Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿El seguro de vida desgrava?

En qué casos desgrava el seguro de vida y cómo hacerlo

Durante el periodo de campaña de la renta pueden surgirnos algunas dudas sobre la tributación de determinados servicios. Es el caso de los seguros, entre otros. En esta guía nos centraremos en las pólizas de vida porque: ¿desgrava el seguro de vida a Hacienda?, ¿en qué casos?, ¿cómo puedo deducirlo?

Si además de este ahorro fiscal quieres conseguir un ahorro en la prima de tu póliza de vida, entra en el comparador de seguros de vida de Acierto.com. Y accede a ofertas exclusivas para clientes.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro de vida
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Cuándo desgrava el seguro de vida

Lo primero que hay que saber es cuándo desgrava exactamente un seguro de vida. Esto variará en función de diversos factores, como el tipo de seguro de vida contratado, si se encuentra vinculado a una hipoteca suscrita antes de determinada fecha, etcétera. Pero vayamos punto por punto.

El seguro de vida está vinculado a un plan de ahorro

Por ejemplo, un caso en el que es posible deducirse el seguro de vida es cuando este se encuentra vinculado a un plan de ahorro. En este caso tributa de la misma manera que los planes de pensiones. Además, las cantidades deducibles son distintas en función de la edad: si tienes menos de 50 años podrás deducirte 10.000 euros –como máximo– y si tienes más de 50 años, hasta 12.500.

Eres autónomo y tienes un seguro de vida convencional

En cuanto a aquellos seguros de vida que no incluyen un plan de ahorro —que cubren el fallecimiento y la invalidez— no pueden desgravarse en términos generales. Excepto en un caso: el de los autónomos. Porque la Agencia Tributaria lo considera como un gasto deducible, al estar ligado al desarrollo de su actividad.

En cualquier caso, los autónomos pueden desgravarse el seguro de vida hasta un límite, como ocurre con los seguros médicos. Este límite está establecido en los 500 euros (y en los 1.500 euros, en caso de un autónomo con discapacidad). Su base imponible (sobre la que pagan impuestos) se verá reducida en esta cantidad.

Seguro de vida vinculado a la hipoteca

Aunque no es obligatorio contratar un seguro de vida con la hipoteca, si estás en esta situación, a efectos del IRPF puedes desgravarte hasta el 15 % de las cantidades destinadas a la compra de la vivienda habitual (en los que se incluye la prima del seguro de vida asociado a la hipoteca) con un límite máximo de 9.040 euros y siempre que hayas adquirido la casa antes del 1 de enero de 2013.

Pero es más sencillo entenderlo con un ejemplo práctico: si en todo el año pagas 6.300 euros por las cuotas hipotecarias, 350 euros por el seguro de vida y 150 euros por el de hogar (ambos vinculados a la hipoteca); solo tendrás que sumar todas las cantidades y aplicar la deducción del 15 % sobre los 6.800 euros.

Hay que hablar, por otra parte, de excepciones autonómicas. En Navarra y el País Vasco (que cuentan con un régimen foral de financiación), las personas que hayan adquirido su casa después de esta fecha pueden desgravar el seguro de vida vinculado a la hipoteca.

El seguro de vida desgrava

Tipos de tributación del seguro de vida, al cobrar indemnizaciones

Más allá de la persona que contrata la póliza (en quien nos habíamos centrado hasta ahora), es clave también el beneficiario de la misma. Si el tomador y el beneficiario son la misma persona, debe reflejarlo en la declaración de la renta como Rendimiento del capital mobiliario. En cambio, si se trata de individuos distintos, se debe plasmar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. También hay que prestar atención a cómo se cobra el seguro en caso de que seas beneficiario de uno:

En forma de capital

Se tributará por la diferencia entre el importe recibido y el de las primas abonadas. Tributa al 21 % si la cantidad es inferior a 6.000 euros, al 25 % para cantidades entre 6.000 y 24.000 euros y al 27 % si el valor es superior.

En forma de rentas inmediatas vitalicias

A la hora de consignar los seguros de rentas inmediatas vitalicias en la declaración de la renta, como rendimientos del capital mobiliario, se sigue —informa la Agencia Tributaria— lo dictado en el artículo 25.3 a) 2º de la Ley IRPF:

“En el caso de rentas vitalicias inmediatas, que no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, se considerará rendimiento de capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad los siguientes porcentajes en función de la edad del rentista en el momento de la constitución de la renta y que permanecerán constantes durante toda la vigencia de la misma”.

Estos son los porcentajes referidos:

  • Menos de 40 años: 40 %
  • Entre 40 y 49 años: 35 %
  • Entre 50 y 59 años: 28 %
  • Entre 60 y 65 años: 24 %
  • Entre 66 y 69 años: 20 %
  • 70 o más años: 8 %

Además, la Agencia Tributaria recuerda que, que la cuantía de la renta que se ha de integrar como rendimiento del capital mobiliario (la cuantía resultado de aplicar el porcentaje que corresponda) a “se sujeta en 2021 al tipo de retención del 19 %”. Es el mismo régimen tributario que se aplica a aquellas rentas vitalicias percibidas de los planes individuales de ahorro sistemático.

En forma de rentas inmediatas temporales

La tributación de rentas inmediatas temporales sigue lo establecido en el artículo 25.3 a) 3º de la Ley IRPF:

“Tratándose de rentas temporales inmediatas, que no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, en los términos comentados en el apartado anterior, se considerará rendimiento de capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad los siguientes porcentajes en función de la duración de la renta”.

Los porcentajes a aplicar en función de la duración de la renta temporal son los siguientes:

  • 12 %, si la renta tiene una duración de 5 años o menos.
  • 16 %, si su duración se sitúa entre los 5 y los 10 años.
  • 20%, si la renta tiene una duración de entre 10 y 15 años.
  • 25 %, si la renta tiene una duración superior a los 15 años.

7 errores que no debes cometer en la Declaración de la Renta

Hacer la declaración de la renta siempre debe ser un ejercicio impecable. Todo debe estar correctamente cumplimentado y consignado, para evitar problemas con la Agencia Tributaria. Algo que te resultará fácil si sigues esta lista de consejos que hemos elaborado desde Acierto.com.

  • Referencias catastrales incorrectas: para evitarlo puedes consultarlo previamente en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o en la sede del Catastro.
  • Datos familiares: si ha cambiado tu estado civil, has tenido hijos o se ha alterado algún otro dato, revisa este apartado. Si tienes derecho a una deducción por maternidad puedes consignarla en las casillas 0611, 0612 y 0613. En algunas comunidades con Andalucía, Asturias y Canarias existen además deducciones para familias monoparentales. Revisa las deducciones de tu comunidad.
  • Datos personales: cerciórate de que el DNI, la fecha de nacimiento y el domicilio fiscal son los correctos.
  • Vivienda habitual: podrás deducirte los gastos de adquisición de tu vivienda si la compraste antes del 1 de enero de 2013 (excepto en Navarra y País Vasco, donde la normativa es vigente).
  • Vivienda habitual de alquiler: si eres un inquilino menor de 35 años y cumples los requisitos, en cuanto a renta máxima anual que establezca cada Comunidad Autónoma (para el tramo autonómico), debes aplicar la deducción en las casillas 562 y 563.
  • Planes de pensiones: las contribuciones empresariales a planes de pensiones, planes de previsión social empresarial y mutualidades de previsión social (excepto a seguros colectivos de dependencia), esto es, los importes imputados al contribuyente se consignan en la casilla 0008.

El seguro de vida desgrava

¿Qué otros seguros desgravan en la renta?

Ya has visto cómo el seguro de vida desgrava en ciertas circunstancias. Pero no es el único. Revisa bien esta lista, porque quizás puedas obtener aún más ventajas fiscales en tu declaración de la renta de este año.

Seguros de hogar

Solo podrás incluir estos gastos en la declaración si lo contrataste a la vez que firmaste la hipoteca o realizaste pagos para su construcción o para su adecuación para una persona con discapacidad y las obras terminaron antes del 1 de enero de 2017. Y en todos estos casos, siempre que se fuera antes del año 2013. Es decir, debe ir asociado a la adquisición de tu vivienda habitual y ser un inmueble sobre el que pesa el derecho de deducción por esta causa. Además, la hipoteca debe continuar en vigor y el seguro debe incluir una cláusula de cesión de uso al banco por la que, si se da el riesgo asegurado, es el banco el que recibe la indemnización.

Los autónomos también pueden incluir un porcentaje de la prima del seguro de hogar como gasto deducible. El requisito es que debe desarrollar su actividad económica en su propia vivienda. Podrá deducir el porcentaje equivalente a la parte de la vivienda destinada a esta actividad. 

Si eres autónomo y estás en esta situación pero no tienes seguro, plantéate contratarlo a través de Acierto.com. Somos corredores de seguros y podemos estar a tu lado durante toda la vida de tu seguro, para informarte sobre cuestiones como esta. Te ahorraremos tiempo y te facilitaremos la vida, algo que cualquier autónomo agradece, dada su carga de trabajo y su responsabilidad.

Seguros de salud

Tendrán ventajas fiscales las personas que hayan contratado este tipo de pólizas y que sean autónomos o empresarios, tanto si lo ha contratado para él como si lo ha hecho también para su familia, podrá deducirse el gasto total. Los trabajadores por cuenta ajena únicamente conseguirán la deducción si negocian con su empresa un seguro para ellos y para los miembros de primer grado de su familia.

Pero si disfrutan de cobertura médica a través de un Plan de Retribución Flexible —esto es, recibe parte de su salario en especie, en este caso, en seguro médico— podrán lograr un gran ahorro fiscal, ya que el importe de la prima que satisfagan no cuenta como rendimientos de trabajo, por lo que es una cuantía libre de impuestos. Así, reducen su base imponible (la cuantía que declaran y por la que han de pagar impuestos).

Un particular no podrá desgravar un seguro médico. Pero sí conseguir el mejor seguro médico para toda su familia, al mejor precio, comparando seguros de salud en Acierto.com. Gracias a esta útil herramienta online es posible cotejar los seguros de salud de 20 aseguradoras médicas, pero también sus coberturas y sus condiciones.

Seguros de coche

Podrás incluirlo en la declaración de la renta si eres autónomo y el automóvil lo compras y lo registras con fines laborales. Pero debes demostrar en todo caso que su uso está exclusivamente ligado al desarrollo de tu actividad, uno de los requisitos imprescindibles para que un gasto sea deducible para un autónomo.

Seguros de Responsabilidad Civil profesional

Cuando un autónomo ha de suscribir un seguro que le respalde si es civilmente responsable de daños causados durante el desarrollo de su actividad profesional, también puede incluirlo en la declaración de la renta. 

Seguros de impago de alquiler

El propietario de una vivienda en alquiler puede deducirse todos los seguros que estén vinculados al inmueble. Como los seguros de impago de alquiler, que se deducen como rendimientos del capital inmobiliario. Consulta que deducción te corresponde según tu Comunidad Autónoma.