Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cambiar la Hipoteca de Banco

Cómo cambiar tu hipoteca de un banco a otro. Consigue las mejores condiciones con Acierto.com

Habitualmente se suele cambiar la hipoteca de banco para mejorar las condiciones y pagar menos. Aunque es una operación relativamente sencilla, tiene sus particularidades. Aquí te las explicamos todas. Y si te estás planteando de forma más concreta cómo cambiar de hipoteca de un banco a otro, en el comparador de hipotecas de Acierto.com te ayudaremos a encontrar las mejores opciones para ti.

Compara más de 30 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR HIPOTECAS

Qué es cambiar la hipoteca de banco

Cambiar la hipoteca de banco es una operación financiera que tiene por objetivo mejorar las condiciones del préstamo que ya se tiene y recibe por nombre subrogación de hipoteca. Se suele llevar a cabo después de haber renegociado, sin éxito, las cláusulas de la hipoteca con el banco en el que se tiene contratada.

Cuando se va a cambiar la hipoteca de banco se hace para modificar el tipo de interés, ya sea reducirlo o cambiarlo de interés variable a fijo (o a la inversa), incluir otro índice de referencia, eliminar productos vinculados, reducir comisiones, etc.

Se trata de una operación bastante habitual. De hecho, en las carteras de las principales entidades se publicitan productos para cambiar la hipoteca de banco.

Cambiar hipoteca de banco

Ventajas de cambiar tu hipoteca de banco

Como hemos apuntado, el principal objetivo de cambiar la hipoteca de banco es mejorar las condiciones que se tienen en la actualidad. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Cambiar el tipo de interés: el objetivo principal es abaratarlo manteniendo el mismo tipo de interés (ya sea fijo o variable), aunque también puedes cambiarlo de variable a fijo (o a la inversa) para adaptarte a la situación actual. Por ejemplo, si tienes una hipoteca variable con un diferencial alto, quizás no esté de más echar un vistazo al mercado de la hipoteca fija, ahora que el euríbor diario ha iniciado una escalada.
  • Modificar el plazo de amortización: acortarlo o alargarlo, en función de las necesidades y circunstancias del titular.
  • Solicitar una ampliación del capital.
  • Eliminar cláusulas y comisiones: sobre todo en hipotecas que se firmaron antes de la entrada en vigor la Ley del Crédito Inmobiliario, en 2019, cuando no había regulación acerca de los productos vinculados o ciertas comisiones no tenían unos límites tan bajo.
  • Mejorar servicios: en función de tu operativa habitual, y con el cierre de oficinas, es posible que tu actual banco no responda como esperabas. En estos casos se puede cambiar la hipoteca a una entidad que cuadre mejor con tus necesidades.

Por qué cambiar tu hipoteca de banco hoy

Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿por qué cambiar tu hipoteca de banco hoy? ¿Es un buen momento? Para responder a esta cuestión hay que tener en cuenta el contexto actual. Y es que durante el último año el Euríbor ha batido récords históricos. Pero no solo eso, sino que, en solo tres meses el Banco Central Europeo ha anunciado tres subidas de tipos de interés

Los principales afectados de estas variaciones han sido los hipotecados con préstamos a tipo variable. Un momento en el que puede ser interesante cambiar la hipoteca variable a fija. Como hemos visto antes, una de las ventajas de cambiar la hipoteca de banco es que permite cambiar el tipo de interés. 

Más allá de cambiar el tipo, también se pueden mejorar las condiciones de la hipoteca actual en general, algo igualmente conveniente, más si cabe hoy.

¿Puedo cambiar la hipoteca de banco?

Como hemos visto, cambiar la hipoteca de banco es una operación bastante habitual. A pesar de ello, para que nos la concedan se tienen que cumplir ciertas condiciones, no en vano se trata de contratar una nueva financiación.

Te listamos a continuación los requisitos más comunes que se tienen que cumplir para cambiar la hipoteca de banco con éxito:

  • No haber estado en listados de morosidad: haber pagado con puntualidad las cuotas de la hipoteca (o cualquier otro préstamo que se pueda tener) y no haber aparecido en ningún listado de morosidad.
  • Que el porcentaje que quede por pagar sea inferior al 80 % del valor de tasación o compraventa de la vivienda.

Cómo cambiar la hipoteca de banco: opciones

Aunque cada caso es diferente, los principales pasos que hay que seguir para cambiar la hipoteca de un banco a otro suelen ser los mismos y, cronológicamente, van desde que se solicita información hasta que se acaba firmando el préstamo. En este apartado te vamos a explicar, al detalle, todos y cada uno de ellos.

Encontrar una hipoteca mejor

Las personas interesadas valoran la posibilidad de cambiar la hipoteca de banco y empiezan a estudiar la oferta de entidades diferentes a la actual. En este momento, un comparador de hipotecas como el de Acierto.com puede ser de gran ayuda ya que, en un solo sitio y en apenas tres minutos, encontrará la oferta de los principales bancos que operan en España.

Cambiar la hipoteca de banco: empieza el proceso

Tras analizar la oferta de las hipotecas que ofrecen los principales bancos, se elige una, la que mejora las condiciones de la actual y se adapta a nuestras condiciones y necesidades. En ese momento, se hace la solicitud para cambiar la hipoteca de banco a la nueva entidad, que estudiará nuestro perfil y determinar si nos concede o no el préstamo.

Intercambio de información entre bancos

De aceptar la solicitud de cambio de hipoteca, el nuevo banco pedirá cierta información acerca de nuestro préstamo a la entidad actual. Básicamente, a cuánto ascendía en origen la primera hipoteca y cuánto nos queda por pagar. El banco actual tendrá un plazo máximo de siete días para dar una respuesta.

Una contraoferta antes de cambiar la hipoteca de banco

Paralelamente, nuestro banco puede hacernos en un plazo de hasta 15 días una contraoferta con la que igualará e incluso podrá mejorar la propuesta que nos ha hecho la nueva entidad.

Sea como sea, esta contraoferta no es vinculante para los hipotecados, que son quienes tienen la última palabra. De hecho, tendrán que estudiar ambas propuestas (la del nuevo banco y la contraoferta del actual) y decidir con cuál se queda.

Cambia tu hipoteca de banco con Acierto.com

Si no sabes cómo cambiar tu hipoteca de un banco a otro, en Acierto.com te podemos ayudar. En nuestro comparador de hipotecas recopilamos la información de los préstamos de más de 30 entidades, entre los que podrás encontrar la mejor para ti.

Para ello, solo tienes que contestar a un pequeño cuestionario. Su objetivo no es otro que afinar los resultados y ofrecerte las hipotecas que más se ajustan a tus necesidades y perfil. Estas son las preguntas que te haremos:

  • Finalidad de la hipoteca. En este caso, mejorar la hipoteca actual.
  • Cuánto te queda por pagar.
  • Cuál es el valor de tasación de la vivienda.
  • Cuántos titulares tiene la hipoteca.
  • Tipo de contrato laboral del titular con más ingresos (si es autónomo, está indefinido, es jubilado, pensionista, etc.).
  • Cuánto suman los ingresos de todos los titulares de la hipoteca.
  • Si se están pagando otros préstamos y a cuánto ascienden.
  • Provincia donde está ubicado el inmueble.
  • Datos personales para facilitarte la oferta (nombre y apellidos, correo electrónico y un número de teléfono).

De esta manera, en función de tus respuestas, analizaremos la oferta y te presentaremos, gratis y sin compromiso, una oferta personalizada y adaptada. Además, también podrás contar con la ayuda de nuestros agentes, que te responderán por teléfono a cualquier duda que puedas tener.

Ventajas de cambiar tu hipoteca de banco con Acierto.com

Pero la facilidad del proceso no es la única ventaja de usar Acierto.com para cambiar la hipoteca de banco o encontrar una mejor:

  • Somos completamente transparentes, priorizamos tus intereses, y no el resultado de ninguna entidad bancaria.
  • Tenemos acuerdos con más de 30 entidades distintas.
  • Podrás comparar las condiciones de los diferentes préstamos hipotecarios al mismo nivel.
  • Te ofrecemos ayuda gratis para que aciertes con el cambio de hipoteca.
  • Nuestra plataforma es completamente segura.
  • Contamos con más de 10 años de experiencia en cambios de hipoteca de banco.

Calculos para cambiar hipoteca de banco

Cuánto cuesta cambiar la hipoteca de un banco a otro

Cambiar la hipoteca de banco tiene una serie de gastos administrativos, de formalización y de apertura. No siempre son los mismos ya que dependen de varios factores. Entre ellos, cuándo se firmó la hipoteca y qué condiciones presentaba. Aquí encontrarás explicados cuáles son los principales gastos a la hora de cambiar la hipoteca de banco para que hagas tus cálculos.

Gastos administrativos al cambiar la hipoteca de banco

Desde la entrada en vigor de la Ley de Crédito Inmobiliario, en junio de 2019, el cliente solo debe abonar el gasto de tasación de la vivienda. El resto de los gastos por tramitación de la hipoteca (son los que corresponderían a la minuta de la notaría y gestoría, los papeleos en el registro de la propiedad, etc.) van a cargo del banco.

Comisiones al cambiar la hipoteca de banco

Puede darse el caso que nuestra hipoteca no añada ninguna comisión por subrogación e, incluso, que la asuma el nuevo banco. Con todo, va bien saber que en este caso está regulada por ley y su tope puede variar en función de cuando se firmó la hipoteca. Para que nos hagamos una idea, estos son los límites:

Gastos de la nueva hipoteca

Aunque no suele ser habitual, la apertura de la nueva hipoteca puede tener asociada una comisión de apertura. De tenerla, y más allá de la tasación de la vivienda, tendrás que hacerle frente. Lo más normal es que el coste de apertura no supere el 1,00 % del capital que se solicita y, muchas veces, tiene un importe máximo.

Pareja cambia hipoteca de banco

Preguntas frecuentes sobre cambiar la hipoteca de banco

Ahora que ya lo sabes todo sobre cómo de cambiar de hipoteca de un banco a otro, te vamos a resolver algunas preguntas frecuentes que nos han dejado algunos de nuestros usuarios. Para que no te quede ningún fleco suelto si vas a tomar la decisión.

¿Cuánto se tarda en cambiar la hipoteca de banco?

Depende. Como hemos visto en puntos anteriores, la normativa da unos plazos muy concretos a ciertos trámites cuando se va a cambiar la hipoteca de banco, y fija un máximo de 7 días para que la entidad actual informe al nuevo sobre el importe que queda por pagar y 15 días más para que, la primera de ellas, presente una contraoferta al cliente.

A estos tiempos hay que añadir el que se tome la nueva entidad para estudiar la solicitud de la hipoteca, que puede alargarse entre 15 días y un mes, y el tiempo que se tarda en firmarla, que también se puede extender hasta un mes.

¿Cuál es el mejor momento para cambiar la hipoteca de banco?

Habitualmente, se considera que el mejor momento para cambiar la hipoteca de banco es al inicio del préstamo, que es cuando se pagan más intereses y se amortiza menos capital. Con todo, no siempre es así.

Por eso, desde el comparador de hipotecas Acierto.com, como conocedores de la materia, recomendamos hacer cálculos para mirar si realmente va a suponer un ahorro antes de tomar una decisión.

Para ello, fíjate en el tipo de interés que estás pagando actualmente y a cuánto suben las cuotas mensuales, revisa el cuadro de amortización y mira el monto total de intereses que deberás abonar. Por otra parte, haz una simulación con la nueva hipoteca: mira cómo quedarían las letras con el interés que te proponen y cuánto acabarás pagando de intereses. Además, debes añadir (si lo tuviera) el coste de cambiar la hipoteca de banco.

Así, si las cuotas son más bajas y acabas pagando menos intereses, te saldrá a cuenta hacer el cambio. Esta operación será más fácil con una hipoteca fija, ya que no cambiarán las cuotas, que con una hipoteca variable, que irá variando según evolucione el tipo de referencia.

¿Es mejor cambiar de banco la hipoteca o contratar una nueva?

Depende de cada caso concreto. Como hemos apuntado antes, se trata de hacer números. Pero no solo simulaciones de la hipoteca, sobre cómo quedarían las cuotas tras hacer una subrogación y contratar una nueva. En estos casos hay que tener en cuenta los costes de cada una de las operaciones (comisiones, etc.), y añadirlos.

Una vez se tengan hechos todos los cálculos, se podrá determinar cuál de las opciones sale más a cuenta.