7 factores que harán encarecer el precio de tu seguro de moto

¿Ha aumentado el precio de tu seguro y no sabes por qué? La cilindrada, tu inexperiencia y otros factores podrían ser los responsables

Cada vez son más las personas que se animan a desplazarse en moto, ya que es un medio de transporte muy versátil para la ciudad y muy llamativo para los amantes de la velocidad. Sin ir más lejos, España es el cuarto país de Europa que cuenta con más matriculaciones de motocicletas y ciclomotores, por detrás de Francia, Italia y Alemania. En esta guía encontrarás los factores que te pueden ayudar a ahorrar en tu seguro de moto.  

¿Qué peculiaridades tienen los seguros para motos?

Las motos son vehículos muy diferentes a los coches, y por ende, sus seguros también se diferencian. De hecho, podemos encontrar muchos casos en los que el seguro de la moto es más caro que el de un coche, cuando proporcionalmente no debería ser así. El motivo es que hay más probabilidades de tener un accidente con una moto. Además sus consecuencias suelen revestir mayor gravedad, sobre todo en lo que atañe a los daños personales -porque los conductores se encuentran más expuestos–.

También es necesario tener en cuenta que las compañías de seguros le otorgan mucha importancia a los índices de siniestralidad. Para que podamos entenderlo, si un determinado modelo de moto ha demostrado en las estadísticas tener accidentes por encima de la media, la prima de la póliza que contratemos será mayor. Por eso podemos encontrar casos de motos con la misma cilindrada y características parecidas que tienen precios distintos.

Debido a los índices de siniestralidad, hay casos de motos con la misma cilindrada y características parecidas que tienen precios distintos en sus seguros

Por otra parte, seguro que has escuchado a alguien quejarse de que no es capaz de encontrar una compañía que le asegure la moto. Normalmente, esto suele pasar con los ciclomotores, que son vehículos muy propensos a tener accidentes y que acostumbran a conducir usuarios jóvenes con escasa experiencia. Pero también puede ocurrir que hayamos presentado varios partes de accidentes donde hayamos sido los responsables y que la compañía estime que no le sale rentable asegurarnos.

Si no encontramos ninguna empresa que quiera hacerlo, deberemos acudir al Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad pública que se encargará de proporcionarnos una póliza. Esto se debe a que es totalmente obligatorio tener contratado un seguro para la moto, sea del tipo que sea.

Las aseguradoras, según su política de empresa, pueden ofrecerte las condiciones de póliza que estimen adecuadas, incluso hasta no renovar el contrato, aunque deben avisar con dos meses de antelación. En cualquier caso, te recomendamos que uses el comparador de Acierto.com para encontrar rápidamente la que mejor se adapte a tus características y exigencias.

7 factores que harán encarecer el precio de tu seguro de moto

Ya hemos dado algunas pistas de los motivos por los que la prima de tu seguro de moto puede crecer, pero no es un único factor lo que las compañías tienen en cuenta, sino que se trata más bien de una confluencia condiciones. Recabamos siete de las más notables.

1. El historial del conductor. Según los expertos, aquellos conductores que han sufrido un percance del cual son responsables sufren un incremento de la prima de hasta el 60%. Incluso si se trata de más de dos, algunas entidades optan por dejar de asegurar a este tipo de cliente. Aquí es cuando se debe acudir al ya mencionado Consorcio de Compensación de Seguros.

En muchas aseguradoras los partes por asistencia en viaje no tienen penalización, pero sí todos aquellos en lo que se refleje que hemos causado daños a un tercero (Responsabilidad Civil). Por eso, es importante que tengamos mucho cuidado a la hora de conducir nuestra moto bajo cualquier circunstancia, pero sobre todo cuando circulemos por núcleos urbanos, ya que es el lugar donde ocurren más siniestros.

2. Las coberturas. Básicamente, tendremos acceso a un seguro a terceros (que es el obligatorio) y a partir de ahí podremos incrementar las coberturas. Lo recomendable es que tu seguro de moto sea lo más completo, para poder estar protegido en el máximo número de situaciones.

3. Juventud. Los conductores jóvenes pueden tenerlo más difícil para conseguir un buen precio en el seguro de su ciclomotor. Estos suelen tener recursos económicos más limitados, lo que les lleva a adquirir los tipos de motos conocidos como scooters, que son el modelo con un índice de siniestralidad más alto. Además, están pensados para desplazarse por la ciudad, que también es el lugar donde tienen lugar más accidentes. Todo esto, unido a la habitual juventud de sus conductores, la convierten en una póliza poco apetitosa para la aseguradora.

4. Inexperiencia. Esta característica suele ir unida a la juventud, pero no siempre es así. Aquí se contemplan los casos de los conductores veteranos de coches, que deciden comprarse una moto. Erróneamente, piensan que tras sus años de experiencia al volante podrán llevar una moto sin ningún tipo de problema; pero no es así. Circular con una moto o un coche es muy distinto, así que si nunca hemos conducido una moto con anterioridad podemos sufrir un incremento en el seguro.

5. La cilindrada y el modelo. Ya hacíamos referencia anteriormente al índice de siniestralidad. Si el tipo de moto que tenemos presenta una alta siniestralidad, el precio de la prima aumentará. También es lógico pensar que, cuanta más potencia, más caro será el seguro. Así ocurre en muchas ocasiones, pero no en todas. Y es que las motos de mayor cilindrada suelen estar pilotadas por conductores más expertos, por lo que la compañía considerará que hay menos probabilidades de accidente. Por eso podemos encontrarnos con que nos cueste más caro asegurar una moto de 50cc que una de 125cc.

6. Rutinas y costumbres. Si nuestra moto duerme en el garaje o, por el contrario, lo hace en la calle, quedará reflejado en el precio de la prima.  Ocurrirá lo mismo si usamos la moto para largos viajes o todo lo contrario: no le hacemos demasiados kilómetros a lo largo del mes.

7. La ciudad o la comunidad donde conduces. Este es un dato que las aseguradoras tienen muy en cuenta, por eso siempre te pedirán tu código postal. Las estadísticas muestran que hay lugares donde es más probable sufrir un accidente. Una moto que suela circular por un pueblo tendrá menos probabilidades de tener un siniestro que una que sea utilizada diariamente en una ciudad. Todo vuelve a girar en torno al índice de siniestralidad.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR