Seguros para furgonetas

Descubre cuáles son los mejores pólizas para este tipo de vehículos y qué condiciones deberían reunir para protegerte

Las furgonetas, como cualquier otro vehículo que circule por la vía pública, están obligadas a contar con un seguro como mínimo a terceros. Pero ¿sabías que no todas las compañías aseguran este tipo de vehículos? Si utilizas el comparador de seguros de Acierto.com tendrás una idea muy clara de que compañías ofrecen un seguro entre más de 30 aseguradoras analizadas y podrás elegir no sólo el mejor precio, si no el que te ofrezca la protección y la tranquilidad que buscas cuando tu trabajo depende de tu vehículo. 

Características de un seguro de furgoneta

Cuando se trata de asegurar una furgoneta, hablamos de una demanda extra de seguridad: no es sólo un vehículo, es un vehículo normalmente destinado al uso profesional, por lo que es imprescindible contar con el respaldo de la aseguradora en todo momento y que nuestro trabajo no se vea interrumpido por cualquier cuestión derivada del coche: un siniestro, una avería, una gestión...  Pero para la compañía, supone asumir un extra de riesgo, precisamente por el uso al que se destina el coche. La frecuencia de uso es uno de los factores que determinan el precio de la prima o, incluso, que haya compañías que directamente no aseguren vehículos de uso comercial.

Ante todo, prima la capacidad de respuesta de la compañía y esto empieza por asegurarnos de que contratamos las coberturas necesarias. Un seguro de furgonetas es un seguro como cualquier otro, sólo que cuando se destina a uso profesional se gestiona como vehículo de empresa y no como particular. 

Un seguro de furgonetas es un seguro como cualquier otro, sólo que cuando se destina a uso profesional se gestiona como vehículo de empresa y no como particular.

Es un seguro multirriesgo, que contempla toda una serie de supuestos; dependiendo de las condiciones particulares de cada compañía, el asegurado podrá elegir las prestaciones que incluya. En todo caso debe ofrecernos las prestaciones habituales con las que contamos en cada modalidad de póliza, igual que el resto de vehículos. La diferencia está en que un conductor de furgoneta no puede permitirse no contar con su vehículo en ningún momento, de ahí que unas coberturas sean imprescindibles, como el vehículo de sustitución o la asistencia técnica y que éstas normalmente se ofrezcan sin limitaciones.

Modalidades de seguros de furgonetas

El sector de los seguros ofrece las mismas modalidades de póliza para una furgoneta que para un coche, si bien el seguro a terceros con lunas se excluye de la lista en la mayoría de compañías, dejando la cobertura de lunas para el seguro a terceros ampliado. 

Seguro de furgoneta a terceros: es el seguro básico, que incluye  Responsabilidad civil frente a terceros y  Defensa jurídica y nos permite circular contando con que la aseguradora se hará cargo de los daños que podamos causar a un tercero. 

Seguro de furgonetas a terceros con lunas: añade la cobertura de lunas a terceros básico. En caso de rotura del parabrisas, la luneta trasera o las ventanillas laterales, la compañía se hace cargo de los gastos de mano de obra y sustitución, pero ojo: algunas excluyen el techo solar en su letra pequeña.

Seguro de furgoneta a terceros ampliado: en general, es la opción intermedia entre el seguro mínimo y un seguro a todo riesgo, con un coste mucho menos elevado. Ofrece protección en caso de rotura de lunas o de robo o incendio. Lo ideal es que ofrezca otras prestaciones opcionales, como el vehículo de sustitución o la asistencia técnica, ya que en el caso de los vehículos profesionales, estos servicios son esenciales, por lo que debemos comparar las ofertas para asegurarnos de que las incluyen sin encarecer el precio.

Seguro de furgoneta a todo riesgo: en esta modalidad se añade, a todo lo contemplado en el resto de pólizas, la cobertura de daños propios. Pero en el caso del vehículo profesional, el asegurado requerirá también que la compañía le respalde en el supuesto de que pierda los puntos y le retiren el carnet. 

Coberturas necesarias para un vehículo de uso profesional

Si estamos buscando un seguro para furgonetas debemos ser muy rigurosos con ciertas coberturas a las que a veces podemos no prestar tanta atención en un seguro de coche particular.  Algunas pueden ser consideradas como extras o innecesarias para un coche, pero se tornan imprescindibles cuando el asegurado pasa varias horas al día conduciendo una furgoneta y su trabajo depende de ello. 

Responsabilidad civil y Defensa jurídica: en este punto es importante revisar qué limitaciones se establecen al respecto en cuanto a la cuantía que la compañía presta en gastos derivados de juicios (representación legal, presentación de escritos, costas administrativas...), puesto que en el caso de responsabilidad civil las cantidades no varían de una compañía a otra ( 70 millones de € para daños físicos y 15 millones de € para cubrir los daños materiales). 

Si estamos buscando un seguro para furgonetas debemos ser muy rigurosos con ciertas coberturas a las que a veces podemos no prestar tanta atención en un seguro de coche particular.

Rotura de lunas:  pese a que la frecuencia de siniestralidad de las lunas es la más baja no podemos obviar que cuanto más tiempo pase el vehículo circulando más posibilidades hay de que tengamos un percance. Una furgoneta de reparto, por ejemplo, puede pasar ocho horas circulando y se aparca en la calle, exponiéndose a un riesgo continuo. 

Robo: la compañía ofrece una indemnización en caso de robo, muy necesaria cuando no podemos prescindir de nuestro coche y hemos de afrontar ese gasto. Pueden incluirse o no los accesorios de serie y, en algunos casos, puede ser fundamental que la garantía se extienda a lo que transportamos.

Asistencia en viaje: esencial en el caso de un vehículo que hace numerosos desplazamientos diarios y que no puede verse parado en ningún momento por una avería, falta de combustible o un pinchazo.

Vehículo de sustitución: si usamos el coche sólo para desplazamientos puntuales podemos permitirnos prescindir de él mientras está en el taller. Si es imprescindible para que podamos trabajar no podremos renunciar a contar con un vehículo de sustitución por parte de la compañía. Algunas añaden extras como la recogida y devolución en el propio domicilio. 

Seguro del conductor:  en caso de sufrir daños propios sin haber un tercero implicado (y las posibilidades son mayores cuanto más tiempo pasemos en la carretera), la aseguradora se hace cargo (aunque pondrá un límite a la cuantía) de los gastos derivados. 

Retirada de carnet: contar con una subvención en caso de retirada de carnet es algo que los conductores de un vehículo de empresa como una furgoneta consideran básico, ya que su coche es, indirectamente, su fuente de ingresos: si no pueden conducir, no pueden trabajar. En estos casos la compañía presta un subsidio para compensar la pérdida de ingresos y también puede subvencionar los cursos de recuperación de puntos. 

Préstamo de reparación: es una buena opción con la que completar un seguro a terceros o un seguro a terceros ampliado, en los que la compañía no se hace cargo de los daños propios. Contando con esta cobertura la aseguradora cubre los gastos del taller de forma inmediata, pero permitiéndonos devolverlo más adelante. En este punto es fundamental tener claro con qué condiciones se realiza el préstamo.

Seguro multirriesgo para furgonetas

Los seguros de vehículos destinados al uso profesional contemplan diferentes riesgos, por eso entran en la modalidad de multirriesgo. Es decir, se trata de una póliza abierta, que podemos configurar añadiendo las coberturas que consideremos necesarias para cada caso.  

Las pólizas multirriesgo también se ofertan sin opciones, como un conjunto de coberturas y servicios que el asegurado puede contratar pero sin la posibilidad de adecuarlas a cada caso concreto. Es decir, como una póliza de similares características a la de un vehículo particular.

Precio de un seguro de furgonetas

A la hora de contratar nuestra póliza, lógicamente queremos conseguir un seguro para furgoneta barato. Lo primero que se ha de tener en cuenta es que este puede variar entre las distintas compañías, y según diferentes variables de riesgo que pueden hacer encarecer o abaratar el precio final. Tales como la edad del conductor, su experiencia o el historial de siniestralidad, junto a otros factores que también influyen en el coste del seguro para  nuestra furgoneta como es la ciudad de residencia o nuestra profesión.

Con el comparador de Acierto.com encuentra en apenas 3 minutos el seguro para furgoneta mejor y más competitivo adaptado a tus necesidades.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR