Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamo de 50000 euros

Compara préstamos personales de 50000 euros en Acierto.com y contrata con mejores condiciones

Si estás buscando un préstamo de 50000 euros, has aterrizado en el sitio adecuado. En este artículo te contamos en qué deberías fijarte a la hora de suscribir un préstamo personal por este importe de dinero, analizamos cuáles son los requisitos para acceder a uno y mucho más.

También puedes entrar directamente en nuestro comparador de préstamos de 50000 euros para empezar a buscar ya mismo (solo tardarás 2 minutos en acabar el proceso) tu préstamo con las mejores condiciones .

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
PRÉSTAMOS 50000 EUROS

Finalidad de un préstamo de 50000 euros

Antes de entrar en mayores vicisitudes, sin embargo, haremos un breve apunte sobre la finalidad de los 50000 euros. Algo que probablemente tengas que justificar al banco cuando vayas a pedirle el dinero. Ten en cuenta que estamos hablando de una cantidad de dinero considerable. Entre otras, estas son algunas de las finalidades frecuentes por las que suele solicitarse este tipo de crédito.

Pides el préstamo en lugar de una hipoteca

Una de las posibles opciones es que prefieras solicitar un préstamo en lugar de una hipoteca. Este tipo de financiación suele tener un plazo de devolución inferior al de las hipotecas y su proceso de solicitud y concesión tiende a ser más sencillo. También los gastos de constitución de una hipoteca son más altos.

No hay que perder de vista, sin embargo, que las hipotecas tienen un interés más bajo que los préstamos personales y también cuotas más bajas. A grandes rasgos. En definitiva: es posible pedir un préstamo personal para comprar una casa.

Para emprender un negocio o expandir el que ya tienes

Tampoco es difícil ponerse en los 50000 euros cuando se trata de emprender un negocio o de expandirse, incluso aunque no compremos el local. El coste de las licencias, de adecuar el recinto, de la inversión inicial, etcétera, bastará. Otro producto de financiación interesante en estos casos es la línea de crédito, cuya información puedes ampliar en nuestra guía:

Has empezado a estudiar

Si has decidido ponerte a estudiar y, sobre todo, si quieres hacerlo en el extranjero o en una universidad privada, también tendrás que preparar el bolsillo. No es difícil que una carrera completa ascienda a esta cantidad, incluso si excluimos los gastos relacionados con el alojamiento y manutención. En este punto debes saber que existen préstamos para estudiantes específicos con condiciones muy atractivas.

Quieres financiar una reforma

El préstamo de 50000 euros también puede servirte para cubrir los gastos que supone hacer una reforma. Ten en cuenta que el precio medio por metro cuadrado de este tipo de proyectos oscila entre los 500 y los 700 euros, de manera que no es difícil alcanzar estas cantidades. En cualquier caso, el importe dependerá del tipo de reforma que quieras hacer también. Si quieres saber más, no te pierdas nuestro artículo:

Tipos de préstamo de 50000 euros

Vistas las finalidades, existen diferentes productos, más idóneos o menos, para cubrirlas. Algunos de los préstamos de 50000 euros más comunes son:

Préstamo personal

Cuando hablamos de préstamo personal nos referimos al contrato que permite a una entidad bancaria prestar dinero en base a una serie de condiciones que deberá cumplir el cliente: plazo de devolución, cuotas, intereses y más. Existen diferentes finalidades para las que puede solicitarse un préstamo personal de 50000 euros (tal y como apuntábamos). Por eso no es difícil encontrar préstamos específicos, pensados para cubrir necesidades concretas.

Préstamos preconcedido

Aunque ya hemos hablado de los préstamos preconcedidos largo y tendido anteriormente, no podemos dejar de comentar que son una vía interesante para obtener 50000 euros. Se trata de un crédito que el banco nos ofrecerá sin que medie solicitud de por medio, normalmente después de ser clientes durante cierto tiempo (unos seis meses, aunque los plazos cambian según la entidad). Lo normal es que aparezca en su aplicación o página web.

Que lo ofrezca o no, por supuesto, también depende del perfil de solvencia del cliente, por supuesto. En cualquier caso, el hecho de tener un préstamo preconcedido no quiere decir en absoluto que lo vayamos a conseguir. De hecho, al solicitarlo, el banco volverá a analizar nuestro perfil para decidir.

Una de las cuestiones más importantes que hay que tener en cuenta, en cualquier caso, es que acceder a un préstamo preconcedido de 50000 euros (o sea, por esta cantidad) dependerá directamente de nuestros ingresos, deudas, solvencia general, etcétera.

Línea de crédito de 50000 euros

Las líneas de crédito, si bien no son un préstamo en sí mismo, constituyen una vía de financiación interesante. Su funcionamiento es un tanto distinto pues, en este caso, el banco o financiera pone a disposición del cliente una cantidad de dinero (en este caso 50000 euros) que este podrá utilizar o no. El capital no se entrega de una sola vez, sino que la persona que recibe la línea de crédito va administrando el dinero según sus necesidades. De hecho y si así lo decide, puede no utilizarlo nunca. 

En cuanto al coste de la línea de crédito, lo habitual es que se paguen intereses según la cantidad que se utilice. Se trata de un método muy utilizado entre autónomos y emprendedores, básicamente por su flexibilidad.

Préstamos de 50000 euros con avalista

En cuanto a los préstamos de 50000 euros con avalista, su principal característica es que, para asegurarse el pago de las cuotas, el banco exigirá que alguien —una tercera persona solvente— nos avale. En caso de impago, será ella la que responda por nosotros. Estamos hablando pues, de préstamos con aval personal, en el que los avalistas asumen las mismas obligaciones que el titular del préstamo y aceptan sus condiciones crediticias.

Créditos de 50000 euros con garantía

Los préstamos de 50000 euros con garantía funcionan de forma parecida. En este caso, la garantía de pago será una propiedad del titular. Eso sí, tiene que ser suya por completo o al menos, estar pagada en un 80%. En este caso, si se produce un impago del préstamo, el banco podrá embargar esta propiedad. Obviamente, si queremos 50000 euros, necesitaremos aportar una propiedad que alcance este importe.

Requisitos de los créditos de 50000 euros

Los requisitos de los préstamos de 50000 euros suelen coincidir con el del resto de préstamos. Aunque ten en cuenta que estas condiciones pueden variar según la entidad en la que solicites el dinero, tu perfil financiero y mucho más. Sobre todo en este caso en el que estamos hablando de una cantidad abultada.

  • Ser mayor de edad y acreditarlo con el DNI correspondiente.
  • Tener ingresos suficientes y constantes: es decir, tienes que ganar lo suficiente para poder abonar el préstamo en los plazos acordados. Es importante que estos ingresos sean regulares y continuados en el tiempo. Te recomendamos que si, además de los procedentes de tu trabajo, recibes otros ingresos, aportes la documentación correspondiente. Sea como fuere, es clave tener estabilidad laboral.
  • Tener un nivel de solvencia adecuado: para que nos entendamos, no se corre el mismo riesgo prestando el dinero a una persona con deudas y otros préstamos en vigor, que a otra que no los tiene. 
  • Si te avala alguien, los datos del avalista.
  • En caso de que pongas una propiedad como garantía, título de la propiedad. Y cualquier documentación relacionada a las propiedades que puedas poner como garantía en general.
  • Detallar a qué vas a destinar el dinero: es más que probable que el banco te pregunte para qué vas a usar el préstamo de 50000 euros. En el caso de un préstamo para emprendedores, por ejemplo, puedes aportar el plan de negocio.
  • No ser moroso: figurar en ficheros de morosidad tipo ASNEF o RAI dificulta la concesión de un crédito, sobre todo cuando hablamos de cantidades altas. 
  • Ser titular de una cuenta bancaria en la que se ingresará el dinero, de salir concedido el préstamo de 50000 euros.

Qué documentación necesito para pedir un préstamo de 50000 euros

En cuanto a la documentación que acredite todo lo anterior, necesitarás (entre otros y a grandes rasgos):

  • DNI en vigor o NIE: es importante que no esté caducado, que aportes una copia del mismo y que los datos sean perfectamente legibles.
  • Datos de la cuenta bancaria: algunas entidades pueden solicitar un extracto también de los últimos movimientos.
  • Justificante de ingresos: lo habitual es que te pidan las tres últimas nóminas y el contrato de trabajo. Si eres autónomo, el documento de alta en la seguridad social, el del pago del autónomo, la última declaración de la renta y similares.

Ten en cuenta que esta cantidad de papeleo puede cambiar si, por ejemplo, no tienes un perfil crediticio demasiado bueno, si eres autónomo, estás desempleado, eres pensionista y otros.

Qué entidades dan préstamos de 50000 euros

En el mercado actual encontrarás diferentes entidades que ofrecen préstamos de 50000 euros. Algunas incluso llegan a los 60000 aunque, como decíamos, depende de cada caso. Por ejemplo, en ING encontramos productos que permiten acceder a estos importes. También en Younited Credit, WiZink, Bankinter y otras. Algunas de ellas incluso admiten ASNEF en determinados casos.

Para evitarte quebraderos de cabeza y para que puedas comparar las condiciones de estos productos, te recomendamos entrar en nuestro comparador de préstamos. De esta manera podrás comparar las características de los préstamos de 50000 euros de las principales compañías del mercado. Y comprobar, de un solo vistazo, cuál es la que más te interesa. Todo sin tener que navegar durante horas ni perder el tiempo llamando o yendo a las distintas entidades.

En qué fijarse al contratar un préstamo de 50000 euros

Igual que sucede cuando suscribes cualquier crédito, deberás prestar atención a los siguientes puntos al contratar un préstamo de 50000 euros. Unas cuestiones que, por cierto, también pueden aclararte nuestros agentes expertos. En Acierto.com estamos a tu disposición. Puedes dejarnos tu teléfono o llamarnos directamente. La ayuda te la prestamos gratis y sin compromiso. Dicho lo cual, estas son las cuestiones que no conviene perder de vista:

  • Cantidad: es importante solicitar únicamente lo que necesitas. En este caso, los 50000 euros. Ten en cuenta que los intereses y algunas comisiones se aplican en forma de porcentaje sobre el capital prestado. Cuanto más pidas, más intereses se acabarán devengando.
  • Intereses y tipo de interés: antes de firmar el contrato del crédito es clave que hagas un cálculo de los intereses que acabarás pagando. Para hacerte una idea más aproximada, te recomendamos que prestes atención a la TAE o Tasa Anual Equivalente. Este diferencial te permitirá hacerte una idea más acertada, pues no solo contempla el TIN, sino también otros costes y cuestiones como las comisiones, plazo de devolución y más.
  • Comisiones: en el coste final del préstamo influyen las comisiones que pueda cobrarte la entidad. Las hay de diferente tipo, por amortización anticipada, de apertura, estudio, de impago de posiciones vencidas y más. Analiza la letra pequeña para evitarte sorpresas.
  • Plazo de devolución y cuotas: aunque pueda resultar tentador pagar una cuota baja, no puede perderse de vista que, cuanto más alargues el plazo de devolución, más intereses pagarás. También que estarás corriendo “riesgos” durante más tiempo.
  • Validez de la oferta: en algunas ocasiones o productos —como los préstamos preconcedidos—  la oferta y condiciones del banco pueden expirar.
  • Productos vinculados: que pueden encarecer el coste final del préstamo. Como la suscripción de un seguro obligatorio, la contratación de una cuenta específica, etcétera.

Cómo comparar créditos de 50000 euros

Para acabar y por si tienes dudas durante el procedimiento (y prefieres no llamarnos o que te llamemos), hemos querido recopilar los pasos que tendrás que dar en nuestra plataforma para dar con el mejor préstamo de 50000 en Acierto.com:

  • Accede a nuestro comparador
  • Indica la finalidad del préstamo: si no te encaja ninguna de las opciones que aparecen en el listado, puedes introducirla pinchando en “otros”.
  • Dinos cuánto dinero necesitas (en este caso los 50000 euros).
  • Introduce los datos relacionados con tus ingresos mensuales.
  • Explícanos más sobre tu situación laboral: el tipo de contrato que tienes, tu antigüedad en la empresa, si estás afectado por un ERTE o similares.
  • Indica si estás en algún fichero de morosidad. Ten en cuenta que esto es muy importante para los bancos.
  • Introduce tus datos personales relacionados con: nombre y apellido, fecha de nacimiento, nacionalidad, el tipo de vivienda en la que resides, y tu mail personal y teléfono.
  • Recibe tu comparativa personalizada de préstamos de 50000 euros.

Preguntas frecuentes sobre los créditos de 50000 euros

No queríamos terminar esta guía sin antes contestar una serie de preguntas frecuentes que suelen formular nuestros usuarios. Estas son las más comunes:

¿Puedo pedir un crédito de 50000 euros si estoy en ASNEF?

Sí, hay entidades que conceden créditos de 50000 euros con ASNEF. Sin embargo, debes saber que los productos a los que normalmente se puede acceder cuando se está en ficheros de morosidad suelen tener peores condiciones. También que tienden a exigir otras cuestiones, como que las deudas no sean bancarias. Sea como fuere, desde Acierto.com no podemos dejar de comentar que no es recomendable pedir un préstamo si lo que queremos es saldar una deuda pendiente.

¿En Acierto.com me vais a cobrar alguna comisión al contratar?

No, en Acierto.com lo que hacemos es ayudarte a comparar entre diferentes préstamos y te ponemos las cosas fáciles. De hecho, en nuestra plataforma puedes acceder a mejores condiciones y a ofertas exclusivas para nuestros clientes. Y no solo en el ramo de los préstamos, también en el de hipotecas y seguros.

¿Cómo sé cuál es el mejor préstamo de 50000 euros?

Para saber cuál es el mejor préstamo de 50000 euros te recomendamos no solo comparar, sino fijarte en los puntos descritos. También resulta muy interesante dejarte ayudar pues, en el ámbito de los préstamos, igual que en el de las hipotecas, puede haber términos que desconozcas y otras cuestiones que quizás no estés teniendo en cuenta desde el primer momento.