Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿En qué se diferencia un seguro por incapacidad de otro de discapacidad?

Existen muchos tipos de incapacidades y prácticamente una cobertura para cada una de ellas

Para responder a esta pregunta, basta con aclarar que una incapacidad puede ser temporal o permanente, mientras que una discapacidad siempre está presente y una persona con grado de dependencia (por ejemplo, un enfermo de Alzheimer), va a necesitar cuidados constantes, porque es una enfermedad crónica. Los seguros por incapacidad laboral y los seguros de discapacidad se ofrecen en los ramos de salud y de vida, pero no son los únicos. La garantía de incapacidad laboral puede ser parte de los servicios de un seguro médico, aunque también los podemos encontrar como un producto específico.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Qué coberturas incluyen las compañías de seguros para la incapacidad laboral?

Como las necesidades de una persona con discapacidad y de una persona que sufre una incapacidad laboral son diferentes, también lo son las garantías que se ofrecen en uno y otro caso. Mientras un seguro por incapacidad laboral puede ofrecer un subsidio diario para afrontar la pérdida de ingresos si es temporal o una indemnización si es permanente, un seguro de discapacidad y un seguro para personas con dependencia se centran en la atención y las necesidades a largo plazo del asegurado y su familia.

Compañía
Incapacidad laboral
Garantía de Accidentes (opcional) con capital por fallecimiento y por incapacidad permanente por accidente Indemnización diaria por hospitalización (entre 6 y 30 €), indemnización diaria por incapacidad temporal (entre 6 y 30 €) y servicios de cirugía franquiciados Módulo complemento a los seguros de Asistencia Sanitaria para pymes, con Indemnización diaria según el capital diario contratado (10 €, 25 € o 50 €) Seguro de baja laboral con indemnización diaria (entre 30 y 200 euros) Para Incapacidad Laboral Transitoria, Asistencia médica, Invalidez Absoluta y Permanente
Dependencia
Sanitas Accesible Síndrome de Down y Sanitas Accesible Lesión Medular Garantías de Dependencia Severa y de Grave Dependencia (opcionales en seguro vida), con cuota cuota entre 300 y 2.500 € durante 10 años En caso de Dependencia, capitales desde 50.000 € a 750.000 €. El doble para Gran Dependencia Acceso a servicio de Ayuda a la Dependencia "Respiro Familiar", con descuento
Incapacidad laboral
Garantía de Accidentes (opcional) con capital por fallecimiento y por incapacidad permanente por accidente
Dependencia
Sanitas Accesible Síndrome de Down y Sanitas Accesible Lesión Medular
Incapacidad laboral
Indemnización diaria por hospitalización (entre 6 y 30 €), indemnización diaria por incapacidad temporal (entre 6 y 30 €) y servicios de cirugía franquiciados
Dependencia
Garantías de Dependencia Severa y de Grave Dependencia (opcionales en seguro vida), con cuota cuota entre 300 y 2.500 € durante 10 años
Incapacidad laboral
Módulo complemento a los seguros de Asistencia Sanitaria para pymes, con Indemnización diaria según el capital diario contratado (10 €, 25 € o 50 €)
Dependencia
Incapacidad laboral
Seguro de baja laboral con indemnización diaria (entre 30 y 200 euros)
Dependencia
En caso de Dependencia, capitales desde 50.000 € a 750.000 €. El doble para Gran Dependencia
Incapacidad laboral
Para Incapacidad Laboral Transitoria, Asistencia médica, Invalidez Absoluta y Permanente
Dependencia
Acceso a servicio de Ayuda a la Dependencia "Respiro Familiar", con descuento

Porque son situaciones diferentes. Una incapacidad laboral temporal es reversible. Por eso el subsidio que ofrece es limitado, pero respalda a quien no puede beneficiarse de una baja médica, como los autónomos. Este tipo de subsidios pueden recibirse en caso de ser hospitalizado, en caso de accidente o de enfermedad.

Las compañías cuentan con seguros específicos para las personas que buscan este tipo de respaldo económico, como el Seguro de Baja Laboral de AXA. Plantea una indemnización fija por día en función de la patología, según el baremo establecido en las condiciones particulares. Por ejemplo, si contratas un capital de 200 euros y sufres un infarto, puedes cobrarlos durante 100 días, lo que se convierte en una indemnización de 20.000 euros. Además, incluye orientación médica y segunda opinión.

Adeslas, por su parte, cuenta con otro producto específico: Plus Adeslas Prestación Económica por Incapacidad Temporal. Igualmente ofrecen una indemnización diaria que varía según el capital contratado. DKV también cuenta con un seguro de subsidio para autónomos.

Por otro lado, encontramos pólizas de salud que cubren los accidentes del asegurado y plantean indemnizaciones por incapacidad. Sanitas, por ejemplo, ofrece opcionalmente una garantía de Accidentes con la que se puede garantizar un capital por fallecimiento y por incapacidad permanente -si son consecuencia de un accidente-.

Algunos datos generales sobre la garantía de incapacidad laboral permanente son:

  • Suele ofrecerse una indemnización que pueda subsanar la pérdida irreversible de ingresos por parte del asegurado, que no podrá volver a trabajar.
  • La garantía de incapacidad permanente y absoluta o las garantías por invalidez absoluta son habituales en los seguros de vida.
  • No todas las compañías las incluyen de serie pero muchas dan la opción de complementar la indemnización por fallecimiento con un capital adicional para hacer frente a estas situaciones, económicamente.

¿Qué es un seguro de discapacidad?

Según la OMS, un 15% de la población mundial (lo que equivale a más de mil millones de personas) padece alguna forma de discapacidad. Además, añade en una nota informativa sobre discapacidad y salud que las personas con discapacidad tienen menos acceso a los servicios de asistencia sanitaria y, por lo tanto, necesidades insatisfechas a este respecto”.

Los seguros para personas con discapacidad tratan de dar respuesta a esas necesidades, pero también a las de sus familias. Hay compañías, como Sanitas, que se han comprometido especialmente con esta labor lanzando seguros como Sanitas Accesible Síndrome de Down y Sanitas Accesible Lesión Medular (este último solo con cobertura en la Comunidad de Madrid).

Las garantías son las habituales en una póliza de salud, siempre teniendo en cuenta las necesidades médicas específicas de estos colectivos:

  • Medicina primaria.
  • Acceso a especialistas.
  • Terapias (tales como rehabilitación)
  • Hospitalización.
  • Cobertura en EEUU.

Hay otros ejemplos de seguros similares, como el que plantea Helvetia con su Seguro de asistencia específIco para personas con Síndrome de Down y su familia. Entre las coberturas, además de fallecimiento, incluye asistencia en viaje, asistencia legal, prestaciones sanitarias y servicios de cuidado personal.

¿Qué compañías ofrecen seguros de dependencia?

Los seguros de dependencia, como los de discapacidad, tratan de asistir tanto al dependiente como a aquellos que se hacen cargo de él, a través de una serie de coberturas específicas. Son menos frecuentes que los seguros por incapacidad laboral, pero también pueden encontrarse en el ramo de vida de compañías líder como AXA. Esta compañía cuenta con el seguro Vida Dependencia Plus, que da cobertura a personas con Gran Dependencia y con Dependencia Severa.

Fundamentalmente, se trata de garantizar un capital para afrontar estos supuestos en los que una persona se convierte en dependiente y requiere de un cuidador, atención médica específica y otras necesidades que pueden llegar a suponer un gran gasto. Y se ha de tener en cuenta que, en muchos casos, esa persona no puede volver a trabajar.

Otras compañías, en lugar de plantear un seguro específico, permiten incluir la Dependencia como una garantía más en sus seguros de vida. Es el caso, por ejemplo, de MAPFRE Renta más Capital TodoVida. Se trata de un seguro de vida al que se le puede añadir las coberturas de Dependencia Severa y Gran Dependencia de forma opcional.

Los diferentes tipos de incapacidad laboral

Aunque nos hemos referido a ella simplemente como incapacidad laboral temporal o permanente, lo cierto es que estos conceptos pueden concretarse más aún. Ya hemos visto la diferencia entre temporal y permanente, pero ahondemos más en esta última.

La incapacidad permanente puede presentarse en diferentes grados:

  • Parcial: hace referencia a una pérdida de autonomía que provoca una disminución del rendimiento del trabajo no inferior al 33%.
  • Absoluta: significa que no puede realizar su trabajo habitual ni cualquier otro.

También puede distinguirse entre Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual e Incapacidad Permanente Absoluta. La diferencia es que, en el primer caso, la incapacidad permite desarrollar un oficio distinto. En el segundo caso, está incapacitado para cualquier tipo de trabajo.

Por último, la situación de Gran Invalidez se da en aquellas personas con Incapacidad Permanente Absoluta que además requieren de ayuda para aspectos básicos de su vida, como asearse, comer o vestirse.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR