Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

10 cosas que no podrás asegurar

Las aseguradoras solo cubren los riesgos que pueden asumir

Salir de dudas cuando desconocemos si algo se puede asegurar o no resulta sencillo. Solo tendremos que pensar en el riesgo que supone el bien en cuestión y en si este reúne las siguientes cualidades: es incierto, posible, definible, concreto, fortuito y cuantificable. Si no lo hace estás ante lo que se conoce como un riesgo no asegurable o extraordinario. Para que te hagas una idea, un ataque por un zombie serviría de ejemplo. ¿La razón? Que es incierto. Estas son diez cosas que ninguna compañía asegurará.

Compara precios y coberturas de 10 aseguradoras y ahorra hasta un 50% en el seguro de tu casa
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Lo que le ocurra a tu coche, si pasa un tornado por tu ciudad

Las catástrofes naturales son “el abc” de los riesgos no asegurables en una póliza de coche. Los daños por las consecuencias de tornados, huracanes, riadas y otros fenómenos catastróficos de la naturaleza no quedan cubiertos por las aseguradoras privadas, sino por el Consorcio de Compensación del Seguro, siempre que cuentes con una póliza consorciable; es decir, con, al menos, un seguro a terceros con lunas.

¿Quien se encarga de cubrir los daños de tu coche en un tornado?

Los daños por agua, si te dejas un grifo abierto

Aunque si bien hay algunas compañías que incluyen los daños por agua en el supuesto de omisión de cierre de grifo o de llave de paso (como MAPFRE y Pelayo), es la clásica excepción cuando intentamos protegernos frente a los daños materiales por esta causa. Si contratas una póliza de hogar ten en cuenta que es muy posible que no cubran los gastos en este supuesto. También establecerán límites, como que el piso no estuviera deshabitado más de un número de horas concreto. Y aunque corran con los gastos, estos no cubrirán toda la avería. Por ejemplo, Pelayo especifica que no garantiza “la reparación o reposición de llaves de paso, radiadores y grifería, así como de los electrodomésticos causantes del daño”.

Tu salud, si se produce una epidemia

En caso de “epidemia oficialmente declarada”, tu póliza de salud dejará de ofrecerte cobertura. Es una de las cláusulas clásicas del apartado de exclusiones de aplicación de la cobertura médica. Tampoco cubrirán los tratamientos en caso de que nos veamos expuestos a una radiación nuclear ni los que sirvan para paliar los daños sufridos en un atentado terrorista (por poner dos ejemplos). Son riesgos que van más allá de lo que se entiende por atención sanitaria. Sin embargo en EEUU, donde se asegura casi todo, puedes protegerte de una epidemia zombie.

La carga transportada, si arde por combustión espontánea

Que arda la carga que transportas en el camión fruto de una combustión espontánea es una de las particulares excepciones que presentan las pólizas de transporte de mercancías. Otra excepción habitual es la que hace referencia a los daños en la carga producidos por roedores o polillas. Las aseguradoras tampoco responden en caso de secuestro del asegurado, mientras transporta la mercancía. Estos seguros de transportes también presentan particularidades según hablemos de transporte aéreo o terrestre.

10 supuestos que tu seguro podría no cubrir

Tu vida con una póliza común, si practicas deportes de riesgo

Si quieres contar con un seguro de vida que te proteja mientras practicas actividades deportivas como el alpinismo, rafting o cualquier otro deporte considerado de riesgo, no te valdrá cualquiera. Es una de las salvedades más comunes en este tipo de póliza. Y es lógico: la aseguradora asume más riesgo económico si te expones a actividades en las que podrías perder la vida -y ella, a pagar una indemnización-. Eso sí, como aficionado. También existen seguros específicos para estas prácticas y para viajes de aventura en general. 

El ordenador que te han prestado y que se ha fundido estando en tu casa

Si alguien robara o estropeara un bien que pertenece a un tercero, estando en tu vivienda, tu seguro de hogar no responderá. Porque este está planteado para proteger tus bienes, los que has declarado en tu póliza. Imagina que un subidón de tensión en la corriente eléctrica ha causado importantes daños en los electrodomésticos de tu casa, incluido un ordenador portátil del trabajo que te traes a casa. No forma parte de tu contenido, por tanto, no recibirás una indemnización por él, como sí ocurrirá con el resto de bienes asegurados (gracias a la garantía de Daños eléctricos).

Los muebles, si tienes un hurón

Si tienes un hurón en casa, la aseguradora tampoco se hará cargo de los destrozos en los muebles. ¿La razón? Que, según ellas, no se trata de un animal de compañía. Si atendemos a los condicionados de los seguros de hogar que incluyen a las mascotas, al hablar de la cobertura de responsabilidad civil e incluir los daños causados por animales de compañía se habla de perros, gatos, aves y roedores en jaulas, peces y tortugas. Incluso los seguros específicos para mascotas dejan fuera -salvo excepciones como MAPFRE y su Seguro para animales exóticos- todo lo que no sea un perro o un gato.

Los cristales de tu comercio si te hacen un grafiti

En los seguros multirriesgo para comercios suelen excluirse los daños por grafitis, ya sea en las lunas o en la fachada. Si tienes que limpiar el desastre o volver a pintar tendrás que hacerlo por tu cuenta, sin contar con tu compañía de seguros. Eso sí, a no ser que te ofrezcan una cobertura opcional específica. Es una excepción que comparte con los seguros de hogar: los actos vandálicos suelen excluir este supuesto (si bien hay compañías como Fidelidade y Pelayo que sí los contemplan). Ocurre lo mismo con la rotura de cristales: suele tratarse de una garantía extra a la hora de proteger tu comercio de daños materiales. No obstante, si comparas las suficientes ofertas, podrás encontrar pólizas completas que te den mayor protección que otras. 

¿Cubre el segur de hogar los grafitis?

La pintura de tu casa si el humo de un incendio la ensucia

No todos los daños que pueda causar el humo procedente de un siniestro están cubiertos por tu póliza de hogar. Por norma general, la garantía de incendio contempla los daños materiales sobre los bienes asegurados en caso de daños por humo. Pero estas prestaciones no incluyen gastos como los que suponen la limpieza del suelo, los muebles, la tapicería o de repintar toda la casa. Es muy posible que tengas que abonarlos tú por completo. En todo caso, te recomendamos que revises las cláusulas y condiciones del contrato, para saber qué esperar de tu seguro, ante este riesgo. Además, los Daños por humo pueden presentar otros límites. Por ejemplo, Reale no garantiza esos daños en “los bienes depositados al aire libre o en construcciones abiertas”.

Los tratamientos de determinados tipos de cáncer

Aunque tu póliza de salud cubra enfermedades graves como el cáncer, hay que leer siempre la letra pequeña. En concreto, en lo referente a los tratamientos. El cáncer de mama, por ejemplo, requiere tratamientos de quimioterapia no citostáticos. Precisamente los que algunas compañías excluyen en las condiciones particulares de la póliza. En la mayoría de ellos es fácil encontrarse con un texto así: “En estos tratamientos, el Asegurador, en lo que se refiere a medicamentos, únicamente correrá con los gastos correspondientes a los productos farmacéuticos específicamente citostáticos y administrados vía parenteral, que se expendan en el mercado nacional y estén debidamente autorizados por el Ministerio de Sanidad, en las indicaciones que figuran en la ficha técnica del producto”.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR