Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Alquileres y mascotas: ¿me cubre el seguro en caso de desperfectos?

¿Se hace cargo el seguro si tu mascota destroza el piso en el que vives de alquiler? Resolvemos estas y otras dudas

Mucha gente opta por el alquiler –especialmente los jóvenes– cuando no puede acceder a una hipoteca o cuando se ve obligado a mudarse con frecuencia. Es una alternativa poco rentable pero una solución óptima para una amplia mayoría. Por desgracia, alquilar tampoco es sencillo: dar con unos buenos caseros, que el piso esté en óptimas condiciones, que no haya cláusulas abusivas, que la fianza no sea excesiva, etcétera, son algunas cuestiones que entran en juego.

Los propietarios de mascotas deben añadir una preocupación a la lista: ¿qué hago con ella?, ¿puede venirse a vivir conmigo?, ¿qué ocurre en caso de desperfecto?, ¿lo cubre el seguro? Si estás en este punto, necesitas saber todo lo que te vamos a contar en esta guía.

Animales domésticos en piso de alquiler: ¿pueden vivir con nosotros?

En primer lugar nos centraremos en si nuestra mascota puede vivir con nosotros en un piso alquilado. Así, y según lo que se desprende del texto de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, es el propietario del piso (el arrendador) quien tiene la última palabra sobre el tema. Además, ha de dejar constancia de su postura en el contrato de arrendamiento:

Artículo 4, Régimen aplicable

2. Respetando lo establecido en el apartado anterior”  (es decir, que prevalece la LAU en cuestiones generales), “los arrendamientos de vivienda se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinados por la voluntad de las partes, en el marco de lo establecido en el título II de la presente ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil.

De modo que la residencia del animal en la vivienda es algo que se puede pactar añadiendo una cláusula de mascotas al contrato de alquiler. Pero el arrendador también está en su derecho de negártelo y de incluir una cláusula específica en el documento que lo refleje. También puede darse el caso de que se trate de un contrato estándar que no diga nada al respecto.

¿Y si el contrato no dice nada al respecto?

En todo caso, si tienes mascota, debes notificarlo y pedir permiso a los propietarios, para que no haya problemas legales. De lo contrario, si tu pequeño peludo causa molestias a la comunidad, te podrías ver en la calle: según la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos), el arrendador tiene derecho a dar por finalizado el contrato de alquiler en algunos supuestos, como en el caso de que “en la vivienda tengan lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas” (artículo 27).

No aclararlo desde el principio puede llevar a conflictos que acaben en un juzgado, con un arbitraje. Pero hay sentencias que han dado la razón a los propietarios, pese a que en el contrato no estaba prohibido explícitamente tener mascotas. Sin embargo, las molestias o los malos olores y otras circunstancias pueden ser alegadas para argumentar un incumplimiento del contrato y de las citadas leyes. El mejor consejo que podemos darte, visto lo visto, es que no lo escondas. Si no admiten mascotas, busca otro piso.

No aclararlo desde el principio puede llevar a conflictos que acaben en un juzgado, con un arbitraje. Si no admiten mascotas, busca otro piso

Asimismo, el Código Civil establece el derecho del propietario a desahuciar a su inquilino, según lo que dicta el artículo 1569, en el que comenta que podrá hacerlo si expira el término convencional o fijado de la duración del arrendamiento, si no paga, si infringe otras condiciones estipuladas en el contrato y si utiliza la casa para servicios u otros usos no pactados.

Tus obligaciones como inquilino y dueño de una mascota

Que esté permitido tener un animal en tu casa no significa que no haya otras normas que cumplir. Para empezar, estás obligado a reparar el daño causado. Si es de tu mascota, también. Lo dice el Código Civil, en el artículo 1563:

El arrendatario es responsable del deterioro o pérdida que tuviere la cosa arrendada, a no ser que pruebe haberse ocasionado sin culpa suya”.

Si tu gato destroza las cortinas o tu perro hace cualquier estropicio en la casa, es tu obligación reparalo. Otra posibilidad es que no recuperes tu fianza entera, si no repones los objetos dañados o los reparas antes de abandonar la casa. Pero también puedes optar por contratar un seguro que cubra estas circunstancias.  

Si tienes un perro y es de una de las razas consideradas “potencialmente peligrosas” estás obligado, además, a contar con un seguro de responsabilidad civil como mínimo o un seguro de mascotas.

Seguros relacionados con mascotas

Hay varias opciones para proteger a tu mascota y al mismo tiempo proteger tus bienes o los del arrendador. Estas son las soluciones:

  • Que el propietario cuente con un seguro de hogar que cubra el continente: las paredes, las molduras, los suelos, la pintura… Todo aquello que se considere elemento constructivo y estructural en la casa. En este caso, los daños sobre estos elementos quedarían cubiertos.

  • Que el inquilino contrate un seguro de hogar para el contenido: así, los posibles daños sobre los objetos como el mobiliario también quedan cubiertos. Es interesante que esta póliza contemple también la garantía de responsabilidad civil. De esta forma los daños causados a terceros (por ejemplo, una gotera), cuando sean culpa tuya, también quedan cubiertos.

  • Que el inquilino cuente con un seguro de mascotas: además de disfrutar de asistencia sanitaria para ella, estará protegido en caso de que le exijan responsabilidad civil por los daños materiales o a terceros provocados por su mascota.

  • Que el arrendatario cuente con un seguro de inquilino que le permita contar con la cobertura de mascotas. También es recomendable porque ofrece garantías importantes como la recuperación de fianza o la defensa jurídica y cubre los gastos por daños (siempre en los límites pactados en la póliza).

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Hogar
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR