Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Asegurar los extras de tu coche

¿Pueden encarecer los extras y otros accesorios el precio final de tu póliza de seguros?

Cuando aseguramos un coche, podemos elegir entre varios tipos de coberturas en función de determinados factores, como son los accesorios extras que tenga nuestro vehículo. Así, cuando buscamos seguros de coche es importante tener en cuenta estos componentes no de serie, y decidir si deseamos que estos sean cubiertos por nuestra póliza para evitarnos tener cualquier problema. En el buscador de seguros Acierto.com podrás comparar entre 30 aseguradoras en solo 3 minutos, obteniendo un listado de precios y coberturas que te ayudará a decidirte por una compañía, también en función de lo que te ofrezca para proteger esos extras y ahorrando hasta el 50 % en tu seguro de coche.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y contrata el mejor seguro de coche
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Qué ofrecen las aseguradoras para proteger los extras de un coche?

Si analizas las diferentes ofertas de las aseguradoras podrás comprobar pequeñas (o grandes) diferencias en algunos aspectos. Uno de ellos puede ser la política de protección de los accesorios extra de tu coche: ¿quedan bajo la cobertura de tu póliza? ¿Qué has de hacer para que así sea? Lo habitual es que queden cubiertos mientras los hayas incluido en las condiciones particulares de tu póliza. En cualquier caso, hemos analizado al detalle detalle lo que ofrecen cinco grandes compañías a la hora de asegurar los extras para que puedas observar las posibles diferencias:

Compañía
¿Qué cubre?
Todos los accesorios que no sean fijos u originales de la marca deberán declararse para quedar cubiertos Se consideran piezas los componentes del equipamiento o accesorios de serie, así como los expresamente garantizados en las Condiciones Particulares de la póliza, que se hallen incorporados funcionalmente -de manera fija e inseparable- al vehículo - Siempre que sean expresamente declarados en la póliza: se cubren los daños ocasionados en los accesorios que no sean de fábrica del vehículo como consecuencia del robo, hurto o tentativa de hurto

- Quedan cubiertos los daños ocasionados en accesorios no de serie por incendio. No cubre los accesorios no de serie en la garantía de Daños propio
- Los accesorios opcionales declarados en el contrato quedan cubiertos en caso de incendio, robo y daños propios

- La cobertura de robo no cubre los daños que afecten al equipamiento del vehículo o sus accesorios, fuera de los límites establecidos en las Condiciones Particulares
Accesorios no de serie fijos homologados incluidos (hasta 1500 euros)
Valor de las indemnizaciones
Accesorios declarados: se indemnizarán a valor de nuevo hasta el límite garantizado en las Condiciones Particulares Las piezas se indemnizarán por el coste de su reparación o sustitución - Robo: hasta un máximo de 500 euros, excluyendo únicamente los de navegación, telefonía y audio

- Queda excluido el robo en sí de estos accesorios. Incendio: hasta un máximo de 500 euros
- Si no hay pérdida total, las reparaciones se valorarán con arreglo al coste de los materiales y de la mano de obra. En caso de que las piezas a sustituir presentaran desgaste o deterioro manifiesto o tengan establecida una vida útil inferior a la del vehículo, se tasarán de acuerdo con su valor venal. Se consideran piezas con vida útil inferior a la del vehículo: sistemas de escape, catalizador, tapicerías de asientos, capotas, elementos de iluminación o señalización y cualquier otra análoga

- Si en el mercado español no existiese repuesto de las piezas y no se pudieran reparar, se indemnizará con arreglo al último precio que hubieran alcanzado antes de agotarse
- Reparaciones y sustituciones de piezas y accesorios del vehículo: incluyendo el coste de los recambios, pintura, mano de obra e IVA, si este último no es recuperable por el Asegurado

- Reparación y sustitución: 100 % de la factura

- Pérdida total del vehículo y sus accesorios: 100 % del valor indemnizable. A partir del segundo año, valor de mercado mejorado en un 1%. Desde el sexto año: valor de mercado
¿Qué cubre?
Todos los accesorios que no sean fijos u originales de la marca deberán declararse para quedar cubiertos
Valor de las indemnizaciones
Accesorios declarados: se indemnizarán a valor de nuevo hasta el límite garantizado en las Condiciones Particulares
¿Qué cubre?
Se consideran piezas los componentes del equipamiento o accesorios de serie, así como los expresamente garantizados en las Condiciones Particulares de la póliza, que se hallen incorporados funcionalmente -de manera fija e inseparable- al vehículo
Valor de las indemnizaciones
Las piezas se indemnizarán por el coste de su reparación o sustitución
¿Qué cubre?
- Siempre que sean expresamente declarados en la póliza: se cubren los daños ocasionados en los accesorios que no sean de fábrica del vehículo como consecuencia del robo, hurto o tentativa de hurto

- Quedan cubiertos los daños ocasionados en accesorios no de serie por incendio. No cubre los accesorios no de serie en la garantía de Daños propio
Valor de las indemnizaciones
- Robo: hasta un máximo de 500 euros, excluyendo únicamente los de navegación, telefonía y audio

- Queda excluido el robo en sí de estos accesorios. Incendio: hasta un máximo de 500 euros
¿Qué cubre?
- Los accesorios opcionales declarados en el contrato quedan cubiertos en caso de incendio, robo y daños propios

- La cobertura de robo no cubre los daños que afecten al equipamiento del vehículo o sus accesorios, fuera de los límites establecidos en las Condiciones Particulares
Valor de las indemnizaciones
- Si no hay pérdida total, las reparaciones se valorarán con arreglo al coste de los materiales y de la mano de obra. En caso de que las piezas a sustituir presentaran desgaste o deterioro manifiesto o tengan establecida una vida útil inferior a la del vehículo, se tasarán de acuerdo con su valor venal. Se consideran piezas con vida útil inferior a la del vehículo: sistemas de escape, catalizador, tapicerías de asientos, capotas, elementos de iluminación o señalización y cualquier otra análoga

- Si en el mercado español no existiese repuesto de las piezas y no se pudieran reparar, se indemnizará con arreglo al último precio que hubieran alcanzado antes de agotarse
¿Qué cubre?
Accesorios no de serie fijos homologados incluidos (hasta 1500 euros)
Valor de las indemnizaciones
- Reparaciones y sustituciones de piezas y accesorios del vehículo: incluyendo el coste de los recambios, pintura, mano de obra e IVA, si este último no es recuperable por el Asegurado

- Reparación y sustitución: 100 % de la factura

- Pérdida total del vehículo y sus accesorios: 100 % del valor indemnizable. A partir del segundo año, valor de mercado mejorado en un 1%. Desde el sexto año: valor de mercado

Línea Directa: todo lo que asegures, a valor de nuevo

En Línea Directa no se excluyen específicamente los accesorios extra. Como en la mayoría de compañías, el único requisito es declararlos en la póliza para que queden bajo su protección. En cuanto a la indemnización a obtener, tendrás el valor de nuevo, mientras no sobrepase el límite pactado en las condiciones particulares de tu seguro. Además, no aplica franquicia cuando se trata de reparar los daños que sufran los accesorios declarados.

MAPFRE: indemnizaciones por valor del coste de reparación o reposición

En MAPFRE siguen una política similar a la de Línea Directa. Pero si el accesorio puede ser reparado, lo que cubrirán será el coste de dicha reparación. En caso contrario, obtendrás una indemnización por ellos equivalente a lo que te cueste reponerlos. Eso sí, establece un requisito: los accesorios no de serie han de ser fijos.

Qualitas: hasta 500 euros para reponer accesorios

En caso de que tus accesorios no de serie sufran daños por robo, hurto o tentativa de hurto o bien como consecuencia de un incendio, cuentas con un capital de hasta 500 euros. Eso sí, ten en cuenta que con Qualitas Auto no podrás incluir bajo esta cobertura accesorios de navegación, sistemas de telefonía ni de audio. Pero si optas por su Todo Riesgo o su Terceros Ampliado, podrás proteger hasta tu equipaje (con un límite de 300 euros de indemnización, para los supuestos cubiertos por la póliza).

Mutua Madrileña: en caso de desgaste, valor venal

Mutua Madrileña cubre los accesorios no de serie, pero con ciertos matices, ya que establece diferencias en las indemnizaciones en función del tipo de piezas y de su estado. Así, si los accesorios que sufren daños presentan ya un desgaste funcional o tienen una vida útil inferior a la del vehículo, el importe a recibir se calculará en base al valor venal. En esta consideración entran elementos como la iluminación o las tapicerías, que pueden tratarse en algunos casos de accesorios extra.

Allianz: las mejores condiciones

Gracias a sus condiciones, Allianz es una de las alternativas más atractivas cuando quieres proteger tu coche y sus extras, puesto que sus indemnizaciones respetan el valor de nuevo durante los cinco primeros años. Únicamente resta a este valor un 1% por cada mes que haya transcurrido desde que el coche haya cumplido un año de antigüedad. No es hasta el sexto año cuando ofrecen el valor de mercado en las indemnizaciones, tanto para el coche como para sus accesorios.

¿Qué son los extras de un coche?

Se entiende por extras aquellos elementos que no están incluidos en tu coche desde el primer momento. Es decir, aquellos componentes, como pueden ser las lunas tintadas o las llantas de aleación, que una persona decide incluir en su automóvil de forma complementaria. Por lo general, hay que pagar por los extras un suplemento a la hora de comprar el coche y a la hora de incluirlos en la póliza. Los accesorios de serie son, por el contrario, aquellos que en el momento de compra de un automóvil ya están incluidos, como el volante o los asientos.

¿Están incluidos los extras en mi póliza?

Cuando quieras contratar un seguro para tu coche, es necesario que le comuniques a tu compañía si este cuenta con algún componente extra que quieras proteger en tu póliza. En caso de no hacerlo, los extras no serán cubiertos en caso de robo o daño. Así, por ejemplo, si quieres que tus llantas de aleación sean cubiertas por tu seguro de coche, pero no se lo haces saber a tu aseguradora y un día te roban una de ellas, tu compañía no tendrá la obligación de indemnizarte, ya que este extra no le fue comunicado y por lo tanto no había sido incluido en la póliza.

¿Tengo que pagar por asegurar los extras de mi coche?

Por lo general, las aseguradoras obligan a pagar un suplemento en la prima de tu seguro de coche en caso de que quieras cubrir los extras. Para determinar si los accesorios no de serie de tu automóvil están cubiertos en tu póliza de seguros debes tener en cuenta las condiciones establecidas en tu contrato. Y es que existen compañías que incluyen la cobertura de extras en las pólizas, mientras que la mayoría, diferencia entre los accesorios de serie, y los accesorios complementarios o extras.

Requisitos para asegurar los extras de tu coche

Como hemos visto, si quieres que un elemento extra sea cubierto por el seguro, deben cumplirse una serie de condiciones:

  • El accesorio complementario en cuestión tiene que especificarse de forma detallada en las condiciones particulares de tu seguro. Es decir, todos los extras que queramos asegurar deben notificarse de uno en uno en el listado de condiciones de tu contrato. Si bien es cierto que pueden existir aseguradoras que cubran los extras a pesar de que estos no hayan sido notificados de forma específica en el contrato, aunque por lo general, esto no es lo común. Lo más probable es que si un extra no ha sido incluido, la compañía no ofrezca una indemnización si este sufre daños.
  • Establecer el valor de nuevo de cada accesorio a asegurar. En caso de que se trate de un paquete de accesorios, habría que poner únicamente el valor a nuevo del pack en conjunto.

¿Qué cantidad vas a recibir?

Las cantidades a recibir en caso de que suframos el robo o daños de un accesorio no de serie de nuestro vehículo dependerá de la compañía con la que tengamos contratada la póliza. Pueden darse casos en que, la aseguradora indemnice por el valor total del extra, es decir, que si por ejemplo, nos rompen una luna tintada, la compañía nos la sustituya asumiendo el total de los gastos.

O puede suceder que, por el contrario, la compañía cubra solo un porcentaje del precio total o de la reparación del accesorio. Para evitar confusiones y problemas, le recomendamos que conozca bien las condiciones incluidas en su contrato en lo que a cobertura de extras se refiere.

¿Y si incluimos nuevos accesorios a nuestro vehículo después de un tiempo?

En caso de que el accesorio sea incluido tras la compra del coche, y por lo tanto, ya tengas contratado un seguro, este deberá aparecer del mismo modo en las condiciones particulares de tu póliza. Por lo que deberás comunicárselo a tu aseguradora en el momento en que quieras disponer de una cobertura que lo proteja. Al igual que con el resto de elementos no de serie deberás aportar todo tipo de detalles sobre este: tipo de accesorio, precio, modelo etc.

Consejos para asegurar los extras

  • Existen elementos de serie de un coche que pueden ser mejorados y que en ese caso, pasan a considerarse extras. Un ejemplo son los faros, ya que podemos incorporar unos faros antiniebla, una cobertura extra para tu automóvil.
  • No olvides detallar específicamente los accesorios en las condiciones particulares de tu contrato de seguro. Ya que, si hablas de “distintos accesorios” o “accesorios variados”, por ejemplo, y sufres un robo o daño, la aseguradora puede negarse a indemnizarte por no estar los accesorios definidos específicamente en nuestro contrato. Si bien es cierto que existen aseguradoras que establecen una cantidad mínima de indemnización para evitar que el cliente quede sin ningún tipo de compensación en casos en que no se haya informado con detalle de los extras.
  • Determinar cuáles son los extras importantes del vehículo y a los que realmente merece la pena asegurar y cuáles no. Incluir determinados extras en tu póliza podría encarecer el precio de la prima del seguro. Pero, en ocasiones, a pesar de que el precio sea más elevado, es conveniente contratar coberturas que protejan los accesorios no de serie de nuestro coche para evitar tener que hacer elevados pagos en caso de que algún extra sea sustraído o sufra daños.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR