Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamos a plazos

Compara créditos a plazos en Acierto.com y consigue las mejores condiciones

En los préstamos a plazos el cliente se compromete a devolver el importe prestado en un tiempo determinado que se distribuye, como su propio nombre indica, en plazos o cuotas. El importe de las mismas quedará fijado en función de diferentes variables que analizaremos en este artículo donde, además, encontrarás todo lo necesario para contratar un crédito a plazos con éxito.

En cualquier caso, si quieres hacerlo ya mismo, entra en nuestro comparador de préstamos. Allí podrás comparar la oferta de préstamos a plazos de más de 30 entidades financieras al mismo tiempo. Y, si lo deseas, contarás con la ayuda de nuestros agentes expertos.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
PRÉSTAMOS A PLAZOS

Características de los préstamos a plazos

Pero, ¿cuáles son los rasgos principales de los préstamos a plazos? En términos generales:

  • Su principal característica es que permiten devolver el dinero de manera fraccionada.
  • Esto implica que los créditos a plazos permiten reembolsar el capital al prestatario de forma más cómoda y flexible, pero esto normalmente también deriva en más intereses.
  • Esta clase de financiación nos ofrece la posibilidad de determinar el intervalo del periodo de devolución qué más nos interese. O sea, podemos inclinarnos por contratar un préstamo a corto o largo plazo.
  • El plazo de devolución referido determinará las cuotas, es decir, la cantidad que pagaremos cada mes.
  • Hay variedad de préstamos a plazos. De ahí que sea importante comparar para elegir el mejor.

Calcular prestamos a plazos

Préstamos a plazos según el tiempo de devolución

A priori, podemos clasificar los préstamos a plazos según el plazo de devolución (valga la redundancia). Por ejemplo, encontramos:

  • Préstamos a corto plazo: hablamos de plazos de devolución de 30 a 60 días. Serían, por ejemplo, los préstamos que se solicitan para solventar emergencias o el pago de servicios, y que implican cantidades muy bajas.
  • Préstamos a medio plazo: en este caso el plazo de devolución partiría de los 3 meses. Serviría para cubrir matrículas de estudios, tratamientos médicos importantes, etcétera. Son importes más altos, en los que se requiere más tiempo.
  • Préstamos a largo plazo: partirían de los 12 meses a los 10 años, dependiendo de cada caso, y servirían para financiar grandes proyectos.

Cuándo pedir un crédito a plazos

Los préstamos a plazos –precisamente por el hecho de que se devuelven poco a poco– se asocian (por lo general) a cantidades de dinero altas. Es decir, a importes elevados que resulta complicado devolver en un único pago y que también se asocian a determinadas finalidades. Por ejemplo, es raro que contratemos un préstamo a plazos para financiar una necesidad urgente, pero no tanto que lo hagamos en el caso de un préstamo para la reforma de una vivienda.

Estas son algunas de las finalidades para las que podríamos solicitar préstamos a devolver a plazos:

  • Reformar una vivienda
  • Financiar unas vacaciones largas en el extranjero o un viaje inminente.
  • Comprar un coche.
  • Financiar los estudios de los hijos en una universidad privada.
  • Emprender un negocio o mejorar el actual: el producto ideal en este caso sería el préstamo para autónomos, entre otros.

Tipos de préstamos a plazos: por producto

Como decíamos, hablamos de créditos cuyas cantidades de dinero son más altas. Por regla general, encontramos los siguientes productos en el mercado que responden a importes elevados. Aunque, todo hay que decirlo, también hay minicréditos a plazos.

Préstamos personales a plazos

Mediante la suscripción de un préstamo personal a devolver a plazos una entidad financiera nos prestará una cantidad determinada durante un tiempo concreto y pactado y con unas condiciones acordadas. Estas son, normalmente, el plazo de devolución, las cuotas, intereses y más.

En el mercado actual encontramos un amplio abanico de préstamos: algunos concedidos por bancos más tradicionales y otros que podremos contratar en entidades financieras más pequeñas. De ahí que sea importante analizar la oferta al detalle para ver cuál es el préstamo a plazos que nos ofrece mejores condiciones.

Los importes de los préstamos personales, por otra parte, son variados, aunque normalmente alcanzan los 60.000 euros. Precisamente por la envergadura del capital prestado es un producto financiero en el que el banco estudiará a fondo el perfil del solicitante y cuyos plazos de concesión pueden alargarse en determinados casos.

Créditos online a plazos

Los créditos online a plazos pueden ser también préstamos personales. La diferencia principal de este tipo de productos es que todo el proceso se lleva a cabo de manera telemática. Es decir:

  • Se rellena el formulario online y se envía cumplimentado junto con la documentación correspondiente a través de correo electrónico.
  • Se recibe la respuesta de la entidad bancaria o financiera por el mismo canal (o por teléfono en algunos casos).
  • Se firma el contrato del crédito a plazos con la firma electrónica o similar.
  • Se recibe el dinero en la cuenta.

Básicamente no tendrás que pisar físicamente una oficina ni ir presencialmente a ninguna parte para contratar.

Préstamos rápidos a plazos

Los préstamos rápidos son productos de rápida concesión (como su propio nombre indica). El importe que suelen ofrecer raramente supera los 15.000 euros. O sea, las cantidades a las que permiten acceder son inferiores a las que proporcionan los préstamos personales al uso. Además, normalmente cuentan con requisitos menos férreos que otros productos financieros. Pero debemos matizar que cada banco cuenta con unas condiciones y que esto puede cambiar, pues estamos hablando a grandes rasgos.

En cuanto a los plazos de amortización, también son más breves (esto suele estar ligado a la cantidad de dinero que se pide) y se mueven entre uno o dos meses, en el caso de los minicréditos, y los 6 años.

Pero no todo son ventajas, pues los intereses de los créditos rápidos tienden a ser más altos que los de un préstamo convencional. Por eso siempre se apunta a que están pensados para afrontar de forma inmediata un gasto inesperado, para el que no se dispone de liquidez en ese momento concreto. Dentro de los préstamos rápidos podemos encontrar los minicréditos a plazos, en cuyo caso las cantidades no superan los 1.000 euros.

Tarjetas de crédito

Algunas tarjetas de crédito permiten devolver también el crédito a plazos (en lugar de en una sola cuota a final de mes sin que esto genere intereses, que es lo habitual). El mercado financiero actual ofrece una gran variedad de tarjetas de crédito, de ahí que sea importante comparar entre distintas entidades antes de contratar una.

Prestamos a plazos euros

Quién puede solicitar préstamos a devolver a plazos

A priori cualquier persona puede solicitar préstamos a devolver a plazos. Otro asunto es si le concederán el dinero o no. Aquí cada banco y entidad financiera establece sus propios requisitos, aunque sí hay algunos que son generales. Los enumeramos:

  • Ser mayor de edad: tener más de 18 años. Aunque hay financieras que establecen el límite de edad en los 21 o 25 años según el caso. También ocurre a la inversa, es decir, entidades que fijan el tope por arriba, sobre todo si hablamos de plazos de devolución que se alargan mucho en el tiempo. En estos casos algunas financieras exigen la contratación de un seguro que se haga cargo del importe en caso de fallecimiento del titular, si este no tiene herederos.
  • Tener ingresos suficientes y demostrables: las personas con un contrato indefinido, con antigüedad laboral en la misma empresa y que perciban un sueldo suficiente para pagar con solvencia las cuotas del préstamo serán vistas, a priori, con buenos ojos. Aunque no podemos perder de vista el punto siguiente. Además, como veremos en el apartado de documentación, deberemos acreditar estos ingresos.
  • Nivel de endeudamiento óptimo: no es lo mismo una persona que tenga deudas que otra que carezca de ellas. Porque la cantidad de dinero disponible para saldar el préstamo se reduce. Esto está directamente relacionado con el hecho ser morosos: si tenemos deudas pendientes difícilmente podremos conseguir un préstamo a plazos o de ningún otro tipo.
  • Residir en España.
  • Ser titular de una cuenta corriente en la que se ingresará el dinero.
  • Otros requisitos: para concedernos el dinero, ciertas entidades pueden exigir la domiciliación de la nómina, cierta antigüedad como clientes del banco, que contratemos otros productos vinculados a un préstamo (como los seguros referidos o una tarjeta). Depende de cada caso.

¿Hay préstamos con ASNEF a plazos?

Esta pregunta merecía su propio apartado ya que, como apuntábamos, tener deudas pendientes por saldar dificulta la consecución de un préstamo. Cuando entramos en un fichero de morosos tipo ASNEF o RAI se reducen enormemente nuestras opciones. Se trata de un archivo que generalmente consulta cualquier entidad o financiera al estudiar el perfil crediticio de un cliente, justamente para determinar el riesgo de impago. Si debes dinero es probable que no vuelvas a pagar.

Ten en cuenta que es posible figurar en estos archivos a partir de deudas de 50 euros. Y que la única forma de salir de ellos es pagar la deuda o esperar los cuatro años a que suscriba. Con todo, encontramos entidades que conceden préstamos con ASNEF. Eso sí, también exigen sus propios requisitos.

Uno de los más frecuentes es que estas deudas no sean bancarias. Además, hay que valorar que los productos financieros a los que pueden acceder las personas con ASNEF no solo están más limitados en cuanto al número, sino que también suelen presentar condiciones menos ventajosas. Básicamente porque la entidad impondrá criterios más férreos y condiciones más duras si se produce el impago. Y no lo recomendamos en absoluto.

¿Y préstamos a plazos sin nómina?

Aunque tener unos ingresos constantes y recurrentes en el tiempo (o sea, la entidad quiere que haya una continuidad para garantizarse que podrás pagar) es imprescindible, esto no implica en absoluto que dichos importes deban proceder de una nómina.

O sea, es habitual que, si tenemos un contrato indefinido, nos soliciten las tres últimas nóminas y el contrato de trabajo. Pero también puede ocurrir que no tengamos uno y que nuestros ingresos procedan de otra fuente.

Por ejemplo, pongamos el caso de que seamos autónomos. En este caso, es probable que incluso percibamos más dinero que un trabajador por cuenta ajena. Pero deberemos acreditarlo con, por ejemplo, la declaración de la renta.

También puede ocurrir que tengamos muchas propiedades y que percibamos dinero de alquileres de manera periódica. O que invirtamos y que obtengamos rendimientos constantes de estas inversiones. O sea, lo importante no es tanto la nómina, como acreditar que recibimos dinero de forma periódica y constante.

Documentación para pedir un préstamo a plazos

En cuanto a la documentación necesaria para solicitar un préstamo a plazos, ocurre algo parecido que con los requisitos: cada banco y financiera tienen sus propios criterios. Pero suelen compartir algunos puntos básicos:

  • Formulario de solicitud del préstamo a devolver a plazos correctamente cumplimentado: esto podrás hacerlo directamente con Acierto.com, de forma muy sencilla.
  • DNI o NIE que acredite que somos mayores de edad.
  • Contrato de trabajo y tres últimas nóminas: en caso de trabajar por cuenta ajena.
  • Declaración de la renta, certificado de autónomo y del alta en la Seguridad Social, y declaración de IVA trimestral, si somos autónomos.
  • Justificante de ingresos: de cualquier otro tipo. Como el de los rendimientos por inversiones o alquiler de propiedades. Siempre que los tengamos.
  • Si nos avala alguien para conseguir el crédito a plazos, datos del avalista.
  • Si aportamos alguna propiedad como garantía, la documentación correspondiente (título de la propiedad).
  • Número de cuenta y/o extracto bancario con los últimos movimientos. Será aquí donde nos ingresen el dinero del préstamo a plazos.
  • Acreditación ASNEF: si estamos en un fichero de morosos y vamos a pedir un préstamo a plazos es probable que la entidad nos pida este certificado para saber por qué figuramos en el archivo en cuestión.

Calendario prestamos a plazos

Qué entidades ofrecen préstamos a plazos

En la actualidad encontramos no pocas entidades que conceden préstamos a plazos a sus clientes. Y puesto que es muy complicado analizar la oferta de cada una de ellas con detalle, en Acierto.com te lo ponemos fácil. Tras rellenar un breve formulario accederás a una parrilla de resultados con toda la información de cada préstamo detallada y unificada. Para que puedas comparar entre más de 30 entidades sin perder el tiempo de entrar en cada web o acudir a sus oficinas.

Estas son algunas de las entidades que ofrecen préstamos a devolver a plazos:

Recuerda que si contratas con nosotros estos préstamos, recibirás ayuda gratis de nuestros expertos. Y que, además, te garantizamos las mejores condiciones del mercado.

Por qué usar Acierto.com para contratar tu crédito a plazos

Encontrar préstamos a plazos —y además, acertar con el mejor— no es fácil, si no conoces bien todos los aspectos clave de este tipo de financiación. En esta guía los hemos abordado todos, pero si aún necesitas ayuda para encontrar y contratar un préstamo a plazos, con Acierto.com la tendrás, siempre.

La ayuda gratis y sin compromiso es una de las muchas ventajas que te ofrecemos si buscas tu préstamo a plazos a través de nuestra plataforma. El resto, las resumimos aquí:

  • Flexibilidad: tú eliges cuándo y dónde comparar préstamos a plazos. Con nuestra herramienta online, encontrar préstamos es cómodo y se adapta a tu ritmo.
  • Seguridad: nuestra tecnología y nuestro entorno son completamente seguros. El mejor equipo técnico lo garantiza.
  • Privacidad: velamos por la privacidad de tus datos personales y solo te pediremos los justos y necesarios para que el comparador de préstamos a plazos pueda ajustar la búsqueda a tus necesidades.
  • Fiabilidad: solo te propondremos los préstamos a plazos más adecuados para ti, porque no priorizamos a ninguna entidad en los resultados. Nuestra independencia es nuestra bandera.
  • Transparencia: sabrás siempre lo que contratas, porque nosotros te informaremos de todas las condiciones y revisaremos contigo esa letra pequeña que pueda inquietarte.
  • Ahorro: de tiempo y de dinero. De tiempo, porque solo necesitarás 2 minutos de tu tiempo para encontrar el mejor préstamo a plazos. Y de dinero, porque ofrecemos las mejores condiciones. Y las más flexibles.
  • Acierto: con toda la información que obtendrás en tu comparativa y la ayuda gratuita de nuestros expertos en préstamos, acertarás con tu préstamo a plazos, seguro.
  • Un equipo siempre a tu lado: podemos estar a tu lado durante toda la vigencia del préstamo, para cualquier problema que pueda surgir o cualquier consulta que quieras realizar.

Proceso para solicitar préstamos a plazos en Acierto.com

Como decíamos, el proceso para solicitar préstamos a plazos a través de nuestro comparador financiero resulta muy sencillo. Además, durante el proceso de contratación podrás ver la cuota mensual que deberás pagar, los intereses y todas las condiciones del mismo (y puntos en los que te deberías fijar al suscribir cualquier crédito a plazos).

Si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros en el 935 220 080 en horario de oficina. Encontrarás nuestro teléfono en el propio comparador, en la parte superior. Nuestros agentes especializados en finanzas te atenderán de forma completamente gratuita y sin compromiso. ¿A qué esperas para llamar? En cualquier caso, estos son los pasos que deberás llevar a cabo:

  • Elige la cantidad de dinero que necesitas: si no te encaja ninguna puedes introducirla manualmente. Indica también la finalidad: para qué necesitas el dinero.
  • Dinos cuáles son tus ingresos mensuales: es importante para saber si podrás devolver el dinero. Por eso este importe es clave.
  • Indica cuál es tu situación laboral: tipo de contrato, si estás en un ERTE o no, cuándo empezaste a trabajar en la empresa actual…
  • Dinos si figuras en algún fichero de morosidad.
  • Deja tu nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento.
  • Indica el tipo de vivienda en la que resides y tu dirección de correo electrónico para que podamos contactar contigo.
  • Recibe los resultados personalizados con los mejores préstamos a plazos para ti.

Buscar online prestamos a plazos

Preguntas frecuentes sobres los créditos a plazos

Terminamos este artículo respondiendo a algunas de las preguntas más habituales sobre los préstamos a devolver a plazos. Si, tras la lectura, te queda alguna duda, no dudes en contactar con nosotros a través del teléfono indicado y/o mediante el comparador.

¿Puedo pedir un crédito de 1.000 euros a plazos?

Efectivamente, es posible pedir un crédito de 1.000 euros a plazos. No obstante, ten en cuenta que en este caso estamos hablando de una cantidad de dinero bastante reducida, de manera que es probable que el tiempo de devolución sea corto.

¿Cuánto tiempo tardaré en recibir el préstamo a plazos?

El tiempo que tardaremos en tener el dinero en la cuenta dependerá de varios factores. Por ejemplo, del tipo de crédito a plazos por el que hayamos optado. Ya hemos visto que hay productos de financiación que son de rápida concesión. Pero otros no.

Además, debemos tener en cuenta también si somos clientes de la entidad (y esta no necesita estudiar tan a fondo nuestro perfil financiero) y si nuestro perfil es sencillo de analizar, fiable, etcétera. Por ejemplo, no será lo mismo que el préstamo a devolver a plazos lo pida un autónomo al borde de la quiebra, que una persona sin deudas y con contrato indefinido. De hecho, solamente la documentación que se deberá aportar en estos casos, ya será distinta.

¿Son recomendables los minicréditos a plazos?

En primer lugar debes saber que generalmente las cantidades que se devuelven a plazos son elevadas. No es el caso de los minicréditos, que difícilmente superan los 1.000 euros. Por eso, la devolución del dinero no suele alargarse en el tiempo.

Pero sí, encontramos minicréditos a plazos. Eso sí, ten en cuenta que se trata de un producto financiero que suele aplicar unos honorarios muy altos, mucho más que los intereses de un préstamo personal al uso. Por eso solo son recomendables en caso de necesidad coyuntural y urgente, para hacer frente a imprevistos. Nunca como método de financiación habitual.