Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Prestamistas particulares, ¿son fiables?

Conoce las alternativas a los prestamistas particulares de dinero y por qué podría ser mala idea recurrir a uno

Si estás buscando financiación es posible que hayas pensado en recurrir a los prestamistas particulares de dinero. Sin embargo, hacerlo puede conllevar ciertos riesgos. En esta guía te contamos cuáles, qué alternativas tienes para conseguir un préstamo en función de tu situación financiera y mucho más.

También puedes entrar ya en nuestro comparador de préstamos personales y ver cuál es el producto que mejor se adecúa a tus intereses. Hacerlo solo te llevará 2 minutos y podrás comparar condiciones y requisitos en más de 30 entidades distintas al mismo tiempo.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Qué son los prestamistas particulares de dinero

Cuando hablamos de prestamistas particulares de dinero nos referimos a aquellas personas físicas que dejan dinero a otras sin que esto se encuentre regulado por el Banco de España. Su característica principal es sencillamente esa, que se trata de un particular que deja su dinero (porque quiere rentabilizar sus ahorros, por ejemplo) a otra persona. Esto conlleva una serie de cuestiones como, por ejemplo, que las condiciones son pactadas entre ambos, y que se negocia directamente con ellos. 

Algo que genera desconfianza y que puede resultar arriesgado. De hecho, no es difícil encontrar créditos con prestamistas particulares poco transparentes, con condiciones abusivas, etcétera; que se aprovechan de la desesperación de las personas o de clientes no interesados en trámites legales, contratos elaborados, o con una solvencia dudosa.

Tipos de prestamistas particulares de dinero

Encontramos dos tipos de prestamistas particulares de dinero:

  • Personas particulares: que para sacarle rentabilidad a sus ahorros (por ejemplo) prestan dinero a desconocidos. Son básicamente a quienes nos referimos en este artículo. Pueden entrañar ciertos riesgos, establecer condiciones abusivas y más.
  • Familiares o amigos: en este caso quien presta el dinero es un familiar o amigo. Estos préstamos entre particulares se encuentran regulados por ley y deben hacerse correctamente. Deben declararse a Hacienda, por ejemplo, aunque están exentos de tributación.

Prestamistas particulares vs prestamistas privados

No hay que confundir a los prestamistas particulares con los prestamistas privados, aunque en algunos casos podemos verlos usados como sinónimos. Pero no son lo mismo: los prestamistas privados suelen ser entidades financieras cuyo capital continúa siendo privado pero que cuentan con una estructura empresarial desarrollada. 

Sería el caso, por ejemplo, de las entidades de minicréditos o de las empresas de préstamos P2P, que proporcionan financiación con sus licencias y regulación correspondientes, pero que no son bancos en sí mismos.

¿Son legales los prestamistas particulares?

Tanto las compañías privadas de créditos como los prestamistas particulares están regulados por la Ley 16/2011 del 24 de junio de Crédito al Consumo. Esto es así siempre que cumplan con las regulaciones y protocolos vigentes y pertinentes. En cualquier caso, no podemos olvidar que los prestamistas particulares de dinero no se encuentran avalados por el Banco de España, con los riesgos que eso implica para nosotros como clientes. Lo recomendable es recurrir a entidades amparadas por este organismo regulador.

Además, aunque los prestamistas particulares sean legales, otra cosa distinta es que resulten fiables. De hecho, las estafas de este tipo por Internet no han dejado de proliferar durante los últimos años, sobre todo en épocas de crisis. No es en absoluto recomendable acudir a prestamistas particulares desconocidos hallados en portales de anuncios como Milanuncios y demás.

¿Son los prestamistas particulares fiables?

Como comentábamos, al optar por prestamistas particulares podemos correr riesgos. Para determinar si un prestamista de dinero es fiable o no podemos fijarnos en algunas cuestiones concretas. En cualquier caso, te recomendamos que, antes de decantarte por ellos, entres en nuestro comparador financiero y analices cuáles son tus opciones de financiación. No te llevará más de 2 minutos hacerlo.

  • Cuidado si te piden dinero por adelantado: uno de los fraudes más frecuentes es este. El supuesto prestamista solicita el pago por adelantado de alguna comisión (apertura, estudio), de los intereses del préstamo, de una cuota, un seguro o similares. 
  • Ojo con los bancos extranjeros: si se trata de un supuesto banco extranjero sin licencia bancaria para operar en nuestro país y sin sede en España.
  • Revisa la información que te ofrecen: por ley, las entidades deben proporcionar a los clientes todos los datos del crédito antes de que se firme el contrato. Si no nos facilitan esta información, no son prestamistas particulares fiables.
  • Recela de los requisitos estupendos: si no te dan financiación en ninguna parte porque, por ejemplo, estás en ASNEF y, súbitamente, un prestamista particular sí te la ofrece y en muy buenas condiciones, cuidado. Si estás en un fichero de morosidad tus opciones siempre se reducirán.
  • Contacto directo, otra razón para dudar: que nos contacten a través de redes sociales o correo electrónico sin haberlo solicitado ya es razón para pensar que no estamos ante prestamistas particulares fiables.
  • Otras pistas de estafa: el vocabulario usado, la página web, los protocolos de seguridad de este site, etcétera… pueden ser otras pistas de estafa.

Riesgos de los prestamistas particulares

Más allá de la posibilidad de que te estafen (que no es, digamos, algo que pueda perderse de vista), recurrir a préstamos particulares tiene otros riesgos.

No están avalados por el Banco de España

El primero tiene que ver con que estos préstamos, como apuntábamos, no están avalados por el Banco de España, con lo que esto supone para nosotros como clientes, que deberemos tener muy claras las obligaciones del contrato para evitar situaciones complicadas.

En cuanto a esto último, es importante que las condiciones queden reflejadas en escritura pública ante notario.

Intereses muy altos

El elevado coste económico que suelen suponer estos créditos de prestamistas privados es también un riesgo. O sea, si recurrimos a prestamistas privados porque creemos que no nos financiarán en ninguna otra parte, y aceptamos unas condiciones abusivas, unos intereses muy altos o similares; también estaremos corriendo más riesgo de no poder pagar, de caer en sobreendeudamiento, etcétera.

Recargos por demora

En muchas ocasiones, los prestamistas particulares establecen recargos por demora muy grandes si quien recibe el dinero incumple el plazo de devolución pactado. También podrían hacerlo si lo amortizamos antes de tiempo. Si no te queda otra y finalmente recurres a este tipo de financiación, lee bien la letra pequeña antes de firmar nada.

Que te pidan un aval

También es común que el prestamista particular solicite un aval contra el que amortizar el crédito en caso de impago. Esto puede ser un avalista o una garantía. O sea, una persona que responda por nosotros si no devolvemos el dinero o una propiedad a nuestro nombre que ya tengamos pagada. Hacer esto implica correr más riesgos a la hora de solicitar dinero prestado.

Prácticas propias de la usura

Otro de los peligros de los créditos de prestamistas particulares es que estos incurran en prácticas usureras. Por eso solo se debería acudir a ellos en caso de que no exista otra alternativa. Algo que puedes revisar en nuestro comparador ya mismo.

¿Hay prestamistas de dinero sin requisitos? 

Pero, ¿qué requisitos nos pedirá un prestamista privado de dinero? Pues, normalmente, los mismos que cualquier entidad bancaria. Esto es: 

  • Ser mayor de edad y acreditarlo con el DNI o NIE en vigor correspondiente.
  • Residir en España.
  • Ser titular de una cuenta en la que se ingresará el dinero.
  • Tener unos ingresos recurrentes y continuados en el tiempo. Así como un nivel de endeudamiento óptimo. Y justificarlo. Esto puede hacerse a través de las últimas tres nóminas y con el contrato de trabajo. De hecho, es lo más habitual. 
  • No aparecer en ficheros de morosidad tipo ASNEF.

Hay que tener en cuenta que cualquier particular que preste dinero a otro puede determinar aquellos requisitos y condiciones que considere más importantes. El único que no puede variar es el de la mayoría de edad.

Alternativas a los prestamistas particulares

Dado lo comentado, ¿existe alguna alternativa fiable a los prestamistas particulares? La respuesta es que sí. De hecho, una buena opción es recurrir a un comparador de préstamos independiente como Acierto.com. De esta manera, podrás analizar cuáles son tus opciones de financiación rápidamente. Pero, ¿cómo?

Es muy fácil. Solo tendrás que responder a una serie de preguntas (para qué quieres el dinero, cuánto necesitas, tu situación laboral…) y, en unos instantes, nuestro comparador analizará la oferta de productos financieros de más de 30 entidades diferentes. Obtendrás unos resultados a medida y podrás ver, de un solo vistazo y de forma resumida, las características, condiciones y requisitos de los diferentes préstamos.

Gracias a esta información resumida te ahorrarás el tiempo de tener que ir banco por banco, financiera por financiera, tratando de analizar sus diferentes créditos. Además, en Acierto.com no te dejamos solo, sino que contarás con un equipo de agentes expertos que te ayudarán telefónicamente y de forma gratuita si así lo deseas. Resolvemos todas tus dudas al instante, sin compromiso. Para que en todo momento sepas qué estás contratando, y para que nunca te lleves sorpresas desagradables. Algo clave, sobre todo cuando hablamos de dinero.

Además, te ofrecemos todas las garantías: nuestra plataforma es segura, trabajamos con las entidades más importantes del mercado, velamos por la privacidad de tus datos y nos cercioramos de que entiendes bien lo que estás contratando. Y accederás a ofertas exclusivas solo para clientes de Acierto.com. También podrás recuperar tu comparativa cuando quieras si, de momento, decides no contratar. Analízala con tiempo.

 

Cómo encontrar financiación en Acierto.com

Si todavía tienes dudas, te contamos paso a paso cómo encontrar financiación en Acierto.com. Si durante el proceso tienes dudas, puedes dejarnos tu teléfono o llamarnos directamente. Estamos disponibles en horario de oficina.

  • Entra en nuestro comparador de préstamos.
  • Indica la finalidad del préstamo y la cantidad que necesitas financiar.
  • Introduce la cifra de tus ingresos mensuales.
  • Danos más datos sobre tu situación laboral: tipo de contrato, antigüedad, si estás en ERTE.
  • Dinos si estás en ASNEF.
  • Deja tus datos personales: nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, tipo de casa en la que vives y dirección de correo electrónico.
  • Accede a tus resultados personalizados y analiza las alternativas a los prestamistas privados que tienes.

Preguntas frecuentes sobre los prestamistas particulares

No podíamos terminar este artículo sin dejar de contestar algunas de las preguntas más formuladas por los usuarios de nuestra plataforma. En cualquier caso, si tienes alguna adicional, puedes dejarnos tu teléfono durante la comparativa o llamarnos directamente en horario de oficina. Estaremos a tu lado para acompañarte en este proceso.

¿Son buena idea los prestamistas con ASNEF?

Si pedir un crédito estando en ficheros de morosidad ya suele ser mala idea, en este caso podría serlo todavía más. Estamos hablando de si estás en ASNEF quiere decir que tienes deudas y que, precisamente estas, te están complicando acceder a un préstamo. Las entidades financieras, por regla general, consideran que este perfil de clientes tienen un riesgo mayor. 

Es decir que, puesto que ya son morosos, tienen más opciones de incurrir en un impago que otras personas. Por eso, incluso las entidades que conceden préstamos con ASNEF, suelen exigir otra serie de requisitos, como que las deudas no sean bancarias y/o que no excedan los mil euros. ¿Por qué entonces iba a ponerlo más fácil un prestamista privado?, ¿y sin pedir nada a cambio? 

En este contexto te recomendamos que receles y que te informes adecuadamente. No obstante, lo mejor es saldar la deuda e iniciar los trámites correspondientes para salir de ASNEF.

¿Qué pasa si recurro a un prestamista familiar?

Al principio de este artículo nos hemos referido a aquellos prestamistas que son familiares nuestros. Es decir, a los préstamos entre familiares (o amigos). Este sería un caso diferente que también recoge la ley y que debe hacerse de la forma adecuada. Es decir, no basta con que nuestro amigo o familiar nos ingrese el dinero en la cuenta. De hecho, si hacemos esto, Hacienda podría interpretar que estamos llevando a cabo una donación encubierta y sancionarnos. No te pierdas nuestro artículo sobre préstamos entre particulares para saber más al respecto.

¿Los bancos son prestamistas privados?

Efectivamente, las entidades bancarias son entidades financieras de capital privado. No obstante, cuando hablamos de prestamistas privados, cuando utilizamos este término, normalmente nos estamos refiriendo a entidades que no son bancos o a particulares. O sea, generalmente a prestamistas particulares de dinero no avalados, como decíamos, por el Banco de España.