Tengo una moto de 50cc, ¿qué seguro necesito?

Te contamos todo lo que debes saber para asegurar tu moto de 50cc

Dadas sus características, las motos de 50cc son una buena alternativa para aquellos que se quieran desplazar con facilidad por zonas urbanas. Se trata de vehículos que cuentan con una cilindrada inferior a 50cc y que no pueden sobrepasar los 45 kilómetros por hora, lo que las convierte en una opción ideal para gente joven y para funciones laborales destinadas al reparto.

Las motos de 50cc son una buena alternativa para aquellos que se quieran desplazar con facilidad por zonas urbanas

Además, este tipo de ciclomotores pueden usarse a partir de los 15 años y se postulan como una excelente opción para aquellos que no están interesados sacarse el carnet de coche.  Dicho lo cual y por supuesto, también requieren de un seguro específico que nos permitirá estar cubiertos en caso de accidente. Y es que si bien solemos pensar que  bastará con la responsabilidad obligatoria, deberíamos tener en cuenta el uso que hacemos de nuestro vehículo a la hora de decidirnos por unas coberturas u otras.

Los seguros para motos de 50cc

Como comentábamos, tener asegurada nuestra moto de 50cc será clave. De hecho, si no lo haces, no solo estarás poniendo en peligro tu seguridad, sino que podrías enfrentarte a una multa de entre 600 y 3.500 euros. Por no hablar de las consecuencias que podría tener que te vieras inmerso en un accidente del que tú eres responsable y en el que resultaran heridas de gravedad varias personas.

Por otra parte y dada su menor potencia, cabría esperar que los precios de los seguros para ciclomotor fueran más baratos, pero nada más lejos. Esta realidad se justifica por las estadísticas que manejan las aseguradoras, que reflejan que se tratan de vehículos con una alta siniestralidad, causada sobre todo por la inexperiencia de muchos de sus jóvenes conductores. Y es que este tipo de motos pueden ser el primer vehículo de motor de muchos de ellos, algo que, evidentemente, se traduce en una menor pericia en el manejo del aparato. Esta  incrementa el riesgo de sufrir percances.

Dada su menor potencia, cabría esperar que los precios de los seguros para ciclomotor fueran más baratos, pero nada más lejos.

Las coberturas para motos de 50cc

El requisito de contar con una póliza que nos cubra al menos la responsabilidad civil obligatoria resulta una condición imprescindible. Sin embargo, existen también otras muchas coberturas ofertadas por las aseguradoras que es interesante conocer para contratar el seguro que más se adapte a nuestras necesidades.

  • Responsabilidad civil obligatoria:

Se trata de la cobertura mínima exigida por la ley para poder circular con cualquier vehículo a motor. Ante cualquier siniestro en el que se vean afectadas terceras personas –física o materialmente–, el seguro se hará cargo. Las condiciones de la póliza y sus limitaciones podrán variar dependiendo de la aseguradora y el contrato.

  • Responsabilidad civil voluntaria:

Se trata de una cobertura que funciona de forma complementaria a la anterior. Cubre las indemnizaciones por responsabilidad civil que sobrepasen la cantidad de la obligatoria, y sus límites quedan fijados también por contrato.

  • Defensa jurídica (terceros):

Esta garantía cubre los gastos de una defensa jurídica a la que tuviese que hacer frente el asegurado en un juicio derivado de un accidente en el que intervenga, ya sea como causante o como perjudicado. Para que esta sea efectiva, siempre deberá haber sido consecuencia de un accidente contemplado en la póliza y dentro de los límites fijados en las condiciones generales.

Dicha cobertura podrá contar con la propia defensa penal, la posibilidad de reclamar daños y poder optar por el abogado y procurador que se requiera, aunque dentro de los límites previstos.

Esta opción contempla una indemnización concreta en caso de que se produzca un accidente que tenga como resultado una discapacidad parcial, total o el fallecimiento del asegurado. Las cifras habitualmente oscilan en tramos de 5.000, 15.000 y hasta 30.000 euros, llegando al máximo en caso de muerte.

  • Asistencia en viaje:

La asistencia en viaje responde ante cualquier siniestro o avería que se pueda producir y que no pueda ser reparada en el mismo lugar del suceso. La reparación in situ tiene una limitación de un máximo de treinta minutos, de lo contrario se remolca el vehículo hasta el taller más cercano. En este caso también existe una limitación de kilómetros, que suele estar fijada en unos cien desde el lugar del incidente.

  • Gestión de multas:

Otra de las opciones que se pueden incluir en el seguro de ciclomotor es la cobertura que te ayuda a gestionar por vía administrativa las multas de tráfico o aparcamiento. También pueden tramitar los recursos en caso de pérdida de puntos del carnet y, en caso de su retirada, asumen los gastos relacionados con la recuperación de la licencia, como las tasas de matriculación y demás.

 

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR