Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Esto es todo lo que tienes que saber sobre seguros de coche para jóvenes

Recabamos algunas de las compañías que cuentan con mejores pólizas para los más jóvenes

Encontrar seguros de coche baratos para jóvenes conductores es desgraciadamente una tarea bastante complicada. Esto se debe a que la mayoría de las compañías se muestran recelosas a asegurarlos, principalmente a causa del elevado índice de siniestralidad que recae sobre este colectivo. Sin embargo, si utilizas un comparador de seguros podrás saber en apenas segundos qué aseguradoras sí estarían dispuestas a cubrirte, incluyendo un análisis detallado de coberturas y precios.

Los jóvenes, sobre todo los que tienen edades comprendidas entre los 18 y los 25 años, son los que soportan las primas de seguro más altas, que pueden llegar a ser hasta un 400% más elevadas que las de conductores de más edad en las mismas circunstancias.

La razón fundamental es que los seguros para jóvenes son los que generan un mayor gasto por póliza a las compañías de seguros. Según las estadísticas, la imprudencia y la falta de experiencia al volante de los menores de 25 años aumentan la probabilidad de tener un accidente de tráfico. Estos jóvenes no solo son los que más accidentes protagonizan sino que también son los que tienen accidentes más graves y, por lo tanto, los más costosos para la aseguradora. No obstante, en este rango de edad la primas varían mucho también en base a factores como la antigüedad del carné de conducir, el número de años que lleves asegurado o las características técnicas del vehículo a asegurar.

Factores que determinan el precio del seguro de un conductor joven

Como ya se ha dicho anteriormente, las aseguradoras se fijan en dos datos fundamentales a la hora de fijar el precio y asegurar a sus clientes: en la edad del conductor y en la antigüedad del carnet de conducir. Esto es así porque, según las estadísticas, los conductores menores de 25 años tienen un alto riesgo, por lo que el seguro se encarece notablemente. En algunos casos, además, las compañías ni siquiera aceptan la solicitud de póliza.

Si eres un conductor joven (menos de 25 años) y novel (menos de dos años con el carnet de conducir) te será muy complicado y caro que alguien te asegure

Asimismo, los conductores con menos de dos años de carnet sufren el mismo encarecimiento de la póliza y las mismas dificultades para lograr el aseguramiento. De esta manera, se puede afirmar que aquellos usuarios que tienen menos de cinco años de antigüedad pagarán más por el seguro que otros conductores más veteranos. Por ejemplo, un seguro a Terceros con las mismas coberturas cuesta a un conductor menor de 25 años un 20% más que a otro que no llega a los 30 años. La diferencia puede ascender al 40% si hablamos de un Todo Riesgo con franquicia.

La conclusión es muy sencilla: si eres un conductor joven y novel (menos de dos años con el carnet de conducir) te será muy complicado y notablemente caro encontrar una compañía que te asegure el vehículo.

Ten en cuenta el seguro antes de comprar el coche

La norma regula que "todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España vendrá obligado a suscribir un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil".

Por lo tanto, conducir sin seguro nunca puede ser una opción ya que, además de tener consecuencias penales en caso de accidente grave, el conductor no puede quedarse sin coberturas ante cualquier eventualidad.

Ya que es obligatorio contar con el respaldo de un seguro, Acierto.com ofrece a estos conductores jóvenes y/o noveles algunos consejos que les ayudarán a abaratar la póliza. Una de estas fórmulas es tener en cuenta el seguro antes de comprarse el coche, ya que el modelo puede hacer que la póliza sea menos cara.

Entre dos modelos de igual motor, si uno de ellos tiene apariencia más deportiva, su seguro puede ser hasta un 25% más caro

A la hora de elegir qué coche comprar, pensar en el coste del seguro puede ayudarte a decidir, ya que los automóviles más potentes o con determinada apariencia pueden hacer que el seguro se encarezca. Por ejemplo, si estamos dudando entre dos modelos similares, con el mismo motor pero con una apariencia distinta (uno deportivo y otro con cinco puertas), la diferencia en el coste de la póliza puede ser del 25%.

Una vez decidido el modelo de coche, se debe elegir el tipo de seguro. Puesto que de por sí será caro, otro truco para abaratar la póliza es seleccionar bien las coberturas y contratar solo aquellas que realmente se vaya a necesitar.

Otra cuestión a tener en cuenta a la hora de elegir la protección es la antigüedad del vehículo. Si tu coche tiene cierta antigüedad, te interesa la póliza más básica ya que el valor del vehículo se ha reducido mucho y no compensa contratar las coberturas propias de un seguro Todo Riesgo o un Terceros completo. En cambio, te conviene un seguro con una completa garantía de asistencia en carretera, porque al contar con cierto tiempo tiene más posibilidades de sufrir un mayor número de averías.

Por otro lado, si tu coche es seminuevo, desde Acierto.com te recomendamos contratar un seguro a Terceros completo. Te puede venir bien contar con las coberturas de robo, incendio y lunas de manera que estarás cubierto ante distintas incidencias.

Si se trata de un automóvil nuevo, lo más lógico es que contrates un seguro Todo Riesgo que te proteja ante cualquier infortunio. Se trata, también, de la modalidad de póliza más cara pero existen alternativas como:

  • Contratar un Todo Riesgo con franquicia, de manera que el coste del seguro bajará notablemente. Es la mejor opción si se un buen conductor, con pocos siniestros y partes.

  • Contratar un Terceros con Robo, Incendio y Lunas que protegerá al automóvil ante los incidentes más costosos.

Trucos poco recomendables: No aparecer o aparecer como conductor ocasional en el seguro

Existen otras formas de abaratar el seguro del coche para un conductor joven y novel, pero no son recomendables. Una de ellas es que el conductor joven y novel no aparezca por ninguna parte en la póliza y, sin embargo, conduzca el vehículo asegurado por esta. Eso es posible si se coloca a un familiar como titular del seguro y conductor del coche sin que realmente lo sean.

Puesto que el titular es un conductor veterano, el seguro será más barato pero este truco tiene sus contrapartidas. Una de ellas es que al no aparecer como conductor habitual no disfrutará de las bonificaciones por buena conducción, por lo que, en un futuro, cualquier otro seguro le saldrá más caro. Otro inconveniente es que si sufre un accidente, este recaerá sobre el historial de siniestralidad de su familiar. El joven se beneficia de un precio más bajo, pero perjudica a otros.

No es nada recomendable no declarar al conductor joven o ponerlo como conductor ocasional

Hay que tener en cuenta que los contratos de seguros dejan claro que se debe declarar el conductor real del vehículo. La aseguradora puede interpretar esa ocultación como mala fe y dejar sin efecto la póliza. Así, la factura del accidente correrá totalmente a cargo del conductor.

Otro truco es que el joven aparezca como conductor ocasional en la póliza y, sin embargo, conduzca el vehículo con asiduidad. Muchas compañías aplican ya de entrada un sobreprecio a estas situaciones, como forma de penalizarlas. El seguro saldrá más barato que si apareces como conductor titular, pero son los mismos inconvenientes que en la treta anterior.

La mejor opción es conducir bien y decir la verdad

Lo más conveniente, por tanto, es decir la verdad. Si eres el conductor habitual, deberás aparecer como tal, a pesar de ser joven y novel. De esta manera, podrás eludir situaciones muy complicadas como, por ejemplo, quedarte sin seguro porque la compañía determine que has actuado con mala fe. Consecuentemente, tendrás que hacerte cargo de las consecuencias de un accidente en el que eres culpable sin la cobertura de Responsabilidad Civil.

Por otro lado, si eres buen conductor, acumularás bonificaciones que harán que el coste del seguro se reduzca progresivamente. Por lo tanto, conducir bien no solo abaratará el seguro sino que también limitará los daños que puedes causar, te ahorrará dinero en multas, en arreglos del coche, en gasolina… ¡Todo son ventajas!

¿Qué aseguradoras ofrecen seguros específicos para jóvenes?

La realidad es que la mayor parte de las compañías de seguros de coches no están dispuestas a cubrir a los jóvenes con unas condiciones razonables en cuanto a relación calidad-precio. No obstante, sí que existen algunas aseguradoras que se han preocupado por este tema y han diseñado productos dirigidos específicamente a los conductores jóvenes y noveles.

Por ejemplo, MAPFRE cuenta desde 2009 con los seguros de coche para jóvenes YCAR. Esta póliza está disponible solo para conductores de entre 18 y 30 años y ofrece la posibilidad de pagar el seguro en función de la forma de conducir y responsabilidad al volante de cada conductor. Además, cuenta con varias opciones de contratación: YCAR Terceros Básico –el seguro más básico de todos, con responsabilidad civil del conductor, asistencia en viaje y defensa jurídica–, YCAR Terceros Ampliado –que, como su propio nombre indica, amplía las coberturas descritas en el punto anterior–, Terceros Completo –además de los servicios previos, contaremos con un vehículo de sustitución–, YCAR Todo Riesgo con Franquicia e YCAR Todo Riesgo sin Franquicia.

El producto ha sido un éxito: más del 44,3% de los asegurados de MAPFRE menores de 30 años eligen Ycar. Esto, además, demuestra que ser joven no significa ser forzosamente un mal conductor. Un informe, realizado a partir del análisis del comportamiento al volante de más de 60.000 conductores de 18 a 30 años que contrataron el seguro de pago por uso Ycar, refleja que el perfil con mayor riesgo de sufrir un accidente es el de un joven con una edad media de 22 años, unos ocho meses de carné, que realiza diariamente más de seis viajes, en los que recorre cerca de 11 kilómetros y que solamente uno de cada tres desplazamientos tiene lugar por carreteras seguras (autopistas y autovías).

Por otro lado, Generali se unió con Telefónica para lanzar “Pago como conduzco”, un seguro de coche basado en examinar primero cómo maneja el vehículo el cliente y, en base a eso, fijar el precio de la póliza. La fórmula permite descuentos de hasta un 40% al año en el seguro del automóvil. Se diferencia de la propuesta de MAPFRE en que lo descuentos se aplican desde el primer recibo mensual del seguro, sin tener que esperar a la renovación anual de la póliza.

En el momento de la contratación del seguro la prima se calcula en función de los parámetros convencionales y se ajusta según las respuestas que facilita el cliente sobre sus hábitos de conducción. La prima resultante se abona mediante un primer pago del 50%. El 50% restante, en 11 mensualidades, que se fijarán en función de los hábitos reales de conducción del asegurado. El sistema está dirigido a menores de 26 años, adultos con segundos conductores jóvenes y conductores con menos de 7.000 kilómetros anuales.

AXA dispone del seguro AutoFlexible para jóvenes conductores de entre 18 y 29 años

Por su parte, AXA dispone del seguro AutoFlexible para jóvenes conductores de entre 18 y 29 años. La compañía permite contratar y pagar solo por aquellas coberturas que el cliente necesite. Línea Directa, por su parte, ofrece a los jóvenes conductores dos tipos de póliza: la Póliza Jóvenes y la Póliza Junior. Este seguro resulta especialmente curioso, sobre todo si tenemos en cuenta que incluye "asistencia nocturna y traslado gratuito a los asegurados menores de 26 años que hayan ingerido alcohol o se sientan indispuestos". Funciona durante todos los días de la semana, de doce de la noche a siete de la mañana, y siempre y cuando no se superen los 25 kilómetros de distancia. Además, diferencia entre póliza júnior y póliza para jóvenes.

Mutua Madrileña también cuenta con un seguro para jóvenes de entre 18 y 26 años. La compañía ofrece, además de numerosas ventajas y bonificaciones, la posibilidad de dar hasta tres partes al año sin que esto penalice ni reste bonificaciones anteriormente conseguidas. Balumba es otra de las compañías que ofrecen un seguro específico a los jóvenes conductores. Además de comercializar sus pólizas a precios bajos, la entidad ofrece seguros personalizados que se adaptan a las necesidades de cada cliente.

La ayuda de los comparadores

En cualquier caso, siempre es conveniente comparar. Para un conductor joven y novel, la oferta de seguros no es precisamente muy amplia. Pero, precisamente por eso, necesita afinar en la elección de la póliza con mejor relación calidad/precio y más adecuada a sus necesidades.

En esta selección, los comparadores son muy útiles. Nunca nos cansaremos de escribir que las comparaciones nunca son odiosas. Acierto.com es un comparador de seguros que reúne en un solo formulario todas las principales aseguradoras del mercado. En apenas segundos podrás obtener una comparativa personalizada de precios y coberturas que te ayudarán a tomar la mejor decisión. Se trata de un servicio independiente, rápido, gratuito y mediante el cual podrás disfrutar de todas las ofertas que se adecuen a tu perfil. Además de los mejores precios, el comparador de Acierto.com también ofrece información clara y concisa de cada una de las pólizas y sus coberturas para que puedas elegir no solo el más barato, sino el mejor seguro.

Si no logras seguro, acude al Consorcio de Compensación de Seguros

La ley nos obliga a contar con un seguro para poder conducir un vehículo, pero ¿qué pasa si ninguna compañía quiere asegurarnos? Está en su derecho. Tú debes contar con un seguro, pero ella no está obligada a asegurarte. Para resolver este conflicto, está el Consorcio de Compensación de Seguros, que depende del Estado. Para hacer esta reclamación, deberemos acreditar que previamente hemos solicitado el seguro del coche de suscripción obligatoria al menos a dos entidades y que éstas lo han denegado.

Para poder acudir al Consorcio de Compensación de Seguros hay que acreditar que se ha solicitado el seguro en al menos dos entidades y éstas lo han denegado

Ahora bien, el Consorcio solamente ofrece el seguro obligatorio, que incluye la Responsabilidad Civil, es decir, las coberturas mínimas imprescindibles. No contempla, por lo tanto, las coberturas de robo, incendio, lunas, préstamo de reparación, retirada del permiso de conducir, grandes daños, daños propios, vehículo de sustitución, asistencia en viaje, defensa Jurídica, seguro del conductor, etc., que son habituales en un seguro de cualquier compañía.

Otra opción es contratar algunas de estas coberturas por otros medios. Por ejemplo, asistencia en viaje, defensa jurídica o reclamaciones de multas de tráfico, en pólizas especializadas. O también puedes contratar el seguro del conductor, a través de una póliza de Vida, o mediante la contratación de una de accidentes con indemnización por muerte o invalidez y con cobertura de asistencia sanitaria.

Cuidado con el tuneado: el seguro sale más caro

Los coches tuneados o personalizados no pasan desapercibidos y eso tiene un inconveniente: también llaman la atención a las aseguradoras. Aunque hay productos específicos para coches tuneados -más caros que una póliza convencional-, prácticamente la totalidad de las aseguradoras recelan de esas personalizaciones. Sobre todo, si el tuneado ha afectado al motor y lo ha hecho más potente que el vehículo de serie, y/o a la mecánica.

Un cambio de este calado puede hacer que el seguro no se haga cargo de las consecuencias de un siniestro, porque considere que se le ha ocultado una transformación clave del coche cubierto por esa póliza. Además, un incremento de la potencia del coche o la modificación de la aerodinámica hace pensar a la asegurada que esto multiplicará las probabilidades de sufrir un accidente.

Las aseguradoras piensan que los coches tuneados tienen mas riesgo de accidente y de sufrir un robo

Hay otro motivo más para el recelo de las aseguradoras: los coches tuneados tienen un valor especial, piezas añadidas, equipos de música o multimedia sofisticados y otros alicientes para que sufran más robos que un vehículo convencional.

Si quieres tunear el coche, o asegurar el vehículo ya personalizado, avisa a la aseguradora con antelación. Incluye en la póliza los accesorios, incluidas las llantas y la pintura, no solo el equipo de audio, aunque eso encarezca su coste. Presta también mucha atención a la cobertura de robo, especialmente si no tienes garaje. Compara ofertas, entre ellas las específicas para coches tuneados, y trata de conseguir la mejor relación calidad/precio.

En conclusión, si perteneces al grupo de los conductores noveles o menores de 25 años y buscas seguros de coche baratos, te animamos a descubrir qué compañía te ofrece el mejor precio con nuestro comparador de seguros gratuito.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR