Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamos para Motos: consigue el tuyo

Contrata el mejor crédito para financiar tu moto a plazos. Coteja condiciones en más de 40 entidades

Si buscas un préstamo para tu moto estás de suerte, porque en esta guía te contamos todo lo que debes saber para comprar una moto con crédito: desde en qué te tienes que fijar, hasta dónde encontrar los préstamos con las mejores condiciones.

En cualquier caso, también puedes acceder directamente a nuestro comparador de préstamos y obtener ofertas para préstamos para motos en más de 30 entidades distintas. Solo tienes que pinchar en el botón que aparece a tu derecha. ¿A qué esperas? Estás a un paso de acertar.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARA PRÉSTAMOS PARA MOTOS

Cómo son los préstamos para motos

Cuando hablamos de préstamos para motos podemos referirnos tanto a productos específicos de financiación para estos vehículos, como a préstamos convencionales que también pueden utilizarse para otros menesteres.

Los importes se mueven entre los 1.000 y los 60.000 euros, aunque hay entidades que superan estos importes. En cualquier caso, los hay que financian hasta el 100% del coste del vehículo. Los plazos de amortización van de los 72 a los 96 meses. De nuevo, todo depende de cada entidad.

En cuanto a los diferentes tipos de interés que podemos encontrar, suelen moverse entre el 5,00% TIN y el 10% TIN. Como con cualquier crédito, cambiarán en función del banco, del capital solicitado, del plazo de devolución y del perfil del solicitante.

Ventajas de contratar un préstamo para moto

Pero, ¿cuáles son las ventajas de comprar una moto a crédito? En realidad, encontramos varias pues, aunque normalmente no se trata de cantidades altas (depende del modelo), disponer de dinero adicional puede resultar de gran ayuda en determinados contextos. Estos serían los principales beneficios de las motos financiadas:

  • No tendrás que ahorrar (tanto) para comprarte la moto: ni tendrás que esperar para conseguirla. Podrás disfrutarla desde el primer momento y también ahorrarte los costes de desplazarte de otra manera.
  • Directamente relacionado con lo anterior y el disfrute del vehículo, nos encontramos con que tendrás un vehículo en la puerta de casa, con la comodidad que esto supone.
  • Ahorrarás un 50% de tu tiempo (cálculo aproximado) en desplazamientos, sobre todo si te movías en transporte público.
  • Estarás más tranquilo: podrás guardar los ahorros para emergencias. Sobre todo en el momento actual es lo más precavido.
  • Muchas financieras y entidades disponen de créditos específicos para financiar la moto. Con excelentes condiciones.

Tipos de préstamos para motos financiadas

Dicho lo cual, existen diferentes productos que sirven para financiar una moto. Los más comunes son:

Crédito personal para motos

Estamos hablando de créditos tradicionales para financiar la moto. Se trata de productos que no tienen por qué responder a una necesidad concreta, sino que son genéricos. En cualquier caso, es un producto financiero a través del cual el prestatario recibe un dinero que tendrá que devolver en los términos pactados con la entidad. 

Esto incluye —entre otros— un plazo de amortización, comisiones, intereses y otros gastos. No te pierdas nuestro artículo sobre cómo encontrar los mejores préstamos personales del mercado.

Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos para pagar una moto con crédito también son buena opción, sobre todo si necesitamos el vehículo urgentemente y no queremos hacer mucho papeleo. Estos préstamos tienen un tiempo de concesión y un proceso más rápido y sencillo que otros productos. Eso sí, suelen aplicar también intereses más altos, por eso solo son recomendables en ocasiones puntuales y no como vía de financiación recurrente.

En concreto, el plazo de respuesta desde que se cursa la solicitud va de los 15 minutos a las 48 horas. Y las cantidades que pueden pedirse van de los 300 euros a los 15.000. Es decir, si quieres comprarte una moto cara a plazos, no te los aconsejamos.

Minicréditos

Algo parecido ocurre con los minicréditos, que son préstamos rápidos también pero de un importe inferior. Como mucho alcanzan los 1.000 euros. O sea, que a no ser que quieras comprar un ciclomotor, estarás un poco limitado.

Se solicitan eminentemente online y el tiempo de respuesta es muy breve. Eso sí, también tienen un coste que se refleja en forma de honorarios y que suele ser más alto que los intereses de un préstamo al uso.

Anticipos de nómina

Solicitar un anticipo de nómina para pagar tu moto a plazos es otra opción. La entidad nos adelantará una cantidad de dinero que dependerá de nuestra nómina. O sea, lo que se hace es multiplicar su importe un número determinado de veces.

Como cualquier otro producto, los adelantos de nómina, sean para conseguir crédito para pagar una moto o no, tienen sus exigencias. En este caso tendremos que ser clientes del banco desde hace más de tres o seis meses, no estar en listados de morosidad, tener vinculado algún producto más, etcétera.

También puedes solicitar un adelanto de nómina para financiar la moto en la empresa en la que trabajas. Es un derecho que tienes como trabajador y cuyas condiciones dependen del convenio por el que te rijas.

Préstamos preconcedidos

Un préstamo preconcedido es un crédito que el banco ofrece a sus clientes sin que medie una solicitud de por medio. Suele hacerlo a partir de los tres meses desde que somos clientes. Si utilizamos una app de banca, nos aparecerá allí. Este préstamo preconcedido se oferta en base a un análisis financiero, en el que la entidad calcula cuánto y cómo podría prestarle. O sea, las cantidades dependen del perfil y los ingresos del cliente.

Es clave saber que el hecho de que un préstamo se encuentre preconcedido no quiere decir necesariamente que nos lo vayan a conceder. De formalizar la solicitud, el banco volverá a analizar brevemente nuestro perfil para ver si mantiene condiciones, etcétera.

Financiar la moto en el concesionario

Más allá de la financiera o el banco, tienes la opción de financiar tu moto en el concesionario. Los préstamos gestionados desde el concesionario pueden aceptar operaciones que han denegado entidades financieras previamente. Y suelen ser bastante flexibles

Eso sí, hay que tener en cuenta que el banco nos prestará el dinero para cualquier moto y que el concesionario no. También que al financiar la moto en un concesionario se lleva a cabo la anotación de una reserva de dominio sobre el vehículo adquirido. Este apunte, muy ocasional cuando se solicitan créditos para motos en bancos, implica que no se puede vender o transferir el vehículo sin saldar el préstamo previamente.

Asimismo, muchos préstamos en el concesionario tienen comisiones y productos vinculados e incluso es habitual que exijan un tiempo mínimo de permanencia en el que no podremos anticipar el préstamo ni cambiarlo de entidad (unos dos años). Además, la oferta vinculante no siempre tiene los gastos detallados, y esto es importantísimo.

Alternativas para pagar mi moto a plazos

Y llegados a este punto todavía te quedan varias opciones que te permitirán pagar tu moto con crédito. Estamos hablando del leasing, del crowdlending y del renting. Este último no es un producto de financiación, pero te permitirá disfrutar de una moto pagando a plazos.

El leasing, conocido como financiación flexible, es una alternativa cada vez más común. Normalmente las cuotas son más bajas, permiten financiar el 100% de la moto y renovarla cada pocos años. Y no suelen tener comisiones. Eso sí, si elegimos comprar la moto al final del plazo, la última cuota será alta.

En cuanto al renting, se trata más bien de un alquiler sin opción a compra. Por lo tanto no es un préstamo. No hay que pagar entrada para contratarlo, permite renovar la moto cada varios años también e incluye en su cuota trámites de impuestos de matriculación, seguros, etcétera.

El crowdlending, por su parte, consiste en préstamos entre particulares. Funcionan a través de plataformas que ponen en contacto a ambas partes. Pueden ser útiles si no consigues financiación en un banco.

Qué tipo de financiación para mi moto elegir

A estas alturas del artículo seguramente te estés cuestionando cuál es la mejor opción entonces. Para que salgas de dudas tenemos una respuesta fácil: dependerá de tu perfil y de tus necesidades. Por ejemplo:

  • Quieres financiar la moto sin entrada: en este caso puedes optar por un préstamo del concesionario o por otras alternativas citadas como el renting o el leasing. Se puede acceder a ellas a través del banco. Habitualmente se incluyen, en la cuota mensual, los costes de mantenimiento de la moto, revisiones de la ITV o las mecánicas, e impuestos de matriculación y circulación.
  • Renovar la moto cada pocos años: el renting y el leasing son una buena opción también en estos casos. A no ser que obtengas un préstamo personal con mejores condiciones. Algo que puedes conseguir en Acierto.com
  • Quieres conseguir un préstamo barato: aquí lo ideal será comparar los productos de diferentes bancos y entidades financieras en general. Para hacerlo sin quebraderos de cabeza, te recomendamos que utilices nuestro comparador de préstamos, donde podrás comparar la oferta de más de 40 entidades distintas.
  • Conseguir la moto y el dinero lo más rápido posible: préstamo en el concesionario o préstamo online inmediato. O cualquier tipo de crédito rápido.

Cómo diferenciar el mejor préstamo para moto

Para diferenciar cuál es el mejor préstamo para nuestra moto debemos fijarnos en múltiples aspectos. Pero estos son los más importantes.

  • Capital prestado: que sea suficiente para abonar los gastos de la moto.
  • Intereses: al financiar una moto nos podemos encontrar con diferentes tipos de interés, que pueden moverse entre el 5,00% TIN y el 8 % TIN. Es importante fijarse en la TAE, que nos permitirá hacernos una idea más ajustada del coste real del préstamo de la moto.
  • Comisiones y honorarios: más allá de los intereses hay que fijarse en otros posibles costes añadidos. Cuidado con las comisiones, pueden ser de muy distinto tipo. Incluso hay entidades que las aplican por impago de posiciones vencidas. La más común es la comisión de apertura, que puede llegar al 2,5%  sobre el capital prestado.
  • Plazo de devolución y cuotas: que las cuotas sean ajustadas y que no tardemos demasiado en devolverlo pues, de lo contrario, acabaremos pagando muchísimos intereses.
  • Operativa de la entidad.
  • Si hay otros productos vinculados o ventajas extra. Como que te “obliguen” a contratar otro producto financiero, un seguro, o que te hagan descuentos en determinados comercios.

Además de estos, ten en cuenta que hay otros factores que condicionan el precio final de los préstamos para moto. Entre ellos, si quien lo pide es cliente de la entidad (obtendrá mejores condiciones) y del tipo de vehículo: no será igual para una moto nueva que otra de segunda mano.

Requisitos para solicitar préstamos para motos

Los requisitos de los préstamos para motos cambiarán de una entidad a otra pero, en cualquier caso, hay unas constantes:

  • Ser mayor de edad: algunas entidades fijan este límite en los 21 o 25 años según el perfil.
  • No superar el ratio de endeudamiento óptimo.
  • Tener unos ingresos recurrentes y justificarlos.
  • Justificar la finalidad del préstamo.
  • Tener una cuenta bancaria.

¿Me financian una moto estando en ASNEF?

Aunque, como hemos visto, estar en ASNEF dificulta la concesión de un crédito, algunas entidades ofrecen financiación a personas que se encuentran en listados de morosidad. Eso sí, estos productos suelen tener intereses más altos y exigir otras condiciones como, por ejemplo, que las deudas del moroso no sean bancarias. Si tienes más dudas sobre estas fórmulas de financiación no te pierdas nuestro artículo:

Documentación para pedir un préstamo de moto

Al solicitar un préstamo para tu moto, la entidad te pedirá que le entregues una serie de documentos para asegurarse de que cumples con los requisitos explicados en puntos anteriores. Estos serán, como mínimo, los siguientes:

  • DNI o NIE en vigor. Posiblemente también te soliciten la copia del carné de conducir. Es lo más habitual.
  • Justificante bancario con el código IBAN.
  • Justificante de ingresos: las tres últimas nóminas son lo habitual. También justificante de rentas si, por ejemplo, eres autónomo pero recibes ingresos de otra parte. Esto cambia según tu caso y la entidad.
  • Declaración de la renta del último ejercicio: no siempre, pero es frecuente.
  • En algunos casos, vida laboral y justificante de bienes.
  • Si vas a poner un aval o avalista, los datos de la propiedad, por ejemplo, y de la persona que te avala, respectivamente.
  • Otra documentación que pueden pedirte: recibos del pago de cuotas de otras deudas, factura o presupuesto de la moto que quieres comprar, la escritura de la casa o el contrato de alquiler, copia del contrato de trabajo, recibos que pagas normalmente (consumos)…

Cómo encontrar la mejor financiación para tu moto

Para encontrar el mejor préstamo para tu moto en Acierto.com tendrás que rellenar un sencillo formulario que no te llevará más de dos minutos. Para que te hagas una idea, estos son los pasos.

  • Dinos para qué necesitas el dinero: elige la opción de comprar una moto. Especifica la cantidad exacta.
  • Anota tus ingresos mensuales, situación laboral, antigüedad y si estás en un ERTE.
  • Indica si estás en algún listado de morosidad.
  • Déjanos tu nombre y apellidos, nacionalidad y fecha de nacimiento.
  • Indica en qué tipo de vivienda vives.
  • Anota tu correo electrónico y teléfono para que podamos enviarte los resultados.
  • Accede a nuestra parrilla de resultados personalizada.
  • Coteja tus opciones y contrata mejor.

Otros consejos para encontrar el mejor préstamo para tu moto

Otros consejos para encontrar el mejor préstamo para tu moto, además de comparar, son:

  • Ten preparada la documentación con tiempo: de esta manera agilizarás todos los trámites. Recuerda que suelen pedir las últimas tres nóminas.
  • Si tienes algo de dinero ahorrado, es recomendable que pagues una parte del coste de la moto de esta manera. Así pedirás menos dinero y te ahorrarás intereses. En cualquier caso, no pidas ni más ni menos de lo que necesitas.
  • No alargues el plazo de devolución innecesariamente: acabarás abonando más intereses con el tiempo. Y también correrás más riesgos.
  • No seas moroso: salda tus deudas antes de pedir un nuevo préstamo, ya sea para tu moto o para cualquier otra finalidad.

Ventajas de usar Acierto.com para encontrar préstamos para motos

Más allá de las ventajas obvias de un comparador, contratar tu préstamo para moto en Acierto.com cuenta con otras ventajas añadidas. Por ejemplo, contamos con un call center de agentes especializados en la materia que resolverán todas las dudas que puedan plantearse durante el proceso. Te explicarán todos los términos que no conozcas, te aclararán las condiciones, etcétera. Todo sin compromiso y de forma totalmente gratuita.

Además nuestra parrilla de resultados (a la que accederás después de rellenar el formulario) es muy sencilla de entender. Te damos, para que los conozcas de un solo vistazo, las características más importantes de los diferentes tipos de financiación. Esto te permitirá hacerte una rápida composición de lugar de tus opciones.

Esto, al mismo tiempo, te facilitará contratar con conocimiento de causa y evitar sorpresas con los intereses, honorarios, comisiones y otra serie de cuestiones que pueden incrementar el coste final de un préstamo para tu moto o para cualquier otra finalidad. En definitiva: conseguirás un crédito para tu moto más barato y con mejores condiciones. Te ahorramos tiempo y dinero.

Todo sin salir de casa, desde la comodidad de tu domicilio y desde cualquier dispositivo. Nuestra plataforma, además, es segura. Podrás realizar la comparativa en cualquier momento del día también. Eso sí, consulta nuestro horario de atención si deseas contactar con nuestros agentes.

Preguntas frecuentes sobre comprar una moto a crédito

Para terminar y tal y como venimos haciendo en otros artículos, no podíamos dejar de responder algunas preguntas frecuentes sobre comprar una moto con crédito. Entre las más formuladas encontramos:

¿Hay préstamos para moto sin intereses?

Podemos encontrar préstamos sin intereses en el mercado. Sin embargo, que un crédito no tenga intereses no quiere decir que nos salga gratis. Puede tener comisiones por distintas causas, u honorarios. Este último sería el caso de los minicréditos, por ejemplo, que no aplican intereses pero sí honorarios. De hecho estos suelen ser más altos que los intereses. Razón de más para comparar y dejarte ayudar en la contratación.

¿Hay préstamos para moto sin nómina?

De la misma manera, puedes pagar tu moto a crédito aunque no tengas nómina. Este sería el caso de un autónomo que utiliza este vehículo como medio de transporte. En este caso debería aportar, entre otros, la declaración de la renta, justificante de ingresos, declaración de IVA trimestral y, en definitiva, cualquier documentación que acredite que tiene unos ingresos suficientes y constantes. 

En caso de no trabajar, también hay préstamos para desempleados que, por ejemplo, solicitan una garantía para conceder el crédito.

¿Cuánto tiempo tardaré en recibir el dinero para financiar mi moto?

El tiempo que tardarás en recibir el dinero para financiar tu moto dependerá de múltiples factores. Por ejemplo, hay productos como los préstamos rápidos o los minicréditos que tienen un plazo de respuesta muy breve. También puede suceder que el banco o financiera necesite más documentación de la habitual para estudiar tu perfil y esto puede retrasar todo el proceso. Digamos que no hay una respuesta inequívoca a esta cuestión.

¿Puedo pedir un crédito para moto y no pagarlo después?

Efectivamente, puedes hacerlo, pero es muy mala idea. Si actúas de esta manera e incluso aunque solicites poco dinero, los intereses que se acabarán generando podrían convertirse en un gran problema. También pueden cobrarte comisiones por impago, por demoras, etcétera. 

Asimismo, es posible que acabes en ficheros de morosos como ASNEF y hasta con un requerimiento judicial. No te lo recomendamos.

Motos financiadas de segunda mano, ¿es posible?

Además de motos nuevas, es posible adquirir una de segunda mano financiándola. De hecho hay muchas entidades con préstamos específicos para vehículos usados. Los rasgos de estos préstamos no suelen diferir mucho de los del resto de préstamos para motos. De hecho, en la mayoría de casos (siempre y cuando el vehículo no supere cierta antigüedad) son los mismos con una excepción: el importe máximo al que se puede acceder es inferior.