Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Qué seguros de salud cubren a los pacientes crónicos y con enfermedades graves

Descubre todos los detalles de los seguros de salud para este tipo de patologías

Los enfermos crónicos suelen encontrar muchas dificultades a la hora de contratar un seguro. Las compañías tienden a evitar ofrecer pólizas a aquellos con enfermedades graves o patologías especiales, ya que los gastos de los tratamientos son muy elevados y pueden suponer un gran riesgo para ellas. No obstante, existen opciones para que las personas afectadas por estas patologías puedan beneficiarse de un seguro. Hoy te contamos cuáles.

¿Los seguros se hacen cargo de las enfermedades preexistentes?

Como ya hemos dicho, las compañías son reacias a asegurar a personas que ya han padecido o padecen algún tipo de problema de salud, por eso las primas de sus pólizas aumentan considerablemente o incluso pueden llegar a no aceptar al cliente en esos casos. Es aquí donde el término “preexistencia” adquiere mucha relevancia.

Preexistencia es toda aquella enfermedad, secuela, lesión, cirugía o cualquier detalle relacionado con la salud de una persona que haya tenido lugar antes de la contratación del seguro. ¿Cómo sabe esto la compañía? En prácticamente todas las aseguradoras realizan un cuestionario para conocer tu estado actual de salud y tus antecedentes. No decimos todas porque el plan Básico Familia de Adeslas no necesita de cuestionario, aunque esto no es lo habitual.

Es importante que seas totalmente sincero cuando la aseguradora te haga el cuestionario de salud previo

En este cuestionario te recomendamos que seas totalmente sincero. Si no has declarado a la aseguradora que padecías alguna enfermedad anterior a la contratación del seguro pueden llegar a anular la póliza, aunque hay casos en los que se genera una cláusula adicional donde se refleje que no te van a cubrir ningún gasto relacionado con esa patología. Es necesario recordar que la compañía tiene el derecho a someterte a una evaluación médica si lo cree conveniente, para de esta forma decidir si puede ofrecerte un seguro o no con conocimiento de causa. La empresa te informará de las condiciones antes de que firmes nada.

Y es que en función del resultado de la evaluación hay varias posibilidades:

  • Que te acepten sin limitaciones, porque la enfermedad previa que tenías ya la has superado y no supone ningún gasto añadido, o porque tus problemas de salud están dentro de las coberturas que la aseguradora ofrece. Es importante informarte de lo que ofrece cada compañía antes de contratar el seguro y para ello puedes usar el comparador de seguros de salud de Acierto.com.    

  • Que te acepten, pero con una cláusula de exclusión que no te cubra los gastos derivados de tu enfermedad más grave. También pueden ofrecerte la póliza pero con el precio de la prima mucho más elevado.

  • Que no te aseguren, porque la compañía considere que no le conviene cargar con los gastos de una patología especial.  Si deciden no asegurarnos no hay mucho que podamos hacer, puesto que las limitaciones y exclusiones las establece cada aseguradora.

El término de “preexistencia” suele confundirse en ocasiones con el de “carencia”. Son dos conceptos muy importantes en el mundo de los seguros que debemos diferenciar y que pueden llevar a la confusión. La carencia se refiere a el tiempo que debemos esperar desde que contratamos la póliza hasta que esta se hace efectiva, donde ya podremos beneficiarnos de todas las coberturas que nos ofrece el seguro.

Los tiempos no existen para aquellos que cambian de compañía. Solo los encontramos para los clientes nuevos de un seguro de salud y pueden ir desde los tres hasta los doce meses. Su finalidad es evitar los casos de los clientes tengan algún problema de salud y pretenden darse de alta para solventarlo de forma más económica, y después rescindir el contrato. Los periodos de carencia varían según la compañía y hay algunos servicios que carecen de ellos.

En definitiva, sí que encontramos compañías que nos asegurarán si padecemos alguna enfermedad crónica o una patología especial, pero habrá que superar todas estas trabas. Por ello lo importante es elegir la póliza que mejor se adapte a nuestra enfermedad y a nuestras características personales.   

¿El seguro de salud cubre los gastos de farmacia?

Los enfermos crónicos y aquellos que sufren algún tipo de patología especial se ven abocados a comprar una gran cantidad de fármacos para su tratamiento que, en muchos casos, son bastante caros. Para ello, muchas aseguradoras ofrecen coberturas de gastos de farmacia como servicio adicional al seguro de salud.

Las compañías cubren entre el 50% y el 80% de tus gastos en farmacia, que se te reembolsará después hayas adquirido los medicamentos. No obstante, la aseguradora puede establecer limitaciones. Por ejemplo, si el límite lo ponen en 100 euros, esta será la cantidad que te podrás ahorrar. Tendrás que decidir si compensa contratar esta modalidad.

Sin duda esta puede ser una opción muy interesante para aquellos con enfermedades crónicas. Es posible que la compañía nos cubra los tratamientos o las operaciones necesarias, pero podemos estudiar la posibilidad de que al menos nos ayude con los medicamentos.

¿Cuáles son las coberturas más comunes para enfermedades graves?

Son muchas las compañías que ya se animan a asegurar a personas con enfermedades graves, pero tenemos que ser conscientes de que el precio de la prima en estos casos va a ser superior al plan básico que solemos encontrar. El límite de edad para contratar este tipo de pólizas suele rondar los 55 o 60 años, y, en algunos casos también existen límites de duración que pueden estar en los mayores de 65 años.

El límite de edad para contratar este tipo de pólizas suele rondar los 55 o 60 años

Con Sanitas encontramos el plan Sanitas Accesible, que cubre a todas las personas con Síndrome de Down o Lesión Medular, aunque la cobertura médica para los lesionados de médula solamente se encuentran en la Comunidad de Madrid. Es una póliza especializada donde el límite de edad para contratarla está en los 64 años y no tiene edad máxima de permanencia. En España hay alrededor de unas 35.000 personas con Síndrome de Down que pueden beneficiarse de centros y profesionales especializados con este seguro.

Generali Seguros pone a disposición un servicio internacional de atención para las siguientes enfermedades como cáncer, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedades cerebrales derivadas de tumores benignos o malformaciones vasculares, insuficiencia renal, intervención quirúrgica por afección de la arteria coronaria, sustitución de válvulas del corazón, trasplante de órgano vital, parálisis y esclerosis múltiple.

Por otro lado, al margen de los seguros de salud, algunos seguros de vida como por ejemplo el de FIATC, incluyen una garantía de indemnización en caso de enfermedades graves. Esta garantía consiste en la prestación de una indemnización, al asegurado que la tiene contratada, en el caso de contraer una de las enfermedades contempladas.  Mientras que en los seguros de salud antes mencionados la cobertura consiste en la asistencia sanitaria en caso de enfermedad grave, esta cobertura complementaria de la póliza FIATC Vida Riesgo TAR, ofrece un anticipo de hasta el 100% del capital asegurado en la cobertura principal de fallecimiento por cualquier causa.  Este servicio tiene una edad límite de contratación de 55 años y una edad máxima de duración hasta los 65. La cobertura contempla enfermedades como cáncer, infarto agudo de miocardio, insuficiencia renal, trasplante de órganos, accidente cerebrovascular y afección de la arteria coronaria que exija cirugía.  

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR