Subiendo archivos

Seguro de viaje

Imprescindible para protegerte de ciertos riesgos frecuentes y puedas disfrutar de tus vacaciones

Cuando preparas un viaje, la premisa es que sea una experiencia inolvidable, sea del tipo que sea. No obstante, puede ser para bien o para mal pero, en cualquier caso, disponer de un seguro de viaje te puede ayudar a que el disfrute sea total y no tengas que preocuparte de ciertas cosas. Y es que una enfermedad o un robo de equipaje, por ejemplo, pueden arruinar tus vacaciones. Además, todo esto se agrava si el desplazamiento es fuera de España ya que hablamos de lugares con diferentes idiomas, culturas e, incluso, servicios sanitarios precarios o muy caros.

¿Qué es un seguro de viaje?

El seguro de viaje es un contrato que realizas con una compañía aseguradora que te permite estar protegido en tus desplazamientos. La póliza puede ser básica y económica o muy completa para asegurar tu protección y también la asistencia ante cualquier imprevisto que se pueda producir en tu estancia.

Habitualmente, es posible contratar un seguro que sea a medida, es decir, que se adapte a tus necesidades. Así, lo ideal es suscribir una póliza que se adecúe al destino, la duración y también al objetivo del viaje. La compañía correspondiente te ofrecerá una serie de coberturas y servicios que te proporcionarán seguridad antes y durante el viaje, desde la garantía ante la cancelación hasta la atención sanitaria de urgencia.

Lo ideal es suscribir una póliza que se adecúe al destino, la duración y también al objetivo del viaje

Has de tener en consideración que el seguro de viaje es un tema imprescindible a la hora de comenzar un viaje, al igual que el alojamiento o los medios de transporte que has contratado. Además, se transforma en una obligación si viajas a ciertos países que te exigen un seguro de viaje para poder darte el visado de entrada.

Consideraciones previas a la hora de contratar un seguro de viaje

Lo cierto es que cuando vayas a formalizar una póliza de viaje debes tener en cuenta una serie de condicionantes para poder contratar la más adecuada. Para empezar, el lugar de destino del viaje es fundamental ya que no será igual que te desplaces por España que a un país lejano. Deberás recopilar información sobre el lugar elegido ya que es importante saber qué tipo de sistema de atención médica proponen.

En viajes por nuestro país y por Europa, tendrás la tarjeta sanitaria (española y europea) o, además, un seguro de salud privado. Pero, también la póliza de viaje te ofrecerá una seguridad añadida ante un accidente o enfermedad. En el caso de los desplazamientos al extranjero el tema sanitario se torna más complejo, por lo que el seguro de viaje se antoja esencial.

Evidentemente, no será la misma póliza de viaje si viajas en solitario, que con la familia o con un grupo. Otro punto clave es el tiempo de duración del viaje. De esta forma, cuando el desplazamiento sea de unos días o pocas semanas, la opción es un seguro convencional, mientras que si eres un gran viajero, puedes contratar una póliza anual, que te protegerá en cada uno cuando se trate de una duración de menos de tres meses.

Además, un hecho que también marcará tu seguro de viaje es la finalidad. Así, el para qué de tu desplazamiento es importante. Será distinto si el motivo son unas vacaciones, negocios, estudios o una escapada aventurera. Por ejemplo, si te marchas a estudiar al extranjero, existen unos productos con garantías específicas, al igual que si la razón es practicar una actividad deportiva como el surf, el esquí o escalada.

En España existen un grupo de compañías aseguradoras especializadas en estos seguros de viaje, de entre las que podemos resaltar: IATI, ERV, ARAG, Race Seguros, Totaltravel, Europ Assistance, SOS Internacional y AXA Assistance.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

Como en cualquier sector, el seguro de viaje contendrá una serie de coberturas distintas con unos límites específicos que se negociarán y estarán expresados en el contrato. De esta forma, es posible que contrates una garantía ante un imprevisto que te obligue a cancelar tus planes. Esto sirve para estar cubierto económicamente, por ejemplo, si una hospitalización -tuya o de un familiar cercano- te impide viajar, por lo que el seguro se hará cargo de ese importe.

El seguro contemplará los gastos médicos, de hospitalización, de intervenciones y farmacológicos derivados de un percance de salud

Sin embargo, una de las garantías primordiales es la de la asistencia sanitaria que te será de gran ayuda ya que todos estamos expuestos a sufrir una lesión, un accidente o una enfermedad que precisen atención. Asimismo, es importante la cobertura de robo y daños materiales al equipaje, un hecho que es frecuente y que te puede imposibilitar la continuación del viaje, sobre todo, si tienes que coger varios vuelos u otros medios de transporte. Pero, también cuenta si durante tu viaje provocas un daño a un tercero. Esto significa que es necesario disponer de las coberturas de responsabilidad civil y asistencia jurídica.

De cualquier modo, es conveniente que pienses en un seguro con extensas garantías y analizarlas para tener claro qué te incluirá expresamente, las posibles exclusiones y el aumento del importe si sumas todas ellas para que no sea caro. Te proponemos un listado de las coberturas más significativas que podrás tener a tu disposición:

  • Asistencia sanitaria (médica, farmacéutica e, incluso, odontológica de urgencias).
  • Robo, daños, pérdida y demora en los equipajes.
  • Cancelación.
  • Repatriación.
  • Accidentes personales.
  • Anulación.
  • Extravío de la documentación.
  • Defensa jurídica.

La cobertura de asistencia sanitaria en el seguro de viaje

Con toda probabilidad, la cobertura de atención médica en un seguro de viaje sea la más ineludible sobre todo si el destino es un país extranjero fuera de Europa ya que dentro de las fronteras comunitarias puedes funcionar con la tarjeta sanitaria o un seguro médico privado. Te dará acceso a la atención médica de emergencia, hospitalización e intervenciones quirúrgicas en caso de sufras una dolencia o un accidente durante tu desplazamiento. Incluso, en algunos casos está cubierto un odontólogo para urgencias.

De este modo, el seguro contemplará los gastos médicos, de hospitalización, de intervenciones y farmacológicos derivados de un percance de salud. No obstante, te recomendamos que revises todas las prestaciones que se incluyen en tu contrato ya que, por ejemplo, no estarán cubiertas las enfermedades preexistentes previas el inicio del viaje.

Además, es importante que, en el supuesto de que requieras una evacuación para que seas atendido. La póliza podrá contener el traslado al hospital más próximo y, en ciertos casos, el asegurado puede elegir centro. Por otra parte, si el accidente acaba, por desgracia, en fallecimiento, la aseguradora correspondiente gestionará la repatriación del cuerpo hasta el lugar de residencia, así como el viaje de un familiar.

La cobertura de cancelación del viaje

Lo cierto es que pueden existir numerosos motivos por los que puedes cancelar un viaje. Así, contar con la garantía ante la cancelación te ofrecerá tranquilidad económica. Pero, hay que tener en cuenta que la aseguradora solo responderá ante unas determinadas causas de fuerza mayor.

Concretamente, las compañías ofrecerán una indemnización en los siguientes casos más frecuentes: causas de salud (hospitalización o enfermedades), emergencias familiares (muerte o dolencia), cuestiones laborales (despido o cambio de puesto en el trabajo), fecha de oposiciones, ser parte en un proceso judicial, daños en su domicilio (robo o incendio), etcétera.

Eso sí, de manera habitual, esta garantía deberá contratarse desde el momento de realizar la reserva del viaje hasta que se produzca la confirmación. En cualquier caso, la aseguradora te reembolsará parcial o totalmente el importe del viaje. Además, algunas compañías ofrecen esta cobertura como un seguro separado específico, en el que se incluyen muchos más motivos de cancelación.

También puedes contratar la cobertura de demoras, que posibilitará los gastos de alojamiento y dieta si existiera un retraso en la salida del viaje. Aunque hablamos de un límite de días y de importe, así como de unas determinadas razones.

La cobertura de equipaje

Por lo general, otra de las coberturas que los clientes viajeros suelen contratar es la de extravío o robo del equipaje. Así, cobrarás una compensación económica en caso de que pierdas o te roben objetos personales y equipaje en el viaje, así como que sufran daños durante el transporte. También, la compañía te orientará a la hora de formalizar la denuncia y, en muchos casos, gestionará la localización de las maletas. Algunas aseguradoras, incluso, te indemnizarán si el robo se ha producido en el interior del lugar de alojamiento.

Los seguros de viaje específicos: estudios, aventuras, etc.

Muchas de las aseguradoras que operan en nuestro país ofrecen a los clientes seguros específicos de viajes para estudiantes, deportistas, aventureros, mochileros, cruceristas, etc. Estas pólizas cuentan con una serie de garantías especiales muy útiles.

Por ejemplo, la compañía ERV, dentro de su inmensa oferta, cuenta con seguros tales como “Cruceros”, “Idiomas”y “School”, mientras que la aseguradora IATI dispone del “Bloggers”, “Mochilero”y “Estudios Estrella”. Las coberturas especiales que suelen contener estos seguros son las de deportes de aventura y esquí, pérdida de clases, adelanto de fondos y ampliación del importe en la atención médica -muy importante en el caso de estudiantes en Estados Unidos, Canadá o Japón, lugares en la que la sanidad es muy cara-.

Cómo sería tu mejor seguro de viaje

La mejor póliza de asistencia en viaje es aquella que se pueda acoplar a tus necesidades en cuanto a prestaciones y a tu presupuesto. Puedes elegir una completa (con varias coberturas), que suele ser la más habitual, aunque también la menos económica. Otra opción, con un precio más ajustado, es la contratar únicamente el seguro de cancelación del viaje.

La mejor póliza de asistencia en viaje es aquella que se pueda acoplar a tus necesidades en cuanto a prestaciones y a tu presupuesto

Algunas compañías ofrecen la variedad de seguro de viaje con franquicia. Estas pólizas tienen un precio más reducido, por lo que puedes ahorrar pero, si te ocurre un percance durante el viaje, debes saber que una parte de esos gastos tendrás que satisfacerlos tú. De cualquier forma, la forma de ahorrar es contratar las garantías que vas a necesitar.

Para lograr el seguro de viaje perfecto te recomendamos que contrastes precios y servicios. Para ello, puedes utilizar el comparador de seguros Acierto.com, en el que tendrás accesos a distintas aseguradoras especializadas en pólizas de viajes que operan en España de cara a elegir con consideración.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR