Pasar la ITV de nuestra moto o ciclomotor ¿Cuándo y cómo?

Todo lo necesario que has de saber para pasar la ITV de tu moto o ciclomotor sin problemas

Al igual que cualquier otro vehículo, las motos deben pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) por lo que es importante como usuario ser consciente de todos los pormenores existentes en torno a este trámite. Como sabrás la ITV es un mantenimiento legal preventivo, por lo que es obligatorio tener esta inspección periódica certificada para todos los vehículos que circulen por nuestras calles y carreteras, y en este caso las motos y ciclomotores tampoco se libran.

Para que esta inspección sea acreditada tu moto deberá cumplir una serie de requisitos que avalen su viabilidad al cubrir todos los requerimientos mínimos de seguridad exigibles. Has de ser consciente de que su incumplimiento podría acarrear distintas consecuencias legales para tí como ser penalizado con multas de diferente importe, por lo que resulta imprescindible saber todos los detalles necesarios para poder pasar este examen sin problemas con la suficiente antelación y previsión. Aquí te explicamos cómo y cada cuánto tiempo has de pasar la ITV de tu moto para que no te lleves ninguna sorpresa desagradable.

Periodicidad de la ITV, no es igual para una moto que para un ciclomotor

Lo primero que se ha de saber es cada cuánto tiempo es preciso llevar tu moto o ciclomotor a que pase la ITV. Frente a una moto, los ciclomotores se consideran aquellas que tienen una cilindrada menor a 50 cc y no superan los 45 kilómetros por hora, y en este caso tampoco es equivalente la periodicidad que exigen entre unas y otras para pasar esta revisión. En el caso de los ciclomotores hasta que no cumplen los tres años de su fecha de primera matriculación no hay que pasar la ITV, y a partir de aquí pasa a ser necesario siempre cada dos años. Por su parte, para las motos -incluidos los cuadricilos y quads- no es preciso hasta los cuatro años de su primer uso, y después las revisiones pasan también a ser bianuales.

Para los ciclomotores su primera revisión de ITV será al tercer año, en el caso de las motos a los cuatro. Después ambas deberán pasar este examen de forma bianual.

Prepárate para pasar la ITV sin contratiempos

Pasar por esta revisión no debería ser para nosotros un problema y no habría que tomárselo como un excesivo contratiempo. Para que no sea así, lo más recomendable es tener en cuenta todos los posibles pruebas que entran en juego de cara a este examen para tenerlas revisadas de forma previa, y así a la hora de la verdad poder prever todos los fallos que podrían echar para atrás pasar la ITV de tu moto o ciclomotor.

A continuación pasamos a detallar punto por punto todos los elementos importantes que piden en dicha revisión:

Documentación: Lo primero que piden al entrar es la documentación de tu moto para comprobar que todo está en orden. Además, en algunas Comunidades Autónomas exigirán tener el seguro en vigor por lo que será preciso presentar un justificante que refleje que es así.

Ruedas: Es indispensable que el dibujo del neumático sea suficiente. Esto se puede comprobar al revisar si en las ruedas aún no aparecen los testigos de desgaste. Asimismo, también se comprueban sus medidas para determinar si son las homologadas. Como usuario puedes consultarlo de forma previa a la ITV en cualquier taller de neumáticos o incluso a través de Internet.

Luces y espejos: cualquier moto ha de llevar claxon, luces de posición, intermitencia, corta, larga, luz de freno y dos espejos. No supone mayor problema comprobar estos detalles además de la buena respuesta de la luz de freno al tocar los mandos y que la altura de las luces cortas y largas sea la adecuada. También es importante el funcionamiento de la iluminación para la placa de la matrícula.

Motor y escape: Es preciso que no haya ningún tipo de fuga de líquidos, ni piezas sueltas además de arrancar con normalidad. En este caso lo más sensible es la prueba de emisiones contaminantes, que requiere que tu motor no rebase el nivel máximo de contaminación permitido. Para poder saber si estas emisiones se encuentran dentro de lo homologado lo más recomendable es ir previamente a un taller.

Ruidos: Otra de las pruebas que se realizan es la comprobación de que el ruido que emite el motor del vehículo esté dentro de los márgenes de homologación. Estos varían según el modelo de moto y se mide en decibelios a un determinado nivel de rpm del motor. Es importante comprobar también que todos los soportes de la moto y la tornillería está correctamente ensamblada y apretada para que no vibre, ya que de no ser así podrían emitir vibraciones que aumente el ruido, lo que podría ser un problema de cara a pasar esta prueba.

Frenos: Se comprueba que tanto la parte ciclo de la moto, como el manillar y los mandos estén bien apretados y que en su posición normal funcionen de forma correcta. A su vez, hay que tener en cuenta que las pastillas de freno y el cable del tambor estén en buenas condiciones.

Carrocería y cuentakilómetros: No debe haber desperfectos graves en ella. Se debe tener en cuenta además que cuanto mejor aspecto tenga la moto y que esté bien cuidada tendrá más posibilidades de que los inspectores no pongan excesivas pegas si encuentran algún pequeño fallo. Además, tanto el cuantakilómetros como el cuentavueltas y demás equipamiento del cuadro deberán funcionar correctamente.

Igualmente, más allá de que tengas en cuenta todas estas puntualizaciones y que cada cierto tiempo verifiques por tu cuenta el buen estado de tu moto o ciclomotor en referencia a todo lo mencionado anteriormente, es recomendable el llevar tu vehículo a un taller para que evalúen sus condiciones de forma previa a pasar la ITV.

Los precios para la prueba de la ITV para moto o ciclomotor son distintos según la CCAA donde se realice.

¿Cuánto cuesta pasar la ITV de moto o ciclomotor?

Como muchos otros trámites burocráticos y legales la ITV cuesta un dinero a los usuarios que de forma obligada han de pasar por esta inspección. En referencia al precio, no hay diferencia de coste entre moto y ciclomotor. Además, al igual que sucede en otros muchos casos, dichos precios para este control varían según las distintas Comunidades Autónomas. Aunque estemos ante un mismo servicio, las diferencias pueden llegar a ser bastante considerables, llegando a superar el 170% de diferencia respecto de unas a otras. En este enlace podrás consultar todos los precios de la ITV para tu moto por CCAA.

Las multas por no tener la ITV en regla pueden oscilar entre los 200€ y 500€ de sanción según el caso.

Multas por circular sin la ITV o tenerla caducada

Por último, has de saber las consecuencias que pueden acarrear para tí el no tener la ITV de tu moto en vigor. Las sanciones a las que tendrías que hacer frente en este caso serían multas cuyo importe varía según el caso. Si circulas sin la ITV en vigor, ya sea porque se ha pasado su validez o porque se ha llevado la moto a pasarla y el examen ha sido desfavorable, se trata de una sanción grave cuyo importe es de 200€ (precio que se reduce un 50% al acogerse al concepto de pronto pago). No obstante, si la ITV de tu moto ha sido negativa y aún así circulas con ella la multa ascendería hasta los 500€.

Accidente sin ITV pasada ¿Cubre el seguro?

En referencia a estos casos lo más importante que hay que tener en cuenta es que en caso de tener un accidente, nuestra compañía de seguros podría negarse a pagar los daños que se podrían derivar de este tipo de situación. Sobre todo si se demuestra que el accidente pudo ser provocado por algún fallo mecánico de la moto detectable pasando la ITV, por lo que el seguro puede reclamar al asegurado y al conductor los costes ocasionados a terceros. Para entender el porqué de esto hay que entender la premisa sobre la que la aseguradora concede la indemnización, y que se fundamenta en que el daño sufrido por el usuario se produce a consecuencia de una acción imprudente de una tercera persona. En este caso, cabría preguntarse si el accidente se ha podido derivar de un fallo mecánico al no haber pasado la inspección. Hay que recalcar entonces que, siempre que no se demuestre esta posibilidad, la aseguradora cubrirá al usuario los daños derivados del siniestro.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR