Subiendo archivos

Cómo me protege el seguro de los okupas

Si tienes okupas en una de tus propiedades, dale un vistazo a las condiciones de tu póliza de hogar

Si bien la ocupación ilegal de viviendas es un fenómeno social que se remonta años atrás, lo cierto es que la crisis económica ha dado lugar, desde 2008, a un incremento del conocido como movimiento okupa. Así y desde entonces, los pisos embargados por bancos, segundas residencias y, en definitiva, casas vacías, se han convertido el blanco de este tipo de usurpaciones.

En concreto y según los datos del INE, ha habido hasta 1.500 casos; una cifra nada desdeñable, sobre todo si tenemos en cuenta que en algunas localidades como la valenciana Elche se producen hasta dos ocupaciones por semana. En tal contexto, cabe preguntarse: ¿qué pasa si soy víctima de esta situación? Es decir, ¿qué ocurre si okupan mi piso? ¿El seguro cubrirá los posibles desperfectos?

Qué es el movimiento okupa

Antes de entrar en mayores vicisitudes debemos matizar en qué consiste exactamente el movimiento okupa. Y es que si bien el derecho a la propiedad se encuentra consagrado en el artículo 33 de nuestra Carta Magna, esta clase de incursiones poco tienen que ver con él.  Para empezar, debemos diferenciar entre ocupación y okupación. El quid de la cuestión se encuentra en las connotaciones políticas de esta segunda, que denuncia las dificultades para acceder a una vivienda.

Se basa en usurpar terrenos desocupados e inmuebles vacíos de forma temporal o permanente para usarlos como casa, guarida, tierras de cultivo o centros sociales o culturales. Está asociado a las tribus urbanas que realizan el acto como gesto de protesta contra la especulación y las dificultades económicas y sociales.

Actualmente, sin embargo, la situación ha cambiado, y no resulta complicado encontrar casas ocupadas gestionadas por mafias que se aprovechan de personas en situaciones precarias. Se trata de okupas profesionales que cambian las cerraduras y llevan a cabo todo lo necesario para que la usurpación ilegal dure el máximo tiempo posible. Por supuesto, están bien informados de todos los procedimientos legales.

Seguro Anti-Okupas

Ante tal contexto será imprescindible protegerse. Algo que podemos hacer contratando un seguro de hogar específico. Porque si bien no es obligatorio asegurar una vivienda deshabitada, resulta obvio que es más que recomendable. Cabe valorar también aquellas coberturas que nos ayuden a mantener el inmueble en perfectas condiciones.

En todo caso y más allá de un buen seguro de responsabilidad civil -que cubra los daños causados a los vecinos colindantes y otros terceros implicados–, será interesante que dispongas de una cobertura de defensa jurídica que se haga cargo de las demandas de terceros y de los problemas legales fruto de la okupación. La contratación deberá ser anterior a la okupación.

La cobertura de defensa jurídica están pensadas para hacerse cargo de los costes del procedimiento y asesoramiento legal, pero no de los desperfectos en el domicilio.

La cobertura de defensa jurídica están pensadas para hacerse cargo de los costes del procedimiento y asesoramiento legal, pero no de los desperfectos en el domicilio.

La cobertura de defensa jurídica están pensadas para hacerse cargo de los costes del procedimiento y asesoramiento legal, pero no de los desperfectos en el domicilio.

Sin embargo, estas pólizas están pensadas para hacerse cargo de los gastos y asesoramiento legales (que no es poco), pero no de los desperfectos. Además, debes saber que, aunque ganes, corres el riesgo de que los okupas se declaren insolventes. Para evitarlo, no estaría de más que buscaras un seguro de hogar multirriesgo que tenga cobertura de actos vandálicos.

Para que te hagas una idea, se considera que estos se producen cuando el continente o contenido del hogar sufren daños malintencionados. Y no todos los actos vandálicos están cubiertos, sino que las pintadas, inscripciones, grafitis y hechos similares no suelen contemplarse, aunque todo dependerá de cada compañía.

Por otra parte y si  hablamos de seguros contra okupas, no podemos dejar de hablar de Whinterthur, la pionera en lanzar una póliza específica para viviendas desocupadas que cubre hasta 2.000 euros en caso de ocupación ilegal de la vivienda y que contempla los honorarios de los procuradores, abogados, costas procesales, etcétera.

Cómo evitar que ocupen tu casa

Más allá de lo comentado, existen otras prácticas que pueden ayudarnos a alejar a los okupas. Una de las más efectivas es apostar por sistemas de seguridad específicos como las puertas anti-vandálicas, específicas para evitar este tipo de actos. Se trata de puertas acorazadas, construidas con planchas de acero de alta resistencia y que vienen con cerraduras de alta seguridad. Suelen costar unos dos euros al día.

Además, se encuentran diseñadas para garantizar la protección contra la apertura violenta, tanto desde el interior como del exterior. Esto quiere decir que si el okupa se cuela por la ventana, tampoco podrá abrirla. Se instalan sobre el marco de la puerta principal y no dañan la original.

La instalación de alarmas especializadas en el interior de las viviendas son otra alternativa interesante, sobre todo si contratamos el servicio con un proveedor especializado capaz de reaccionar a tiempo y desalojar a los intrusos.

En todo caso, a la hora de establecerlos, deberemos tener en cuenta lo vulnerable que es nuestra vivienda; un punto en el que, según los expertos, resulta clave su ubicación. Por ejemplo, los barrios con mayor riesgo en Madrid son Vallecas, Villaverde y Carabanchel. En Parla, Móstoles, Torrejón de Ardoz, Getafe y Leganés también son frecuentes este tipo de incursiones.

Cuando ya es tarde para evitarlo: el procedimiento

Echar a los okupas de tu casa puede convertirse en una auténtica odisea. En todo caso, para hacerlo tenemos varias vías legales: la penal y la civl. La primera se refiere a poner una denuncia por un delito de usurpación. Este se encuentra tipificado en el artículo 245 de nuestro Código Penal.

La segunda tiene que ver con el Desahucio por Precario y se produce cuando el propietario cede el uso y disfrute de su inmueble a una persona gratuitamente y durante un tiempo. En ambas situaciones deberás demostrar que la vivienda es tuya con el certificado del Registro de la Propiedad. Lo primero, asimismo, será acudir a la comisaría más cercana para informar de lo ocurrido y manifestar que tu casa se encuentra ocupada contra tu voluntad.

También puedes denunciar ante el juzgado de guardia, pero esto suele alargar el proceso. Acto seguido, la policía acudirá para cerciorarse de que lo que dices es cierto. A partir de entonces tendrás que acudir a la justicia para llevar a cabo los procedimientos comentados. Sin embargo y puesto que estos suelen alargarse, una buena alternativa es la mediación con los okupas. Sí, suena injusto, pero es probable que te salga más barato llegar a un acuerdo con ellos. Contrata a un mediador profesional y evita caer en el error de usa la intimidación y la fuerza bruta para echarlos, podrían utilizarlo en tu contra.

¿Cuánto puede costarme una ocupación?

Dicho lo cual, cabe preguntarse, cuánto dinero costará desalojarnos. Para que te hagas una idea y en caso de que la ocupación dure 18 meses, el importe rondaría los 38.000 euros. Aquí se contemplan los gastos del procurador (sobre los 500 euros), del abogado (unos 1.500), los daños a la vivienda (en torno a los 23.000), y otros costes de los trámites jurídicos, reclamaciones por lucro cesante (o sea, el dinero que has dejado de ganar por la explotación de la vivienda) y demás.

Por fortuna y recientemente (a mediados de marzo) el Congreso dio luz verde para agilizar los desahucios de ocupas por la vía civil; aunque todavía tendremos que esperar para ver cómo se aplica en la práctica. De momento y según la firma de abogados Pluslegal, el tiempo que transcurre desde que se interpone la demanda de Desahucio por Precario hasta que se consigue la orden judicial es de ocho meses.

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu casa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR