Fugas de gas: qué pasa con el seguro

¿Cómo actúa nuestra póliza si se da esta circunstancia y cómo podemos prevenirla?

Nuestra casa es sin duda uno de nuestros bienes más preciados; tanto, que protegerla con un seguro de hogar será fundamental. Un tipo de póliza que responderá ante problemas diversos y que nos ayudará en situaciones tan complicadas como una fuga de agua o de gas. Sin embargo y para estar cubiertos ante estas últimas incidencias, deberemos contar con una cobertura específica.

¿La razón? Que casi cualquier problema de este tipo suele conllevar un desembolso económico importante. Por no hablar de las incomodidades que puede causar la avería de la caldera, o de los peligros que implica la manipulación de estos sistemas. En todo caso, tendrás que revisar cómo responde la compañía ante estos supuestos, así como los protocolos de actuación con los que cuenta. De hecho, las respuestas ante una explosión causada por gas pueden ser muy distintas de una entidad a otra.

Gestión del seguro ante una explosión de gas

En el caso de que una vivienda sufra una explosión derivada de una fuga de gas, la aseguradora será quien determine la responsabilidad –que podrá ser del propietario, el inquilino o la empresa instaladora– y decida cómo actuar.

  • Responsabilidad civil del propietario de la vivienda:

La fuga que dio lugar al suceso se ha producido por culpa del propietario, y además ha provocado daños materiales y personales. En este caso, el seguro del hogar actúa desde la cobertura de responsabilidad civil del dueño de la vivienda. Sin embargo, no queda cubierto su daño patrimonial.

  • Responsabilidad civil del inquilino:

En este supuesto es el inquilino quien se revela responsable del incidente. Este deberá tener contratado un seguro del hogar para inquilinos que le cubra la responsabilidad civil frente al propietario.

En caso de que se produzca una explosión de gas, la aseguradora determinará la responsabilidad antes de decidir cómo actuar
  • Responsabilidad civil de la empresa instaladora:

Si se determina que la responsabilidad civil corresponde a la compañía instaladora del sistema de gas, deberá actuar el seguro de la empresa, y tendrá que contar con cobertura de trabajos en el exterior además de otra de post-trabajos para que sea efectiva.

De todas formas, cabe advertir que este tipo de siniestros se dan en muy pocas ocasiones. Ya que resulta improbable que pequeñas fugas de gas o la mala combustión de una caldera de una vivienda terminen en una explosión, aunque no es imposible. No obstante, una simple fuga puede llegar a afectar de forma grave la salud de los habitantes de la casa.

Estos efectos no deseados se pueden evitar si tenemos presente que nuestro sistema de gas necesita de un seguimiento, una buena prevención y una ejecución realizada con las herramientas adecuadas para detectarlo.

En nuestras casas usamos hidrocarburos en forma de gas. Es el caso del butano y el propano. Cuando se produce un escape, este puede haber tenido lugar desde su lugar de almacenamiento o red de abastecimiento, como son las tuberías o calderas. El gran peligro que entraña una fuga es que puede provocar la intoxicación por monóxido de carbono.

La inhalación de gas conlleva consecuencias para la salud prácticamente inmediatas. Con una concentración mínima en el ambiente puede llegar a desencadenar un resultado fatal

Es necesario tener presente que la inhalación de estos gases conlleva consecuencias para la salud prácticamente inmediatas, y que una concentración de apenas el 6% en el ambiente pueden desencadenar un resultado fatal. Por lo que es muy recomendable  cumplir una serie de requisitos para prevenir los escapes de gas.

¿Cómo puedo prevenir una fuga?

Con algunos sencillos hábitos podemos ahorrarnos cualquier sorpresa desagradable en relación a nuestro sistema de gas. Un consejo básico es que siempre que salgas de casa cierres la llave de paso de gas general o la propia de cada aparato.

Asimismo, haz que un profesional acreditado revise el estado de la caldera. Algunos seguros del hogar incluyen esta opción. Hay que remarcar que por ley, se exige que, como mínimo, cada cinco años se debe cumplimentar dicha revisión, pero lo mejor es realizarla de forma anual.

Es recomendable hacer una limpieza de toda la instalación de forma regular, además de mantener y situar puntos que tengan la mejor de las ventilaciones posible. También es muy conveniente solicitar a un especialista que instale una alarma de monóxido de carbono, ya que este gas es incoloro e inodoro, por lo que sería muy complicado detectar un escape.

¿Qué hacer en caso de fuga?

Pese a todo, siempre es posible que se pueda dar una fuga de gas en nuestro domicilio. Y ante esta coyuntura, es esencial conocer una serie de nociones de seguridad con las que poder evitar cualquier intoxicación o posible explosión.

  1. En cuanto percibas el olor del gas o te haya avisado tu detector, cierra de forma inmediata las llaves de paso y la general. Y es que puede haberse producido un escape o que se haya apagado la llama de la caldera.

  2. Es esencial mantener la calma. Resulta imprescindible estar tranquilo y actuar de forma racional, sin alarmar al resto ni entrar en estado de pánico.

  3. Desaloja la vivienda y a todos sus ocupantes con el fin de evitar cualquier intoxicación de la forma más ágil posible.  

  4. Abre todas las ventanas para ventilar toda la estancia. Es importante tener presente que si se trata de gas butano este es más pesado que el aire y se acumula en las partes bajas de la casa. Si es gas natural, pesa menos, por lo que se concentra en las zonas altas de la vivienda.

  5. Es muy importante que no se enciendan bajo ningún concepto aparatos o interruptores, ya que podrían provocar una chispa. Y esta, por mínima que sea, puede desencadenar una explosión.

  6. Además, el teléfono móvil nunca se debe utilizar en el interior de la habitación donde se haya constatado el escape.

  7. Ponte en contacto lo más rápido posible con el servicio técnico para que revisen el problema. En el caso de que la fuga haya sido considerable, es conveniente llamar a los bomberos para que realicen una inspección pormenorizada.

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR