• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo contratar un seguro de salud online

Te explicamos todo lo necesario para acertar al contratar un seguro médico

Contratar un seguro de salud online no siempre es sencillo para quien no está familiarizado con este tipo de productos y no conoce sus términos y condiciones. Tampoco es fácil acertar con el mejor seguro de salud si no sabes en qué aspectos te debes fijar ni qué puedes esperar.

Porque no todas las compañías ofrecen lo mismo en sus seguros médicos. Por eso, hemos recopilado toda la información que necesitas conocer antes de contratar un seguro médico. También puedes pinchar directamente en el botón de comparar que aparece a tu derecha y acceder a la parrilla de resultados de las compañías. Solo tendrás que rellenar un breve formulario. Y si necesitas asesoramiento, te lo damos gratis.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Antes de contratar un seguro de salud, compara

Conocer el mercado de los seguros de salud es el primer paso para acertar al contratar. Porque tener un conocimiento general de lo que ofrecen las principales aseguradoras te ayudará a saber qué esperas tú de un seguro de salud y cómo debe ser una póliza para ajustarse a tus necesidades. Como anticipo, consulta este análisis detallado de cinco seguros médicos de cinco grandes compañías:

Compañía
Seguro médico
Aegon Salud Completo Sanitas Más Salud DKV Mundisalud Classic Adeslas Plena Seguro Divina Pastora Completo
Tipo de seguro
De cuadro médico (disponible con o sin copago) De cuadro médico con tres opciones de copago De reembolso (disponible con o sin copago) De cuadro médico con copagos reducidos De cuadro médico, disponible con copagos bajos o sin copagos
Coberturas destacables
Medicina preventiva Segunda opinión médica/ Cobertura dental opcional/ Tratamiento de la infertilidad/ Cobertura dental/ Programas de asesoramiento/ Urgencias 24 horas por videoconsulta/ Urgencias en el extranjero 20 sesiones con nutricionista/ Cobertura dental/ Reembolso de farmacia/ Reproducción asistida Asistencia sanitaria en el extranjero/ Psicología clínica/ Hemodiálisis en casos crónicos/ Preparación al parto Hospitalización domiciliaria/ Reembolso en Ginecología y Pediatría/ Test genético prenatal no invasivo/ Módulos adicionales
Carencias
Entre 3 y 48 meses Entre 3 y 10 meses Entre 6 y 48 meses Entre 3 y 8 meses No especifica

Así es contratar un seguro de salud con Adeslas

Contratar un seguro médico con Adeslas merece la pena. Si nos fijamos en sus pólizas, Adeslas Plena es uno de los seguros con copagos más completos de Adeslas y tiene, además, una ventaja económica: los copagos son reducidos. A cambio, accedes a un gran número de coberturas que garantizan tu asistencia médica y tu cuidado; entre ellas, la Medicina preventiva, con revisiones pediátricas, ginecológicas, urológicas y cardiológicas anuales.

Algunas de sus coberturas son menos habituales en este tipo de seguros, como el reembolso del 50% —hasta un máximo de 200 euros— de los gastos médicos en Podología. Se desmarca también de la competencia al poner al servicio de sus asegurados su innovadora tecnología para el diagnóstico, como el test de ADN fetal en sangre materna que permite detectar alteraciones cromosómicas en el bebé.

Contratar un seguro médico con Sanitas

Sanitas Más Salud es un seguro accesible casi para todos: el límite de edad para contratarlo es de 75 años (muy por encima de la media) y no hay edad máxima de permanencia. Y si optas por el pago anual, te descuentan un 4% de la prima. Su punto fuerte es la atención: su cuadro médico lo forman más de 50.000 profesionales y cuentan con hospitales y centros médicos propios para dar un trato exclusivo a sus asegurados.

Cabe destacar también que incluye segunda opinión médica (de profesionales de gran prestigio internacional), hasta 30 actos gratuitos en Odontología y servicios de telemedicina, como los planes personalizados y la atención de urgencias por videoconsulta.

Así son las pólizas de salud de DKV Mundisalud

Classic es una de las cuatro modalidades de contratación del seguro DKV Mundisalud. Su principal atractivo, la asistencia mundial. Puedes acudir a cualquier médico y hospital del mundo y recuperar hasta el 90% de la factura (hasta el capital máximo pactado) en solo siete días. Esta asistencia también se presta mientras viajas, si se presenta una urgencia médica.

Pero suma aún muchas más coberturas con las que se diferencia claramente de la competencia: estudio biomecánico de la marcha, Podología, Fisioterapia y Rehabilitación sin límite de sesiones, reembolso de medicamentos y de vacunas y servicios a domicilio, entre otras.

Contratar el seguro de salud con Divina Pastora

El Seguro Completo de Divina Pastora marca la diferencia con su cuidada atención. Esta se deja notar en algunas de sus garantías y prestaciones incluidas, como la hospitalización en habitación individual con cama de acompañante, la hospitalización domiciliaria y la asistencia domiciliaria plus (si añades este módulo a tu póliza), que incluye segunda opinión médica y orientación y consejo médico y pediátrico 24 horas.

Además, cubre todo lo relacionado con el embarazo y el parto: desde el seguimiento del embarazo y el curso de preparación al parto hasta la asistencia al mismo. Y si quieres acudir a un ginecólogo o a un pediatra fuera de su cuadro médico, puedes hacerlo, obteniendo un 50% de los gastos médicos.

Lo que ofrece Aegon en sus contratos de seguros de salud

Aegon Salud Completo es el seguro de cuadro médico de Aegon con más coberturas. Es una de las pocas compañías que cubre los tratamientos de infertilidad (aunque con una carencia de 48 meses). Además, accedes a los principales grupos hospitalarios del país y a un extenso cuadro médico de más de 50.000 profesionales. 

Al contratar tu seguro de salud con ellos cuentas con asistencia en viaje y cobertura en el extranjero, que incluye también la pérdida de maleta. Y para una atención más completa, su servicio gratuito de telemedicina 24 horas. Entre sus coberturas, cabe destacar también sus controles preventivos (en las especialidades de Cardiología, Digestivo, Ginecología, Pediatría y Urología). Además, puedes sumar su completa cobertura dental opcional, con más de 50 servicios gratuitos.

El contrato de seguro de salud: en qué debes fijarte

Un contrato de seguro de salud puede resultar algo críptico cuando nunca te has enfrentado a uno. Son muchos términos y condiciones a tener en cuenta, y cuya importancia puede pasar desapercibida al leer toda esa “letra pequeña”.

Por eso, hemos resumido para ti los aspectos fundamentales de un contrato de seguro de salud que no debes pasar por alto.

Los períodos de carencia tras contratar el seguro de salud

Los períodos de carencia marcan los tiempos al contratar un seguro de salud. Porque establecen un mínimo de permanencia o antigüedad en el seguro para acceder a ciertos servicios y coberturas incluidos en la póliza.

Por ejemplo, si en tu contrato de seguro de salud lees que la hospitalización tiene un plazo de carencia de ocho meses, significa que, hasta que haya pasado este tiempo desde que la póliza entrara en vigor, tu hospitalización en un centro concertado de la compañía no estará cubierta por el seguro y tendrás que acudir a la Seguridad Social. Puedes encontrar todos estos plazos en el apartado titulado plazos (o períodos) de carencia.

Los copagos del contrato de salud

Antes de contratar un seguro de salud debes saber que existen seguros médicos con y sin copagos. Los copagos son aquellas aportaciones extra que deben hacerse (independientemente de la prima) al acceder a los servicios médicos que te ofrece la compañía. Existen copagos por consultas, por pruebas diagnósticas, por sesiones de Psicoterapia, etc.

Un seguro con copagos tiene una ventaja: la prima es más reducida. Está pensado para aquellos que no suelen acudir con frecuencia al médico. Además, algunas compañías establecen un límite anual de copagos. Un seguro sin copagos te permite hacer un uso ilimitado de los servicios sin pagar más que la prima, pero esta, a cambio, es algo superior.

Los límites de edad

Si eres joven, esto no debe preocuparte en exceso. Pero si tienes cierta edad, debes tener en cuenta que el seguro de salud no siempre es vitalicio. En algunos casos, no puedes renovarlo año tras año indefinidamente. De hecho, en el contrato de seguro de salud se puede fijar el fin del mismo al alcanzar el asegurado cierta edad (normalmente, los 65 años).

A partir de este momento existen otras opciones: son los seguros de salud para mayores de 65 años, diseñados exclusivamente pensando en sus necesidades. Por eso pueden incluir garantías extra como la asistencia domiciliaria.

Los límites de uso

Si bien no existe límite alguno en un seguro de salud a la hora de ir a la consulta del médico general o del pediatra, ciertos servicios médicos sí se ven afectados por algún tipo de límite. Un buen ejemplo son aquellos que se prestan por sesiones, como las de Rehabilitación y Fisioterapia o la terapia psicológica. La compañía aseguradora cubrirá un número determinado de sesiones en estos casos, y así lo indicará en el contrato de seguro de salud.

También hay prestaciones que pueden disfrutarse una vez por cada anualidad y asegurado. Es el caso de las coberturas de Medicina preventiva (chequeos y revisiones anuales para la detección precoz de enfermedades) o algunas prestaciones incluidas en la especialidad de Odontología, como la tartrectomía (limpieza bucal).

Las coberturas incluidas en el contrato de salud

En este apartado encontrarás la relación de garantías cubiertas por el seguro y a las que podrás acceder. Cuestiones como a qué medios de diagnóstico tendrás derecho, a qué tratamientos podrás someterte, si tienes derecho a ser ingresado en uno de los centros concertados de la compañía, qué ofrece ese seguro de salud durante el embarazo o qué órganos están incluidos en los transplantes cubiertos por el seguro.

Algunas compañías aumentan la lista de garantías comunes con otras no tan frecuentes, como la asistencia en viaje (con un límite de gastos médicos cubiertos) y otras más exclusivas, como el acceso a medios de reproducción asistida e incluso los gastos de adopción.

Las exclusiones de la póliza médica

Tan importante como las coberturas incluidas son las no incluidas. Esto es, las exclusiones a la cobertura general del seguro. Es decir, aquellas enfermedades, circunstancias o solicitudes de asistencia que no entran en la cobertura del seguro de salud. 

Es el caso de las enfermedades preexistentes no declaradas, de la necesidad de asistencia por ingesta de alcohol o cuando el propio asegurado ha puesto su vida en riesgo. Estas exclusiones a menudo afectan a ciertos tratamientos especiales cuando se trata de dolencias crónicas, como podría ser la diálisis (como norma general, solo accesible en caso de pacientes con episodios agudos y no crónicos).

El cuadro médico

Tu seguro de salud puede ser de cuadro médico o de reembolso. Un seguro de cuadro médico solo te permite acceder a los profesionales que formen parte de ese listado de facultativos. Mientras que al contratar un seguro de salud de  reembolso, puedes elegir a quien tú quieras, aunque no forme parte de ese cuadro médico.

Tu contrato de seguro te dirá ante qué tipo de seguro estás. Pero si accedes a la web de la compañía podrás buscar y localizar a los profesionales de la compañía. Así sabrás cuáles son tus futuras opciones en caso de necesitar asistencia médica. Por ejemplo, a qué clínicas puedes acudir o qué consultas médicas quedan más cerca de tu domicilio o, incluso, si tu médico de confianza trabaja con la compañía elegida por ti.

Los reembolsos de gastos médicos

Algunas compañías ofrecen reembolsos de gastos médicos al acudir a facultativos fuera del cuadro médico. Lo más habitual es que se establezcan en las especialidades de Pediatría y Ginecología. El objetivo es que puedas seguir acudiendo a tu pediatra o a tu ginecólogo de confianza, aunque no forme parte del cuadro médico de tu compañía.

Ahora bien, ten en cuenta que estos reembolsos no son del 100%. Lo habitual es que te devuelvan en torno a un 80% del importe total de la factura. También existen aseguradoras que incluyen el reembolso de otros conceptos, como los gastos farmacéuticos.

Servicios extra

Además de las coberturas habituales en un seguro de salud, tu contrato de seguro de salud también puede indicar que quedan incluidas una serie de garantías o servicios extra en la cobertura del seguro. Son precisamente estas las que hacen más atractivas a ciertas pólizas frente a otras.

Hablamos de servicios como la orientación médica telefónica, la segunda opinión médica y el acceso a  servicios de bienestar con tarifas preferentes, entre otros. Comprueba si es el caso y con qué condiciones las ofrecen. Por ejemplo, ante el diagnóstico de qué enfermedades puedes solicitar un segundo diagnóstico internacional.

Preguntas frecuentes al contratar un seguro de salud

Ya conoces los términos y aspectos más relevantes en un contrato de seguro de salud. Pero por si aún te quedan dudas que resolver antes de contratar un seguro de salud, consulta esta lista de preguntas frecuentes. Damos respuesta a las cuestiones más importantes que puedes plantearte:

¿Puedo elegir el médico que yo quiera?

Esta pregunta no tiene una única respuesta. Porque dependerá, en primera instancia, del tipo de seguro de salud que estés pensando en contratar. Si se trata de un seguro de reembolso, podrás escoger a cualquier facultativo, esté o no en el cuadro médico de la compañía. Porque en este tipo de pólizas, la compañía te reembolsa un porcentaje de los gastos.

Si escoges un seguro de cuadro médico, seguirás teniendo la libertad de escoger médico. Eso sí, dentro de unas opciones acotadas. En cualquier caso, los cuadros médicos de las compañías están formados por un amplio número de profesionales, por lo que continúas contando con muchas opciones para escoger.

¿Puedo usar mi seguro desde el primer día?

De nuevo, la respuesta no es uniforme. Porque sí podrás acceder a ciertas coberturas desde el primer día, como la asistencia a consulta médica (general y de especialistas) y las pruebas con medios de diagnóstico que no sean de alta tecnología (como una analítica de sangre).

Ahora bien, como ya hemos mencionado al hablar de los períodos de carencia, algunas coberturas no están disponibles desde el momento en que firmas tu póliza y esta entra en vigor. Es el caso de los medios de diagnóstico de alta tecnología, la asistencia al parto y la hospitalización en general y las intervenciones quirúrgicas, entre otras. Deberás comprobar cuál es el período de carencia marcado por tu compañía en el contrato de seguro de salud para conocer estos plazos.

¿Puedo incluir a mis hijos en la misma póliza? 

Puedes incluir a tus hijos en la misma póliza y contar con un único seguro de salud para toda la familia.  Además, en un seguro de salud, cuantos más, mejor: muchas aseguradoras ofrecen descuentos por número de asegurados o incluso una tarifa plana para un número determinado de personas (por ejemplo, entre tres y seis asegurados).

Si tienes un hijo y el parto es cubierto por tu seguro (porque has superado el período de carencia para esta cobertura), tu bebé ya cuenta con el nido y/o la incubadora para su permanencia en el hospital. Pero también, con asistencia médica completa. Así se especifica, por ejemplo, en el contrato de seguro de salud de Adeslas: “Si la asistencia de la madre en el parto se realiza con cargo al seguro de la aseguradora (...), los hijos recién nacidos tendrán derecho a ser incluidos en la póliza de la madre desde el momento de su nacimiento”.

¿Qué coberturas son las más habituales en un seguro de salud?

Cualquier seguro de salud (incluso los seguros de cobertura ambulatoria) te va a proporcionar, en primer lugar, asistencia primaria y de especialistas. Esta cobertura incluye los servicios de enfermería, de ATS y de cirugía ambulatoria. Contarás con acceso a todo tipo de medios de diagnóstico y a tratamientos especiales. Si se trata de un seguro completo, también quedarán cubiertas las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización

En cualquier caso, aunque hablemos de coberturas frecuentes, la lista final de garantías incluidas dependerá de la compañía elegida. Cada póliza cuenta con sus puntos fuertes para estar a la altura de la competencia.

¿Existen límites económicos en la póliza?

Cuando un seguro de salud afirma que ofrece asistencia médica a sus asegurados, no establece ningún límite económico. Se ofrece esta asistencia hasta el restablecimiento de la salud del asegurado. Aún con todo, podemos hablar de ciertos límites económicos, que no afectan a la cobertura general del seguro.

Si vas a contratar un seguro de salud que incluya asistencia en viaje en el extranjero has de saber que la cobertura no es la misma que si estuvieras en España. Te proporcionarán asistencia médica a través de sus centros concertados y se ocuparán de los gastos médicos; pero hasta un límite. Tampoco vas a recuperar el 100% de los gastos fuera del cuadro médico: también existe un límite, tanto en porcentaje como de capital máximo asegurado para esta garantía.

Consejos para contratar un seguro de salud online

  • Si algo tienen de atractivos los seguros de salud online es que la propia contratación es ágil y sencilla. Y puede hacerse desde y cuando quieras. Por eso, no tomes decisiones precipitadas y, más bien, tómate un tiempo para acertar al contratar tu seguro de salud online.

  • No te dejes llevar por la primera gran oferta que encuentres. Si se trata de una promoción o de un descuento temporal, estudia bien las condiciones de esa promoción y asegúrate de tener claro cuál será el precio de tu seguro después. 

  • Lee atentamente las condiciones particulares de la póliza que te haya llamado la atención. Ahora ya sabes en qué aspectos del contrato de seguro de salud debes prestar más atención. Asegúrate de tener claras las coberturas incluidas (y lo que no está incluido).

  • No te saltes nada de la letra pequeña: plazos de carencia, límites de uso y de edad, exclusiones… Repasa todas esas cuestiones que hemos señalado como relevantes a la hora de contratar un seguro de salud (online, también).

  • No decidas sin saber qué ofrecen otras compañías. Puede que una póliza te resulte atractiva per se, pero quizás otras ofrezcan más por el mismo dinero. O incluso por menos. 

  • Para concluir, puedes seguir todos estos consejos tomando nota únicamente de este último: prueba el comparador de seguros online de Acierto.com. Porque te ofrece información de diferentes compañías (precios y análisis de sus coberturas) pero también te ayuda con la contratación y te asesora para que encuentres el mejor seguro de salud para ti.

Cómo encontrar y contratar el mejor seguro de salud

Si sigues nuestros consejos, encontrar el mejor seguro de salud será coser y cantar. Y aún se simplifica más si usas nuestro comparador de seguros de salud. Rellenas un solo formulario —y no te llevará más de 1 minuto— y tienes, al instante y al alcance de tu mano, los mejores precios en seguros de salud de más de 20 aseguradoras.

Además, en Acierto.com trabajamos con las principales aseguradoras del ramo, por lo que podrás acceder a seguros médicos muy completos y con una buena relación calidad/precio. Te asegurarás de ello porque en los resultados de tu comparativa podrás consultar al detalle todo lo que incluye cada oferta. 

Y si es la primera vez que vas a contratar un seguro de salud (online, o no) y no sabes qué pasos seguir, no estarás solo. Los asesores expertos en seguros de salud de Acierto.com estarán a tu lado para guiarte, asesorarte y resolver todas tus dudas. Así, acertar con el mejor seguro de salud sí es fácil.