Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo conseguir la mejor hipoteca joven

Si buscas hipoteca y tienes menos de 35 años, estás en el sitio correcto

¿Hay hipotecas para jóvenes? Sí, las hay. Y, aunque comparten algunas características, sus condiciones son algo diferentes a las de una hipoteca convencional. Descubre en esta guía del cómo son las hipotecas para menores de 35 años, sus características, condiciones, etc.

También puedes entrar ya mismo en nuestro comparador de hipotecas para empezar a comparar las mejores hipotecas jóvenes del mercado. ¿A qué esperas?

Compara más de 30 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR HIPOTECAS PARA JÓVENES

Qué es una hipoteca joven

Una hipoteca joven es una financiación destinada a personas que son menores de una determinada edad, que puede variar en función de la entidad, aunque no suele superar los 35 o los 36 años.

La finalidad de una hipoteca joven es comprar una primera vivienda y suele tener condiciones algo más ventajosas que una hipoteca convencional.

Como explicaremos a continuación, las características pueden ser diferentes en función del banco, pero en general suelen ofrecer mayores porcentajes de financiación, plazos de amortización más amplios, condiciones ventajosas, etc.

Ventajas de las hipotecas jóvenes

Las ventajas de las hipotecas para jóvenes son, básicamente, que permiten un mayor porcentaje de financiación, que cuentan con plazos de amortización más largos, intereses más bajos, ofrecen facilidades de pago, y que incluso hay bonificaciones de organismos públicos. Te las listamos:

Mayor porcentaje de financiación de la hipoteca joven

Una hipoteca para jóvenes puede financiar un importe mayor al 80% habitual, que corresponde al precio de compraventa. Así, el o los titulares pueden aportar un menor volumen de ahorros previos.  

Plazos de amortización más largos para la hipoteca joven

Aunque lo habitual es que no superen los 30 años, en las hipotecas jóvenes se pueden ver ligeramente ampliados.  

Intereses más bajos en las hipotecas para jóvenes

No siempre sucede, pero hay casos en los que los intereses que aplican las hipotecas jóvenes sean más bajos que en las hipotecas convencionales.  

Facilidades de pago de la hipoteca joven

En función de la entidad, la hipoteca y el perfil del titular pueden solicitarse algunas facilidades en los pagos como cuotas más bajas o periodos de carencia al inicio. 

Bonificaciones de organismos públicos en las hipotecas para jóvenes

En ocasiones hay organismos públicos (gobiernos regionales o locales) que, en colaboración con entidades, ofrecen bonificaciones a jóvenes que quieren adquirir su primera vivienda.

Qué es mejor, una hipoteca joven u otra convencional 

Como sucede con cualquier producto bancario o de financiación no se puede dar una respuesta contundente sobre qué es mejor, una hipoteca joven u otra convencional. La idoneidad de contratar una hipoteca joven, siempre que se cumplan las condiciones, o una hipoteca generalista dependerá de varios factores. Entre ellos, las necesidades y el perfil de la persona que la va a pedir.

Sea como sea, desde Acierto.com recomendamos que, siempre que se vaya a contratar un producto bancario como lo es una hipoteca, se compare el mercado actual. Y se analicen condiciones, requisitos, bonificaciones... Para poder elegir la que nos cuadre mejor según nuestras características.

Requisitos para conseguir una hipoteca si eres joven

Una hipoteca joven es, en esencia, muy parecida a una hipoteca convencional. De hecho, solo dos de los requisitos (la edad máxima y que su finalidad es exclusivamente comprar una primera vivienda) van a ser exclusivos de las primeras. El resto, son compartidos. Te los detallamos:  

  • No superar una edad máxima: Los destinatarios de las hipotecas jóvenes son personas que no superan cierta franja de edad. En función de la entidad, el tope puede oscilar entre los 30 y los 36 años, aunque lo más habitual es que estén destinadas a menores de 35 años.  
  • Una sola finalidad, primera vivienda: La única finalidad que contempla una hipoteca para jóvenes es la compra de una vivienda habitual. Con ella no se pueden adquirir segundas residencias ni se pueden usar para reunificar deudas.  
  • Demostrar trabajo estable: El o los solicitantes de una de demostrar que tienen un trabajo estable y con contrato indefinido. En ocasiones, incluso, se puede pedir cierta antigüedad en el mismo (normalmente es de, al menos, un año). 
  • Disponer de ahorros: Aunque el porcentaje de financiación sea superior al de una hipoteca generalista, no va a llegar al 100% del precio de la vivienda. Por tanto, tener unos ahorros que cubran una parte de la entrada va a ser necesario.  
  • Pocas (o ninguna) deuda: Como con cualquier financiación, el banco mirará la ratio de endeudamiento del futuro titular de la hipoteca. Dicho de otro modo: qué porcentaje de sus ingresos dedica a pagar deudas. Este no debería superar el 35 %.  

Documentación para pedir una hipoteca joven

La documentación que hay que presentar en el banco a la hora de solicitar una hipoteca joven no es muy diferente de la que se pide al tramitar una hipoteca convencional. Como siempre, y aunque cada entidad tiene sus propias políticas al respecto, los papeles más comunes que hay que llevar son:

  • Documentos identificativos (DNI, NIE, pasaporte…).
  • Última declaración del IRPF.
  • Vida laboral actualizada. 
  • Extractos con los últimos movimientos bancarios.
  • Documentos relacionados con la vivienda que se va a comprar.

Si se tuvieran:

  • Recibos de otros préstamos. 
  • Si se vive de alquiler, el contrato y últimos recibos.
  • Escrituras de otros bienes.
  • Otros ingresos.

Además, si la persona que pide hipoteca joven es asalariada:

  • Contrato laboral. 
  • Entre las dos y las cuatro últimas nóminas.

En el caso que sea autónomo:

  • Declaración anual del IVA.
  • Pagos trimestrales del IVA del último año.
  • Declaración del IRPF.
  • Últimos recibos de los pagos a la Seguridad Social.

Finalmente, bien por la juventud del solicitante o porque los números no le acaban de cuadrar, cabe la posibilidad de que el banco exija la presencia de un aval, una persona que responderá por el titular del préstamo en caso de impago. En estos casos, los avales tienen que presentar la misma documentación que si solicitaran la hipoteca.

¿Existen las hipotecas para jóvenes al 100%?

El mercado de la hipoteca 100 para jóvenes es tan escaso como el de las hipotecas generalistas, ya que los bancos no publicitan que dispongan de ellas en sus carteras de productos.

Con todo, es cierto que con una hipoteca joven se puede conseguir un porcentaje de financiación superior al 80% del precio o valor de tasación de la vivienda habitual. De hecho, en función de la entidad y el perfil del solicitante, puede llegar a rebasar el 90%.

Dónde conseguir una hipoteca joven

No todos los bancos disponen hipotecas jóvenes en sus carteras. Con todo, cabe señalar que muchos, aunque no las publiciten, disponen de hipotecas con condiciones especiales para los clientes más jóvenes.  

Entre las entidades con productos específicos desde el comparador de hipotecas de Acierto.com señalamos que habitualmente tienen hipotecas para jóvenes Banco Santander, CajaSur, KutxaBank o Bankinter, entre otras.

Con todo, reiteramos: si buscas una hipoteca para menores de 35 años, no te cierres en las hipotecas para jóvenes. Antes de decantarte por una de ellas, analiza el mercado financiero y compara sus características con las de las hipotecas convencionales.

Cómo conseguir una hipoteca joven en Acierto.com

Conseguir tu hipoteca joven o tu hipoteca convencional con el comparador de Acierto.com es muy sencillo. Solo tienes que responder a un sencillo cuestionario en el que te preguntamos acerca de:

  • La finalidad de la hipoteca.
  • El precio de la vivienda.
  • Cuántos ahorros se pueden aportar.
  • Cuántos titulares tendrá la hipoteca.
  • Qué tipo de contrato laboral tiene el titular con mayores ingresos.
  • A cuánto ascienden los ingresos de los titulares.
  • Si pagáis otros préstamos, el importe.
  • Dónde está la vivienda que se quiere comprar.
  • Y algunos datos de contacto.

Con los datos que nos aportes, analizaremos tu caso, miraremos la oferta que existe en el mercado y que cuadre con tu perfil y te daremos, gratis y sin compromiso, las propuestas que más te pueden encajar.

Ventajas de usar Acierto.com para contratar tu hipoteca joven 

Si estás buscando una hipoteca joven (o generalista), el comparador de hipotecas de Acierto.com te será de gran ayuda. De hecho, encontrarás un gran número de ventajas ya que puede ser la herramienta con la que puedas localizar la mejor hipoteca para ti.

  • Es una herramienta fácil de usar: el funcionamiento de un comparador es sencillo e intuitivo. Solo tienes que seguir las instrucciones (rellenar un cuestionario muy simple) y nosotros nos encargamos del resto. Analizaremos los datos para filtrar las hipotecas que te pueden ir mejor.
  • Ahorrarás tiempo: para conocer las hipotecas de las entidades no tendrás que acudir de oficina en oficina. Sino que, en apenas un minuto desde que respondes el cuestionario de nuestra web, tendrás un cuadro con en el que te detallaremos la oferta de las diferentes entidades.
  • Ahorrarás dinero: nuestro comparador localizará las hipotecas que tienen un mejor tipo de interés. ¡Además de ahorrar tiempo también ahorras dinero!
  • Ganarás en comodidad: podrás hacer tu comparativa desde cualquier dispositivo (móvil, ordenador...) donde sea y cuando te vaya bien.
  • Te ayudamos gratis y sin compromiso: En Acierto.com no te cobraremos ni un euro por ayudarte a comparar y elegir la mejor hipoteca para ti.
  • Proceso seguro: contamos con sistemas que velan por la seguridad de los datos.
  • La información que se ofrece es transparente: podrás realizar simulaciones y saber el coste de las financiaciones.

Ayudas para pedir una hipoteca joven

En la actualidad, son muy pocas las ayudas que existen para pedir una hipoteca joven. De hecho, las que hay están incluidas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, cuyo plazo se ha ampliado y estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2022.

  • En este caso, y entre otros, se deben cumplir ciertos requisitos:
  • El solicitante debe ser menor de 35 años.
  • La vivienda debe estar situada en municipios pequeños (de menos de 5.000 habitantes).
  • El inmueble se compra para uso de vivienda habitual y permanente.
  • El precio no debe superar los 100.000 euros.

Otras preguntas sobre las hipotecas jóvenes 

Contratar una hipoteca es una decisión muy importante por todo lo que comporta: se trata de un compromiso financiero a muy largo plazo, en el que hay en juego mucho dinero. Y, aunque esta guía sobre hipotecas jóvenes te ha sido de ayuda para entender cómo son este tipo de préstamos hipotecarios, seguro que te han surgido algunas dudas más. ¡Te las respondemos!

¿Hay que presentar avales al pedir una hipoteca joven?

Depende de cada caso. Recordemos que un aval es una garantía y que el banco lo pide si tiene dudas acerca de la solvencia futura del titular del producto financiero (en este caso, una hipoteca joven).  

Esto es, si tras analizar la documentación que aporte considera que es demasiado joven, tiene ingresos bajos, pide un alto porcentaje de financiación, el sector laboral en el que trabaja es inestable...

En estos casos, la entidad exigirá la presencia de un aval, habitualmente una tercera persona, que tendrá que responder de la hipoteca en caso de que el titular incumpla con los pagos. Es decir, el avalista tiene las mismas obligaciones que el del titular del préstamo.

¿En qué me tengo que fijar al pedir una hipoteca joven?

A la hora de contratar una hipoteca joven, como sucede con cualquier tipo de préstamo hipotecario, hay que tener en cuenta algunos detalles. Te los listamos:

  • Hay que intentar que el tipo de interés de la hipoteca sea lo más bajo posible.
  • En el caso de que nuestra hipoteca tenga comisiones, debemos intentar que sean las menos y lo más bajas posibles.
  • A la hora de solicitar la financiación, hay que ser realistas y pedir el importe necesario, no más.
  • Los plazos, cuanto más breves mejor (ahorraremos en intereses): las cuotas serán más altas, pero a la larga pagaremos menos intereses. Eso sí, no debemos ahogar la economía familiar.
  • El porcentaje de endeudamiento no debería superar el 35 % de los ingresos.
  • Analizar si la operativa que nos ofrece el banco cuadra con nuestras necesidades.

¿Cuál es la hipoteca para jóvenes: la hipoteca fija o la variable?

No hay una respuesta concreta acerca de si es mejor una hipoteca fija o una hipoteca variable ya que dependerá de cada caso.  

Así, una hipoteca fija estaría recomendada a personas que quieren tener las finanzas controladas desde el primer día ya que las cuotas van a ser siempre las mismas. Si bien es cierto que al principio pueden ser algo más caras, en cuanto el euríbor se empiece a encarecer se podrían igualar a las variables.  

Por su parte, en las hipotecas variables, las cuotas van variando cada vez que toca revisión (habitualmente cada seis o 12 meses) y el tipo al que están referenciadas (la mayoría en España, al euríbor) tiene algún cambio.