• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Cómo cubre un seguro de vida las enfermedades graves?

Algunas compañías complementan sus seguros de vida permitiendo asegurar un capital para estos supuestos

La razón principal que lleva a una persona a contratar un seguro de vida suele ser pensar en el futuro de su familia. Pensar a largo plazo y planificar su futuro. Sin embargo, un seguro de vida también puede ayudar en el presente. Si estás pensando en contratar un seguro de vida, te conviene leer antes esta guía. Porque vas a descubrir que existen algunas aseguradoras que marcan la diferencia con sus pólizas, ofreciendo un producto completo que respalde a tu familia, pero también te respalde a ti con garantías como la de enfermedades graves. La analizamos en profundidad, a continuación.

Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

¿En qué consiste la cobertura de enfermedades graves de un seguro de vida?

Un seguro de vida parte siempre de una garantía básica: una suma asegurada en caso de fallecimiento por cualquier causa. En cierto modo, lo contratamos siempre pensando en lo peor. Pero también en asegurarles una buena vida a los nuestros. Sin embargo, un seguro de vida también puede ser útil en situaciones presentes que, si bien son graves, se pueden afrontar contando con apoyo: familiar, médico y, también, económico. Y tener futuro.

Las enfermedades graves en el seguro de vida

Porque en ese momento en el que se produce el diagnóstico de una enfermedad grave o se presenta sin avisar -como en un infarto de miocardio-, lo principal es tratarlo cuanto antes y, sobre todo, centrarse en ese tratamiento y en la posterior recuperación. Aunque suponga dejar un trabajo o dejar de generar ingresos. Es precisamente para dar respuesta en esta situación para lo que se plantea una cobertura como la de enfermedades graves: ser ese respaldo económico, gracias a un capital garantizado por la póliza y si se presentan determinadas enfermedades, como un cáncer. De hecho, hay compañías que, en lugar de plantear una garantía para enfermedades graves, en general, ofrecen la posibilidad de asegurar un capital para un caso de cáncer en concreto, como el de mama o de próstata.

Ahora bien, cabe aclarar, llegados a este punto, que no siempre se ofrece de la misma manera. Hay seguros de vida que permiten garantizar un capital adicional y específico para este supuesto y otros en los que lo que se plantea es un anticipo del capital asegurado para el fallecimiento. También es importante señalar que esta cobertura puede venir acompañada por otras relacionadas, como segunda opinión médica o un servicio de orientación telefónica para cuestiones de salud. 

De ahí la importancia de comparar seguros de vida para entender bien las diferencias en sus garantías y elegir la que más se ajuste a lo que queremos.

Enfermedades graves: la letra pequeña

No hay cobertura que quede libre de la letra pequeña, en el sector de los seguros. Incluso las que hablan de asistencia ilimitada, porque también presentan sus condiciones. Las que afectan a la garantía de enfermedades graves podrían resumirse en tres: las enfermedades que se consideran graves, los límites económicos marcados por la compañía y el período de carencia, si lo hubiera.

Seguros de vida: así cubren las enfermedades graves

Comenzamos con la más importante, porque es la que tiene relación directa con el riesgo cubierto. ¿Qué se entiende por enfermedad grave en un seguro de vida, normalmente? Porque existen compañías como Zurich en las que se habla, directamente, de “enfermedades terminales”. Sin embargo, otras contemplan patologías y situaciones médicas en las que es posible la recuperación, como cáncer, riesgos coronarios y cirugía cardiovascular, trasplantes, y también enfermedades degenerativas.

En cualquier caso, debes tener en cuenta que la lista de enfermedades puede variar de una compañía a otra. Como también pueden diferenciarse ampliamente en los límites económicos: es decir, la cuantía asegurada para este supuesto. Si se trata de un anticipo del capital, el límite lo marcará un porcentaje. Si se trata de un capital adicional pensado únicamente para esta situación, hablamos de un límite en euros. 

Por último, es importante revisar los períodos de carencia. Es decir, el tiempo mínimo que deberás llevar en la compañía antes del diagnóstico para que puedas contar con el capital asegurado. Además, es recomendable comprobar si hay más requerimientos acerca del diagnóstico. Por ejemplo, la documentación necesaria, como un Certificado Médico Oficial. 

¿Qué compañías cuentan con la garantía de enfermedades graves en sus seguros de vida?

Como ya hemos contado, el ofrecer este tipo de garantías es un plus en un seguro de vida. Por eso, en la mayoría de casos, se trata de una cobertura complementaria, que se contrata opcionalmente. En cualquier caso, no todas las compañías que la incluyen ofrecen lo mismo. Así, Generali se posiciona con una de las propuestas más completas. Porque además de plantear la cobertura de Enfermedades graves como garantía opcional, la ofrece en múltiples supuestos, como todo lo relacionado con riesgos coronarios (ataques al corazón, infartos, cirugía mayor como el bypass), accidentes cerebrales (derrames, hemorragias, infartos cerebrales), en caso de cáncer, de insuficiencia renal y de trasplantes. También para enfermedades degenerativas (alzheimer y parkinson). Los asegurados deciden qué porcentaje del capital asegurado desean recibir. 

Complementa esta garantía, además, incluyendo una Segunda opinión médica que permite, en caso de que se produzca ese diagnóstico, consultar con un equipo de expertos y la garantía de Rehabilitación cardíaca, que también contempla planes de prevención.

Las coberturas de los seguros de vida respecto a las enfermedades graves

En AXA también se ofrece como cobertura complementaria el poder garantizar un capital adicional en caso de diagnóstico de enfermedad grave, tanto en su modalidad Vida Protect como en Vida Protect Senior y Vida Protect Mujer. En el caso de estas dos últimas modalidades, diseñadas para colectivos específicos, también suma servicios exclusivos: consultas anuales de Oftalmología, Otorrinolaringología y Urología para los mayores y consulta anual ginecológica — citología, mamografía (a partir de 40 años) y ecografía vaginal— en el caso de su seguro de vida para mujeres. 

MAPFRE, por su parte, se centra en dos enfermedades muy graves y que constituyen dos tipos de cáncer muy comunes: el Cáncer invasivo de mama y el Cáncer invasivo de próstata. El primero se incluye como garantía complementaria en MAPFRE Anual Temporal Renovable CreciVida, con un capital fijo asegurado de hasta 15.000 euros y de serie en MAPFRE Anual Temporal Renovable Ruta 175, con un capital de 10.000 euros. El capital en caso de Cáncer invasivo de próstata es de 10.000 euros y se ofrece como garantía principal en MAPFRE Anual Temporal Renovable Ruta 175. 

Esta póliza, además, incluye un servicio adicional de Telemedicina, a elegir entre el plan People Care Basic (cita online, 12 vídeo consultas de medicina familiar, recomendaciones médicas de medicina familiar y psicología y píldoras formativas de medicina familiar y psicología) y KidsCare Familias (citas online, 6 vídeo consultas de pediatría, recomendaciones médicas de medicina familiar y pediatría y píldoras formativas de medicina familiar y pediatría).

MAPFRE se desmarca, asimismo, ofreciendo una cobertura inédita: de Enfermedad grave de los hijos del asegurado como garantía principal en MAPFRE Anual Temporal Renovable Familife. Esta garantiza un capital ante un diagnóstico en sus hijos de cáncer, parálisis de las extremidades, meningitis bacteriana y quemaduras graves.

Allianz también se distingue de sus competidoras al incluir la cobertura de Renta por enfermedad crítica: si el asegurado contrae una de las enfermedades consideradas críticas por la compañía (se establecen en el condicionado), puede recibir un pago mensual para compensar la falta de ingresos. Esta cobertura se suma a la de Capital en caso de enfermedad grave, que plantea un capital para este supuesto y ambas vienen complementadas por Segunda opinión médica y Servicio de orientación médico 24 h.