Cobertura de Defensa de multas en el seguro de coche

¿En qué consiste la cobertura de Defensa en caso de multas?

Algunas compañías de seguros incluyen la cobertura de defensa de multas como opción a la hora de contratar una póliza. El objetivo de esta cobertura es proteger los derechos del conductor frente a la administración pública cuando se le ha impuesto una multa de tráfico que quiere recurrir, por lo general, porque la considera injustificada.

En Acierto.com podrás comparar entre más de 30 aseguradoras que incluyen esta y otras muchas coberturas. En tan solo tres minutos encontrarás la póliza que más se adapta a ti al mejor precio, llegando a ahorrar hasta el 50% en la contratación de tu seguro de coche.

¿En qué consiste la cobertura de Defensa en caso de multas?

Si tienes contratada esta cobertura y te ponen una multa, la aseguradora con la que tienes contratada la póliza será la encargada de presentar un recurso en caso de que consideres que la sanción impuesta es injusta y que no está justificada. Del mismo modo, la compañía de seguros llevará a cabo todos los trámites administrativos necesarios para recurrir la multa. Sin embargo, no  todas las sanciones están incluidas en esta cobertura. Existen una serie de limitaciones que variarán en función de tu compañía de seguros y de las condiciones que esta haya establecido.

Además del  recurso de la multa, determinadas aseguradoras cubren los cursos de recuperación de puntos del carnet de conducir en caso de que te haya sido retirado. Así como la prestación porque le hayan retirado el carnet de conducir. En este último caso, le pagarían una indemnización mensual hasta que recuperes tu permiso.  

Límites de la cobertura:

Las características incluidas dentro de esta cobertura y el modo en que se aplican dependerán de cada compañía de seguros y las condiciones que estén establecidas en el contrato. Así, muchas veces las aseguradoras tienen en cuenta aspectos como:  

  • El tipo de multa: Existen determinadas compañías de seguros que dentro de la cobertura de defensa de multas incluyen cualquier tipo de sanción económica impuesta. Si bien es cierto que existen otras muchas aseguradoras que no cubren determinados tipos de multas, como son las multas por estacionamiento o aparcamiento. 

  • Cantidad a pagar: Por lo general, muchas aseguradoras no recurren multas cuyo importe sea inferior a noventa euros.

  • Tiempo: en ocasiones, si la multa es presentada por el usuario de dos a cinco días antes de que termine el plazo para recurrirla, las compañías de seguro no las aceptan. 

¿Pagará la aseguradora mis multas?

Por lo general, las aseguradoras no se hacen cargo del pago de la multa. En la mayoría de los casos, tu compañía de seguros será la encargada de recurrir cualquier multa relacionada con la conducción incluida dentro de los límites de la cobertura, pero no de pagarlas. Así, en caso de que la multa se mantenga y los recursos no hayan logrado que la multa sea cancelada, será el propio conductor sancionado quien pague:

  1. El importe de las multas que se mantengan a pesar de haber sido recurridas por la compañía de seguros.

  2. Cualquier tipo de recargo legal o interés por el retraso que se sumen al importe inicial de la multa. 

  3. Las fianzas, depósitos o avales que la Administración decida imponer. 

  4. Gastos causados por envíos de correo, fax y otros mecanismos de notificación. 

  5. Bienes que tengan que embargarse al conductor en caso de que, después de recurrir por la vía administrativa y la vía judicial, este se niegue a pagar.  

¿Cuándo contratar esta cobertura?

Antes de contratar esta cobertura, planteate si realmente te saldría rentable. Si una multa llega a recurrirse por vía judicial, la cantidad a pagar puede ascender mucho debido al elevado coste de un abogado, de los juicios etc. Si bien es cierto que algunas compañías no suelen cubrir los recursos administrativos por vía judicial, debido al elevado coste de contratación.

Por ello, consideramos que este tipo de coberturas se ajustan más a personas que utilicen con mucha frecuencia su vehículo, como son los profesionales de la carretera. Si eres un conductor precavido y por lo general no te suelen poner multas, lo más probable es que esta cobertura no te salga rentable en lo que a precio- servicio prestado se refiere.

Por lo tanto... ¿Qué pasa si me ponen una multa?

Cuando te ponen una multa puedes tienes dos opciones:

  1. Pagar la sanción económica. En este caso, si desde un primer momento decides pagar la multa, puedes beneficiarte del pago reducido. Esto consiste en pagar únicamente un porcentaje (normalmente el 50%) del importe inicial de la multa si abonas la cantidad antes de un periodo de tiempo determinado desde el momento en que se te ha impuesto.

  2. Recurrir la multa en caso de que consideres que la sanción impuesta es injusta y además, no está justificada. Si optas por esta última opción, pierdes la posibilidad de pago reducido, y por lo tanto, si finalmente la multa no se anula, tendrás que abonar el 100% del importe a pagar.

¿Qué pasa si recurro una multa?

Si decides recurrir la multa, el proceso a seguir será el siguiente: 

  1. Proceso Administrativo y de Reposición. La policía te multa y decides recurrir. Puedes hacerlo por distintos procedimientos (administrativo y de reposición). Sin embargo, será la misma autoridad que impuso la sanción la que determinará la sentencia firme – ya sea bien modificando la sanción original o revocándola-. 

  2. Proceso Judicial. Una vez establecida la primera sentencia firme, el conductor tiene dos opciones. Puede pagar la multa (sin opción ya a recurrir a la posibilidad de pago reducido) o puede también, llevar el caso a juicio (este tipo de juicio se llama Contencioso – Administrativo), el cual supondrá un coste bastante elevado, que en muchos casos podría incluso superar el importe de la multa impuesta. 

  3. Proceso Recaudador. Tiene lugar cuando decides no ir a los juzgados y no recurrir más la sanción, o bien, después de haber llevado el caso a juicio y de que la resolución haya salido en tu contra. En caso de que decidas no pagar una multa, la Autoridad administrativa,  hará uso de todos los mecanismos legales de la ley para poder saldar la deuda. Estos mecanismos se llaman Vía de Apremio, y consisten, en formalizar el objetivo de cobrar la deuda, hasta el punto de llegar a embargar determinados bienes del deudor en caso de que se niegue rotundamente a pagar. 

 

información blog seguros Consulta más información sobre: Seguros de Coche | Guías
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR