Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Qué pasa si conduzco sin seguro?

No es un delito penal pero sí una temeridad para ti y el resto de usuarios de la vía

A pesar de que la Ley sobre Responsabilidad Civil y seguro en la circulación de vehículos a motor obliga a estos a contar con un seguro mínimo de circunscripción obligatoria, hay quien decide que puede vivir sin él. Quizás porque se trata de una situación puntual y piense que por unos días "no pasa nada". El problema es que sí pueden pasar muchas cosas y. ante ellas, ni tú, ni tu coche, ni los ocupantes que viajen en él tendréis protección. Descubre qué pasa cuando conduces sin seguro para que nunca te plantees hacerlo.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y contrata el mejor seguro de coche
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

La importancia de tener un seguro de coche

Un seguro no es solo contar con ayuda si sufrimos un pinchazo en pleno viaje o que nos paguen la reparación de una luna rota. Tener una compañía detrás significa que, si causas daños a otros, ella se encargará de las respectivas indemnizaciones, de defenderte en un juicio e incluso de constituir una fianza, si fuera necesario. Conducir sin seguro es hacerlo sin nadie que te ayude. Y asumir que todos los posibles gastos, correrán de tu cuenta. Imagina lo que eso puede suponer si provocas un grave accidente.

Las consecuencias de conducir sin seguro de coche

Incluso si no eres el responsable. Porque al conducir sin seguro, te conviertes en culpable del siniestro, aunque no seas el responsable. En un primer momento, los daños causados a terceros correrán a cuenta del Consorcio de Compensación del Seguro, que indemnizará a esos terceros. Pero esa cantidad te la reclamará el Consorcio a ti, después. Cabe recordar, además, que el resto de conductores “pagan” también por ello: la prima del seguro obligatorio tiene un recargo de 3,5 euros que se destinan al Consorcio de Compensación de Seguros, para que este afronte los gastos que generan los vehículos sin seguro. Circular sin seguro, además de temerario, es insolidario.

El seguro es obligatorio en cualquier circunstancia; incluso aunque tengas un vehículo que no circula, abandonado en un garaje. Mientras esté dado de alta en el censo de vehículos de la Dirección General de Tráfico, estará obligado a contar con un seguro. Es importante señalar este dato, ya que en esta situación un usuario podría optar por no contratar un seguro, ya que no lo va a conducir. Sin embargo, deberá tener en cuenta que será obligatorio igualmente para ese vehículo pasar la Inspección Técnica de Vehículos y que para trasladarlo al centro ITV (y, por tanto, circular), necesitará que el coche tenga su seguro al día. 

Más imprescindible aún es contar con él mientras se circula. Porque si nos vemos envueltos en un siniestro y somos responsables del mismo, los daños materiales (el coste de reparar nuestro vehículo) correrán de nuestra cuenta. Y no contaremos con la Asistencia sanitaria que una compañía proporciona a sus asegurados, en caso de accidente, por lo que todo aquello que no cubra la Seguridad Social, también correrá de nuestra cuenta. Y en el peor de los casos, tampoco habrá indemnización para la familia. 

Consecuencias de conducir sin seguro: esto es lo que te puede pasar

Ya hemos visto en qué situaciones un seguro de coche es, además de obligatorio, necesario. Pero aún no hemos afrontado todas las posibles consecuencias. Porque, aunque no esté tipificado como delito, conducir sin seguro lleva aparejada una cuantiosa sanción administrativa, que va desde los 601 euros hasta los 3.005 euros, según el tipo de vehículos. En el caso de los coches, la sanción, según informa la DGT, es de 1.500 euros

También aclara que “las autoridades competentes en materia sancionadora tienen la obligación de entregar al Consorcio de Compensación de Seguros el 50% del importe de las sanciones recaudadas por este precepto, para hacer frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes en el caso de que el vehículo implicado en el accidente no tenga la póliza suscrita.” 

¿Puedo conducir sin seguro de coche?

Si te obligan a detener el vehículo tras cometer una infracción (o, simplemente, en un control rutinario) y comprueban que el coche no cuenta con un seguro, además de imponer esta sanción, los agentes de la autoridad procederán a inmovilizar dicho vehículo. Pero es que, además, ni siquiera es necesario un encuentro con la Guardia Civil. La DGT puso en marcha en 2016 nuevos medios automatizados (radares) con el objetivo de detectar a esos (entonces) dos millones de vehículos que aún circulaban sin seguro. Y eso después de que ya sancionaran, solo en 2015, a 50.000 conductores por cometer esta infracción. Funcionan gracias al sistema de reconocimiento de la matrícula, por lo que pueden saber tanto si circulas sin seguro como si no has pasado la ITV.

Y todas estas consecuencias, sin que haya un accidente de por medio. Porque esa es una cuestión aún más peliaguda: ¿cómo actuar en caso de accidente con un conductor sin seguro? Ya lo explicamos en su día en esta guía, pero te ofrecemos un resumen: pagas tú. Ya sea por los daños propios o por los causados a terceros, como ya hemos visto.

Contemplemos otras posibles consecuencias, a medio-largo plazo. Porque un accidente puede terminar en un proceso judicial. Otra cosa de la que deberás hacerte cargo. Con un seguro, tendrías defensa jurídica incluida, mientras que sin seguro, tendrás que pagar tú los honorarios de abogados y procuradores, a no ser que se te designe uno de oficio. 

Tu historial como conductor, además, se verá perjudicado. Una vez que te decidas a contratar ese seguro, puedes encontrarte la puerta cerrada en algunas compañías. Máxime si además de circular sin seguro, te has visto involucrado en un accidente con terceros implicados. Las aseguradoras, que no tienen más referencia que tu historial (ya que ni siquiera cuentas con la confianza de haber estado asegurado durante el año anterior) podrían negarse a asegurarte, o bien hacerlo, pero con una prima bastante elevada. O lo que es lo mismo, proporcional al riesgo que creen asumir de partida. 

Llegados a este punto, queda claro que sobran los motivos para contratar un seguro. Y eso que no hemos hablado apenas de las muchísimas ventajas que supone un seguro de coche, más allá de que cumplamos con la ley. En cualquier caso, basta con recordar que es obligatorio para todos y en cualquier circunstancia. Que es lo legal, pero también lo más cívico y responsable: para ti y para el resto de usuarios de la vía.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR