¿Cuándo y cómo pueden viajar los menores y los niños en moto?

Descubre qué requisitos marca la ley acerca de la edad y de la seguridad

Niños en motos: así es la normativa española

No todos los países son igual de estrictos en lo que respecta a las normas de circulación con menores, además de existir grandes diferencias culturales entre sociedades como la taiwanesa o la nuestra. Es importante conocer la normativa del país en el que estamos circulando. 

Como en cualquier otra cuestión relativa a la circulación, el transporte de menores está sujeto a una serie de normas, recogidas en los textos legales sobre tráfico y circulación. En general, tenemos muy claro cómo llevar a un niño en un coche y qué sistemas de retención infantil existen para ello. Sabemos que pueden viajar desde el primer día —lo más habitual es que salgan del hospital en el coche familiar— siguiendo las indicaciones generales del Reglamento General de Circulación y las específicas del fabricante del retenedor, para cada etapa de desarrollo.

Si tienes un hijo de siete años o más, puede viajar contigo como pasajero. Siempre respetando, obviamente, lo que dicta la ley.

En el caso de las motos, suele haber más dudas sobre a qué edad puede viajar un niño en moto. Si acabas de unirte al club de las dos ruedas puede que te sorprenda saber que si tienes un hijo de siete años o más, puede viajar contigo como pasajero. Siempre respetando, obviamente, lo que dicta la ley.

Nos remitimos al Reglamento General de Circulación que en su capítulo II (“De la carga de vehículos y del transporte de personas y mercancías o cosas”), Artículo 12, de las “Normas relativas a ciclos, ciclomotores y motocicletas”, especifica:

2. En los ciclomotores y en las motocicletas, además del conductor y, en su caso, del ocupante del sidecar de éstas, puede viajar, siempre que así conste en su licencia o permiso de circulación, un pasajero que sea mayor de 12 años, utilice casco de protección y cumpla las siguientes condiciones:

  • a) Que vaya a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales.
  • b) Que utilice el asiento correspondiente detrás del conductor.

En ningún caso podrá situarse el pasajero en lugar intermedio entre la persona que conduce y el manillar de dirección del ciclomotor o motocicleta.

3. Excepcionalmente, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su padre, madre o tutor o por personas mayores de edad por ellos autorizadas, siempre que utilicen casco homologado y se cumplan las prescripciones del apartado anterior (artículo 11.4 del texto articulado).

Los 12 años marcan la edad mínima, en términos generales, para que un niño pueda viajar como pasajero en una moto conducida por un mayor de edad

Por otra parte, en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial que entró en vigor el 31 de enero de 2016 en su Título II (sobre las “Normas de comportamiento en la circulación”), Artículo 11 (“Normas generales de circulación) establece la prohibición de circular en moto a los menores de doce años, con las excepciones que ya encontramos en el Reglamento General de Circulación:

5. Queda prohibido circular con menores de doce años como pasajeros de ciclomotores o motocicletas, con o sin sidecar, por cualquier clase de vía. Excepcionalmente, se permite esta circulación a partir de los siete años, siempre que los conductores sean el padre, la madre, el tutor o una persona mayor de edad autorizada por ellos, utilicen casco homologado y se cumplan las condiciones específicas de seguridad establecidas reglamentariamente.

Resumiendo: los 12 años marcan la edad mínima, en términos generales, para que un niño pueda viajar como pasajero en una moto, conducida por un mayor de edad. Ahora bien, excepcionalmente, se puede llevar a un niño de entre 7 y 11 años siempre que lo haga un responsable legal del mismo, ya sean sus padres, sus tutores legales o una persona mayor de edad que haya sido expresamente autorizada por los padres o tutores del menor.

En lo que respecta a la moto, ha de estar homologada para poder transportar a dos personas (y constar así en el permiso de circulación). En cuanto a la seguridad, el niño ha de viajar a horcajadas, con los pies apoyados en los reposapiés y con su casco homologado. Sobre accesorios y dispositivos, no hay una obligación específica más allá de la de llevar el casco homologado (te será útil esta guía), aunque existen, como veremos, sistemas de retención para que viajen más seguros.

Algunos consejos de circulación

Partiendo de la idea de que se ha de circular siempre con la máxima seguridad, se hace aún más preciso si cabe llevando a un menor en una moto. Además de seguir las normas que dicta el Reglamento y la Ley de Tráfico, se aconseja una serie de medidas para mejorar su seguridad:

  • Extremar la precaución a la hora de circular.
  • Usar un dispositivo como un respaldo o prolongadores, ya que no suelen llegar a los reposapiés laterales ni tiene la misma fuerza que un adulto para mantenerse agarrados.
  • No hacer salidas o frenadas bruscas, para evitar posibles lesiones cervicales o caídas por la fuerza de la inercia.
  • Asegurarnos de que van bien apoyados en la posición correcta antes de empezar a circular.
  • Por supuesto, jamás deben viajar entre el conductor y el manillar.
  • Antes de subir por primera vez a la moto hay que enseñarles cómo hacerlo, por el lado izquierdo y evitando el tubo de escape.
  • Revisa tu póliza: ¿está cubierto el pasajero en la garantía de accidentes corporales? Es importante tener claro cómo va a responder la compañía en caso de siniestro. Recuerda que si la moto no está homologada para llevar pasajeros, no le cubrirá en ningún caso.

Asientos infantiles y otros accesorios para niños

Existen diferentes opciones y sistemas de retenedores y dispositivos infantiles para que los niños puedan viajar en moto. Su elección dependerá del tipo de moto y también de la estatura del niño.

En algunos casos, por ejemplo, se necesitarán prolongadores para que el niño llegue a apoyar los pies en los reposapiés o estriberas laterales.

Si tienes una scooter existen sillas específicas como ésta, que lleva sus propios reposapiés regulables y ayuda a que el niño vaya estable y en posición fija al ir unida con correas al asiento. Está indicada para niños de entre 5 y 8 años. También existen baúles para scooter que llevan incorporado un asiento.

Otra opción válida para cualquier tipo de moto es el arnés de seguridad o Moto-Grip. El arnés une a conductor y pasajero gracias a unas resistentes correas. Además, también hay una versión para adultos.

Los pasajeros y el seguro

Además de conocer la legislación que afecta a la circulación con menores y de protegerlos con sistemas de seguridad, es fundamental saber cómo le protege tu seguro de moto. Has de tener claro si la garantía de accidentes corporales o el seguro del conductor (el que te cubre a ti de los daños que puedas sufrir y de los que tú seas responsable) cubre a los pasajeros.

No es lo habitual pero algunas compañías hacen extensible esta garantía al pasajero. Si vas a viajar con un niño frecuentemente (por ejemplo, si vas a usar la moto para trayectos cortos diarios, como ir al colegio) conviene que tu póliza también le proteja a él, en caso de accidente y cuente con la misma atención médica o las mismas indemnizaciones que tú. 

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR