Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Diesel o Gasolina? - En torno a 150.000 españoles eligen mal cada año


  • Más del 65% de los coches matriculados en España son diésel
  • Los seguros a todo riesgo para coches con motor diésel son un 13,6€ más caros de media

Madrid, 16 de septiembre de 2014.- ¿Diésel o gasolina? esta es, sin duda, una de las primeras cuestiones que todos nos planteamos antes de adquirir un vehículo nuevo. En general, la creencia popular dicta que los coches alimentados por gasóleo resultan más económicos a largo plazo, principalmente por el menor consumo y el menor precio del combustible. De hecho, hoy en día, más del 65% de los coches que se matriculan en España llevan un motor diésel.

Sin embargo, un informe realizado por el comparador de seguros Acierto.com prueba que los automóviles diésel no siempre resultan rentables. Porque tanto el precio del vehículo como el de su seguro, así como el coste de mantenimiento se encarecen respecto a su homólogo de gasolina.

Así, según datos de Acierto.com, alrededor de 150.000 españoles estarían optando de forma errónea por vehículos alimentados por gasóleo cada año. Es decir, están persiguiendo un ahorro que no se va a producir para el uso que van a dar al vehículo, ya que en más del 50% de las compras de un coche diésel no se llega a recuperar la inversión inicial.

El seguro, entre los factores que hacen que un diésel no sea tan rentable

El primer factor fundamental a tener en cuenta es, evidentemente, el precio de compra. Según el informe realizado por el comparador de seguros, el precio medio de las versiones con motor de gasolina de los diez modelos más vendidos en España se sitúa en 14.567 euros, frente a los 16.495 euros de las versiones diésel con prestaciones similares; es decir, estos últimos resultan de media casi 2.000 euros más caros.

Teniendo en cuenta que el 80 % de los usuarios adquiere un préstamo para financiar la compra de sus vehículos, a estos 2.000 euros habría que añadirles de media otros 335 euros en concepto de intereses adicionales, que de haber optado por una versión con motor de gasolina no habría sido necesario asumir.

Del mismo modo, los seguros de coche a todo riesgo de todos los vehículos diésel analizados son significativamente más elevados que sus versiones de gasolina que suelen, en cambio, tener un seguro más barato; en concreto un 13,6 % más de media. La diferencia neta entre las pólizas es de 56,8 euros anuales, lo cual supone un coste adicional de 624 euros de media para los coches diésel, si se tiene en cuenta un ciclo de vida de once años para el automóvil.

Finalmente, la mayor complejidad en el mantenimiento de los motores diésel hace que, a lo largo de la vida del vehículo, el coste asociado a sus cuidados resulte en torno a 330 euros más caro, que el de un motor gasolina de prestaciones similares.