• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Hipoteca puente

Las hipotecas puente son préstamos que te permiten cambiar de casa y vender la vivienda actual sin prisas. ¡Descúbrelas!

Una hipoteca puente es un préstamo hipotecario que te permite comprar una nueva casa sin tener que vender rápido (y probablemente mal) la residencia actual. Te explicamos cómo son y qué bancos tienen hipotecas puentes en esta guía.

Además, si estás buscando financiación para adquirir una casa, en el comparador de hipotecas de Acierto.com podrás analizar la oferta de más de 30 entidades en apenas 2 minutos. Compara opiniones, conoce cuál es la mejor hipoteca puente 2022 y mucho más aquí.

Compara más de 30 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
HIPOTECA PUENTE

Qué es una hipoteca puente

Una hipoteca puente es un préstamo que permite comprar una vivienda mientras se vende la actual, que también está hipotecada. Como operación financiera, consiste en ampliar el capital de la hipoteca ya existente y añadir una segunda garantía (la nueva vivienda).

Dicho de otro modo, una hipoteca puente une dos préstamos (el que queda pendiente del inmueble actual y el 80 % del valor del nuevo) en uno solo. Con ello, el hipotecado pagará una única cuota por dos préstamos distintos. Eso sí, se tiene que comprometer a vender la vivienda antigua en un plazo de tiempo que variará en función del contrato y que suele ir entre los seis meses y los cinco años.

La hipoteca puente es una opción recomendable para aquellas personas que quieren cambiar de casa y que necesitan vender la que ya tienen, pero no quieren hacerlo con prisas.

Familia sonriente contrata hipoteca puente

Cómo funciona una hipoteca puente

Las hipotecas puente funcionan como cualquier otro producto de financiación. A grandes rasgos, para acceder a ellas se ha de presentar una solicitud a una entidad que, a su vez, estudiará la viabilidad de la operación.

Con todo, una hipoteca puente tiene sus peculiaridades. Es por eso que ahora te vamos a contar, paso a paso, cómo funciona este tipo de préstamo para cambiar de casa.

Comprar la vivienda nueva

Como hemos adelantado, cuando se va a formalizar la compra de la nueva vivienda, y antes de conceder la hipoteca puente, el banco estudiará el perfil del solicitante. Es decir, analizará si tiene suficiente solvencia para hacer frente a los pagos en cualquiera de los escenarios posibles (tanto si logra como si no logra vender la vivienda original en el plazo acordado).

En caso de aceptar la operación, el banco aunará dos préstamos ya que sumará el valor de la nueva casa más el capital pendiente de la hipoteca de la vivienda actual.

Por su parte, el comprador tendrá un plazo concreto para vender la primera vivienda. Va entre los 6 meses y 5 años, en función del banco. Y durante ese tiempo pagará una sola cuota por ambos préstamos.

Encontrar un comprador para el piso antiguo

Siguiendo con el hilo anterior, en la hipoteca puente hay que encontrar un comprador para el piso de origen y, durante el plazo de tiempo que se acuerde con el banco (entre 6 meses y 5 años), se pagará una única cuota por ambos préstamos. Además, esta puede ser algo más baja de lo habitual. De hecho, existen tres modalidades de cuotas en una hipoteca puente:

  • Con carencia de capital: solo se pagan intereses, no se amortiza capital.
  • Especial reducida: se negocia con la entidad unas cuotas con importe inferior al que se pagará tras vender la vivienda.
  • Normal: se paga la cuota que corresponde.

Vender el piso de origen

Una vez localizado el comprador y vendido el piso de origen, se podrá saldar la deuda que había sobre él. Amortizada la hipoteca, la vivienda quedará libre de cargas y se podrá formalizar una hipoteca al uso para comprar la nueva vivienda.

Ventajas e inconvenientes de las hipotecas puente

Como cualquier producto bancario o de financiación, las hipotecas puente tienen sus ventajas e inconvenientes. Para que te hagas una idea y puedas valorar con conocimiento de causa, recopilamos aquí los principales pros y contras de las hipotecas puente.

Ventajas de las hipotecas puente

Según ha podido analizar el comparador de hipotecas de Acierto.com, las hipotecas puente tienen, básicamente, dos ventajas:

  • Se tiene de más tiempo para vender la casa original. Tienes un margen de entre 6 meses y 5 años para llevar a cabo la venta, con lo cual puedes hacerlo con paciencia e intentar conseguir el mejor de los precios.
  • Las cuotas son más bajas ya que habitualmente se aplican periodos de carencia (en los que solo se pagan intereses) durante el plazo de venta que se haya acordado.

Hipotecas puente: desventajas

Una hipoteca puente puede ser una solución, pero también tiene (o puede tener) algunas desventajas. Te las listamos:

  • El plazo para vender la casa de origen puede ser insuficiente. Es cierto que hablamos de hasta 5 años, pero no siempre este es el margen. Hay ocasiones en los que solo se tienen unos meses y el mercado inmobiliario está lleno de incertidumbres.
  • Siguiendo con las incertidumbres, el valor de la vivienda que se va a vender puede variar. Y puede subir, lo que sería beneficioso, o a menos, que ya no lo sería tanto.

Requisitos para acceder a una hipoteca puente

Para acceder a una hipoteca puente, como sucede con cualquier producto de financiación, hay que cumplir ciertas condiciones que van más allá de los requisitos para una hipoteca convencional. Además, estas pueden variar en función de la entidad, aunque la mayoría son comunes. Te las listamos:

  • Demostrar solvencia: el banco estudiará el perfil financiero de la persona que solicite la hipoteca puente y, entre otros, analizará si puede hacer frente a las cuotas de la misma tanto en los momentos que haya aplicada una carencia en las cuotas como en los que no.
  • No estar en listados de morosidad: como siempre, estar o haber estado en un listado de morosidad frena las posibilidades de acceder a una financiación.
  • Que la vivienda que se va a adquirir, por la que se hace el puente, sea considerada primera vivienda.

Firma de hipoteca puente

En qué fijarse al contratar una hipoteca puente

Más allá de todos los aspectos en los que nos tenemos que fijar al contratar una hipoteca (intentar que el tipo de interés que aplica sea el más bajo, que tenga el menor número de comisiones posibles, que la operativa del banco se adapte a nuestras necesidades...), en el caso de los préstamos para cambiar de casa tenemos que evaluar nuestras finanzas.

Esto es, si con nuestros ingresos vamos a poder hacer frente a las cuotas, sean cuales sean (con carencia o sin ella).  Por tanto, hay que hacer cálculos y simulaciones con la hipoteca y ver qué porcentaje del dinero que entra en el hogar se va a destinar a su pago. En este sentido, te recordamos que se recomienda no utilizar más del 35 % de los ingresos para pagar financiaciones.

Más allá, también se tienen que mirar las posibilidades del inmueble que se va a vender (cuál es su precio de mercado, si puede haber dificultades en la venta, cuánto te queda por pagar si aún está hipotecado, etc.).

Qué entidades tienen la mejor hipoteca puente

Las hipotecas puente fueron muy habituales en los años del boom inmobiliario, en los que los cambios de vivienda eran comunes. Y eran muchas las entidades que los ofertaban. En la actualidad, según ha podido comprobar el comparador de hipotecas de Acierto.com, solo Banco Santander dispone de ellas.

Hipoteca puente Banco Santander

Banco Santander es la única entidad que dispone de préstamos para el cambio de casa en su cartera de productos. Las comercializa tanto como hipoteca fija o variable. Y la finalidad es la compra de una vivienda habitual.

El importe máximo de financiación podrá alcanzar el 100 % del precio de compraventa de la nueva casa y tendrá hasta 12 meses de carencia de capital, tiempo en el que tendrá que vender la vivienda habitual.

Tu hipoteca puente en Acierto.com

Ya te estés planteando solicitar una hipoteca puente o una hipoteca convencional, antes de pedirla debes preguntarte cuáles son las mejores opciones para ti. Y, además de conseguir el tipo de interés más bajo, tienes que mirar que la financiación se adapta a tus necesidades y características.

Es recomendable no quedarse con la primera opción. Esto es, ver las diferentes posibilidades que nos ofrece el mercado. Pero mirar y comparar la oferta de varios bancos, si se hace uno a uno, puede ser un proceso lento y engorroso. Y es entonces cuando un comparador de hipotecas como el de Acierto.com puede ser de gran ayuda porque:

  • En la misma web podrás comparar las hipotecas de más de 30 entidades. Desde sus tipos de interés a condiciones, requisitos...
  • Te daremos una oferta personalizada, con productos que se ajustan a tu perfil y necesidades.
  • Podrás hacer todo la operativa de una forma sencilla, rápida y sin salir de casa.
  • Te facilitaremos simulaciones y estimaciones sobre cómo pueden quedar las cuotas.
  • Ahorrarás tiempo y dinero porque toda la información que te daremos será online y no tendrás que acudir a oficinas de bancos para obtenerla
  • Los servicios que te ofrecemos (desde tu comparativa personalizada a la ayuda telefónica de nuestros agentes) son gratis y sin compromiso.
  • Aplicamos todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la información.

Cómo contratar la mejor hipoteca puente en Acierto.com 

Si estás buscando un préstamo para cambiar de casa, desde el comparador de hipotecas de Acierto.com te podemos ayudar a encontrar, en apenas minutos y sin complicaciones, la mejor hipoteca para ti. Pero para poder ajustar al máximo los resultados, tenemos que conocer tus necesidades y características.

Y, para ello, te pediremos que respondas a un sencillo cuestionario en el que te preguntaremos:

  • Finalidad de la hipoteca, para qué la pides.
  • El precio de la vivienda que quieres comprar.
  • Cuántos ahorros tienes (si dispones de ellos) para entrada.
  • Número de titulares que tendrá la hipoteca.
  • Tipo de contrato laboral de la persona que pide la financiación (indefinido, temporal, funcionario, autónomo...).
  • Suma de los ingresos del futuro titular (o titulares) de la hipoteca.
  • Cuánto suman los importes de otros préstamos, si se tienen.
  • En qué fecha se va a comprar la nueva casa.
  • Provincia en la que está situada la vivienda.
  • Nombre, teléfono y correo electrónico del solicitante.

En función de tus respuestas, analizaremos qué productos encajan para tus necesidades y características y te los mostraremos, gratis y sin compromiso.

Pareja busca online hipoteca puente

Preguntas frecuentes sobre las hipotecas puente

Hasta aquí te hemos dado toda la información sobre las hipotecas puente. Ahora vamos a responder a preguntas frecuentes que nos han hecho nuestros usuarios acerca de los préstamos para cambiar de casa.

¿Qué pasa si no vendo la casa en el tiempo acordado?

Como hemos adelantado, uno de los beneficios de las hipotecas puente es que te dan un tiempo para poder vender con calma la vivienda actual. Este plazo oscila, en función de las condiciones que establezca cada entidad, entre los 6 meses y los 5 años.

Si una vez superado ese tiempo no se ha podido vender la vivienda de origen, el titular de la hipoteca puente, si ha solicitado o se le ha aplicado un tiempo de carencia, tendrá que devolver el total del préstamo, capital más intereses, durante el resto de plazo de amortización de la hipoteca.

¿Qué gastos tiene una hipoteca puente?

Los gastos de una hipoteca puente son los mismos que tiene la contratación de una hipoteca. Esto es, los gastos que pueda haber en la comisión de apertura y estudio, la tasación...

Más allá, los intereses que se tendrán que pagar serán los que tienen que ver con la deuda que se haya suscrito para la compra de la nueva vivienda más los que haya generado la primera hipoteca, la que ya se tenía.

Alternativas a la hipoteca puente

Es posible que, por varios motivos, no se pueda acceder a una hipoteca puente. Bien porque nuestro banco no comercializa este tipo de préstamos para cambiar de casa, bien porque otras entidades consideran que tenemos un perfil de riesgo, bien porque se ve poco probable que se pueda vender la primera vivienda... En todos estos casos, hay que buscar alternativas.

Te explicamos, a continuación, las principales alternativas a las hipotecas puente.

Solicitar una ampliación de la hipoteca actual

Una de las primeras alternativas pasa por pedir al banco una ampliación de hipoteca: incrementar el capital del préstamo actual. Antes de concederlo, el banco estudiará nuestras finanzas y perfil ya que, al tratarse de una nueva vivienda, la ampliación va a ser importante.

Entre los inconvenientes, la ampliación de una hipoteca tiene una serie de gastos asociados (comisión de novación, notaría, registro, tasación...) y tampoco establece un periodo de carencia, en el que solo se paguen interese, por ejemplo.

Contratar una segunda hipoteca

Otra posibilidad en el caso de que no se pueda acceder a una hipoteca puente es contratar una segunda hipoteca. Eso sí, antes de decantarse por esta vía y hacer una solicitud al banco, se tienen que hacer muchos cálculos ya que hacer frente a dos hipotecas es muy costoso y se puede correr el riesgo de impago.

Si los números cuadran, cuando se haga la solicitud, el banco realizará un estudio de viabilidad de la operación y, recordamos, este puede alargarse durante un mes.

Esperar hasta que vendas la primera vivienda

Es la opción menos agradable porque vas a dejar escapar la oportunidad de comprar una vivienda que te ha gustado, pero sí la más realista. Y es que mejor no arriesgarse a estar sobreendeudado, si no se tiene claro si se va a poder a vender la casa en el plazo que has negociado con el banco.

Así que, si te planteas esta opción, solo queda poner tu casa a la venta, esperar a que alguien la compre y empezar a buscar vivienda de nuevo.