio de Compensación de Seguros operará como liquidador de la compañía de seguros en quiebra. Esto sería el equivalente a un administrador concursal. Pero que opere de esta forma no quiere decir necesariamente que si teníamos contratado un seguro de renta vitalicia lo vayamos a cobrar, porque depende, entre otras cosas, de si la compañía tiene suficientes bienes como para que se pueda pagar a todos los acreedores. También podría darse el caso de que el Gobierno inyectase dinero a la entidad en esta situación. En definitiva, se trata de un caso complicado.

Otros posibles problemas con los seguros de renta vitalicia

Más allá de lo comentado, podemos encontrar otros problemas asociados a la contratación de los seguros de renta vitalicia. Algunos de los más comunes son:

  • Falta de información y falta de transparencia en el producto que se está contratando. Es uno de los principales problemas ante los que se encuentran muchos tomadores de seguros de renta vitalicia. Que no saben que contratan.
  • Trampas en el mecanismo de reversión: el mecanismo de reversión permite trasladar una parte o la totalidad de la renta vitalicia a un nuevo asegurado tras el fallecimiento del asegurado. Se trataría de un nuevo beneficiario. Pero podría ocurrir que en caso de fallecimiento del tomador, los herederos no cobren el capital restante.
  • Son inversiones de riesgo.
  • Para contratarlos hace falta más dinero de inicio del que puedas pensar.

Alternativas a la renta vitalicia

Dicho lo cual, con los seguros de renta vitalicia y problemas que pueden dar, ¿existen alternativas? En principio puede resultar interesantes los siguientes productos:

  • Hipoteca inversa: se trata de una especie de préstamo hipotecario. Pero en esta ocasión es  el banco quien paga una renta a los titulares a cambio de usar su vivienda como garantía. Cuando fallezcan, el inmueble pasará a ser de su propiedad. La renta depende del valor de la vivienda.
  • Fondos de inversión: se trata de un producto financiero con mayor rendimiento y que da menos problemas que los seguros de renta vitalicia.
  • Seguro de vida riesgo: si lo que quieres es garantizar que tus herederos perciban un capital en caso de que fallezcas, esta es la mejor opción. Pues es justo lo que cubren. También la invalidez permanente y absoluta.