Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

PIAS: qué es y cómo contratar

Si quieres un seguro de vida y al mismo tiempo ahorrar, un PIAS es tu solución. Compara seguros de vida en Acierto.com

¿Sabes qué es PIAS ? Son las siglas de Plan Individual de Ahorro Sistemático, una combinación de plan de ahorro y seguro de vida. Para entender qué ofrece y si te conviene tener uno, sigue leyendo. Y si lo tuyo es un seguro de vida clásico, entra en nuestro comparador de seguros de vida. Podrás comparar las ofertas de 20 aseguradoras en solo 1 minuto.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro de vida
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

PIAS: ¿qué es?

A grandes rasgos, un PIAS es un producto de vida-ahorro que permite garantizar unos ahorros a largo plazo con los que complementar la pensión de la Seguridad Social. Podría confundirse con un plan de pensiones, pero existen importantes diferencias entre ellos, como iremos viendo. Su origen se remonta a 2007 y surgieron, precisamente, como una alternativa al plan de pensiones.

En un PIAS se realizan aportaciones periódicas a un fondo pensando en la jubilación: o sea, a largo plazo. Sin embargo, y esta es una de las diferencias con el plan de pensiones, permiten constituir un fondo a medio plazo y rescatar tu dinero antes de tiempo. Pero con condiciones, como también veremos.

Así, un PIAS te permite hacer crecer tu dinero mediante la inversión en diferentes carteras. En el momento del rescate, obtendrás tus rendimientos, que además estarán exentos de tributar, si se cumplen una serie de requisitos.

Pero es que además un PIAS funciona en parte como un seguro de vida, pues garantiza una cuantía en caso de fallecimiento. Los beneficiarios designados reciben un capital adicional al ahorrado.

Ahorrar dinero con un plan pias

Características de los PIAS

Para entender mejor qué es un PIAS vamos a analizar sus características o aspectos clave. Así podrás formarte una idea más concreta sobre su funcionamiento y tendrás más claro si quieres contratar un PIAS o necesitas otras soluciones para garantizar la economía familiar.

Aportaciones de los PIAS

Las aportaciones de los PIAS Pueden ser periódicas (mensuales) o extraordinarias. Lo importante es que no superen los 8.000 euros anuales y el total acumulado, los 240.000 euros. Son los límites económicos del PIAS, que marca la Ley. En cuanto a cómo deben ser las aportaciones, los máximos los marca la entidad.

Por ejemplo, en los PIAS del Santander puedes realizar aportaciones periódicas de entre 30 euros y 666 euros al mes y aportaciones extraordinarias de 1.000 a 8.000 euros. Pero en los PIAS de AXA, se elige entre la aportación única (de al menos 500 euros) y la aportación periódica (que deben sumar al menos 600 euros anuales).

Tipos de interés de los PIAS

Una de las ventajas financieras de los PIAS es que no dependen del Banco de España para determinar el tipo de interés. Es la aseguradora la que garantiza un tipo de interés fijo anual.

Liquidez

Un PIAS te permite obtener liquidez inmediata. Aunque para poder realizar un rescate sin asumir una penalización por ello y sin renunciar a sus ventajas fiscales, deberán pasar al menos cinco años. El rescate puede ser parcial (hasta un determinado porcentaje del acumulado) o total, y a partir del primer año de vigencia del PIAS. Aunque algunas compañías establecen otras normas: en el caso del PIAS Bankinter, puedes rescatar dinero tan solo 15 días desde la contratación, y sin gastos ni penalizaciones.

Ventajas fiscales de los PIAS

Los rendimientos que genera un PIAS no tributan en el IRPF. No tendrás que pagar impuestos por obtenerlos. Siempre y cuando cumplas los requisitos:

  • Las aportaciones no pueden superar los 8.000 euros anuales y el acumulado los 240.000 euros totales.
  • No se han realizado rescates antes de cinco años tras contratar el PIAS.
  • Se ha optado por una renta vitalicia para el momento del cobro.

PIAS Vs Planes de Pensiones

Aunque no se puede negar que hay ciertas semejanzas entre un PIAS y un plan de pensiones —ambas son fórmulas con las que complementar la pensión pública y asegurar una buena jubilación—, lo cierto es que aún son más las diferencias que afectan a todos estos aspectos.

Rescate

Un PIAS permite el rescate total y parcial desde el primer año. En el caso del plan de pensiones, solo podrás rescatar el capital ahorrado ante supuestos graves y muy concretos, como una invalidez permanente o una situación de paro de larga duración. Aunque a partir de 2025 se podrá rescatar transcurridos 10 años, esta medida establecida por la nueva Ley de Pensiones aún no está en vigor. 

Fiscalidad de los PIAS

La ventaja fiscal de los planes de pensiones se disfruta en el momento de la aportación. En la actual renta de 2021 (estos límites cambiarán para el próximo ejercicio) puedes deducirte hasta 2.000 euros en aportaciones o una cuantía equivalente hasta el 30 % de los rendimientos netos de trabajo y actividades económicas (la que represente la cuantía inferior). 

En los PIAS, las ventajas fiscales se disfrutan en el momento del cobro. Y cuantos más años tengas en el momento de rescatar, menos tributarás por lo que recibas en concepto de renta vitalicia.

Qué ocurre en caso de fallecimiento

Tanto en un plan de pensiones como en un PIAS, si el titular fallece son sus beneficiarios los que cobran. Pero lo hacen de forma distinta. En un plan de pensiones, la suma heredada tributa como rendimientos de trabajo y los beneficiarios pueden disfrutar de una deducción fiscal del 40 % (para las aportaciones anteriores al 31 de diciembre de 2006. Además, no se ha de pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En caso de fallecimiento del titular de un PIAS, los beneficiarios reciben la cuantía acumulada y un capital adicional, equivalente a un porcentaje del fondo acumulado, pero con un límite fijado previamente. 

Y que puede cambiar de una entidad a otra: en el PIAS Plan Futuro Flexible de CaixaBank se ofrece un 3 % adicional con un límite de 600 euros. Pero en el MaxiPlan PIAS de Santalucía, el capital adicional supone un 10 % del fondo acumulado, con un límite de 1.000 euros.

¿Cómo se cobra un plan PIAS?

Al contratar un PIAS tú eliges el período de vigencia del mismo. El período mínimo es de cinco años; es, justamente, el plazo de tiempo durante el cual rescatar el PIAS supone (como norma general) una penalización. En cualquier caso, son productos destinados a personas menores de 65 años, la edad oficial de jubilación.

Al contratar el PIAS puedes optar entre dos formas de recibir el fondo acumulado y los rendimientos generados: una renta vitalicia o en forma de capital acumulado.

Renta vitalicia en el PIAS

El fondo acumulado se transfiere a un seguro de renta vitalicia, destinado a abonar una renta mensual al titular del PIAS el resto de su vida. La renta a percibir depende, obviamente, de la cuantía del fondo acumulado. La renta tributa como rendimiento del capital mobiliario, pero goza de una importante exención fiscal. 

Capital

El titular del PIAS cobra el fondo acumulado y los rendimientos generales, en un solo pago. Pero deberá tributar por los beneficios.

Ahorrar dinero con un plan pias

Tributación de los PIAS

Las ventajas fiscales de los PIAS son uno de sus grandes atractivos, como ya hemos dicho. Pero, ¿en qué consisten? ¿Cómo es la tributación de los PIAS? Pues va a depender de cómo rescates ese fondo acumulado. Analizamos ambos casos en detalles.

Rescate del PIAS como renta vitalicia

Las rentas del PIAS percibidas como renta vitalicia tributan como rendimiento de capital mobiliario (no así los beneficios) y se aplica una deducción fiscal en función de la edad al rescatar. Estos son los porcentajes sobre la renta recibida que corresponden a los impuestos que se han de pagar en la declaración de la renta. Es decir, el porcentaje de la renta por el que has de tributar en el IRPF:

  • 40 años o menos: 40 %
  • Entre 40 y 49 años: 35 %
  • Entre 50 y 59 años: 28 %
  • Entre 60 y 65 años: 24 %
  • Entre 66 y 69 años: 20 %
  • 70 años o más: 8 %

Rescate del PIAS como ahorro (en forma de capital)

Si rescatas o cobras tu PIAS en forma de capital, solo deberás tributar por la parte de los beneficios generados. En este caso, se aplican estos porcentajes:

  • Hasta 6.000 euros: 19 %
  • Entre 6.001 euros y 50.000 euros: 21 %
  • Más de 50.000 euros: 23 %

Rentabilidad de los PIAS

Ya sabes qué es un PIAS y conoces aspectos tan importantes como su forma de tributar. Pero nos queda abordar una de las cuestiones más importantes: su rentabilidad. Es decir, cuánto va a crecer tu dinero si lo inviertes en un PIAS.

No hay una respuesta única; dependerá del tipo de renta de la inversión (fija, variable o monetaria) y el porcentaje que representa cada una en el total. El capital acumulado está garantizado pero no así las ganancias. Lo que obtengas de más finalmente dependerá del resultado del dinero invertido y del éxito de la inversión.

En este sentido, estos productos permiten adoptar diferentes perfiles o estrategias de inversión, según el riesgo que cada uno quiera tomar: desde el más conservador (en el que obtendrás la rentabilidad mínima garantizada, calculada en base al tipo mínimo de interés del dinero) hasta el más arriesgado.

Buscar online plan pias

Preguntas frecuentes sobre los PIAS

Para que no quede ningún fleco suelto, abordamos en este último apartado algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta modalidad de seguro de vida-ahorro:

¿Qué es la renta vitalicia en un plan PIAS?

Una renta vitalicia supone recibir mensualmente el fondo acumulado en el PIAS, en forma de rentas. Se cobra desde el fin del plazo del PIAS pactado o desde el rescate del mismo, hasta el momento del fallecimiento. El importe de la renta dependerá del dinero acumulado en el plan de ahorro.

¿Qué me conviene más, un plan PIAS o un Plan de Pensiones?

No hay una respuesta única. La elección entre una u otra forma de ahorro dependerá del perfil financiero de cada uno pero también de la necesidad (o no) de poder disponer de liquidez, de ser necesario. El PIAS se convierte en líquido (puede ser rescatado total o parcialmente) a partir del primer año. Un plan de pensiones solo puede ser rescatado anticipadamente en ciertas situaciones.

¿Hay comisiones en un plan PIAS?

Como en otros productos financieros, en los PIAS también se han de asumir unos gastos en forma de comisiones: de gestión, por rendimiento, de entrada, de salida… Cada entidad marcará sus condiciones en este sentido. Y pueden sumarse otros gastos, como los de asesoramiento. De nuevo, dependerá de la entidad escogida para tu PIAS.