• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo conseguir un préstamo preconcedido

Tener preconcedido un préstamo no quiere decir que necesariamente lo vayamos a conseguir. Conoce los requisitos

El préstamo preconcedido es un tipo de préstamo personal que el banco ofrece al consumidor sin que medie una solicitud. Pero no quiere decir necesariamente que nos lo vaya a conceder y es posible que encontremos otro tipo de producto que nos interese más. Te contamos todo lo que tienes que saber: desde los requisitos para conseguir el préstamo preconcedido, hasta en qué deberías fijarte al contratar uno.

También puedes entrar directamente en nuestro comparador de préstamos para ver si es esta u otra la clase de préstamo que te interesa. Podrás comparar entre más de 30 entidades diferentes y acceder a tu parrilla de resultados personalizada. Y si tienes dudas, aclararlas con nuestros expertos en préstamos.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Qué es un préstamo preconcedido

Como apuntábamos hace unas líneas, los préstamos preconcedidos son créditos personales que las entidades bancarias ofrecen a sus clientes sin que exista una solicitud de por medio . Es decir, el consumidor no tiene que pedirlo, sino que el banco —basándose en un análisis financiero del cliente— es el que estima cuándo podría prestarle y cómo.

Se trata de un producto financiero que surgió como respuesta de los bancos a los créditos rápidos que concedían las entidades de capital privado. Y es que, como el banco realiza un estudio previo, su concesión suele ser más sencilla y rápida.

Respecto a las cantidades del préstamo preconcedido, dependen en gran medida de los ingresos y del perfil del cliente a quien se ofrece.

Características de los préstamos preconcedidos 

En cuanto a las características de los préstamos preconcedidos, no podemos dejar de señalar que se trata de préstamos personalizados, de manera que el importe que nos ofrezcan, el plazo de devolución y otras condiciones dependerán de nuestro perfil financiero y de la relación que tengamos con el banco.

No obstante, se pueden establecer unos parámetros generales.

  • Cantidad: varía en función del cliente. Pero lo máximo suelen ser 60.000 euros.
  • Comisiones: hay préstamos preconcedidos con comisiones y sin ellas. En cualquier caso, se estima que casi 6 de cada 10 préstamos preconcedidos tienen comisiones. Y que el coste medio de estas es del 1%.
  • Intereses: respecto al interés medio, el TIN medio ronda el 8,65%, y el TAE medio el 9,8%.
  • Plazo: desde pocos meses hasta unos 10 años.

Cuándo recurrir a un préstamo preconcedido

Puesto que la principal ventaja de los préstamos preconcedidos es su rapidez, suele ser interesante recurrir a ellos en determinadas situaciones o necesidades puntuales como:

  • Financiar la compra de un coche: puedes usarlos para financiar tu coche.
  • Financiar una reforma: además de este tipo de financiación, puedes consultar nuestro artículo sobre cómo conseguir un préstamo para la reforma de mi vivienda.
  • Financiar un viaje inminente: no recomendamos endeudarse para viajar, pero en ocasiones puede ser necesario recurrir a los viajes financiados.
  • Pagar estudios superiores: los préstamos preconcedidos pueden ser una buena alternativa a los préstamos para estudiantes, un producto de financiación específico. 
  • Cubrir reparaciones puntuales: como la aparición de goteras, la avería de un electrodoméstico, etcétera.

Quién puede conseguir un crédito preconcedido

Por regla general, para conseguir un crédito preconcedido tendremos que ser clientes de la entidad y tener domiciliada la nómina o similar (es lo habitual). También puede darse el caso de que no tengamos domiciliada la nómina pero sí hayamos contratado otros productos con el banco como un depósito, planes de pensiones, fondos de inversión…. etcétera.

Normalmente, cuanta mayor vinculación tenga el cliente con el banco, más sencillo será que este consiga el préstamo. También cuenta el tiempo, generalmente se pide que el cliente tenga una antigüedad de más de tres meses, aunque esto no siempre es así y depende de cada banco y de cada situación en particular.

De hecho, es posible que, aún siendo cliente de la entidad desde hace varios meses o años, no tengamos un préstamo preautorizado. Dicha posibilidad podría aludir a varias razones: que la entidad no esté concediendo préstamos de este tipo en este momento, o que nuestro perfil no haya pasado los criterios del análisis que realiza el banco. Pero cuidado, esto no quiere decir que no podamos recurrir a otra clase de financiación, con otra entidad o con la misma.

Cómo saber si tengo un préstamo preconcedido

Generalmente, saber si tenemos un préstamo preconcedido es fácil. Lo habitual es que la propia entidad sea la que nos indique si contamos con uno, informándonos a través de un comunicado, por teléfono, correo electrónico, o incluso mediante su app.

También podemos comprobar si contamos con un crédito preconcedido accediendo a nuestra banca personal. Esto puede hacerse a través de la página web del banco, mediante la aplicación móvil, etcétera. Lo normal es que el préstamo preaprobado aparezca en la sección de financiación. Allí podremos ver la cantidad que nos concederían a priori, y el resto de condiciones de este producto.

Otra opción para cerciorarnos es recurrir a los cajeros automáticos de nuestro banco, en la sección de créditos. Aunque también puede aparecer en la sección de inicio o como publicidad.

Cuánto tarda en aparecer el préstamo preconcedido

Respecto al tiempo que tarda en aparecer el préstamo preconcedido, lo habitual son los tres meses. Pero dependerá de nuestro perfil, de nuestros ingresos, de nuestros gastos y mucho más. Es decir, si por ejemplo nos cambiamos de banco, tenemos unos ingresos altos y, además, llevamos nuestros ahorros a la nueva entidad y contratamos algún otro producto; el tiempo será menor.

Por el contrario, si contamos con unos ingresos irregulares, no tenemos ahorros y, en definitiva, estamos en una situación económica más “precaria”, la cosa cambia. Básicamente porque el banco necesitará más tiempo para analizar si nos ofrece el préstamo preconcedido y en qué condiciones.

Requisitos de un préstamo preconcedido

Aunque no todos los clientes de un banco pueden optar por los préstamos preaprobados, existen una serie de requisitos comunes (ojo que pueden cambiar) para acceder a un crédito preaprobado:

  • Tener vinculación con la entidad y cierta antigüedad.
  • Tener un buen perfil financiero.
  • No tener deudas.
  • Tener un buen historial de pagos.
  • No haber tenido descubiertos en la tarjeta.
  • Tener liquidez.
  • Tener domiciliada la nómina, varios recibos, o tener contratadas tarjetas de la entidad. 
  • Que la nómina alcance cierta cantidad.

¿Puede el banco retirar su oferta de crédito preaprobado?

Una de las preguntas frecuentes relacionadas con los préstamos preconcedidos es si el banco puede retirar su oferta. La respuesta es sencilla: sí. Porque las ofertas de préstamos preconcedidos no suelen ser definitivas, y el banco podrá modificarlas o cancelarlas cuando quiera. En definitiva, esto quiere decir que aunque un préstamo esté preconcedido no siempre lo obtendremos.

Las principales razones por las que se da esta situación son:

  • Cambio de la situación financiera del cliente: por ejemplo, porque nuestros ingresos han disminuido, nos hemos endeudado con otro producto en el mismo banco o en otra entidad, nuestros ahorros han menguado, tenemos algún impago, hemos entrado en algún fichero de morosos, etcétera.
  • La otra opción puede no tener nada que ver con nosotros: el banco retira la oferta de crédito preaprobado porque en ese momento no quiere ofrecer más financiación.

Ventajas e inconvenientes de los préstamos preconcedidos

Una de las principales ventajas del préstamo preconcedido es la rapidez con la que suele tramitarse y contratarse. De hecho muchas entidades permiten hacerlo en menos de 48 horas, por teléfono y/o a través de Internet, incluso en los cajeros automáticos. Pero no es la única:

  • Intereses más bajos (generalmente).
  • Tramitación sencilla.
  • Disponibilidad de dinero rápida.
  • Se puede usar el dinero para cualquier uso.

Respecto a las desventajas:

  • Tendremos que ser clientes del banco.
  • Pueden exigirnos alguna vinculación: nómina, recibos, tarjetas, etcétera.
  • Ser cliente e incluso tener preaprobado un préstamo no garantiza que lo vayamos a conseguir. Pueden generar falsas expectativas.
  • Pueden incitar a gastar un dinero que no se tiene.
  • No suele admitir clientes en listados de morosidad.

Cómo solicitar un préstamo preconcedido

Solicitar un préstamo preconcedido es muy fácil. Lo más habitual es que este proceso se realice a través de Internet. Por ejemplo, imagina que has comprobado que tienes un crédito preaprobado en la web del banco y decides solicitarlo. 

Lo normal es que puedas pinchar directamente sobre el importe. Y puesto que el banco habrá hecho el estudio previo antes de hacerte la oferta, la tramitación será muy rápida. Los pasos serían, en resumen:

  • Comprobar si has recibido la oferta del préstamo preconcedido: tal y como hemos señalado.
  • Ajustar las características: importe y plazo de amortización, dentro de los límites fijados por el banco.
  • Analizar las condiciones del préstamo y el contrato.
  • Aceptar los términos y condiciones indicados.
  • Recibir el dinero: en la cuenta corriente

En qué fijarse: la letra pequeña del crédito preautorizado

Es importantísimo saber en qué fijarse a la hora de solicitar un crédito de este tipo. De hecho, a veces, tras analizar las condiciones, muchos clientes acaban recurriendo a otra clase de préstamos. Por esto te recomendamos que utilices el comparador de préstamos de Acierto.com, para ver cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. En ambos casos deberás fijarte en:

  • Importe: la pregunta clave que hay que hacerse es si la cantidad que nos ofrecen con el préstamo preconcedido es suficiente para cubrir nuestra necesidad. Y atención, porque no conviene pedir en exceso. Cuanto más pidamos, más intereses tendremos que pagar.
  • Plazo de devolución: clave para saber si podremos retornar el importe prestado a tiempo.
  • Comisiones: como hemos visto anteriormente, pueden existir o no, y normalmente son por apertura, amortización anticipada o estudio. 
  • Intereses: lo ideal es que el interés se encuentre por debajo de la media de mercado. Te recomendamos comprobarlo a través de la página web del Banco de España.
  • Validez de la oferta: hasta cuándo se puede contratar el préstamo es importante, pues en muchas ocasiones estas ofertas tienen fecha de caducidad.
  • Otros productos vinculados: productos adicionales que deberemos contratar para que nos concedan el préstamo preautorizado. Es decir, algunas entidades bancarias pueden aprovechar la ocasión para incluir otros productos financieros o seguros. Es importante comprobar que esta contratación es opcional, sus condiciones, etcétera.

Compara el crédito preconcedido con otros préstamos 

Para terminar, no dejes de comparar las condiciones del préstamo preconcedido que te está ofreciendo tu banco con otros préstamos y vías de financiación. Puedes usar nuestro comparador y, en solo unos minutos, podrás acceder a los préstamos de más de 40 entidades distintas. Solo tendrás que rellenar un breve formulario para acceder a una parrilla de resultados personalizada.

Además, nuestros expertos te ayudarán a resolver las dudas que tengas por el camino. Déjanos tu teléfono y te llamaremos sin compromiso. Y si contratas con nosotros, te garantizamos las mejores condiciones del mercado. ¿A qué esperas para empezar a comparar préstamos?