Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Fugas de agua: qué pasa con el seguro

Descubre cómo actúa tu póliza y aprende a reaccionar a tiempo ante un siniestro de este tipo

Son muchos los usuarios que no piensan en la importancia de un seguro de hogar hasta que se ven afectados por un daño grave como el que ocasiona una fuga de agua. Un siniestro que suele implicar reparaciones cuantiosas que podríamos ahorrarnos si contamos con una póliza apropiada. En esta guía te lo contamos todo sobre seguros de hogar y fuga de agua: qué cubren, con qué condiciones y más.

Y si estás pensando en contratar un seguro para tu casa, entra en nuestro comparador de seguros de hogar. Podrás comparar precios en 10 aseguradoras y consultar todo lo relativo a la póliza. Además, nuestros expertos podrán resolver cualquier duda sobre la letra pequeña de las coberturas, como la de daños por agua.

Compara precios y coberturas de 10 aseguradoras y ahorra hasta un 50% en el seguro de tu casa
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

¿Qué cubren las compañías cuando se producen fugas de agua?

Normalmente las aseguradoras cuentan con profesionales en fontanería para atender las necesidades de los clientes durante todo el año y a cualquier hora del día. Se trata de la llamada cobertura de Daños por agua, que incluye los trabajos de albañilería y fontanería, además de las reparaciones estéticas, independientemente de si los desperfectos se han producido en la propia vivienda, en la de nuestro vecino o en la comunidad.

En todo caso, algunas pólizas de hogar, en lo relativo a la reparación de daños por agua, excluyen determinadas situaciones e integran otras muy específicas. Esto es lo que dicen cuatro grandes compañías del ramo de hogar en relación a las fugas de agua:

Compañía
¿Qué cubre la cobertura de Daños por agua?
Daños materiales por:

- Rotura de conducciones

- Rebosamiento

- Filtraciones

- Goteras

- Omisión de cierre de grifos

- Desatascos (a través de BRICOFÁCIL)
Daños materiales por:

- Derrames por roturas o atascos accidentales

- Derrames por omisión de cierre de llave o de grifos
Daños materiales por:

- Rotura o desajustes de grifos y llaves de paso

- Fugas y rotura de grifos y/o llaves de paso y depósitos fijos

- Desbordamiento de depósitos fijos de paso

- Oclusión o rotura de tuberías privativas y conducciones de agua fría y caliente y de bajadas de aguas residuales

- Goteras procedentes de viviendas contiguas o superiores

- Congelación de tuberías privativas

- Omisión cierre de grifos
Daños materiales por:

- Escapes y desbordamientos accidentales e imprevistos por rotura u obstrucción de tuberías, desagües, depósitos fijos o conducciones de calefacción

- La omisión involuntaria del cierre de llaves o grifos de agua en las conducciones

- Inundaciones
¿Qué queda cubierto en caso de filtraciones?
En paredes, fachadas o mal sellado de sanitarios (bañeras y platos de ducha) siempre que, previamente a la indemnización, se haya reparado el origen de la filtración Reparación de filtraciones originadas en el interior de la vivienda que implique sellado con lechada o silicona en la banda de bañera o plato de ducha (a través del Servicio de Mantenimiento) Quedan cubiertas las filtraciones a través de la cubierta, muros y/o paredes, cuando no sean debidas a la falta de reparación o conservación del inmueble
¿Qué límites se establecen?
- Efectos de simple y reiterada humedad o condensación

- Filtraciones por capilaridad a través del subsuelo
- En fenómenos meteorológicos: daños producidos por goteras, filtraciones, oxidaciones o humedades

- Daños en bienes por causa de filtraciones a través de la cubierta del edificio, terraza o galería
- Daños por falta de reparación o de mantenimiento

- Heladas

- Omisión de cierre de grifos (en viviendas deshabitadas más de 96 h.)

- Daños procedentes de depósitos móviles, y tuberías situadas en el exterior

- Los gastos de localización, reparación de averías o desatascos que no produzcan daños indemnizables por esta garantía

- Daños producidos en el propio grifo, depósito fijo o llave de paso

- Daños ocasionados por la acción paulatina del agua

- La localización y reparación de la avería sin daños o en piscinas, pozos, sumideros o fosas sépticas
- Daños debidos a la humedad y condensación que no sean consecuencia directa de los riesgos cubiertos

- Daños ocasionados por el agua de lluvia que penetre

- Desatascos, localización y reparación de averías cuando no se produzcan daños indemnizables
¿Qué cubre la cobertura de Daños por agua?
Daños materiales por:

- Rotura de conducciones

- Rebosamiento

- Filtraciones

- Goteras

- Omisión de cierre de grifos

- Desatascos (a través de BRICOFÁCIL)
¿Qué queda cubierto en caso de filtraciones?
En paredes, fachadas o mal sellado de sanitarios (bañeras y platos de ducha) siempre que, previamente a la indemnización, se haya reparado el origen de la filtración
¿Qué límites se establecen?
- Efectos de simple y reiterada humedad o condensación

- Filtraciones por capilaridad a través del subsuelo
¿Qué cubre la cobertura de Daños por agua?
Daños materiales por:

- Derrames por roturas o atascos accidentales

- Derrames por omisión de cierre de llave o de grifos
¿Qué queda cubierto en caso de filtraciones?
¿Qué límites se establecen?
- En fenómenos meteorológicos: daños producidos por goteras, filtraciones, oxidaciones o humedades

- Daños en bienes por causa de filtraciones a través de la cubierta del edificio, terraza o galería
¿Qué cubre la cobertura de Daños por agua?
Daños materiales por:

- Rotura o desajustes de grifos y llaves de paso

- Fugas y rotura de grifos y/o llaves de paso y depósitos fijos

- Desbordamiento de depósitos fijos de paso

- Oclusión o rotura de tuberías privativas y conducciones de agua fría y caliente y de bajadas de aguas residuales

- Goteras procedentes de viviendas contiguas o superiores

- Congelación de tuberías privativas

- Omisión cierre de grifos
¿Qué queda cubierto en caso de filtraciones?
Reparación de filtraciones originadas en el interior de la vivienda que implique sellado con lechada o silicona en la banda de bañera o plato de ducha (a través del Servicio de Mantenimiento)
¿Qué límites se establecen?
- Daños por falta de reparación o de mantenimiento

- Heladas

- Omisión de cierre de grifos (en viviendas deshabitadas más de 96 h.)

- Daños procedentes de depósitos móviles, y tuberías situadas en el exterior

- Los gastos de localización, reparación de averías o desatascos que no produzcan daños indemnizables por esta garantía

- Daños producidos en el propio grifo, depósito fijo o llave de paso

- Daños ocasionados por la acción paulatina del agua

- La localización y reparación de la avería sin daños o en piscinas, pozos, sumideros o fosas sépticas
¿Qué cubre la cobertura de Daños por agua?
Daños materiales por:

- Escapes y desbordamientos accidentales e imprevistos por rotura u obstrucción de tuberías, desagües, depósitos fijos o conducciones de calefacción

- La omisión involuntaria del cierre de llaves o grifos de agua en las conducciones

- Inundaciones
¿Qué queda cubierto en caso de filtraciones?
Quedan cubiertas las filtraciones a través de la cubierta, muros y/o paredes, cuando no sean debidas a la falta de reparación o conservación del inmueble
¿Qué límites se establecen?
- Daños debidos a la humedad y condensación que no sean consecuencia directa de los riesgos cubiertos

- Daños ocasionados por el agua de lluvia que penetre

- Desatascos, localización y reparación de averías cuando no se produzcan daños indemnizables

Allianz: protección completa, también fuera del hogar

Si en algo destaca la garantía de daños por agua de Allianz es que cubre la acción del agua en los bienes materiales, también cuando estos se encuentran temporalmente fuera del hogar asegurado. Por ejemplo, en otra vivienda o en un hotel (en territorio nacional). También si se trata de bienes o enseres ubicados en un trastero, en la plaza de parking —propiedad del asegurado— del garaje de la vivienda. En cuanto a los daños por fugas y filtraciones, estos quedan cubiertos ampliamente y en la mayoría de supuestos (derivados de roturas u obstrucciones de conducciones, omisión de cierre de grifos, mal sellado de sanitarios, etc.). También quedan cubiertos los desatascos, dentro del servicio BRICOFÁCIL. 

FIATC: cobertura con excepciones

Aunque la cobertura de FIATC en daños por agua es lo bastante amplia como para cubrir supuestos como la omisión de cierre de grifos (tanto para continente como para contenido) presenta algunas excepciones frente a lo que ofrecen otras compañías. Por ejemplo, en lo relativo a las filtraciones. En su asegurado especifican que no cubren los daños materiales que sufran los bienes a causa del agua procedente de filtraciones que provengan de la cubierta del edificio, terrazas y galerías. Tampoco quedan cubiertas en general los daños producidos por goteras, filtraciones y humedades causadas por fenómenos meteorológicos. 

Línea Directa: ampliación de cobertura, gracias a su asistencia

Uno de los puntos fuertes de Línea Directa es su asistencia en el hogar. Contratando el Servicio de Mantenimiento se puede disfrutar de prestaciones como el desatasco, incluso si el atasco no ha causado daños. Eso sí, se limita a una solicitud anual que cubre 3 horas de mano de obra. Dentro de este servicio quedan reflejadas asimismo las filtraciones por mal sellado. Se cubren las reparaciones que impliquen el sellado con lechada o silicona en la banda de bañera o plato de ducha. En cuanto a los daños por agua, presenta una larga lista de prestaciones: fugas y rotura de grifos y/o llaves de paso y depósitos fijos, desbordamiento de depósitos fijos, goteras procedentes de viviendas contiguas o superiores, etc.

Protégete de las fugas de agua con el seguro de hogar

Santalucía: completa cobertura, con filtraciones incluidas

En lo relativo a daños por agua, Santalucía responde ante un gran número de supuestos: escapes por rotura u obstrucción, omisión de cierre de grifo e incluso filtraciones a través de la cubierta, de los muros y/o de las paredes, las inundaciones, etc. Los desatascos quedan incluidos siempre que produzcan daños indemnizables y recogidos en la póliza. Si no se da ese supuesto, siempre se puede recurrir a la garantía de Asistencia en el hogar y solicitar la visita de un experto en fontanería. 

El seguro y las fugas de agua

Los problemas que pueden ocasionar las fugas, goteras o inundaciones pueden resultar muy complejos. Dicho lo cual, resulta conveniente revisar el contrato que tenemos con nuestro seguro de hogar, ya que de él dependerá la indemnización, coste de la reparación y reposición de bienes dañados a los que podremos optar.

Aquí es importante señalar que es posible que tan solo tengamos contratadas coberturas en relación al continente de la vivienda, por lo que nuestro seguro responderá ante daños en el suelo, paredes, techos y demás, pero no en el contenido, es decir, los que afecten a los enseres que se encuentren en el interior de la casa. 

Por norma general, la protección del continente en caso de daños por agua hace referencia a los escapes por rotura accidental de conducciones y aparatos de depósitos fijos tanto de suministro de agua como de calefacción privativa de la vivienda asegurada. En este sentido, suelen cubrirse también los atascos en estas conducciones así como los rebosamientos por obstrucciones. 

Otra prestación habitual es la que contempla la reparación de filtraciones por el mal sellado de sanitarios, ya que estos forman parte del continente. Por ejemplo, si un mal sellado de la bañera o la ducha provoca tal fuga de agua, provocando daños. En el caso de que la fuga afecte a un vecino (por ejemplo, que aparezca una humedad en su techo), la aseguradora asumirá los daños a través de la Responsabilidad Civil frente a terceros.

Es importante tener en cuenta que como en toda garantía, se establecen excepciones. Por ejemplo, pueden contemplar los daños por agua pero solo si se han producido como consecuencia de un fenómeno meteorológico o establecer condiciones a la hora de reparar las tuberías.

Cobertura de fuga de agua

Otro caso similar es el de los atascos, cuya reparación varía enormemente en función de la entidad. Pueden existir, a su vez, límites monetarios o porcentuales para cada incidencia y obra. Por lo que es importante tener presente qué cubre exactamente nuestro seguro. En cualquier caso, existen una serie de límites habituales en esta garantía, que abordaremos en el siguiente apartado. 

Exclusiones en la cobertura de daños por agua

Como hemos expuesto, uno de los daños que se producen con más frecuencia en una vivienda tiene que ver con el agua. Dicho esto, hay que tener en cuenta que la póliza será más cara cuanto más expuesta se encuentre la vivienda a dicho riesgo. Una casa de campo o una que cuente con una instalación antigua contarán con un riesgo mayor. 

En todo caso, es evidente que cada seguro tendrá más o menos coberturas y posibles excepciones según la empresa. Pero de forma habitual las compañías suelen excluir las siguientes situaciones a la hora de prestar la garantía de daños por agua:

  • Si el daño tiene su origen en canalizaciones públicas.
  • Si el piso está alquilado a un tercero y no se comunicó a la aseguradora que la vivienda estaba destinada al alquiler.
  • Si las tuberías están a la vista.
  • Si el daño por agua se ha producido por dejar un grifo abierto y la vivienda ha estado deshabitada durante 72 horas consecutivas.
  • Si el siniestro se ha producido por filtraciones provenientes de techos, muros o paredes originadas en viviendas colindantes.
  • Si los daños son derivados de la congelación del agua y la vivienda ha estado deshabitada más de 72 horas consecutivas. En este caso la aseguradora tiene que demostrar que el percance se ha producido porque el usuario no tomó las medidas adecuadas para evitar dicha situación, como vaciar los depósitos de almacenamiento.
  • Si no se ha hecho un seguimiento y mantenimiento adecuado de la instalación suministradora, según los análisis pertinentes por parte de la aseguradora.
¿Fugas de agua? Contrata un seguro de hogar

¿Qué ocurre si una fuga en mi casa afecta a un vecino? ¿Y al revés?

En ambos escenarios, todo dependerá de si existe un seguro de hogar contratado que responda por el causante de los daños. Si tú eres el responsable —como propietario—de la fuga de agua que ha afectado a la vivienda de un vecino y causado daños, tu póliza corre con los gastos de reparación, a través de la Responsabilidad Civil a terceros . Se trata de una garantía básica en cualquier seguro de hogar.

Si cuentas con un seguro de Responsabilidad Civil del hogar, estás cubierto ante cualquier daño que causes a un tercero en tu mismo edificio, sea por agua o por otro tipo de siniestros. Incluso hay compañías que, bajo esta cobertura, incluyen la Responsabilidad Civil familiar y la de las mascotas. Si tienes un perro y muerde a un vecino o bien causa desperfectos en las zonas comunes, la responsabilidad civil de sus actos también estaría contemplada. Eso sí, siempre y cuando el perro o mascota cumpla los requisitos que exige la compañía para ofrecerle cobertura. Como norma general, si supera un determinado peso o se trata de una raza que requiera un seguro propio por ley, quedarán fuera de esta garantía si no se contrata otra adicional que contemple este riesgo. 

Como cualquier cobertura, la Responsabilidad Civil del hogar tiene límites en el importe total de las indemnizaciones y de los gastos cubiertos, que debes revisar en el condicionado de tu póliza de hogar. Es importante notificar a tu compañía el siniestro cuanto antes y seguir el procedimiento que establezca la propia aseguradora: según con quién tengas contratado tu seguro, puedes hacerlo a través de una app, en el área de clientes o únicamente por teléfono.

Si la situación se da al revés y eres tú el afectado, si tu vecino tiene un seguro de hogar será su póliza la que se hará cargo de que se realicen las reparaciones pertinentes en tu vivienda. Por ejemplo, si hace falta pintar. En caso contrario, la reparación tendrá que correr a su cargo.

Es importante aclarar que si la vivienda en cuestión está alquilada, el procedimiento será diferente. Si eres propietario de una vivienda que alquilas, es importante que tengas en cuenta que la póliza cubre los daños causados por el arrendador. Si eres inquilino, también puedes contratar por tu cuenta un seguro de hogar para inquilinos que responda por ti ante estos supuestos cuando tú seas el responsable.